No te pongas a escribir después de la semana de Fallas

Comprar por internet tiene muchas cosas buenas. Una de ellas es volver a gozar de esos nervios que se colocan en el estómago y que van creciendo día a día mientras esperas a que el cartero llegue con el envío en cuestión (y no, no le he plagiado esto a Bill Watterson: a mí de pequeño ya me pasaba, muchos años antes de leer Calvin y Hobbes).

Yo pensaba que a mi edad ya no volvería a experimentar tanto deseo por que llegara el cartero, pero hete aquí que gracias a Amazon y sus descuentos (y es que no es lo mismo pillar el Absolute Sandman a 100$ que a 63$), estoy volviendo a experimentar estas sensaciones como si fuera un chavalín. De hecho esta semana estaba un día convaleciente tras una noche de Fallas cuando subió mi padre con una cosilla que había cogido del buzón:

correos.jpg
(mi dirección sale tapada para que Sark no me localice)

Para vosotros no será nada, pero para mí es la señal de que puedo ir a recoger mis tebeos a Correos. ¡¡Y encima vienen en una saca M!! No, no tiene nada que ver con Bendis y sus sagas. Una saca M es una cosa más o menos así…

M-bags.jpg

… hechas del mismo tejido que los sacos de patatas de las buenas. Lo que más mola de ir a recoger una saca M es ver como el funcionario de Correos la arrastra desde el interior del almacén, todo contento por ver cómo hay cosas que se siguen haciendo al estilo antiguo, para a continuación lanzarla sobre el mostrador sin darte tiempo más que a hacer un gesto reflejo para intentar cogerla justo antes de oír el “patatum” de tus tebeos al estrellarse contra el mostrador. Y justo después, mientras intentas deshacer el rictus de terror de tu cara pensando en que seguramente los de Amazon habrán sido lo suficientemente generosos con las bolsitas de aire como para hacer que los HC sigan intactos, el funcionario te suelta una diatriba bucólico-campestre sobre la historia de las sacas M.

A lo que iba: que por fin la expectación acumulada durante semanas se veía liberada, y la dicha me embargaba. Un nuevo envío estaba a punto de llegar a mi hogar. Raudo y veloz corrí a conectarme a Amazon para ver qué me llegaba esta vez y… ¡albricias! ¡¡El Archive Doom Patrol 4!! Y además, y sobre todas las cosas… ¡¡¡El hardcover que recoge TODO el Clan Destine anterior a la miniserie que Marvel acaba de comenzar a publicar!!!

– Ejem!

¿Perdón? ¿Quién es usted?

– Buenas tardes, me llamo Fermín Villaespín y trabajo en el DECCER.

¿El DECCER? ¿Y eso qué es?

– El Departamento Español de Control y Correncción de Errores en la Red. Se nota que usted es nuevo en el mundillo, porque si no lo fuera, le sonaría el nombre mucho más.

¿Eh?

– En fin, novatos… Verá, el DECCER es una agencia gubernamental que se dedica a corregir errores de bulto que la gente publica como churros en Internet. Si un bloquero escribe algo que esté tremendamente mal, los funcionarios del DECCER vamos y les convencemos de corregirlo.

¿Convencer en el sentido mafioso de la palabra?

– Deje el chiste fácil: convencemos con argumentos. Les mostramos el error, ellos se dan cuenta, lo corrigen y nos dan las gracias.

Pues entonces irán locos con la Wikipedia, ¿no?

– ¡Que va, que va! Los aficionados a las wikis son tan friquis que nos hacen el trabajo ellos solos corrigiéndose unos a otros hasta la muerte. Si quiere que le diga la verdad, la mayoría de nosotros nos dejamos las horas controlando las webs de los grandes periódicos: El País, El Mundo, 60 minutos… Ahí sí que están mal informados, y no en la wikipedia.

Y por lo que veo, también suelen acechar los blogs de cómics, ¿no?

– Psché, no mucho más de lo normal, no se crea. Aunque hace unos días tuve una charla con Raúl López y Juanjo Palacios acerca de la denominación Reino de España. ¡Qué cabezón ese tal Juanjo! Mucho más razonable el señor López, dónde va a parar.

Perdone que le interrumpa… ¿Podría decirme qué está haciendo aquí? Es que estoy acabando un post, y si no lo cuelgo a tiempo seguro que va a venir Juanmito tocando las narices en los comments, por muy Viernes Santo que sea…

– Sí, claro, claro, yo también tengo un horario que cumplir… Veamos, espere que saque la libretita… Estaba usted escribiendo que el CalnDestine HC incluía todo lo que se había publicado hasta la miniserie de este año.

Así es, en efecto.

– Ya, pero según mis notas, ese tomo contiene los ocho números de la serie original, los dos de la miniserie X-men & ClanDestine y el Marvel Presents 158.

Hasta ahí todo correcto.

– Entonces, ¿qué me dice de estos cómics?

destine9mini.jpg destine10mini.jpg destine11mini.jpg destine12mini.jpg

¿Los ClanDestine 9-12? Esos cómics nunca existieron.

– ¿Cómo que nunca existieron? Yo los he visto en un puesto del Mercat de San Antoni. Está usted intentando escurrir el bulto, pero yo soy un profesional de esto, señor. ¡No me mienta! ¡Limítese a corregir su error!

¡Sigh! Verá, cuando Alan Davis se cabreó por no pormocionar bien su serie y se fue, Marvel decidió seguir publicando la serie con otros autores, que sacaron estos cuatro números, sí, que por cierto son de lo más GENIAL! que me he tirado yo a la cara en la vida. La cuestión es que tres años más tarde, el propio Davis se ventiló esos cuatro números en una viñeta al inicio del mencionado X-Men & ClanDestine…

clanretcon.jpg

…así que a partir de ese momento ¡puf! esos cuatro tebeos están fuera de continuidad, no existieron,  están caput, finitos, anulados, obsoletos y olvidados.

– ¿Y eso puede hacerse así sin más? ¿Anular tebeos preexistentes por todo el morro?

Usted no ha oído hablar de Mephisto, ¿verdad?

– ¿Mephisto el diablo? ¡¡Oh, Dios mío, a ver si Jack Chick va a tener razón y el friquismo es obra de Satán!!

¡¡No, hombre, no!! De Jack T. Chick ya hablaremos otro día, que yo creo que es un CACHONDO de un par de cojones. Pero me refería al Mephisto de Marvel, no al de verdad. Ya veo que no es usted un seguidor de Marvel, vaya.

– Sí, sí lo soy, un Marvel zombie en toda regla.

¿Un Marvel zombie en toda regla que no sabía lo del retconeo de Clan Destine?

– Es que soy nuevo es esto. Me subí al carro cuando la Dinastía de M.

¡Vaya, pues le acompaño en el sentimiento! ¿Y tampoco sabe nada de Mephisto?

– Evito los spoilers. Y también cierro los ojos cuando pasan los trailers en el cine.

¿De veras? ¿Entonces no sabe que en Indy IV…

– ¡NAA  NAAA! ¡NANANAA NAA NAAAA NAAAAA!

Pero… ¿qué hace?

– Canto para no oír lo que estaba usted a punto de decir.

… Vale. Está usted peor que yo.

– Yo no diría tanto. En fin, visto lo del… ¿retconeo, ha dicho que se llamaba esto? Bueno, visto del retconeo, creo que esta vez lo dejaremos pasar. Lo pondré en la categoría de “chistes malos” y así mi supervisor no podrá venir a buscarle las cosquillas. ¡Hala, ya puede seguir con el post!

Pues me parece que no, que ya no hay ganas. Mejor lo dejo hasta la semana que viene.

– Pues como quiera. Oiga, por  cierto… ¿qué tal está la nueva mini de los Clan Destine?

Pues el Alan Davis de siempre.

– ¡Ah! Es que es bueno, el jodío…

No, no, quiero decir que es el Alan Davis de siempre. Vaya, que no hace más que auto fusilarse dibujos, conceptos, situaciones y personajes. Vaya, como muestra, mire a quién mete de invitados sorpresa al final del número #2.

xcalibru.jpg

– ¿Y esos quiénes son? El único que me suena es Rondador…

Ya veo que sí, que es Marvel Zombie desde hace poco… Ande, coja unos cuantos tomos de esa estantería de ahí y lléveselos para casa, que le hace falta ponerse al día. Y pírese ya, hombre, que tengo que seguir trabajando.

– Si ha dicho que iba a dejar el post.

Ya, pero tengo el ordenador cargadito de porno hasta las trancas. Así que si no va a saltar al terreno de juego, lo mejor es que salga del estadio, ¿lo pilla, Fermín?

– ¡Ejem! Sí, sí, lo dejo solo…

Bien, bien, ¿por dónde íbamos?