Las purgas Starlinistas

El lector más reciente posiblemente asociará el nombre de Jim Starlin a un señor mayor que hace cosas con Thanos y con Warlock. Esto es debido a que la historia la escriben los ganadores, que en este momento en nuestro mercado es Panini, que nos inunda por una parte con los clásicos de Warlock y el Capitán Marvel y por otra con tapas duras conteniendo novelas gráficas (y lo que no son novelas gráficas) con Thanos y cosas del Infinito. Pero para lectores más veteranos la primera vez que leímos el nombre de Starlin como reclamo para la compra de un título fue en una de las portadas más molonas que recuerdo de tiempos anteriores a ROB!. Es de esas pocas que al verla se siente la necesidad de comprar el tebeo, traiga lo que traiga, sin saber de qué va, sin importar si es serie regular o limitada. La portada forum del primer número de Dreadstar es de lo más épico que hubo en nuestro mercado en los años ochenta.

dreadstar(nunca un fondo naranja moló tanto)

De hecho, sigo considerando que los cuatro primeros números de aquella serie fueron una caña total, tanto a nivel de la saga espacioperística que se montaba como a nivel de dibujo, que supongo que sería por el hecho de que Starlin dibujó aquellos primeros episodios a un tamaño mayor de lo habitual y con la reducción los detallitos que se marcó en cada viñeta cundían más. Para los episodios siguientes volvió al tamaño más estándar y comenzaron a entrar entintadores, con lo que el cambio en lo gráfico fue bastante marcado.

El caso es que cuando llegaron los Fabulosos Años Noventa, Starlin ya era un autor consagrado. Y como se sabe esos años supusieron un gran espaldarazo para los NUEVOS autores hot que se marcharon a Image a trincar pastos más verde dólar. Pero los autores que ya llevaban un tiempo triunfando se les consideraba parte de la casta y sí querían aprovechar el filón de las obras de autor tuvieron que buscarse la vida con otros sellos. Así, gente como Miller, Mignola, Byrne o Arthur Adams se reunieron con el sello Legend bajo el paraguas de Dark Horse. Pero hubo otros intentos, como el de Bravura en Malibu con gente como Chaykin o Walter Simonson, que fue bajo el que Starlin publicó sus dos miniseries de ‘Breed.

bravura

breed01010
breed0103Esta obra fue publicada en doce grapas por Norma Editorial y aunque nunca se ha reeditado en nuestro país todavía es conseguible por medios legales. Cuenta la historia de Raymond Stoner, un joven que descubre su herencia demoníaca al convertirse en un implacable y musculado ser que descubre por casualidad Elsewhere, una inacabable y casi desierta ciudadela que es un nexo dimensional entre realidades. Allí es instruido por Rachel, una medio demonia de inspiración claramente Starlin (lo extraño es que no aparezca un Alto Señor Papal en toda la saga) que le explica que ellos son híbridos de demonio y humana, pero que los demonios de verdad son muy malos y que ¡ATENCIÓN! cuanta la leyenda que un medio demonio se convertirá en EL ELEGIDO y se alzará contra los demonios y…¿vais suponiendo quién considera Rachel que es EL ELEGIDO?

bred0201

Total, que, años noventa, la saga es un perfecto vehículo para que Starlin plasme un derroche de planos, contraplanos y recontraplanos intercambiables en los que es maestro, y violencia, y persecuciones tanto por nuestro plano como por Elsewhere, contra toda serie de hombres-leon, hombres-pantera, hombres-hipopótamo, y toda serie de trasuntos demonio-alienos de esos que le salen tan bien. Y para probar excesos con el color por ordenador, por supuesto, años noventa. Adversarios salidos del averno cada vez más poderosos que combatía con las manos desnudas o con algún arma de fuego, pero principalmente a machetazos. Y entre una pelea y otra a reponerse con las oportunas botellitas que se trae de una fuente mágica de Elsewhere que cura cualquier mal. La primera miniserie de las cuatro que Starlin anunciaba tener planeadas fueron seis números que aparecieron entre Enero y Junio de 1994. Seis números, seis meses, definitivamente Starlin no sabía ser un autor hot. La segunda miniserie, también con aburrida periodicidad mensual, comenzó en Noviembre de 1994 y a punto estuvo de no poder ser concluida. Esto se debió a la compra de la editorial Malibu por parte de Marvel. La versión oficial fue que les interesaba adquirir el interesante Ultraverso que publicaba la editorial, pero lo que terminó desvelándose es que en realidad lo hicieron para meter en nómina a su equipo de coloristas noventeros. A diferencia de lo que le pasó más tarde a la línea ABC (Tom Strong, Promethea…) de Alan Moore en Wildstorm cuando fue adquirida por DC, Starlin pudo desvincularse de Malibu manteniendo el sello Bravura merced a las buenas gestiones de su abogado, Harris M Miller II, todo un frikazo que hoy en día asesora entre otros, además de a Starlin, a las cosas de Mark Millar en Image. Poca broma con el abogado, que rascando un poco hasta le he encontrado una carta en un correo de Pantera Negra de Jack Kirby reprochando que en ese volumen no concluyeran las tramas pendientes que dejó McGregor en Jungle Action. Todo un continuity cop. Esa miniserie se concluyó, igual que alguna otra como Star Slammers, pero las previstas otras dos miniseries cayeron en el olvido.

Hasta 2011.

En ese tiempo el mercado había ido cambiando. La burbuja de los tebeos había reventado y quedaba patente el riesgo al que se exponían los autores que intentaban embarcarse en la autoedición o la formación de un sello grupal para distribuirse (¿recordáis lo que duró Gorilla Comics?), e Image bajo la excusa de “celebrar la diversidad” paso de ser un reducto exclusivo de estrellas emergentes a un cajón de sastre que se encargaba de distribuir el material de todo aquel que quisiera pagar el peaje de entrada. Por Image habían pasado etapas de Groo, Bone o Strangers in Paradise, de forma que ahí fue donde terminó apareciendo ‘Breed III, serie de siete capítulos (mensuales, claro como le gusta a la Image de ahora) con la que Starlin concluiría la saga. Sí, diecipico años antes hablaba de dos minis, pero a cambio ahora serían siete números.

Seguir pillando aquello pasado tanto tiempo y con nulas garantías de que se viera en castellano me daba muuuucha pereza, pero fue ver en los avances la portada del sexto número y esperar como agua de mayo las solicits del recopilatorio en el Bookdepository ¿os he dicho ya que Elsewhere es un nexo dimensional entre realidades? ¡y con el fondo naranja!

breedstar(de hecho, los demás personajes son también otras creaciones de Starlin para otras editoriales, como Wyrd the Reluctant Warrior o Kid Kosmos)

Se nota mucho en el dibujo que Starlin le puso ganas a esta conclusión. Es de esos autores a los que en los encuadres y el detalle se le notan las ganas. Un poco como cuando Byrne pasa de hacer algo alimenticio para alguna editorial a trabajarse una bien remunerada commission. Todo el cuidado que puso en las miniseries anteriores para trabajarse el paisaje urbanístico de Elsewhere lo traslada ahora también a los interiores de los edificios. Hasta entonces toda la instrucción con Rachel la hacía en una plaza del lugar. Ahora se trae al sitio alguna gente a la que rescata de las garras demoniacas y a Elsewhere se traslada la mayor parte de la acción, en la que con la ayuda de otros paladines traídos de otras realidades del Starlinverso ‘Breed se va enfrentando armado a adversarios cada vez más poderosos hasta la confrontación final con el Gran Enemigo.

jathor9000-0021

Y es en medio de estas escenas de la última serie en la que comprendí la inspiración de la obra de Starlin.

Un autor obsesionado desde muchas obras atrás con la Muerte, con el Poder, con Objetos de Poder capaces de causar Gran Destrucción, y los machetes, y las armas, y hasta las cantimploras curativas. Todo estaba ahí, hasta las cronologías. Una primera parte en 1994, la siguiente en 1995, y después un parón hasta bien entrado el siglo XXI…

Porque como ya he dicho por aquí alguna vez no estoy muy metido en videojuegos y no controlo demasiado lo del Doom

666

…pero cuando ‘Breed esconde a los humanos indefensos en un pasadizo oculto en un pasillo…

jathor9000-0007

…jugué en mis días suficiente al Wolfenstein 3D para pillar el homenaje.

jathor9000-0019

wolf3d

maxresdefault

Tremendo frikazo, Jim. El día menos pensado te encargan los guiones de Contest of Champions o la app que toque. Que no te dejen las Gemas del Infinito cerca.