No hay quinto malo

-Pues lo suyo sería sacarlo en edición de lujo con extras ¿no?

-No, ya está hecho.

-Pero quiero decir lujo bueno, bueno, con portada de buen material, mayor tamaño, funda a color, materiales extra relacionados con el proceso creativo…

-Te entendimos, pero también está hecho.

-Vaya, pues entonces una edición Absolute.

También.

-¿Y una portada en blanco y negro, que impacte?

Ya se ha hecho también.

-Uff, pues es complicado, pero espera ¿y si lo ponemos como entrega de una colección de antología? así por la inercia vendemos más.

Ya se ha hecho. Dos veces. No, espera, tres.

-(comienzo a entender a los que se drogan para estos trabajos) No pasa nada ¿y si le incluimos un DVD con la historia animada? ¡me vas a venir con que también está hecho?

-Puess…mejor sigue el link.

-Ains. Porque supongo que lo de incluirlo en Black Label…

Por supuesto, la duda ofende.

-Pues se acerca Navidad, y algo tendremos que hacer para que la gente se rasque otra vez el bolsillo…

-¿Qué has dicho?¡espera, esa idea es buena! ¡la compro!

Latinos de antaño

Ya sé, ya sé… ¿cómo hemos acabado aquí?

La existencia del Batman con bigotes a.k.a. Bat-Hombre en realidad no es tan interesante por sí (bueno, un poco sí) como por lo que dice esto de los latinos en los cómics.

Ya, ya sé, habrá una parte de gente que pensará que esto son cosas de la diversidad forzada y blablabla que antes no existía. Así que hoy vamos a hablar de cómics y personajes inexistentes, claro.

Comenzando por el final. Bueno, casi. Porque podríamos ir a 1958. Ahí estaría en el Adventure Comics #250 nada menos que Flecha Verde.

Por supuesto, antes de eso estuvo Anthony Rodriguez, más conocido como Big Words, que debutó en Star Spangled Comics #7 (Abril 1942). Pero que posiblemente os suene más por su grupo, la Newsboy Legion.

¿Que quién es Big Words? Os dejo una página y seguro que lo descubrís.

Se empieza ahí, creado por Simon y Kirby, y se termina siendo padre de Superboy. Estas cosas de los cómics funcionan así.

Pero aún podemos irnos más atrás. Lo más atrás posible. Porque en enero de 1940 tuvo lugar el número uno de Flash Comics que incluía la primera aventura de The Whip.

Y lo primero que supimos de The Whip a.k.a. El Castigo es que es Don Fernando Suarez Rodrigo.

Por supuesto este señor que en absoluto se parece a nadie desapareció para ser sustituido por una versión más moderna, más blanca y con un nombre menos propenso a hacer chistes como es Elwood Gaynor.

Dos de tres tampoco está tan mal.

Y ahora que ya hemos mareado lo suficiente la cosa nos vamos al Batman #56 de diciembre de 1949.

Resulta que el presidente de un país sudamericano quiere tener su propio Batman, supongo que porque sabe que de las formas de intervención estadounidense que te manden a Batman siempre es mejor que un golpe de estado. Al final lo que deciden es que entrene a su propio Batman sindicado: Bat-Hombre. Por supuesto Batman tiene OPINIONES sobre cómo debe de hacer su trabajo:

Sí, El Papagayo es el malo. Qué queréis que os diga. En cualquier caso, acaba encontrando a un sustituto aceptables, que es este:

Y así hemos regresado al principio.

Bueno, sin duda hay otra cosa que habéis notado… ¿Qué? ¿Que es un doble agente a las órdenes de El Papagayo? ¡No, hombre, yo hablaba de EL BIGOTE!

YES, IT’S-A ME BATMARIO!!!

Ah, no, que es mexicano. Bueno, tanto da.

En cuanto al plan… Bueno, Batman lo descubre, el Bat-Hombre muere… ACCIDENTALMENTE y entonces Robin…

Bueno, Robin robinea, claro.

Pero casi mejor porque el plan entero… bueno, os pongo toda la página que se entiende mejor. Incluso que la forma de disfrazarse de Batman es con un bigote postizo. ¡Ah, los (cómics) clásicos que nunca fallan!

Por supuesto el resultado es el esperable, por un lado Batman apresa a los malos. Por el otro…

El Presidente electo muere con una sonrisa en los labios y el nombre de Batman y Robin. Al final las intervenciones norteamericanas siempre terminan igual.

Tanto da, lo importante es que hemos podido comprobar dos cosas fundamentales:

Que ya en la década de los cuarenta había personajes hispanos en DC.

Y que esos tipos con bigote tienen cara de… ahm… de Batman. Sí. Eso.

¡Murciélagos! La historia de Jim Steinman: El Musical

Hoy, a cuenta de nada en absoluto, creo que va tocando que cuente cómo una de las repercusiones del 11S fue acabar con Batman.

¿Qué? ¿Ahora no os gustan los textos que empiezan con el cebo ahí bien reluciente a la vista? De verdad, nunca estáis contentos con nada. Menos mal que no he puesto gifs.

Pues ya veremos cuando mencione a Meat Loaf, Richard Corben, Walter Hill y Bonnie Tyler.

En realidad todo tiene que ver con el auténtico protagonista de nuestro posteo de hoy.

No, no es Batman.

Jim Steinman. Jim Steinman es una leyenda. Es decir, algo que la mayor parte de los que conocieron un día hoy han olvidado o, como mucho, recuerdan como una ensoñación.

Lo más fácil es esperar por Corben, porque uno de los que lo recordaba era PAblo, que apuntaba algo que tenía intención de contar pero, mira, pongo el enlace y termino antes.

Vaaaale. ¿Quién recuerda esta portada?

Pues tienes que saber dos cosas. La primera: ¿Has pedido foto para la revisión de próstata? Porque ya tienes una edad. ¿Qué? No, a las personas sin próstata no hay que decirles nada, ellas recuerdan perfectamente su calendario de citas médicas y no fingen ser aún jóvenes.

La segunda: Esta misma ilustración fue la portada del disco de Jim Steinman.

Eh, si puedes vender algo dos veces claro que lo vas a hacer.

¿Y quién digo que es este señor?

Nacido a finales de los ’40, para finales de los ’60 Steinman estaba empezando ya a trabajar en sus cosas de compositor, productor y todas esas cosas del mundo de la música. Y sí, eso significa lo que pensáis.

Es un melenudo.

Para mediados de los setenta llegó su primer gran momento con la composición, producción y todas esas cosas llega gracias a Meat Loaf, que no es algo que pueda decir mucha gente.

Steinman trabajó junto a Loaf para crear Bat Out of Hell, la canción, el álbum, varias de las canciones del álbum de hecho… Tanto da. Aquello fue un éxito. Su primer gran éxito.

Podría decir que fueron años de mucho trabajo e ideas locas, pero creo que explicarlo es más rápido con recordar que Meat Loaf acabaría haciendo un dueto con Cher.

Ah, los ’80.

No, espera, que sí que fue al principio de los ’80… si es que no te puedes fiar de nadie.

Uno pensaría que a partir de aquí las estrellas y algo de razón tendrá porque lo siguiente que hizo fue crear una canción que lo mismo os suena:

Que en esta nuestra desorganización conviene poner en la versión en las que las letras explican el vídeo, porque el vídeo de Total Eclipse of the Heart de Boonie Tyler es una de esas cosas que merecen explicación de puro ADLiano.

Supongo que pensaréis que a partir de aquí todo para abajo. Pero no. Bueno, no exactamente. Porque coló otra canción en las listas -pero si tengo que explicar quienes eran Air Suply lo mismo no acabamos- pero, sobre todo, porque colaboró con Walter Hill. (Veis, ya están todos los nombres del principios, ya solo falta Batman) Y lo hizo por todo lo grande.

Efectivamente, Nowhere Fast en Calles de Fuego. No sólo esa, también es el responsable de Tonight is What It Means to be Young en la misma película.

¿Significa esto que ya hemos terminado con los nombres propios y vamos al turrón? JAJAJA. ¡Qué va! Porque volvió a hacer equipo con Bonnie Tyler para otra canción que lo mismo os suena. Total, no hemos dejado de oírla en cosas de supes…

Creo que hay tantas versiones de Holding Out For A Hero, sobre todo con supes, que sería difícil elegir otra para… Nah, es broma.

Por supuesto Steinman siguió haciendo cosas. Vamos con un ejemplo claro:

Estoy seguro de que este Hulk Hogan’s Theme Song a.k.a. Real American no os lo esperabais. Normal. Aquello de olvidar a las leyendas es por algo.

Para finales de los ’80 empezó a pensar en adaptar un musical. Por ejemplo, adaptando El fantasma del Paraíso de Brian de Palma. No salió pero él seguía con sus cosas como hacer una canción para Pandora’s Box que acabaría en la película The Shadow.

Para los ’90 hizo lo esperable, colaborar con Meat Loaf en Bat Out of Hell II: Back into Hell. Porque el dinero hay que sacarlo de algún lado.

Para la segunda mitad de los ’90 había logrado trabajar en un musical, pero fue con Sir Andrew Lloyd Webber. Al menos fue para Whistle Down the Wind y no Cats. En cualquier caso, lo de los musicales estaba claro que tenía que suceder. Hizo una primera versión de algo que volvería luego pero, sobre todo, decidió adaptar una película: El baile de los vampiros.

Y ahí demostró que es merecedor de defensa por nuestra organización porque hizo lo que mejor hace cualquier genio: Reciclar.

En realidad todo lo relacionado con este musical (bueno, una parte importante) está ya contado por mí por este otro lado:

Así que vamos a lo importante: Tras el enorme éxito que estaba teniendo en Europa decidieron llevarse el musical a Broadway. Estaban preparándolo a finales de los noventa y, a la vez, Steinman iba preparando su siguiente musical. Porque se le había acercado gente de Warner que estaba en negociaciones con él para ocuparse de… ya sabéis…

Batman.

Sí, por fin hemos llegado a Batman.

Corría el año 1998. En 1997 se había estrenado Batman & Robin así que era lógico que alguien quisiera montar un musical.

No solo eso, Warner siendo Warner era lógico que buscaran que colaborara con un director de musicales a la altura como… ehm… ¿Tim Burton?

Bueno, a ver, podía ser peor. Podría ser Sweeny Todd. Quiero decir… ahm… Steinman estuvo trabajando en el musical de Batman sin parar, a la vez que intentaba sacar adelante el de El baile del vampiro. Es decir, ¿qué podría impedir que fuera un éxito con lo encarrilado que estaba todo?

Ah, sí, el 11S.

Retrasos, rupturas de los contratos, cambios de planes… La apertura del musical bastante después de lo esperado, con muchos más problemas y… bueno… cerrando en poco menos de dos meses. Que parecía que aún había una oportunidad para Batman pero… nopes.

¿Significa esto que no hay por ningún lado rastro del musical de Batman?

A ver, ¿he dicho yo eso?

Steinman decidió compartir con el mundo las canciones que había creado para el ahora olvidado musical. Podéis escucharlas todas en su web. Lamentablemente tiene poco Nananananananana.

Aunque, por supuesto, hubo quien la subió a los tubos.

Había más, por supuesto. Pero esas os las tendréis que escuchar en su web.

Ahora ya hemos llegado al principio. Pero tranquilos, sé que os gusta un final bien rematado, así que aunque no vaya a haber (de momento, cualquier día se olvidarán del musical de Spider-Man… quiero decir, se convertirá en Leyenda) musical de Batman sí puedo deciros que Jim Steinman creó otro musical.

Sí, Bat Out of Hell. Lo que le gusta a este hombre un murciélago no está escrito. Se estrenó en 2017 en Manchester, de ahí al West End, a Australia… fueron varios años pero para 2019 llegó al OffBroadway. Sí, ya estaba otra vez a punto de abrir. De hecho, para 2020 iba a estrenarse en Broadway.

Es decir, ¿qué podría impedir que fuera un éxito con lo encarrilado que estaba todo?

Ah, sí.

Spanish Gothic

Madrid, 2020

Gotham City, 2008

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿HOMENAJE?

Veamos, una es una ciudad corrupta hasta la médula en la que el crimen está descontrolado y los millonarios conducen pasándose por el forro el código de circulación porque se saben impunes.

Gracias a la complicidad de una fiscalia y unas fuerzas y cuerpos de seguridad fieles perros guardianes a sueldo del poder financiero.

Que con algunos delincuentes extreman la mano dura pero sin embargo con otros se muestran curiosa y sospechosamente clementes.

Una urbe de la que se acaba apoderando una figura de la que nadie está seguro de si tiene un retorcido y maquiavélico plan o simplemente es un demente totalmente disfuncional porque lo único que está claro es que quiere desencadenar caos, muerte y destrucción…

...EMPEZANDO POR DEMOLER LA SANIDAD…

Y la otra la ciudad imaginaria en la que transcurren las ficticias aventuras de una querida y afamada serie de animación de los noventa, claro.

¡NADA QUE VER!

Al fin y al cabo no vamos a caer en la madrileñofobia de decir que es un sitio donde la gente hace descarados… ahm… homenajes…

…a tebeos de Garth Ennis de 2017

…¿VERDAD QUE NO?

Colgando en tus manos

Vivimos un dia histórico. Una fecha tantas veces aplazada que muchos pensaron que no la llegaríamos a ver. Estamos en la mañana siguiente al estreno de la película de Los Nuevos Mutantes. Y para celebralo qué otra cosa podíamos hacer en la Novelti Librari…

…que hablar de juguetes vintage.

Porque sí, soy plenamente consciente de que vivimos una Era Dorada de los MuñeFIGURAS DE ACCIÓN. No en vano fué iniciada por McFarlane, sin duda inspirado por la divina presencia personal de ROB! durante sus días en Image. Pero permitidme reivindicar aquellas piezas antiguas, fruto de una tecnología mucho más primitiva, como los posters artículados.

Cierto, visto así no parece gran cosa comparado con una sofisticada figura moderna diseñada por CAD y esculpida y pintada mediante ultra modernas técnicas de reproducción. Pero igual que a menudo un viejuno juego de ordenador de 48 Kb resulta más divertido que una moderna superproducción Triple A de 50 Gb los posters articulados tenían muchas posibilidades.

Al fin y al cabo estaban impresos a tamaño natural, sus brazos tenían la longitud adecuada…

…y hasta se había puesto exquisito cuidado al dibujar la pose de la mano derecha para garantizar horas y horas de diversión.

Se EXACTAMENTE lo que estais pensando, malandrines.

Que por muchas horas de entretenimiento que pudieran ser tarde o temprano llegaría un momento en que las limitadas opciones darían pie a la tan temida y clásica monotonía que inevitablemente derivaría en el aburrimiento y el hastío.

Y es por ello que no mucho tiempo después…

…pudimos disfrutar también de la figura de Wonder Woman, con todas las múltiples posibilidades combinatorias que su adición proporcionaba y cuya idoneidad material ya parece estar comprobando Superman con su mano izquierda.

Y a juzgar por sus cambios de expresión Clark aprueba la novedad.

Bruce ya no tanto ¿eh?

Los chistes de ayer a precios de mañana

Han pasado tantas cosas en estos últimos meses que parece como si Enero fuera hace una eternidad. Parece que ha pasado tanto tiempo como para poder reciclar los chascarrillos y publicar un refrito.

Por ejemplo, ¿se acordará alguien de cuando a principios de año subieron de precio las grapas de Panini? Aparte de los dependientes de las tiendas de tebeos, quiero decir. Diría que sus clientes, pero ya sabemos que para estas cosas el comprador compulsivo tiene mala memoria. ¿Os acordáis de cuando comentábamos la diferencia del relleno que traían las cosas de Panini con las cosas de ECC?

Como ahora estamos en crisis, estas cosas ya no se hacen. Ahora se busca lo barato, lo económico, aquello que le tiene que salir rentable al lector. Nuevos e inexplorados terrenos nos aguardan. Ahora Panini no te cobra a 6 euros 48 páginas.

Te cobra a 10 euros 288 páginas. Junto con Marvel Unlimited, el gran impulso que necesitaban las grapas de Panini para entrar en sintonía con 2020.

Por otra parte, ECC ya no saca tomos gargantuescos de 1160 páginas a 60 pavazos, como hacía antes.

Ahora son solo unas 930 páginas. ¡Pero sale BATMAN!

Y es que los taquiones lo vuelven todo confuso. ¿Marvel YA y Marvel Now no son la misma cosa? ¿ECC no iba a celebrar este año EL AÑO DE LAS MUJERES?

Tantas dudas.

¿Se acordará alguien de este post en el que compara el precio de las nuevas grapas de Panini con otros productos?

¿Podréis hacer el chiste vosotros solos?

Cuando nadie te dice que pares

Ante cuestiones como las que indica el tuit con el que abrimos hoy, creo que hay bastantes cosas que podemos sacar a colación para rellenar hacer un post un día como hoy. Podemos debatir sobre lo mucho que se dijo que Keaton estaba poco menos que arrepentido de su papel como Batman y que por eso había accedido a protagonizar Birdman. Desde entonces, parece que va a aparecer en 3 Universos Fílmicos distintos… suponiendo que la película de Flash vaya a llevarse a cabo antes de que se jubile. Algo tan probable como el estreno de The New Mutants.

Pero precisamente hablando de esta película, no puedo evitar darme cuenta de la necesidad que tiene la industria de agarrarse a lo viejo. ¡Qué incapaces están los grandes estudios para ver las posibilidades de darle salida a nuevas ideas! Sí, vamos a hablar de los Seis Siniestros.

Bueno, o como le gusta decír ahora a los de marketing, “Sinister Six”. Una cantinela que viene de tan largo que casi parece como de otro tiempo, pero que se aviva cada vez que Sony revela que tiene en desarrollo “una nueva película del Universo Spiderman” o para cualquier pequeño guiño en alguna producción a algo que pueda interpretarse como una continuidad entre películas. Vamos, como con el DCEU, pero al revés.

Sin embargo, no podemos decir que esto sea una cosa que solo pasa en las películas. Los Seis Siniestros tienen una larga estela, ya en la publicación impresa, de gente que no sabe cuándo soltar. Creado para el primer Annual de The Amazing Spider-Man, el grupo no pasaba de ser un All-Star de los villanos más destacados creados por Lee y Ditko durante los primeros números del trepamuros. Ni había mucho donde elegir ni la cosa necesitaba una excusa demasiado buena. De hecho, en el cómic no llegamos siquiera a ver un combate del héroe contra el sexteto completo. Solo salen juntos al principio o en esta escena que inspiró después a Ibáñez para hacer Mortadelo y Filemón contra el «Gang» del «Chicharrón».

La idea se queda ahí (tampoco daba para mucho más, dado que son personajes sin ningún propósito común real) y apenas tiene recorrido. Cuando DeFalco monta un nuevo grupo de villanos aliados contra el trepamuros, crea al Sindicato Siniestro, con personajes con unos intereses y motivaciones más similares y, sobre todo, menos entidad propia, lo que hacía que tuviera más sentido reunirlos para crear una cierta amenaza.

Todo va bien para los Seis Siniestros hasta que Michelinie decide revivirlo en los 90, para The Amazing Spider-man 334. ¡Prácticamente 26 años después de la primera aparición del grupo! Es esta agrupación, que dura la friolera de 4 números, la que reivindica el nombre del grupo y le recuerda a Marvel que tenía ahí esa carta guardada. Erik Larsen no se puede resistir, y cuando le dejan al cargo de la cabecera de Spider-Man, tras la marcha de TODD!, decide traer de vuelta al grupo, esta vez decididos a vengarse no del trepamuros sino del Dr. Octopus.

Esto demostraría que el grupo podía reciclarse si se tenía la suficiente cara dura, falta de ideas o ganas de intentar algo nuevo. Tanto es así que para la Segunda Temporada de la serie de dibujos animados de Spiderman (1995) aparecen, renombrados como The Insidious Six.

Pero también en el 95 aparecería en la colección de Spiderman Unlimited escritos por Tom Lyle, un experto en eso de tener pocas ideas y la cara un poco dura. En este caso, tras la muerte por automedicación de plomo de Kraven, que el Hombre de Arena se uniera a los Vengadores y el asesinato de Octopus a manos de Kayne, los tres miembros originales restantes (más el Duende, que había fichado en el cómic de Michelinie) deciden unir fuerzas con el Escarabajo y el Conmocionador (recliclando fichajes del Sindicato Siniestro) y a Scorpia, un claro caso de diversidad forzada introducida por los malvados SJW de Soros.

A estas alturas los Seis (o siete) Siniestros son más un grupo de apoyo de villanos enemistados con otros villanos que una formación destinada a eliminar a Spiderman, algo que volverá a resonar cuando a finales de los 90 Howard Mackie y Byrne reunan de nuevo al grupo para ir contra un renacido Doctor Octopus. Mackie decide ignorar la aparición anterior del grupo,descartar a las nuevas inclusiones (incluyendo al Duende, que es sustituido por Kraven, pero esta vez el hijo) y poner como sexto miembro a Veneno. No, la cosa no tenía mucho sentido.

Es decir, recopilando, que de aparecer una vez en 1964 y no volver a ser mencionados en 25 años, en apenas 10 años tuvimos 4 apariciones del grupo, en distintas encarnaciones. Bueno, muchos os dirán que es que los cómics de los 90 tenían estas cosas y que bajó de los cielos Joe Quesada y desfació todos los entuertos. Y por supuesto, os estarían mintiendo.

En 2005 Mark Millar está escribiendo Spider-Man Marvel Knights en un proceso de cambio de cara radical para varios de los personajes del plantel de villanos de Spiderman. Continuando con lo establecido por Bendis en The Pulse y Jenkins en Spectacular Spiderman, Millar nos trae una historia que culmina con la aparición de unos ¡12 Siniestros! reunidos por Norman Osborn. ¿Qué sentido tiene que Norman retome y reivindique el nombre de un grupo de villanos del que nunca formó parte y que de hecho le excluyó en todas y cada una de sus formaciones? Bueno, pues que MOLA. Y si MARK! ve que mola, él lo pone.

Aquí ya tenemos un poco de despiporre. Tenemos a la mitad del Sindicato Siniestro (Boomerang, Conmocionador, Hydroman), a medio equipo original y a unos cuantos que no tengo muy claro qué pintan ahí y que creo que solo están porque Millar no se sabe 12 villanos de Spiderman. La broma no llega para mucho más.

Slott reciclaría el concepto unos pocos años después como forma de reintroducir a villanos clásicos y poner a Otto de nuevo como líder del grupo y eje central de la villanía arácnida, en preparación de sus planes Superiores. Probablemente hablamos del único caso, desde 1990, en el que los objetivos del equipo se mantienen fieles a los originales del Annual 1. Y por supuesto, la primera vez desde entonces que el líder del grupo es Octavius. Igual tiene algo que ver.

De modo que cuando uno se pregunta qué lleva a Michael Keaton a presentarse como Batman para una película de Flash después de haber parodiado las películas de superhéroes en Birdman, haberse reinventado como villano en Spiderman Homecoming y hacer un cameo de cara a un nuevo universo cinematográfico en Morbius… Yo no puedo dejar de pensar en qué llevó a Adrian Toomes, el Buitre, a unirse a 7 formaciones distintas de los 6 Siniestros, incluyendo varias en cuyo objetivo era liquidar a otros miembros de anteriores equipos con los que volvería a asociarse más adelante. Y entonces me doy cuenta de que Keaton es un puñetero actor de método, y lleva metido en el personaje del Buitre desde hace años. ¡Qué tipo!

Todas las historias de superhéroes tienen un final feliz

-Cotinuamos la historia de la semana pasada del robo del cortacesped de Joe Finnegan. ¿Cuántos años tienes, Joe?
-Ochenta
-Y necesitabas el dinero que ganabas cortando el césped para sobrevivir, ¿verdad, Joe?
-Sí, señora

-La cosa pintaba mal para Joe, hasta que un buen samaritano le ha comprado ¡un cortacésped nuevo!

-Ahora puedo cortar el césped hasta que me muera
-♥♥♥

[Batman: Gothan Nights de Mark Russell y Viktor Bogdanovic]

1, 2, 3, polémica otra vez

Todos sabemos que los taquiones son una cosa importante en esto de los cómics. Que el tiempos es cíclico, caprichoso y que nada volverá a ser como antes hasta que vuelva a ser como antes y podamos volver a prometer que nada volverá a ser… Hay cosas que siempre vuelven, como la Tía May, la muerte del Capitán América, los trajes con bolsillos o las noticias sobre rumores sobre películas de superhéroes.

Por eso, cuando tiras de un rumor para ganar un poco de feedback en Twitter, pueden acusarte de estar copiando una polémica de Enero.

Pero lo que no saben es a qué Enero se refieren realmente.

Más cosas que siempre vuelven, por ejemplo, la prensa criticando a la malvada Disney por corromper las artes, la integridad moral de los autores y los valores mismos de aquello que llamamos Civilización.

Por supuesto, en esta cruzada hay que mantener prietas las filas, no cabe tiempo a criticar si igual solo estamos traduciendo una polémica americana.

Y que no se os ocurra decir que este debate… ya lo tuvimos hace menos de un mes.

En la lucha por la integridad moral de la película 1, 2, 3… Splash no caben disidencias ni matices. O estás con ellos o estás con nosotros. Por supuesto, el tiempo es cíclico y susceptible a reboots y remakes de todo tipo. Quizá recuerden a esta polémica de otras polémicas como: los capítulos de los Simpsons están cortados en Disney +

Cosas que sí que nunca han pasado: Cinemanía comentando que ese mismo estiramiento lleva años produciéndose en las cadenas televisivas españolas, desde FOX a Antena 3, sin que, por lo visto, ni un solo fan se enfurezca. Pero supongo que es lo que tiene traducir artículos de otros sitios, que comentan casos de los países donde se ha escrito la noticia original.

Pero al final, toda esta polémica con el culo de una sirena también sirve para diferenciar a los que tienen poca memoria de los auténticos fans. Porque muchos habremos recordado con esta polémica un asunto anterior pero igualmente controvertido. Una censura imperdonable. Hablamos, obviamente, de cuando DC nos mostró la Batpolla.

Para luego escamotearla vilmente.

Y es que al final, si hay algo que une a Marvel y a DC, si algo puede conciliar a las dos grandes editoriales y a sus respectivos y voraces propietarios, es pensar en los niños. ¿Cuántos años faltan para que alguien en Disney proponga volver al Comics Code?