Agitado no: Pulido

Un año más, un post especial de la noche de difuntos más. Este año vamos a conmemorar la noche de ver pelis malas de miedo y disfraces sangrientos con un vistazo a la reciente trayectoria de un par de iconos del género.

Quizá a alguno le asombre que Brian Pulido no aparezca más por este blog. Imagino que saber que aquí hace de guionista será, como poco, una sorpresa.

De entrada, Pulido retoma lo mejor de los 90: ¡¡¡Portadas múltiples!!!


Sí, está la normal, la brillante, la gore, la…

Pero no solo eso, además Pulido ha dejado de lado su «Lady Death» para meterse a caracterizar personajes.

En Viernes 13 por ejemplo tenemos TRES historias entrelazadas. Como si fuera Robert Altman Pulido nos muestra los problemas de los actuales propietarios de las tierras de Cristal Lake, a unos adolescentes que se lo quieren pasar bien y unos militares con problemas para elegir el lugar en el que realizar las maniobras.

Esto, que puede parecer un «Los tópicos de las pelis de terror se encuentran con JAG mientras los pijos acechan» acaba siendo un recital de los entresijos del género. Sobre todo gracias a la idea de cómic accesible que funciona al margen de todas las tramas y caracterizaciones de las películas. Eso no importa, el cómic se presenta como auto-continente de su propio universo mítico.

Mike Wolfer nos presenta así un auténtico «Slice of un-life«.

Con la Matanza de Texas no pasa eso, los lápices de Daniel HDR son más sobrios, su paleta de colores más apagada. Así, esta comedia romántica coral consigue que las ocasionales salpicaduras de sangre marquen con alegría su posición, a la vez que sirve de acompañamiento a la fluida prosa de Pulido que controla el flujo de las denuncias al sistema sanitario estadounidense que deja a los redneck de la USA profunda sin la sangre suficiente.

Finalmente, con RyP a los lápices, carga de matices a Freddy. Muy cargado, sobrecargado. Mucho más matizado, este Freddy de su nuevo universo logra marcar diferencias con su anterior presencia comiquera.

No tenéis más que mirar el Antes

y el Después.

En resumen, ADLO!, incondicional defensora de Brian Pulido y su «Lady Death» no puede más que alegrarse por su unión con los grandes monstruos.

¿O es que preferíais un post sobre esto?

Mujeres pulidas

Creo que Brian Pulido es un digno seguidor del Maestro Rob!.

No sólo por que empresa que toque, empresa que casca (esa Chaos! que él mismo creó, esa Crossgen en la que metió Lady Death antes de que cascase, y por último esa Avatar que… ¿aún no ha cascado?); no sólo por que la profundidad y estilo de sus guiones sean comparables a lo que pueda escribir un filete de ternera tirado sobre una máquina de escribir.

No señores, no. Puede ser que a Brian le mordiera un Playboy radioactivo de joven, o puede ser que su genio nos sobrepase, pero…

Pulido es un escritor que es fiel a su obra. Y su obra puede resumirse en una frase: «Una chica de gran pechuga y bikini apretao que tiene mucha mala leche».

Veamos su siguiente tanda, publicada en Avatar Press. Varias colecciones, todas con las mismas chicas de pechuga amplia, mirada intensa y actitud lúbrica. El nombre es lo de menos, Belladonas, Chastitys, Unholys o Gypsis y Dixies. El trasfondo también… ¿qué mas dá que una esté en un mundo medieval y la otra en un mundo moderno? ¿Es que los bikinis apretaos no pueden existir en todo el espaciotiempo?

Lo importante aquí son las domingas. Y la cara de mala leche.

También es importante que se mantenga cierto estilo, y más en Avatar, la casa de medio tebeo y mil portadas. Preview cover edition , sultry cover edition, nude cover edition, wakaka-moonga cover edition, bailarinas de jota cover edition… ¡Una editorial conocida por ofrecer los bocetos en diferentes ediciones con cubiertas rare nude silk foil cover! Luego vienen esos que dicen que si un tebeo tiene que tener historia, contar algo, o que se yó. Qué más dará historia, pudiendo tener dos páginas de bocetos inacabados y una rare nude silk foil cover al irrisorio precio de 6 dólares.

La siguiente portada merece un post aparte… Qué ojos… qué angelical mirada… qué anatomía… qué… Eso. Qué.

Ante ustedes, Brian Pulido. Un hombre fiel a su estilo.

Y que conste que no hemos hablado de Lady Death.

Aún.