Tuiteos de diciembre

Buf, 2019… ¿os acordáis de 2019? ¡Qué nostalgia!

Puntillismo de origen

Cuando le quedaba poco en el convento (es decir, en Marvel), Brian Bendis tomó las riendas de Iron Man. Gran parte de lo que le han pagado en DC puede deberse a cómo dejó despues de aquello a Tony Stark (gracias al cine, el vengador más popular del momento) y a Victor Von Muerte (el único personaje disponible entonces evocador de la grandiosidad de Los Cuatro Fantásticos, que estaban, ejem, deslocalizados). Para desfacer aquel doble combo, Marvel tuvo que llamar a Dan Slott para que cogiese a Iron Man y reabriera la cabecera de Los Cuatro Fantásticos.

Se habla poco de Dan Slott. Pero en ambos títulos, lejos de renegar de la herencia recibida, ha sabido cogerla y sacar algo con chicha de ella. En Iron Man ha creado un entorno coral en torno a Tony Stark que recoge las contradicciones e hiperbólicas vivencias y tira adelante con ellas. Hablaría más sobre el tema, pero me temo que al tratar sobre esos backups físicos y mentales a los que se ha sometido Stark en los últimos tiempos diría que guardan demasiadas coincidencias con asuntos que se están tratando en Altas Grapas Hickmanianas, y no quiero comparar una situación con otra…todavía. Además, esta serie no ha llegado ni a los veinte números y ya la han cerrado. Prefiero hablar sobre lo que hace en Los Cuatro Fantásticos.

En Los Cuatro Fantásticos ha creado un entorno coral…recoge las contradicciones e hiperbólicas vivencias…sí, también, ha hecho avanzar a casi todos los personajes a un nuevo status de manera brusca y al mismo tiempo natural, lo que es motor de nuevas situaciones que han convertido el título en una maravillos sitcom durante su primer año. Pero en el entorno hostil del mercado americano debes ser noticia SIEMPRE, y si no generas un bombazo cada cinco o seis meses se te comen. Es por esto que de cara al segundo año Slott arranca en la serie con la saga Punto de Origen, que nos llega ahora a nuestro país en el nuevo formato de cuaderno (¿o no os habéis dado cuenta de que han cambiado el material de las grapas por algún metal precioso?).

Cuaderno que por cierto Panini ha indexado como su número 14 #114, cuando en realidad debería ser 14 #114 Legacy #659, pero no creo que quede más gente leyéndolo a la que le importen estas cosas. Slott aprovecha una visita de los personajes a una exposición sobre el primer accidentado vuelo del cuarteto para meter el gusanillo al grupo de repetir la gesta e ir, esta vez con la adecuada protección contra los rayos cósmicos, a la lejana galaxia dónde pretendían llegar en sus inicios. El tiempo dirá si la saga será trascendente o si se terminará catalogando como una muesca más en la tradición que tiene el grupo de irse por el espaciotiempo de aventuras. Pero en el primer episodio se nos presentan a dos personajes cuya presencia se dejaba notar desde el primer episodio de la era Marvel:

Duke Duchman y Sandy Saunders, los astronautas que iban a acompañar a Reed y Ben en aquel primer vuelo experimental, aquellos cuyos asientos terminaron ocupando Johnny y Sue.

Visto en perspectiva, parece mentira que hayan pasado casi sesenta años y nadie hubiera caido en la cuenta de siquiera mentarlos.

Si no fuera porque alguien sí que los tuvo en cuenta antes.

Chris Claremont.

1998. Número 11 del volumen III (Heroes Return, para entendernos) de los Cuatro Fantásticos. Claremont y Larroca. El inglés hizo suyos (¡y de qué manera!) a los personajes, y tomó la costumbre de comenzar muchas veces los episodios con escenas inconexas de la trama principal, cuyo verdadero significado solía aclararse o en un futuro muy lejano o directamente nunca. En aquella ocasión volvimos a asistir a la mítica escena del despegue primigenio. Mucha atención al sexto globo de la segunda viñeta.

Burroughs y Hennesey.

Esos eran en aquel momento los nombres de los dos pilotos que no viajaron.

¿Qué ha sucedido? pues que una de las dos versiones debe estar equivocada, evidentemente.

El hecho de que Duke Duchman y Sandy Saunders sean el tipo de nombres aliterados que crearía Stan Lee (a menos que alguien diga ahora que Kirby también ideaba los nombres de los personajes) juega mucho en favor de esta nueva versión. Aun sin conocer los nombres de pila de Burroughs y Henessey, no parece el tipo de nombres que Stan sería capaz de escribir dos veces seguidas de la misma forma.

Tenemos que mirar con cautela pues, Los Cuatro Fantásticos de Claremont.

Y con esta nueva perspectiva se entiende mejor la escena random que abrió el número 16 de su serie.

Resumiendo mucho bastante, el grupo iba a embarcarse en una saga de esas en las que surcaban el espaciotiempo encontrando aventuras, y parecía que el detonante de ese deambular cósmico iba a ser la actuación en la sombra de Margali Szardos (madre adoptiva de Rondador Nocturno), Destino (compañera de Mística) y Legión (hijo de Charles Xavier), personajes que como reza la quinta sexta caja de texto, llevan en el alma cicatrices imposibles de borrar. Los Defensores, vaya.

Lo que pasa es que más adelante, Reed Richards aclara que el ir y venir dimensional de los siguientes episodios viene causado por…por lo que diga en el primer globo de la segunda viñeta.

Por un transceptor experimental doblador del espacio. Uno que apañó con cuatro cosas mientras unos kree habían transportado las ruinas de la torre de las cuatro libertades al area azul de la luna. Reed McGuiver. El primer viaje causado por los Defensores sería una coincidencia. Una coincidencia claremontiana, una de tantas. Al nivel de que cuando persiguen al grupo los Lobos de Guerra y la Tecno-Red (en misión encargada por Roma y Opal Saturnina), huyen por una discoteca, salen por la puerta de atrás…y en el callejón se encuentran con una banda de guerreras con la que al confrontarse contraen una deuda claremontiana de honor, un cabo que seguirá catorce números después cuando la misma banda asalta al cuarteto (para saldar la deuda de honor, obviamente) y resulta que son un ejército dirigido por nada menos el Dios Hares, tío de Hércules. Casualidades. Mi favorita es la forma en la que terminó aquel periplo, cuando recalaron en el futuro de la Zona Negativa. Los apresa el Annihilus del futuro, con la casualidad que en su nave se encuentran con cajas (rotuladas con un 4) de algún momento en que ese Annihilus del futuro robaría componentes del cuartel de los Cuatro Fantásticos. Justo los componentes que a Reed le hacían falta para calibrar bien su transceptor experimental doblador del espacio, del tiempo, y de las dimensiones. Casualidades todas. Si el Universo es un pañuelo, el Multiverso es una caja de toallitas (no tirar al wc).

Pero nada ocurre por casualidad.

Del trío de Defensores no se vuelve a saber nada y sin noticias seguimos de aquella alianza hasta hoy. De manera que revisitando la serie he acudido a Google para ver qué se sabía de aquello. Sí, he rebuscado para saber cómo acababa. Y me ha quedado claro.

¡Era la Margali Szardos de Tierra-99315!

Eso explica también cómo es que Margali Szardos vuelve a aparecer en Paris a la altura del número 20 de la serie y no se hace mención a lo de los Defensores. Era la Margali de Tierra-99315. Eran los Defensores de Tierra-99315. Y siguiendo la línea de pensamiento ¿podría ser que los Cuatro Fantásticos de Claremont y Larroca fueran los de Tierra-99315 o de otra paralela?

Una Tierra en la que entre sus adversarios y compañeros más habituales estarían la Tecno-Red, la sargento Jones, Margali Szardos, el cuerpo de Capitanes Britania, Opal Saturnina, el estado de Genosha…una en la que las piezas de los transceptores experimentales dobladores se buscan entre ellas por el continuo para repararse. Una tierra en la que los pilotos se llamaban Burroughs y Henessey.

Visto así, todo cobra sentido. Los Héroes Reborn ocurrieron en un Universo de bolsillo. Los de Claremont ocurrieron en otra Tierra. Con lo que los Cuatro Fantásticos-616 de Lobdell, Davis y Farmer empalmarían directamente con los de Loeb y Pacheco. Tengo que hacer la prueba de leerlos así y comprobar que no queda ningún fleco. Bueno, está el pequeño detalle de Valeria, pero como los gaditanos le cambiaron el origen seguramente no se notará mucho…

Y todo esto nos lo ha aclarado Dan Slott con sólo dos viñetas. Con Duke Duchman y Sandy Saunders.

Lo dicho, se habla poco de Slott.

Dreamers Museum: Navidad de 1997

Los gritones de 1997 os desean una Feliz Navidad (en realidad se la desean entre ellos, pero si hubierais vivido aquella época también os la desearían a vosotros, así que sentíos partícipes) y se encuentran con un regalo inesperado: Chris Claremont vuelve a Marvel después de más de seis años de exilio. Chsst, no les destripéis nada de lo que va a pasar; dejadles que sean felices unos meses más

navidad97a

navidad97b

navidad97c

navidad97d

navidad97e

navidad97f

navidad97g

navidad97h

navidad97i

navidad97j

El Honor tenía un precio

Lobezno de Chris Claremont y Frank Miller. Ediciones Forum, 1983

lobezno 1983

Lobezno de Chris Claremont y Frank Miller. Panini Cómics, 2017

lobezno 2017

lobezno 1983 2017

Para mí que la subida de 1,50€ a 18€ va a ser…

Causada por la implacable evolución de la inflación
Una consecuencia natural de la dignificación del medio
Porque nos timaron con el cambio de la peseta al euro
¿Tú sabes lo que cuesta la encuadernación holandesa?

surveymaker

Lo sabemos de buena tinta

plot8portada

Hace algunos meses que no recomiendo la revista Plot 2.0, la publicación que hay que leer si quieres saber el proceso creativo detrás de cada tebeo de la Patrulla-X de hace cuarenta años, analizado viñeta a viñeta (aunque a veces al editor y hombre orquesta Ferran Delgado se le cuela… yo qué sé, un Spiderman por ejemplo, pero no suele pasar)

plot8contenido

Solo hay que ver los créditos del nº8 para darse cuenta de que Ferran no se detiene ante ningún obstáculo para conseguir la información que sus lectores necesitan. ¡No hay revista demasiado antigua, fanzine demasiado escondido o sitio de internet demasiado recóndito para él!

plot8documentacion

Las aventuras de Superchica

La legendaria descoordinación de Warner-DC provoca situaciones como la de que justo cuando se estrena una serie televisiva de Supergirl con cierto éxito no se esté publicando ninguna serie del personaje en viñetas. Afortunadamente la editorial de DiDio ha sabido corregir esto a la velocidad del relámpago y seis meses después aquí tenemos The Adventures of Supergirl (aunque de momento solo en edición digital)

Este tebeo comienza por no asustar a los nuevos lectores no familiarizados con la continuidad DC, así que se ciñe fielmente a la versión televisiva, con flashbacks de secuencias ya conocidas…

adventures supergirl 1

…sin olvidar la aparición de los secundarios televisivos, Alex Danvers y Hank Henshaw…

adventures supergirl 2

…y hasta el reciclaje de escenas que ya hemos visto en… en…

adventures supergirl 3

Vale, admito que esto no me lo esperaba

Nunca Digas Nunca Forever (Desde Nueva Roma Con Amor)

Es posible que muchos de vosotros hayais ido a ver el gran megabombazo taquillero de la temporada sin apenas preparación, otros os habréis leído algunos tomos de la serie en curso del personaje, y los más fervientes hasta os habréis repasado su primera aparición en aquel memorable número 98 de los New Mutants. En mi caso, consciente de que para prepararse para una Primera Comunión es necesario pasar por un periodo de Catequesis, con el objetivo de sentirme digno para recibir en mi ser la película de Deadpool me he ido a los primeros orígenes, esto es, leerme los Nuevos Mutantes desde su primer número (comenzar a leer una serie por el número 98 va contra mis convicciones, lo siento). Como resultado, todavía no he terminado mi preparación y me arriesgo a que el filme salga de la cartelera, pero para eso se inventaron las ventanas de difusión, imagino que cuando lo consiga todavía estará accesible de alguna manera (y espero que pueda ser en español de mi zona). La cuestión es que a mitad de mi andadura lectora de la serie se me presentó una disyuntiva. Terminado de paladear el número 54, último escrito por el patriarca Claremont, podía haber proseguido con el 55 y de allí en adelante, o tirar por la desviación propuesta en New Mutants Forever, miniserie aparecida en 2010 en la que Claremont retomaba a los personajes y situaciones desde el momento exacto en que los dejó. Y claro, decidir entre el hombre que llevó a los títulos mutantes hasta lo más alto o la mujer que casi consigue hundir la franquicia con aquella saga interminable de Asgard, Hela y las valquirias (y lo hubiera conseguido de no interponerse un tal Liefeld) fue bastante sencillo, que uno es bastante Claremontista (lo cual no quita reconocer que hace algunos lustros que se hace bastante cuesta arriba de leer, para qué engañarnos…).

forres

La miniserie cuenta con el entintado de Bob McLeod, dibujante en su día de la novela gráfica (con minúsculas, pues se editó en tapa blanda) y de los primeros números de la serie. Como dibujante consiguieron a uno que se había fogueado dibujando jovencitos en algunos números de Gen13, uno cuyo nombre siempre me ha hecho gracia pues nunca sabes si lo estás nombrando o diciendo algo malo de él: Al Rio. Sin embargo hay que avanzar que en esta obra el dibujante huye de espectacularidades, haciendo un trabajo que siendo amables podríamos calificar de extremadamente sobrio. Pero esto sucede por una razón: porque la estrella en este caso no es él sino Claremont. Y cuando lo que predomina es el guionista, lo que un dibujante debe hacer es plasmar lo mínimo y dejar que los bocadillos y cuadros de texto lleven la narración. Porque eso de que en la historieta guión y dibujo van de la mano queda muy bien, pero sucede cuando tanto el guionista como el dibujante son tirando a medianuchos. Haced la prueba con cualquier tebeo, si puede entenderse viendo los dibujos sin leer el texto, es que sus autores son más bien mediocres y necesitan apoyarse uno con el otro, por necesidad. Porque cuando se tiene a un dibujante estrella, este dibuja lo que le da la gana y el guionista hace lo que puede, y lo mismo al contrario, como es el caso que nos ocupa. Tanto es así que para que Claremont tenga entera libertad para hacer decir o pensar a los personajes lo que le dé la gana, el recurso de Rio es borrar cualquier expresión del rostro de los mismos. Como no sabe si según lo que escriba el guionista los personajes estarán contentos, tristes, temerosos o preocupados, los plasma siempre en la misma pose apática, neutra. No es nuevo esto en el último Claremont, es una solución que ya noté que hacían Tom Grummett y compañia en X-Men Forever o la larguísima etapa de Claremont en Exiles (vale, igual no fueron tantos números, pero se me hizo muy larga).

Pero entremos en materia. La historia del 54 con la que Claremont se despidió en 1987 terminaba con Karma despidiéndose del grupo para buscar a sus hermanos en el transcurso de una fiesta nocturna en el Club Fuego Infernal en la que los Nuevos Mutantes habían tenido una escaramuza de incógnito, para lo que habían llevado sus uniformes que se suponen reservados para cuando asciendan al primer equipo patrullero.61567

New Mutants Forever comienza justo inmediatamente después. con Magneto en el Club haciendo balance del equipo en una pantalla. Ya hemos dicho que Karma acababa de tacharse, y faltan también Mancha Solar y Warlock, que por aquel entonces estuvieron fuera ochos números actuando en la miniserie de Los Ángeles Caídos.

New Mutants Forever 0003-0004

Y los chicos están en una habitación del Club cuando de pronto oyen tiros en el parque del exterior.

New Mutants Forever 0007

Para allá que va, claro pues no en vano son héroes, Illyana los teleporta, y de camino…

New Mutants Forever 0008

Uniformes nuevos. Porque sí, porque Illyana tiene esas cosas, no es porque le diera la gana a Rio. A veces coges los uniformes de graduación y a veces te pones unos nuevos mágicamente. De hecho, Illyana es tan predecible que ya Magneto mostraba en la pantalla a sus pupilos con esos trajes. Pero no nos perdamos en detallitos y sigamos con la pelea, pues los Nuevos Mutantes han tomado partido por el bando desarmado y tras la contienda resulta que un de los heridos es ni más ni menos que…

New Mutants Forever 0010

..el padre de Magma, el senador de Nova Roma Lucius Antonius Aquilla, que ha adelgazado bastante desde la última vez que apareció por la serie (en tiempo de 1987) además de cambiar de peinado y color de cabello. Pero aún así la sangre tira mucho y una hija siempre reconoce a su padre.

Los Mutantes vuelven al cuarto de antes mientras los mayores piensan que hacer con el padre de Amara (hijo de Selene, por cierto, como se había revelado poco antes en 1987) y atienden a Rahne que ha salido algo magullada del envite.

New Mutants Forever 0012

Y como Amara está preocupada se lleva al piso de arriba al bueno de Doug para hacer lo que todo rubia con pantalones ajustados quiere de un hombre: que le ayude a buscar algo por Internet, malpensados. Arriba hay un portátil de 1987 y miran a ver si pueden saber algo de la población natal de Amara.

New Mutants Forever 0013

El ritmo no para, el Club Fuego Infernal sufre un segundo asalto y en la confusión unos soldados preparados se llevan a Amara y Doug en un helicóptero.

New Mutants Forever 0017

¿A que fastidia que el texto y la imagen cuenten lo mismo? es el llamado efecto Claremont, y eso que no podeís leer los bocadillos.

El padre de Amara/hijo de Selene ha podido contar que estaba huyendo de esos soldados desde que invadieron Nueva Roma, eso enfuerece a Selene, que se alía con los Nuevos Mutantes para ir para allá vía limbo. Rahne no puede ir, y Dani se queda para cuidarla. Así pues van Selen, Magik y Bala de Cañón.

New Mutants Forever 0019-0020

Entretanto (otra palabra muy Claremontiana) nos encontramos a la madre de Mancha Solar en Brasil, no la habiamos vuelto a ver desde que decidió quedarse en Nueva Roma, así que supondremos, también acertadamente, que la están siguiendo. Es Carnaval, por supuesto.

New_Mutants_Forever_02_03

Vale, no se ve a nadie persiguiéndola, pero el globo de pensamiento dice que deben estar ahí. Guionista estrella, recordad. Para escapar, la buena mujer decide pedir ayuda, tomando prestado para ello un teléfono móvil de 1987.

New_Mutants_Forever_02_06

El objeto de su llamada (recordemos que es 1987, la gente sabía de memoria los números de teléfono de los demás) no será otro que su hijo, que en estos momentos se encuentra…

New_Mutants_Forever_02_04-05

…en Brasil, en el mismo Carnaval que se encuentra su madre. El rubio es Warlock de incógnito. Suele suceder en esta época carnavalera, mutantes y futbolistas (Mancha Solar es ambas cosas) sienten saudade y se toman unos días de asuntos propios para acudir allí. Pero recibe la llamada de auxilio en su móvil de 1987.

New_Mutants_Forever_02_07

Warlock triangula su llamada y para allá que van. Eso sí, Warlock deja bien claro que no se está uniendo a él como suele hacer con Doug, lo que tien con el rubito es un lazo más especial.

New_Mutants_Forever_02_09

Pelea y salvan a la madre. La pose en la lucha es relevante, como se verá más adelante.

New_Mutants_Forever_02_11

Al día siguiente, con la madre recuperada de un balazo en el hombro, le cuenta a su hijo lo de que han invadido Nueva Roma, y ya de paso como ha llegado hasta ahí (y suponemos que el padre de Amara también lo hizo de la misma manera). Con un anillo teleportador, por supuesto. Esots Novaromanos están llenos de sorpresas.

New_Mutants_Forever_02_15

Así que Mancha y Warlock usan el mismo anillo para ir para allá. Y como en Nueva Roma hay pocos callejones oscuros con escaleras de incendios, resulta que ambos grupos de rescate llegan al mismo sitio a la vez. La coincidencia podría parecer asombrosa de no quedar oculta por el que Mancha Solar haya decidido procurarse un uniforme nuevo que resulta ser del mismo estilo que el que Illyana había decido para el resto del grupo.

New_Mutants_Forever_02_22

Entretanto (ey, me está gustando esta palabra), en páginas sin nada llamativo, se ha visto que los invasores de la urbe son nazis comandados por Craneo Rojo y su hija, que tienen cautivos a Doug y Amara con los pertinentes collares inhibidores junto con otro misterioso personaje de nombre Tiberius.

New_Mutants_Forever_02_16

Total, que control mental y todo eso con los cautivos y como el poder de Doug de traducir idiomas no da para mucho le infectan con suero de Craneo Rojo que le da fuerza, agilidad, bestialidad y una cara muy fea.  New_Mutants_Forever_02_24   Escaramuza con los Nuevos Mutantes y retirada al limbo de los mismo. Los nazis saborean la victoria y algo más, ante la mosqueada mirada de Tiberius del que por cierto tampoco sabemos sus poderes ni motivaciones. Las de Craneo Rojo para invadir precisamente Nueva Roma tampoco, pero todos sabemos que los nazis no las necesitan, son así.

New_Mutants_Forever_03_17

Entretanto (de nuevo) los nazis se entretienen en el circo con Doug mostrando su salvajismo.

New_Mutants_Forever_03_16

Que tampoco es tanto, pues ya en la intimidad el control mental comienza a debilitarse. Es lo malo de intentar controlar a mutantes, que con esas fisiologías en cuanto te descuidas ya has hecho corto con la dosis de mentalina.

New_Mutants_Forever_03_23

Y en eso, que (como dicen las cajas de texto) llega Warlock muy enfadado, pues no sabe que ese de la cara roja es su amigo Doug y le supone sus asesino.

New_Mutants_FOrever_04_02

Comienza por tanto una confrontación que Doug podría evitar siemplemente diciendo la verdad, pero aquí llega un verdadero momento Claremont. Voy a intentar resumir varios globos de texto:

Doug supone que Craneo rojo debe estar vigilándole, de manera que es mejor que no desvele que se ha liberado de su control, por tanto no debe revelar a Warlock su identidad y debe seguir peleando con él. Pero lo hace usando las técnicas que tantas veces han practicado en el jardín de la escuela, con la esperanza de que Warlock descifre su lenguaje corporal y le reconozca. Doug esperaba que Warlock lo reconociera, lo que sucedió a continuación fue maravilloso:

New_Mutants_FOrever_04_07

Pues Warlock lo reconoció y dedujo que si su amigo peleaba con él sería por mantener alguna tapadera, de manera que seguiría luchando, cosa que hizo hasta que Amara llegó y el se retiró.

New_Mutants_FOrever_04_08

Todo esto ha dejado muy angustiado a Doug, y esa angustia le mola mucho al nazo de Craneo, que le espía mientras bebe vino romano on the rocks.

New_Mutants_FOrever_04_17

Y suerte que tras ver la escena, Craneo deja de espiar y se dedica al copazo, pues poco después de hace visible Warlock para juntarse con su amigo.

New_Mutants_FOrever_04_18

Y esta vez sí deciden salir, y se topan con el misterioso Tiberius, que también se ha escapado del control mental.

New_Mutants_FOrever_04_19

Doug se enfrenta al Craneo que le había sometido y le vence en buena lid, pero los problemas no terminan ahí, pues ante el vacío de poder el que lo toma es el amigo TIberius, además de darle a Doug más droja de esa que controla y deforma.

New_Mutants_FOrever_04_24

Y los mutantes vuelven del limbo y hay batalla.

Untitled-05-06

Durante la cual sabemos por fin qué poderes tiene Tiberius. O algo parecido.

Untitled-07

Llámalo poder, llámalo magia, tanto da. O Powerpulses.

Pelea que terminan ganando los buenos. Todos felices ¿todos? no.   Untitled-20

La incursión novaromana ha dejado en el estado craneorojizo a Doug, así que van algunos patrulleros de 1987 a hacer bulto en la escena final.

Untitled-21

Pero menos mal que Warlock no puede soportar ver así a su amigoél y decide hacer algo, actuando a nivel claremontiano-molecular…Untitled-22

…y teniendo suerte, o eso parece. Fin.

Untitled-24

Y esto fue Nuevos Mutantes Forever.

Y la pregunta que uno debe hacerse es ¿por qué, Claremont, por qué volviste para hacer esto?

Y la respuesta, como tantas veces sucede, es algo inesperado y maravilloso.

Pues lo que no podemos negar a Claremont es su visión a largo plazo. Algo que tantas veces nos ha demostrado en sus etapas objetivamente largas en tantos títulos, acontecimientos que se atisban ahora no tendrán consecuencias hasta varias docenas de episodios después. Y tras tantas veces de hacerlo, y desde su puesto de pope editorial en Marvel, es capaz de anticipar por donde es muy posible que vayan a tirar los designios editoriales de la Casa de las Ideas, incluso antes de que los demás lo sepan. El Claremont de 2010 también era consciente de su edad y condición, y de los problemas de salud que podrían aquejarle en el futuro cercano, de manera que quiso dejar preparado algo especial para cuando llegase el momento pese a que ya no se encontrase en activo.

Sabiendo esto, la saga de Nuevos Mutantes Forever: La Caida de Nueva Roma cobra todo su sentido.

Una miniserie de cinco que retoma una etapa anterior de unos personajes, con algunos looks modernizados y algún que otro anacronismo, a cargo de algún autor que ha estado relacionado con el título en cuestión.

Lo que Claremont escribió en 2010, sabedor de que era muy posible que para 2015 estuviera apartado de los guiones, es una miniserie de las de las nuevas Secret Wars. Cinco años antes de que estas sucedieran. Y si las hubieran sacado ahora en grapa te la habrías vuelto a comprar. Cosas parecidas habéis estado llevandoos en vuestras grapas estos últimos meses.

Este es Claremont. Genio y figura. Te echaríamos de menos si no fuera porque Panini ha decido rescatar tu Rondador Nocturno de hace dos años.   12705257_10208353144648874_4123142349143493740_n

Y a ver si termino pronto lo de la Simonson y puedo ir al cine, jolines, que a este paso cuando vaya estarán echando la de Batman Contra Superman y aún no me ha dado tampoco tiempo de leer todo Action Comics

Los Tiempos Mutantes (The New Tachyons)

Recuerdo la primera vez que pude ver el futuro. Fue en 1986.

En Junio de aquel año coincidieron en los quioscos españoles el cuarto número de la serie de Los Nuevos Mutantes, conteniendo el cuarto episodio americano…

nuevos04

…y el 14 de Secret Wars, primero de los cruces con la entonces reciente Secret Wars II, que contenía el número 30 original. secrets14

Es decir, que al tiempo que adquiría uno de los primeros números de una serie mutante que acababa de comenzar («la otra serie mutante» sería más correcto, pues con esta la línea mutante alcanzaba la friolera de DOS series), podía echar un vistazo a lo que depararía la serie más de dos años de aventuras después. Eso en lo que se refiere a lo argumental, porque en lo gráfico significaba pasar de un Sal Buscema con un atractivo entintado de Bob McLeodbuscem

A ver qué tal lo hacía el tan comentado Sienkiewicz. Bueno, uno ya le había visto en algunos episodios del Caballero Luna que había editado Surco, que se parecía al que hacía tebeos de Batman, así que debía estar bien, y…y abrí aquel tebeo sin antestesia ni nada.

Los que lo vivieron más tarde suelen decir que su Sienkiewicz más recordado es el de la Saga del Oso Místico. Para mi, meses antes de aquello, se me quedó grabada a fuego aquella primera viñeta a toda página.

illikiwic

He tenido veranos mejores.

Aquella visión del futuro lejano era de lo más sugerente. Entendedme, hoy día tanto en Marvel como en DC se ha hecho alguna que otra vez lo de adelantar series varios meses o años en el tiempo para encontrarse grandes cambios y preguntarse cómo se había llegado a aquella situación. A veces lo explicaban mejor o peor y a veces no lo explicaban, pero esta vez que os esto contando era una evolución que iba a tener lugar de verdad episodio a episodio. Una verdadera mirada a lo que estaba por venir.

Viendo aquello comprobé que como ya me suponía, listo que era uno, Kitty Pryde iba a acabar formando parte de Los Nuevos Mutantes, lógico por su edad. Lo que no me esperaba era lo de Dazzler, a la que suponía más mayor. También comprobar que Illyana se uniría al grupo, así como la pelirroja Rachel con su traje moderno, que no sabía si era telépata o qué. En el resto de páginas conocí a algún nuevo componente del grupo, y eché en falta a otros que salían en el episodio del mes, el cuarto. Todo ello enmarcado en una saga en la que un misterioso personaje en las sombras dirigía un circo de gladiadores. Personaje que parecía bastante obeso, al menos así estaba dibujado, otra cosa era fiarse del dibujante.

Aquello fue un acicate para seguir con la serie. Ey, tenía que ver cómo se llegaba a aquello, aunque el Sienkiewicz fuera…diferente a lo que me esperaba.

O sea que la oportunidad de ver lo qué nos deparaba el futuro fue un estímulo para seguir la colección, que la verdad sea dicha tuvo un arranque bastante anodino. Para lo que podía verse cada quince días en La Patrulla, las aventuretas de los pequeños eran bastante anodinas. Pero un vistazo adelante demostró que la cosa mejoraría. Ey, se traían a Kitty y Dazzler.

No debí ser el único con el mismo razonamiento y la editorial debió darse cuenta de aquello, pues al año siguiente, al poco de terminar la primera saga con Sienkiewicz forum repitió la jugada simultaneando la salida de parte del número 21 americano, con la llegada al grupo del alienígena Warlock…

nmf21

…con la del un especial de la serie que se situaba entre los números 34 y 35, y estaba espatuflantemente dibujado por un Arthur Adams de otra dimensión. Aquello no era humano. Esa portada también es de las que se queda grabada. Poco importaba como lo estuviera haciendo Sienkiewicz, si lo que tenía que venir era como aquello, se tenía que seguir apechugando con la colección sí o sí.

portesp

Por cierto, que en el especial se revela quién era el misterioso personaje tras el circo de gladiadores, pero lo breve de la explicación generaba más incógnitas que soluciones ¿por qué era ese personaje? ¿cómo y por qué había llegado a esa situación? ¿cómo lo habían vencido? ¿y por qué seguía siendo un miembro del grupo? con tantas incógnitas mis ganas de ver cómo se había resuelto aquella aventura de las Secret Wars aumentaban, menos mal que con el ritmo quincenal de la colección ya faltaba menos…o eso pensaba, pues justo antes del comienzo de esa saga forum decidió durante dos entregas darnos una nueva visión de futuro con el segundo annual de la serie, con los protagonistas haciéndose mayores, Alan Davis

anns2port1

y la presentación en la felicitación del Nuevo Año 1988 del chico que iba a hacer portadas en la editorial cuando no hubiera material.

pag165

Ey, aquella primera portada prometía ¡cuantos dientes!

anns2port2

nmf31

Total, que comenzando 1988 estábamos por llegar al episodio 30 entrevisto en 1986 y entretanto se nos hacía referencia al episodio 44 como un recuerdo pasado. Lo vais siguiendo ¿verdad?nm44

Pero todo llega, y por fin enlazó la serie con aquel episodio «del futuro» que conservaba de cuando Secret Wars. Además como ya lo había compradoe n su día tenia muy claro que no iba a volver a pillarlo. Forum también fue sabedora de aquella idea, pues no solamente camufló el ejemplar con una portada diferente…

nmut33

…sino que además por casualidades de la paginación y del Annual aquel que les ocupó dos entregas, aquel ejemplar contenía las últimas páginas de la extensa saga vampírica que se había publicado en el complemento del Doctor Extraño. Fue además la última entrega de la colección que traía episodios de complemento. Así que si querías saber como terminaba lo de Extraño debías volver a pillarlo.

En Verano de 1988 no hubo en la serie ningún vistazo al futuro, aunque el Especial de Marvel Héroes nos trajo el material de la Novela Gráfica, inédita en castellano hasta entonces, que dio arranque a la colección. Tras años de estar subidos, pudimos ver cómo comenzó.

verano 88

Pero hasta en ese material chisporroteaban los taquiones, pues en ellos era posible conocer a un chico prepotente, que juega a fútbol, habla portugúes y protesta las faltas.

CR6

Roberto da Costa.

Ofrece un vistazo a lo que viene y la gente sabrá a qué atenerse. Forum nos había acostumbrado a esto, de manera que con el inicio de 1989 nos ofreció el siguiente Annual de la serie, con un adelanto tal que podíamos ver el destino de los personajes una vez Claremont había dejado la serie y los guiones los había tomado Louise Simonson.

NUEVOS MUTANTES GUERRA EVOLUCION

La respuesta fue unánime, en cuanto terminó esa aventura la colección pasó a bimestral. Aunque yo ya me había bajado del tren cosa de año y pico antes pues había tenido otra visión de futuro, la que me ofrecía la revista de información Urich

urich04

…y desde comienzos de 1987 simultaneaba la compra del material español con el americano desde aquel 47.  O sea que cuando llegaba en castellano a aquella saga del circo que comencé a ver un año antes, en realidad ya estaba viendo lo que había pasado más de veinte episodios después. Sin marearme y encima convenciendo a mis padres de que con eso aprendía mucho inglés.

Y no sólo eso, sino que gracias a seguir la serie pude ver antes que muchos aventuras y episodios que ahora, mas de veinte años después siguen reeditándose en las américas…

truebelieversdeadpool

en formato de grapa, como debe de ser. Los taquiones fuertes son.

En definitiva, que lo de indignarse con los spoilers es una cosa de ahora, que antes venían de serie con las colecciones y bien divertido que era (a menos que décadas después te de por ordanar la colección y meterla en bolsitas, como…como le sucede a un conocido mío. Eso es, un conocido…)