Tuiteando en febrero

Este mes en mi posteo de autoredifusión de mis tontás en las redes sociales Dylan Dog, Nick Furia y otras petisoperías

…y va y se la liga. Todo tiene explicación: es un tebeo italiano #dylandog42

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

El humor del siglo XX sigue vivo #dylandog235

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

A los guionistas de Dylan Dog unas veces les sale Groucho mejor y otras peor #dylandog235

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

El humor de Groucho #dylandog236

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Su secreto es que siempre está enfadado… ¡pero tiene motivos para ello! #defenders31 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Observaciones con Otro Nombre: 9 de Diciembre de 2004

Tebeos populares… ¿ a buen precio ?

Aleta ediciones ha sacado al mercado español tres colecciones con solera en el panorama italiano: Martin Mystere, Dylan Dog y Nathan Never. Son series de las llamadas populares, entretenimiento a bajo coste. Pero aquí no claro, en este país todo es diferente.

nathannever.jpgMe he encontrado con gente que estaba bastante excitada por el lanzamiento de estas colecciones. Más o menos transmitían la sensación de “estos son los cómics que tanto añoraba, ya era hora que alguien los publicara” Eso sí, anteriormente, esos mismos tebeos no habían vendido una mierda, pero en fin, así son las cosas. Como con el Kane, que ahora resulta que es un éxito de ventas… uy, perdón, ese es el post de dentro de unos días, no adelantemos acontecimientos.

A lo que íbamos, la mejor comparación que le viene como anillo al dedo a estos tebeos son las novelas del oeste de a duro. Aquellas que eran tan finitas, que se devoraban en un tris y que te hacían ir corriendo a cambiarla para seguir devorándolas. Pues eso mismo son los tebeos de Bonelli, muy entretenidos y bien dibujados, un rato de diversión asegurada. Pero poco más, te sacian el hambre un ratito pero no te dejan lleno del todo.

De todas formas eso esta bastante bien, es su función, son tebeos populares no lo olvidemos (porque es imposible olvidarla, constantemente te lo recuerdan en su interior). Ahora solo faltaría que también cumplieran con un pequeño detalle, que los precios también fueran populares, pero ay ay ay, no lo son. Cinco euros por 100 páginas a blanco y negro y tamaño reducido es un precio bastante elevado. ¿ Y sabéis por que es tan caro ? Pues nada más y nada menos que porque el papel es demasiado bueno, demasiado bueno para el blanco y negro. Deberíais ver como chupa la tinta negra el maldito, la deja brillante y reluciente, es para verlo. Pero es una lastima ya que este papel le viene perfecto al color pero que le queda demasiado grande al blanco y negro.

Ya se que esto es quejarse por exceso. Nunca habría que ponerles pegas a las cosas buenas, pero es que el encarecimiento del producto es bastante elevado. Personalmente me gustaría que estas series se vendieran lo mejor posible y que se asentaran definitivamente en nuestras tierras pero a cinco euros me parece complicado que aguanten mucho, ya veremos.

Lo que si es un fallo gordo de verdad es el pixelado del Martin Mystere, es brutal como se notan estas lineas tan sesgadas. Y esto si que no puede ser, las cosas pueden estar bien hechas o demasiado bien hechas, pero mal nunca. Tirón de orejas para Aleta.

Para terminar decir que he notado que con estas colecciones existen fobias y filias muy determinadas. Al que le gusta una le gusta para siempre y lo mismo si la aborrece. En mi caso particular me encanta Nathan Never, al que seguiré por siempre jamas; Dylan Dog así, así, que me lo comprare a ver si me termina convenciendo y a con Martin Mystere no puedo, no me gusta nada. Eso sí, elegid vuestro tebeo y comprad, es caro pero merece la pena.

TAQUYONES

mystere46G.jpg
Este mes de Marzo marca el regreso de Martin Mystère a las librerías españolas de la mano de Aleta. Es por tanto un buen momento para que un Bonellista confeso como el que suscribe continue el relato de su andadura editorial desde allá donde la dejamos la última vez, es decir aquella aventura que llevaba en portada uno de los títulos más adlianos que se han editado por aquí: !NAUTILUS!

nauticus.jpg
Mucho ha llovido desde aquel 2009 y seis tomos más de la serie regular han salido desde entonces. En aquel mismo año apareció un tomo titulado Fantasmas en Malta, una aventura bastante espesa complementada con una segunda aventura que comprendía dos números italianos.
img191.jpg
En los créditos podemos ver claramente la numeración original de los tres episodios contenidos en el volumen, así como la historia del personaje en la editorial, con 37 entregas numeradas y tres especiales: Expediente Excalibur, los Adoradores de Kali y ¡Nautilus!

Ya en 2010, la siguiente entrega, La Cuarta Carabela, marca el retorno a la indepencia editorial de Aleta, como se aprecia en los lomos (arf, cuanto tiempo sin escanear lomos, lo echaba de menos…).

artinmis.jpg
El juntar los lomos (de los tomos) me recuerda también sin necesidad de encontrar dónde diantre olvidé dejé catalogados los tomos anteriores que la idea es que en su parte superior formen en conjunto algo, un texto. Veremos qué tal más adelante. Poco que decir sobre esta entrega más allá de lo que puede verse en los créditos:
img194.jpg
Que el tomo de Expediente Excalibur ahora va después del de Fantasmas en Malta y que hemos pasado de aventuras de 2003 a otras de 1986 y 1992. Esto último es una de las claves de la publicación de Martin Mystère por parte de Aleta: la selección de historias en pos de una cierta unidad temática en cada entrega, aunque haya que recopilar para ello material de épocas diferentes (en este caso tratan sobre cuando Cristobal Colón SPOILER descubrió América SPOILER). Esta estrategia de publicación, junto con la de republicación de las primeras aventuras en forma de packs especiales para ver si alguien repite forman parte de la naturaleza fractal del personaje, de la que veremos en este recorrido otros aspectos. A veces repetidos, lógicamente.

También sirvió esta entrega para convencerme de la buena salud del título en nuestro país; y es que cuando coges una viñeta cualquiera de una de las aventuras…
 

img195.jpg

…y la amplías para clavarla como portada,…

img192.jpg

 

…(como portada doble, por supuesto, no en vano es Novela gráfica)…
img193.jpg

…eso significa que ya tienes de sobra al público ganado y no necesitas esforzarte nada más. Es buena señal.

Mismo año 2010, aparece El Poder del Ídolo, uno de mis preferidos en cuanto a los posibilidades de selección por parte de Aleta del material contenido en cada tomo.
artinmister.jpg
Contiene dos números y pico de 1985 y otro de 2003, que continua la numeración donde quedó el de Fantasmas en Malta (que vuelve a ir después de Expediente Excalibur).
img196.jpg

Aunque en los títulos se lien un poco, Annabel y Annable son el mismo personaje; de hecho dependiendo de vuestra formación lo de Annabel Lee os sonará además de a aventura de Mystère a poema de Poe, a canción de Radio Futura o a fancine del siglo pasado.

La aventura de 1985 va sobre un curioso caso de transmigración de almas, en el que un fornido moreno con cresta mohicana y presumible mala actitud se revela en su modales como una joven y frágil mujercilla de dieciocho años que no comprende por qué ha quedado atrapada en semejante corpachón.

nigro.jpg
Pese a revelarle a Mystère su verdadero nombre y dirección en su población de residencia, no hay ni rastro allá de esa Annabel Lee, como si no hubiera existido. El cambio de cuerpos se revela finalmente como un efecto de una maldición lanzada al negrazo tras haber robado un ídolo a una tribu. Quedó tras aquella aventura la duda sobre de dónde procedía la Annabel Lee que ocupó el cuerpo del fortachón de la cresta. La única pista que tenemos es cuando poco antes de abandonar aquel cuerpo pregunta la fecha y alcanza a decir "Nadie me conocía aquí porque todavía no he na…" y se fue sin terminar la frase. Un mysterio sin resolver.

Y de ahí saltamos a la aventura de 2003, 18 años después…

img197.jpg
…en el que el cuerpo de la joven Annabel Lee se ve poseído por el espíritu de un malhechor. Esto es retomar un cabo suelto como Diso manda, y un aplauso a Aleta por cuando tocaba publicar ese número 260 ponerse a rebuscar las aventuras anteriores con las que ofrecer valor añadido.

Vistas estas piruetas cronológicas, uno puede esperarse cualquier cosa e
n la tercera entrega de 2010, que además completa el texto de los lomos (quedando la duda de cómo seguirá, si con un dibujo o con qué, es la típica cosa que en series cerradas puede quedar bien, pero en las abiertas puede crearte problemas si terminas teniendo más continuidad de la que te esperaba)
 

artinmisterior2.jpg
 
Pero hay que decir que aún así el contenido acreditado en Operación Dorian Grey sorprende.
img198.jpg
 
Soprende al menos hasta que se comprende que han habido no uno sino dos errores a la hora de teclear los números de las aventuras (o parte de ellas) correspondientes. Ya estaba yo cogiendo el calendario perpetuo para ver en que mes y año tocaba la publicación del 642, a ver si en alguna época salía semanal, o hicierone ventos con saltos de numeración o qué.

Y pasamos a 2011 con el tomo de La Tierra que nunca Existió. Un tomo que en apariencia nos despeja la continuidad del motivo de los lomos.

artinmisterior.jpg
 
Nuevamente tres episodios en dos años diferentes, contando en unos una primera aventura y en el otro un regreso tiempo después al mismo escenario.
img199.jpg
Los tomos unitarios más económicos desaparecen de los créditos y encontramos además en el listado la aventura de El Misterio de la Sagrada Familia, publicado en cartoné para continuar la tradición salonera de que cuando un héroe extranjero visita España hay que publicarlo con lujo, y el De repente, una noche, que recopila los tomitos 4 y 5 (con mismo título y portada que el 4).

Esta es además una aventura especial porque es una de las contadas ocasiones en que Martin Mystère visita la ciudad de Londres, por lo que estando en el Bonelliverso es imprescindible hacer una mención al ilustre investigador londinese de las pesadillas, Dylan Dog.

img200.jpg
 
Se hace referencia además a la próxima publicación de un especial con un crossover entre Dog y Mystère ¡mola!

Sin embargo no hubo más material nuevo con el personaje hasta 2013, y se confirma la sensación de que la entrega anterior nunca debió existir.

   img190.jpg      
Pues se descuajeringa el diseño del dibujo lomístico, cosa que no pasaría de haberlo dejado estar ya en la entrega anterior. Ojo con eso, que en la actualidad por algo así se repite una tirada de Sandman.

La naturaleza fractal de esta edición se revela desde la mismísima portada.

img202.jpg
Con ese Mystère que tiene un algo, un nosequé, algo difuso, algo repetido. Reminiscencias posiblemente a aquel hombre pixelado del escrito de la última vez que salió el personaje en este blog.

img20212.jpg
img206.jpg

 

Ese regreso a lo anterior se refleja también en el contenido (material de 1992-1993) y el formato más fino, con menos páginas, como una entrega doble al precio de una triple, como si quisiera retornar gradualmente a su formato original pero manteniendo el precio.
 
img201.jpg
Se acreditan también los volúmenes Maxi Martin Mystère, con los que el lector despistado ha podido ir saciando su hambre del personaje durante los dos años de parón de publicación, que no son otra cosa que agrupaciones de los tomitos anteriores. pero ey, si hace tiempo que los leiste puedes volver a comprarlos y disfrutarlos igual, que conste.

Esta es además una aventura especial porque es una de las contadas ocasiones en que Martin Mystère visita la ciudad de Londres, por lo que estando en el Bonelliverso es imprescindible hacer una mención al ilustre investigador londinese de las pesadillas, Dylan Dog.
 

img203.jpg
Se hace referencia a dos especiales publicados (se entiende que en edición española, pues en todas las demás llamadas de la serie dejan claro que son sobre ediciones italianas si no han visto la luz aquí), pero debí despistármelos yo, vosotros, y los créditos. Será cuestión de buscar bien…

En esta aventura nuestros personajes favoritos se ven implicados en un misterio con asesinato incluido en una sociedad de admiradores de Sherlock Holmes. Cuando en holmesiana situación Mystère cita a los sospechosos en la escena del crimen, uno de ellos se revela como el asesino e intenta huir.

detec001.jpg
 

Pero su carrera se ve frenada por un personaje que observaba entre las sombras.

detec002.jpg
¡El mismísimo Sherlock Holmes, nada menos! no es extraño que se le quede esa cara de sorpresa a…uh…Batman
detect004.jpg

Un momento, por favor, que ha habido un gazapo…

Que es normal que pase algo así de vez en cuando, que tengo por costumbre ordenar los tebeos según la numeración original, y tengo los Mystères desperdigados por todas pa
rtes, que si el 36, que si el 624, que si el..y sin querer he cogido el 572 de Detective Comics de 1987. Mil perdones, no tengáis en cuenta lo que habéis visto, ya habríais notado que aquello no tenía sentido, menuda barbaridad he intentado soltaros…

Ahora sí, esto es lo que pasó de verdad en la aventura, Mystère cita a los sospechosos en la escena del crimen, uno de ellos se revela como el asesino e intenta huir.

Sin título-110101.jpg

Pero su carrera se ve frenada por un personaje que observaba entre las sombras.

img205.jpg

Pero por supuesto ya no es como lo de antes.

      img204.jpg   
Anda que suponer que un Holmes que todavía fumase en pipa podría llegar a centenario. Fantasías de los comic book americanoides, vaya.

Y con esta última aventura nos plantamos ante lo que Aleta tenga a bien ofrecernos esta vez, sea moderno, antiguo o ambas cosas a la vez, todo es posible ¡incluyendo un dibujante español!

Martin Mystère 1 (vol. 3)
Guión: Alfredo Castelli, Luigi Mignacco
Dibujo: César Álvarez Cañete (Zesar)
288 páginas – B/N – rústica
ISBN: 978-84-16074-09-9
PVP: 15,95 euros

Nueva etapa del investigador de lo imposible, con nueva numeración estrenada con dos historias inéditas dibujadas por el dibujante español Zesar.


Y buscando información sobre ese chico, Zesar, aprendo que no es tan chico, pues su edad y lugar de nacimiento varía según la fuente (madrileño de 1933 para wikipedia, valenciano de 1938 para WhakoomTebeosfera, en datos fiables me quedo con los segundos) de manera que supongo que una vez más volverán a tirar de material añejo. Consultando parece que Zesar dibujó cuatro episodios de la serie (números 66, 67, 116 y 117, de 1987 y 1991-92), por lo que es muy posible que tengamos del 50 al 75% de su producción total para el título recopilados en un mismo tomo.

Y viendo de lo que es capaz de hacer este autor, sobre todo lo bien que consigue firmar al revés…

…no puedo terminar de otra manera este texto que gritando:

Aviv Zesar! Aviv Martin Mystère! Aviv Aleta!

Y recomendando el seguimiento de este nuevo tercer volumen ¿tendrá dibujito en los lomos? en pocos años, seguiremos.

Los taquiones del desamor

dylandou.jpg
Creo en el potencial del noveno arte para crear historias que emocionen, pero creo también en que no todas las historias se hicieron para ser contadas y que muchas ni siquiera se cuentan de una manera consciente, por eso me emociona doblemente cuando consigo desenterrar alguna que se encontraba oculta e intuyo lo que pudo suceder. Y desde la estantería los lomos del clásico Dylan Dog de Tiziano Sclavi me estaban esperando para que contase su historia, una de encuentros y desencuentros, de optimismo, de alegría, de juventud, y lo que sucede cuando una relación no funciona.

Empezaste sola, Aleta, empezaste fuerte, segura y coqueta.
 

poreluno.jpg

Se notaba en ti desde buen principio el vigor de la juventud, la ilusión del que comienza.
 

img004.jpg
En aquel lejano 2008, eras una adolescente con potencial, una florecilla con ganas de asomar.

img006.jpg
Te consolidabas con paso firme historia a historia, una joven fuerte y decidida con un plan de publicación cronológica a largo plazo.
img007.jpg
Y la relación cantidad-precio de tus cuatro relatos hiceron que aquella primera aparición tuya nos dejase con ganas de más al concluir su lectura.
img005.jpg

Y en la fecha anunciada volviste, Aleta, pero no venías sola, te acompañaba él.

poreldos.jpg

Seguro que al principio pensaste que juntos seríais felices, Aleta, estoy convencido de que te esforzaste para que fuera así. No dudamos que tu cambio de aspecto, más curvilineo, fue para agasajarle. Pero no dejamos de notar que con él habías cambiado también en otros aspectos. Por ejemplo, se te veía más insegura, con contradicciones.
img008.jpg

Y lo peor de todo, avejentada. Se te veía mayor que en tu primera aparición, como si algo te hubiera hecho madurar más aprisa.

img009.jpg

¿Fue un espejismo, Aleta, una impresión equivocada? eso quisimos suponer, de manera que aguardamos pacientemente a tu siguiente aparición, que también hiciste con él.
poreltres.jpg

Y ahí no hubo duda posible, todos te vimos mucho más vieja. Y nos preocupamos por ti.

img010.jpg
También tú debiste darte cuenta, Aleta, pues al poco le dejaste. Regresaste con el look con el que le atraíste, pero llegaste sola.
poreklcuatro.jpg
Aunque  lo sucedido dejó sus huellas indelebles en tu alma y nunca pudiste volver a ser la de antes.
img011.jpg
Y desde entonces prosigues sola tu camino, Aleta, mostrando con dignidad los estragos del tiempo pasado. Pero cada nueva entrega te coloco en la estantería con la ilusión de que haya algún elemento nuevo que nos cuente que hay algo más en tu vida, y los retrasos en tus publicaciones me tienen en vilo.

dylandou.jpg

Sé que planeas volver con nuevas aventuras, lo has dicho muchas veces, y tantas como lo has dicho lo has tenido que ir posponiendo. Un nuevo volumen, un inicio fresco.

dog5vol.jpg

Mantén si quieres el formato y haz lo que quieras con la numeración, pero tennos al tanto por favor en los lomos de cómo te va. Algunos seguimos tu historia con verdadero interés.

I want your Tex, one more time with feeling

Sergio-Bonelli.jpg

Este señor de arriba que pinta un cuaderno coloreable se llamaba Sergio Bonelli y hacía tebeos. Se ha ido a dar una vuelta con la hermana gótico-siniestra de Destino, pero nos deja en herencia las toneladas de viñetas que produjo para nuestra diversión… aunque seguramente no pudo prever la forma de "divertirnos" que tendríamos en ADLO! Novelti Librari con su vaquero más famoso. Hoy, como forma de respetuoso homenaje, os sugiero repasar nuestra selección de viñetas I Want your Tex

12-01.jpg