Una De Cada

Han estrenado serie nueva de Marvel así que tendremos que hablar de ella. Brillantemente traído el título al español desde WandaVision original a Bruja Escarlata y Visión, que logra dos cosas: cambiar el nombre de ella por uno con el que jamás se le llama y obviar que el de él tendría que llevar LA delante. Mucho mejor BrujiVisión, dónde va parar.

¿Y de qué va la cosa? Pues en teoría van a hablarnos de sus protagonistas principales mientras les hacen ir de década en década por diferentes tipos de telecomedia y blablabla. Vamos, algo que es rupturista porque antes no se había hecho. Más que en películas:

Vamos, eso de insertar a alguien en la ficción televisiva y tal no es como si fuera algo típico de los noventa.

Ni, desde luego, se ha seguido haciendo en años posteriores con todo tipo de temáticas y tecnologías (hasta YouTubers, vamos). Vamos, ningún actor de Marvel lo hubiera reconocido.

Por supuesto esto no significa más que no son los primeros en hacer algo. Si lo fueran en TV Tropes no habrían tenido tiempo a crear un tropo llamado Atrapados en TV Land. Pero seguro que no ser los primeros no les importa. Porque lo importante es hacer un trabajo continuado.

Aunque normalmente da solo para una película o un capítulo, claro. Es decir, es cierto que se supone que están preparando una adaptación a TV de Permanezcan en sintonía, pero cuando le toca el turno a Supernatural, Raven, Grace (sin Will) o Earl no suelen darle mucho recorrido.

Lo que significa que es toda una oportunidad para hacer las cosas bien.

Perdón, que era una oportunidad para hacer las cosas bien.

Porque esa idea de ‘cada capítulo equivale a una década‘ queda muy bien… si conoces cómo funcionan las décadas. Por ejemplo, que la década de los ’50s tiene que hacer referencias a, digamos, series de los años ’50. Por supuesto la sitcom de pareja más famosa de la década es I Love Lucy. De la que toman… ahm… ¿algo del aspecto visual? Porque el resto parece muy claramente sacado de The Dick Van Dyke Show o Embrujada. Que tienen el problema de ser de los años ’60.

Es aquello de los pequeños detalles en los que se notan las cosas. Por ejemplo, Lucy era 6 años mayor que su pareja en pantalla (y marido en la vida real durante varias décadas) mientras que en Bewitched eran 5 los años menos que Elizabeth Montgomery se llevaba con el primer Dick (York) y solo 3 con el segundo (Sargent), mientras en The Dick Van Dyke Show él se llevaba 11 años con Mary Tyler Moore y como todo evoluciona aquí el actor principal es 18 años mayor que su interés romántico. Un tema tan poco problemático que no tiene sentido ni mencionarlo. Eh, si consideramos que Su Electrodoméstico Favorito se creó no hace tanto tiempo en realidad él tiene solo como… diez años o así. Mucho más tranquilizador. Circulen, circulen, no hay nada que ver.

También está en que el estilo de comedia de Lucille Ball no dejaba de ser una mezcla de slasptick y fuerza de la naturaleza. Así que es una lástima que no recordaran momentos como:

Pero probablemente la elección de The Dick Van Dyke Show era más lógico porque no dejaba de ser una serie meta, muy conocida y con dos estrellas en sus personajes principales. Por eso – si suponemos que podemos fiarnos de que un actor sepa lo que han decidido los guionistas. Que es mucho suponer, casi al nivel de que un youtuber de cómics sepa sobre cómics. – eligieron para representar los años ’50 una serie que se emitió de 1961 a 1965. Es el famoso Cuidado por los Detalles que tanto nos están vendiendo los periodistas culturales que dicen las notas de prensa de la productora.

Lógicamente no iban a referencias series famosas y populares en aquellos años como Make Room For Daddy, Ethel and Albert o Life with Elizabeth, que tenían no solo la estructura de sitcom, también esa vida familiar/ de pareja en su centro. Quiero decir, no vamos a pedir que use The Phil Silvers Show/ Sergeant Bilko, suficiente con que no se hernien.

Pero bueno, igual que en los ’70s decidieron que la mejor representación de los ’50s era la de Leave It To Beaver (que no había sido una serie especialmente exitosa ni había tenido éxito con la crítica, pero cuyas reposiciones eran muy baratas para el sistema de sindicación americano) y a partir de ahí podían modelar ese pasado creado por falsos recuerdos en, por ejemplo, Happy Days en 1974. Algo que, por supuesto, no hemos visto pasar nunca con, digamos, los años ’80. *cof*

Pero los años ’60s tienen más sentido porque una de las tendencias que hubo durante esa década fue la del personaje con poderes especiales que tenía que esconderlo del resto. Fundamentalmente un marciano, un robot, una bruja y una genio.

Por orden de aparición:

My Favorite Martian (1963-66),

Considerada habitualmente la primera de estas fantasy sitcoms de coprotagonista inusual con extraños poderes que deben de ser escondidos, la creación de John L. Greene fue desarrollada por el productor Jack Chertok, que rápidamente sería dado de lado por la emisora, que se traería a Sherwood Schwartz (Creador de La isla de Gilligan y La tribu de los Brady) para sacarle más provecho. Y vaya si lo hizo. La primera intención – un joven periodista se encuentra con un marciano de aspecto moderadamente humano- pasó a centrarse más en el marciano, un Ray Walston encantadísimo, antes que en las idas y venidas del joven interpretado por Bill Bixby (sí, el mismísimo Dr. Banner. a ver si os creéis que las series de supes son un invento nuevo), porque sus poderes e inventos eran más interesantes que las historias del ‘normal’, sea un marciano o un gato cósmico. El invento duraría lo justo -aunque tendría serie de animación (¿qué somos? ¿bárbaros?) una década después y en la Filmation, con algunos de los guiones previstos para la cuarta temporada- porque la cadena se dio cuenta de que mejor que un señor mayor la persona especial podría ser una señorita.

My Living Doll (1964-65),

James T. Aubrey, el presidente de la CBS (la cadena de la serie anterior, vaya) le pidió a Chertok una serie nueva con un formato similar pero no exactamente. No podemos saber si le pidió directamente que la protagonista fuera un robot-señorita pero poco me extrañaría. Hasta el punto de que la excusa del mito de Pigmalión y Galatea -con un cambio en que no es el creador del roboz porque, claro, entonces sería una circunstancia extraña, mucho más lógico que haya tensión con un señor diferente, porque la parte de cosificar a las señoritas y zumbarse a los electrodomésticos es mucho más normal. Lamentablemente la serie tuvo un pequeño problema con su actor principal que según la época de las declaraciones sobre lo sucedido fueron: Desacuerdos, Celos del papel predominante de la señorita, Adicción a la metanfetamina. Como sospecho que todo se va sumando lo mismo en otros veinte años descubrimos qué le causó esa adicción. En cualquier caso tuvo éxito (sobre todo una expresión que se inventaron: «No computa«) pero no tanto, lo suficiente como para que uno de los productores creara década y pico más tarde Small Wonder, no tanto como para renovarla por una segunda temporada. Lo que permitió a la actriz que interpretaba al robot coger otro papel en una serie de tv de supes. Sí, claro. Que, además, la serie era Batman y la actriz Julie Newmar.

Bewitched (1964-72) y

Por supuesto el éxito acabaría llegando. Como llegan todas las cosas, adaptando éxitos. Perdón, no era una adaptación, era un homenaje. Un homenaje a Me casé con una bruja (1942) y a Me enamoré de una bruja (1958) -que a su vez adaptaban un libro y una obra de teatro- porque la cultura es circular y al final todo queda en casa, que para eso la productora detrás de las tres era al Columbia. Y es que si las dos anteriores eran CBS esta era ABC. Como era televisión en lugar de Veronica Lake o Kim Novak estaba Elizabeth Montgomery, y como su marido tuvo dos Dicks, York y Sargent (Sí, cambiar de actores también pasaba antes) aunque probablemente la que más partido le sacó fue Agnes Moorhead, una actriz memorable con una extensa carrera que incluía seriales radiofónicos como Terry y los Piratas (1937) , en la que interpretó a la Dama Dragón, o Las Aventuras de Superman (1940) -sí, claro que tan antiguo había supes- en la que interpretó a la madre de Superman. No, Lara. Tanto da, porque aunque las primeras tres temporadas fueran bastante accidentadas -el creador no llegó ni a filmar el piloto, el productor original fue despedido antes de que terminara la primera temporada porque la productora quería más magia y más comedia, acabaron teniendo cuatro productores en las cuatro primeras temporadas, se murieron un par de actores, lo típico… – pronto se convirtió en un éxito. Semana tras semana bien por algún hechizo que saliera mal, que saliera demasiado bien o porque alguien iba a descubrirles, Samantha y Dick tenían una aventura. Además, como Dick trabajaba en una agencia de publicidad a nadie le extrañaba que Samantha estuviera todo el rato agitando la nariz. Y, claro, si tienes éxito lo que quieres de inmediato es una copia.

I Dream of Jeannie (1965-1970).

Pues claro que la NBC también quiso tener su serie dentro de esta tendencia y por supuesto que fue al última en tenerla, ¡es la NBC! Si hasta tiene de creador a Sidney Sheldon. Más allá del éxito de inspirar ¡Ala… Dina! lo que se puede contar es cómo logra entender totalmente al revés Embrujada. Si en aquella es una poderosa bruja que, por su amor, acepta una posición de igualdad con un mortal aquí una poderosa genio se empeña en estar al servicio de un astronauta, pese a que él la liberara en el piloto, porque dos mil año sin salir de la botella tienen estas cosas y porque ella siempre querría estar A su servicio. Luego ya la idea de que la primera temporada fuera en blanco y negro funcionó regular porque en 1965 solo quedaba otra serie de prime time en B/N. La NBC se quería ahorrar unos duros pero para 1966 tuvieron que pasarla a color porque ya no quedaba ninguna en blanco y negro, así que la excusa puesta a Sheldon -No creemos que dure más de una temporada, que es algo aparentemente poco profesional que decir excepto si eres la NBC– y pasaría a color hasta su quinta y última temporada. Luego tuvo un par de telefilmes de reencuentro -aunque sin su protagonista principal, Larry Hagman, que tenía negocios en Dallas- pero por suerte con Barbara Eden, que para algo era la protagonista. Aunque cuando Hanna -Barbera decidió producir en 1973 una serie de animación (por supuesto que tuvo serie de animación) no pudieron pagar a los actores originales para mantener las voces. Y sin Sheldon por medio produciendo se inventan a un estudiante, surfero y deportista llamado Corey que sería el co-protagonista e interés romántico de esta versión de la genio. Incluso encontraron a un jovencito sin mucha carrera para hacer de actor de voz e, incluso, cantar el tema de los créditos. Un tal Mark Hamill.

Claro que este tipo de serie se siguió haciendo, como Mork & Mindy. E incluso con supes. Que parte de la premisa de Mi Doble Identidad no dejaba de ser esta. Claro que si hoy en día se busca algo más cercano a sitcom + supes (una vez olvidemos todos Powerless) es más fácil irnos a Los Thundermans o Henry Danger y su spin-off.

Por supuesto está muy bien que hagan homenajes al color de Pleasantville, al fin y al cabo es una película en la que el pasado que muestra es también falso. Al fin y al cabo Irna Phillips estaba por ahí con sus Guiding Light y As the World Turns. Así que reconstruir un pasado sin problemas ni tensiones obviando incluso los productos culturales del momento es lo que acaba llevando a ese Great Again inexistente. Que está bien en una serie en la que se han creado unas memorias falsas reconfortantes, al menos hasta que recuerdas que este borrado es el que hace que algunos piensen que hasta que no llegó Benetton a inventarlas todo esto era pura raza blanca.

De ahí la sorpresa de ver en blanco y negro los fragmentos de los ’60 muy claramente inspirados en Embrujada. Bueno, en lo que alguien que nunca hubiera visto Embrujada pero sí leído sobre ella podría pensar que va. Un poco como pasó con la película adaptándola. Claro que ahí estaba Nicole Kidman para hacer el papel protagonista, y a nadie se le ocurriría ponerla en un papel más cercano al de, digamos, Lucille Ball. De ahí, decía, que hubieran decidido tomar decisiones técnicas como rodar en exteriores o mostrarla en blanco y negro que son como mínimo discutibles. Primero, porque refuerza esa idea de que en los ’60s la tele era en B/N y, sobre todo, porque olvida que la propia Embrujada fue emitida mayoritariamente en color. ¿Cómo de mayoritariamente? Pues 6 de sus 8 temporadas.

Supongo que esto, como lo de las fechas de lo de Van Dyke, entran en la famosa Cuidada reconstrucción con atención a los detalles.

Que viene a ser también la fidelidad a los tebeos. Al fin y al cabo el personaje debutó en 1964 (en teoría en marzo) y Embrujada en septiembre de ese mismo año. Así que ambas comparten un rasgo distintivo que se ve reflejada en la serie de televisión: Nadie tiene ni puñetera idea de qué hacen, para qué sirven o cómo funcionan sus poderes. El guion necesita que hagas algo, lo haces; al guion le viene mal, eso los poderes no pueden hacerlo. Todo lo que pedimos a las series de TV y los cómics. Una conexión clara.

Y es que, al final, citando al clásico:

AVIV BÖR!

Remasterizar los clásicos

Pero los de verdad. Los que abarquen más de 40 años, que Watchmen y la La Broma Asesina apenas tienen treintaypocos y ya cansan tantas versiones.

Por encontrarse de plena actualidad mediática, urge una versión nueva de la maxiserie de La Visión y la Bruja Escarlata, ya que la publicación de sus doce capítulos en nuestro país data de catorce grapas en 1988-1989. Aunque tiempo después se embutieron dichas grapas en un tomo de Obra Completa a precio más económico y con portada de Juanjo Blacksad Guarnido.

No veáis lo que se pide en sitios de segunda mano… Pero urge también una publicación moderna, remasterizada, para que los que la conseguimos en su día nos quitemos una imagen equivocada de la misma.

Vereis. Teniendo un vengador y una mutante, una hija de Magneto y cuñada de una inhumana, y el otro ocupando el antiguo cuerpo androide de la Antorcha Humana original y las pautas cerebrales de Simon Williams, la maxiserie se prometía densa, haciendo referencia a variados eventos de la historia marveliana. Y como era costumbre entonces, algo que últimamente se va perdiendo, se iban colocando las pertinentes llamadas y notas a pie de viñeta: «¡Sucedió en el 44 de los Fantasticadores, verdadero creyente!«. Cosas así eran las que hacían que te dieras cuenta de que lo que estabas atisbando no era más que una simple faceta de algo más complejo. Por aquel entonces eso incitaba a rebuscar entre ejemplares atrasados para tener la historia completa, algo que hoy en día tendría el efecto contrario, el de espantar al lectorado.

Por otra parte, hace falta estar uno MUY seguro de si mismo para hacerse llamar Hombre Maravilla.

Juntese todo esto en aquella primera y única edición, las numerosas llamadas al pie de viñeta, el ego de Simon Williams, la rotulación manual de la época, el rotulista hasta las narices de ir metiendo asteriscos…

…y comprenderemos mejor por qué es necesaria una edición nueva de esta magna obra.

(No, las búsquedas con «brother-in law gives messages to teen witches» no dan nada relacionado)

300 y +

El próximo mes de Noviembre, si las circunstancias lo permiten, saldrá publicado en nuestro país el décimo tomo de Marvel Gold: Los Cuatro Fantásticos.

Como reza la propaganda de la editorial: «Al fin, el Omnigold que une la etapa clásica de la serie con la modernidad. Con el final de la mítica etapa de Marv Wolfman y Keith Pollard y la época completa de Doug Moench y Bill Sienkiewicz. ¡Los Skrull envejecen a La Primera Familia! ¡Los monstruos toman Manhattan! ¡El Doctor Muerte reconquista Latveria! ¡George Pérez se despide de Los Cuatro Fantásticos! ¡John Byrne calienta motores! Tu colección ansía estar completa.«

Y es que se da la circunstancia de que, tras haber publicado los 232 primeros números de la serie, junto con annuales y otros materiales, en esos diez tomos, la serie puede continuarse con los cuatro tomos de Marvel Héroes dedicados a los Cuatro Fantásticos de John Byrne, aparecidos en 2015, que comprenden desde el 232 americano hasta el 303.

La pregunta, nada baladí, es cómo continuará Panini con los Marvel Gold del cuarteto. Pues lo haga como lo haga siempre habrá alguien que no estará de acuerdo.

La propuesta continuista de que los hipotéticos tomos 11, 12, 13 y 14 coincidieran en contenido con aquellos Marvel Héroes de 2015 supondría un riesgo económico para la editorial, pues no sabría de entrada cuánta salida tendrían tomos de 40-45 euros que a lo mejor gran parte de su público ya tenía de antes. Y sería aparcar durante un año o dos la salida de nuevo material clásicomoderno.

Podría por tanto saltárselos y su próximo tomo comenzar por el 287. Pero ¿cómo lo numeras entonces? ¿11 porque va después del 10, aunque te hayas comido 60 números por el camino en esta edición cronológica? ¿o lo nombras como 15 para meter en canon los Marvel Héroes como Marvel Gold y que a quienes les faltan que se los busquen? ambas posibilidades confundirán a más de uno.

La propuesta adliana, pero al mismo tiempo más coherente para deshacer este embrollo son fundas. Meter una sobrecubierta de papel en los antiguos Marvel Héroes para que tengan por fuera la misma apariencia que los Marvel Gold y que los coleccionistas puedan lucirlos en sus estanterías como los anteriores Marvel Gold. Revendes stock con packaging nuevo. Con la ventaja de que si ya tienes los Marvel Héroes de antes te pides, si quieres, solamente las fundas, que llevan sus correspondientes numeraciones de 11, 12, 13, 14. A tres euros cada una más gastos de envío. Para estas cosas hay mercado. Te gastas doce euros para forrar tres tomos, pero cuando salga el Marvel Gold número 15 tus ansias completistas se ven colmadas.

Aunque en realidad yo todo esto lo comento porque lo que me interesa es que tiren a partir del 304 cuanto antes.

¿Por qué? pues porque con el llegará Steve Englehart. Y con él la diversión.

Tras haber quedado como escritor trascendente de mainstream en los setenta, el Englehart de los ochenta buscó la aventura más descacharrante en el corpus de títulos marvelianos en los que trabajó, imbricados de tal manera que en muchos aspectos sus historias para Los Vengadores Costa Oeste, Los Cuatro Fantásticos, La Visión y la Bruja Escarlata, y Estela Plateada, pueden ser considerados como una Única Gran Historia. Con personajes y situaciones que se entrecruzan entre una y otra, y coincidencias cósmicas que hacen pensar que si el mundo es un pañuelo, el Universo es un rollo de papel higiénico con sus capas una encima de otra ¿Puede la Cosa caer con un cohete descontrolado desde el espacio y caer precisamente en una selva de Wakanda justo al lado de donde la Pantera Negra y el Doctor Muerte habían salido a pasear? puede. Si los Cuatro se encuentran con portales dimensionales estilo Limbo que te llevan a cualquier lugar del Universo ¿es posible que en cada etapa de tu periplo te encuentres a alguien conocido? ¡y tanto! que Benjamin Grimm es un tipo muy popular.

Tebeos sin otra intención que ser divertidos y que lo consiguen de sobras. Estirando la credulidad en pos del entretenimiento, pues hablamos de gente de piedra, de fuego, de inhumanas casquivanas con maridos bipolares…además con buena parte dibujada por Keith Pollard en el culmen de su arte. Black Artists Matter. Luego llegaron los Noventa y se pasó a montar redes informáticas, que trabajaba menos para ganar lo mismo.

Si te lo has pasado teta con los Vengadores Costa Oeste (Marvel Gold tapa blanda) y le has pillado la gracia a lo de Mantis en Estela Plateada (100% Marvel HC), debes esperar como agua de Mayo lo que Steve quiere contarte en sus Cuatro Fantásticos. Es tan cañero que los editores tuvieron que meter mano para reconducir aquello antes de que llegase Simonson (este será otro tema ¿fundas para un tomo 18? ojito que en aquel tomo se comieron algún episodio de fill-in) y Englehart se negó a firmar las historias.

Lo necesitais, y lo necesitais YA. Nada de esperar dos años, nada de repetir material, pero nada de saltárselo, fundas para cubrir lo de Byrne y tomo 15 cuanto antes. Hay ganas de Englehart.

Ya de lo otro, del nexo donde todo aquello se entrecruzaba, no hablo porque tengo el convencimiento de que de alguna forma terminará cayendo esta misma temporada.

El tebeo molará más, que salen Crystal y Magneto.

Domingo en la Heroes Con Botín Madrid

sandmanuela

Tuiteando en septiembre

Ya sabéis de qué va esto: si no me da tiempo a escribir algo anarroseo de aquí y de aquí y a correr

Doctor Extraño vs Masa Enfurecida #st118 #marvel

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Deadpool: cómo se hizo #sd6 #marvel

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Swipe en escarlata

Scarlet Witch 10 (David Aja, 2016)

scarlet_witch_10

Hirosaki Saishoin (Kawase Hasui, 1936)

hirosaki_saishoin

scarlet_witch_10_hirosaki_saishoin

Para mí que va a ser…

Homenaje
Coincidencia
Taquiones
¡Sois unos malinchistas!

Change Quotes

[Gracias a L, que nos lo dio hecho]

P.S.- Para rebajar el nivel de malinchismo del que nos acusan amplío la firma que se ve en la portada abajo a la derecha

aja_kawase

Las Venus de Milo

(Interior noche, cerca de Verona. Junio de 2014. Un teléfono de formas voluptuosas comienza a sonar)

CLIIIIIIIIIIIIC  CLIIIIIIIIIIIIIIC CLIIIIIIIII…

-¡Hola Raffaella!

-¿Eh? perdone, no, me llamo Jon…

-Disculpe, tengo la costumbre de contestar así por cierto asunto ¿qué se le ofrece, Jon?

-Verá, señor Manara, buenas tardes. Le llamo desde Marvel, en América.

-Ya me parecía, aquí es de noche ¿sabe?

(se recuesta en un banco con forma de hermosa mujer a cuatro patas)

-Lo siento, señor Manara. Le explico, soy el asistente del Editor de la serie Thor God of Thunder. Vamos a cerrar esta serie en el número 25 y al mes siguiente relanzar un nuevo título llamado simplemente Thor con un nuevo personaje. Una mujer. Una mujer rubia. Y para conmemorarlo hemos pensado que usted podría realizar una portada variante.

-Ah, otra portada para Marvel.

-Exacto, Don Milo. Una más a añadir a su prolífica y continuada relación con nuestra editorial desde hace más de un año.

-Bastante más, caro muchacho. Puede que no lo recuerdes, pero hice una Novela Gráfica de la Patrulla-X.

-Soy algo novato, señor, pero no dudo que se trata de una gran obra. Lobezno, Coloso, Rondador Nocturno…

xwomentpbcvr

-Más bien Tormenta, Mariposa Mental, Kitty Pryde, Picara. Fue una experiencia bien remunerada, pero trabajar con aquel escritor, Claremont, fue demasiado hasta para mi. No me importa que me pidan lascivia o tranparencias, pero él no hacía que pedir látex y cuero y más látex…

-Claremont es bastante particular en ese sentido, señor.

-Lo noté. Desde entonces limito mi producción con ustedes a estas portadas ¿las ha visto? ¿le gustan?

-Tengo su ficha delante, señor, desde aquella en el segundo número de Imposibles Vengadores.

420047_481561655189103_1305867971_n

-Wanda, belissima ragazza, que más puedo añadir.

-La alternativa para Vengadores: el Enemigo Interior.

avengers_the_enemy_within_vol_1_1_manara_variant

-Caaaarol, mia Carol, poderosa mas delicata a un tiempo.

-Siguiendo con la del primero de Defensores…

fearless_defenders_vol_1_1_milo_manara_variant

-Brunnhilde, trrrrremendissima moza…

-La del 2 de Salvaje Lobezno.

-Conocí al autor de la serie, un tal Cho. Un chaval muy competente.

5114213d3997f

-Sí, también es mucho de hacer portadas. Suya también, Don Milo, es una de las del primer número de los Guardianes de la Galaxia.

-¿Qué puedo decir? Gamora. Una mujer por la que vale la pena morir.

guardians1_001milomanaravariant

-Y la portada del 8 de Imposibles Vengadores.

-Ah, sí, Janet, tanta belleza en algo tan pequeño.

51784ad4afe3d

-Con la siguiente renovación de Marvel, una portada suya inauguró los X-Men de Brian Wood, el protagonizado sólo por mujeres.

-Je, otra de mujeres-X, pero este tal Wood será más de fíar que Claremont, espero.

-Tiene sus cosillas también.

-Recuerdo bien aquella portada. El nombre de Ororo significa belleza.

5193f09de9196

-Lo sé, es una de las preguntas del test para asistente de editor. Tengo también delante la del 5 de Guardianes de la Galaxia.

-Disfruté haciéndola. Se llamaba Angela y era un verdadero ángel, delicada, etérea, pero carnal al mismo tiempo.

guardians-of-the-galaxy-5-september-2013-marvel

-Y el primero de Vengadores Mundiales.

-Aquella chica, sí, me da pereza hasta recordar como se llamaba. Este Hickman es bastante raro…quería un uniforme de cuerpo entero para soportar los rigores del espacio pero se lo hice bien ajustadito.

-Sí, los estoy viendo, bastante…legible.

background

-No hay que dejar nada a la imaginación, es uno de mis lemas.

-Lo veo, lo veo, y veo también la portada para la serie de la Viuda Negra.

52bca96b81b73

-Natasha, una hembra caliente venida del frío.

-Y la última que tengo es la de Inhumano.

-Medusa, una reina.

scan_72

-Como puede ver estamos muy contentos con su trabajo, Don Milo. Le puedo enviar ahora mismo el contrato por fax, y mañana la documentación para preparar la ilustración. En cuanto lo reciba todo y le parezca bien me devuelve el contrato firmado.

-El encargo me parece bien, si tiene el contrato mándelo ahora y se lo firmo en seguida, ya mandará la documentación en cuanto la tenga pero vamos adelantando.

-En un momento, señor.

(un aparato con forma de perfectas nalgas femeninas comienza a expulsar un papel)

-Lo estoy recibiendo, lo firmo y lo devuelvo al momento.

-Habrá visto que son las mismas condiciones que en los encargos anteriores ¿algún problema con eso?

-Ninguno, ninguno, lo tengo claro. Sugerente y poco más, sin propasarse, todos los públicos, etecetera.

-Exacto, nuestro público objetivo son los jóvenes, tan inocentes e impresionables. Somos Disney al fin y al cabo.

-…

-Y la gente de treintaymuchos que pague el extra por estas portadas suyas. Al fin y al cabo somos una ávida empresa multinacional.

-Ya me parecía. Pero que lo cumplo, como siempre, sin estridencias.

(Sobre la curvilinea mesa hay un pequeño y mullido aparato con forma de bonito pecho pubescente. Aprieta el pezón y suena un timbre. Una hermosa mujer de morena melena, ataviada con un diminuto vestido de asistenta, entra trayendo un bolígrafo, que le tiende. El boli tiene forma de pinup, y al darle la vuelta para firmar le desaparece el escaso vestido. Firma el contrato y lo mete de nuevo en las nalgas)

-¡Muchas gracias, Don Milo, y disculpe si le he despertado! está todo correcto, mañana le mando la documentación para la portada de Thor.

-La espero con impaciencia, es un personaje que me hace ilusión. Ciao.

(Al día siguiente llega la documentación)

-Ma, qué cosa???…pero si Jon me dijo…una serie nueva…un nuevo personaje…y yo me entendí….parecía claro que…rubia…mas yo pensaba que…¿oiga?¿oiga? no está Jon? ¿y no puede decirle que…sí, he firmado un contrato, pero pienso que…¿que no tengo elección, que he firmado y debo hacerlo? ¿usted sabe con quién está hablando…

(portada del número 25 y último de Thor God of Thunder)

thor-god-of-thunder-025

(dos meses después…)

-No, no me había ido a dormir todavía…¿de Marvel, dice?¿Spiderwoman?¿una portada?¡PUES CLARO QUE SÍ! ¡Y GRATIS! ¡NO, NO HACE FALTA QUE ME MANDE NINGÚN MALEDITTO CONTRATO!

372718-portada-milo-manara-spider-woman-1-desata-polemica

( desde entonces no ha hecho más portadas para Marvel)

Relectura de verano: Una vez Vengador…

Pues eso, después de leer La llegada de los Vengadores tocaba repasarse el segundo tomo del grupo, que Panini ha llamado Una vez Vengador… Y esto es lo que encontré en él

Si no es guapo no puede ser un Vengador #scarletwitch #avengers23

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

Kang, cinturón negro en cosificación #avengers24 Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Mami, qué será lo que tiene Steve Rogers #scarletwitch #avengers25

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

En los Vengadores de Stan Lee hasta las supervillanas van a lo que van #hembrasamarteladas #avengers30 Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

¡No fui yo, fueron los rojos! #stanlee #los60 #avengers30

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

Janet Van Dyne es partidaria del poliamor, pero su novio Hank Pym es celoso y violento #avengers32 Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

La Avispa siempre se queda con las mejores líneas de diálogo #avengers33

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

Una vez más, la caracterización es perfecta: Hank hace cosas de hombres y Jan cosas de mujeres #avengers34 Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Stan Lee intenta pasar el test de Bechdel. ¡Uy, casi! #avengers34

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

 

Una chica siempre puede visitar a su peluquera #wasponfire #avengers34 Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

La Avispa, una mujer consciente de sus limitaciones #wasponfire #avengers34

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

1966: los Vengadores inventan el «final Scooby Doo» #avengers33

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el