Todos tenemos un pasado…

Lo que ya no es tan habitual es tener un futuro. ¿Pero pasado? Lo que quieras. Por ejemplo, en ADLO! antes de este vuestro blog tuvimos Nuestra Ya Clásica Lista de Correos. ¿Significa eso que no acabará habiendo un MySpace TikTok de ADLO!? ¡No (necesariamente)! Significa que antes del presente había un pasado. Pongamos como ejemplo ATLAS.

Creo que a estas alturas todos sabemos que Marvel salió de un sitio muy concreto (excepto si somos youtubers, en cuyo caso hay unas posibilidades similares a las que tiene TRUMP! de ganar las elecciones de 2020 de creer que la fundó Stanli con sus manos desnudas y un sueño en su mirada) como es la editorial Atlas. O como dirían en un artículo de los Cuadernos Coloreables: La antigua Atlas Cómics.

En realidad debería comenzar la historia con Timely, que es la primera idea que tuvo la persona realmente responsable de todo el asunto: Martin Goodman.

Goodman era un hijo de emigrantes lituanos que salieron por patas de la Rusia zarista porque allí a los judíos se les tenía cariño relativo. Goodman tendría una vida azarosa (incluyendo historias de vagabundos) pero nosotros vamos a avanzar hasta 1929, que fue un año realmente tranquilo, en el que conocería a Louis Silberkleit. Sí, el co-fundador de Archie, efectivamente. Ambos estaban trabajando en una distribuidora de revistas. Así que estos dos y unos pocos inversores más fundaron un (entramado no muy claro de) empresas que salieron en parte como Columbia Publication (que abandonaría Goodman en 1932) o la Mutual Magazine Distributors o la editorial de Silberkleit Newsstand Publications en la que se dedicaría a la publicación de revistas. Pongamos ejemplos:

Sí, unos aparecen como A STAR MAGAZINE, otros como A RED CIRCLE MAGAZINE. Estas cosas pasan. ¿Qué por qué una empresa iba cambiando el nombre a la editorial, el sello o la empresa? Uy, que se nos hace tarde, ya si eso otro día.

Que Goodman es un visionario no hace falta ni que decirlo, con contaros que en 1937 se iría de luna de miel a un viaje por Europa. De modo que mientras aplicaba su criterio empresarial en los magazines -ya con Silberkleit fuera de la empresa, pero intentar explicar el jaleo empresarial en este periodo requeriría de varios posteos más- que se traducía por: Si algo está teniendo éxito lo copiamos.

Por ejemplo, en 1939 lo que estaba en ascenso era… Ya, bueno, ¡ADEMÁS! En 1939 estaban en ascenso los cómics de Superhéroes. Así que hizo lo que cualquier buen editor haría. Contratar un packager.

Según a quién leas fue Frank Torpey el que convenció a Goodman de publicar cómics o Goodman el que pensó en lanzarse y contacto con la gente de Funnies Inc. La idea era probar a sacar un cómic con algún nombre con potencial, a ver qué tal iba..

Salió bien. Tan bien que Goodman hizo lo esperable en un empresario de su categoría. Ofrecerle a uno de los miembros de la empresa que tenía contratada que se fuera a trabajar para él. Y así aparece Timely y su primer empleado contratado: Joe Simon. Simon junto con un freelancista llamado Jack Kirby crearon uno de esos personajes patrióticos. Luego contrataron a un entintador, Syd Shores. Luego el entintador y el dibujante se largaron. Y entonces pasó otro de esos momentos de cualquier empresa seria. El jefe dijo: Bueno, esto lo puede hacer el primo de mi mujer.

Claro que también decidió que para qué mantener el nombre de la editorial si podía usarla directamente de la compañía de distribución que era suya: Atlas News Company.

Total, que con el primo de su mujer y el nombre de Atlas ya podían dedicarse a la filosofía empresarial de Goodman:

¿Parecidos razonables? ¿Qué parecidos? Yo solo voto taquiones. Por suerte también tenían cabeceras que podían haber salido de cualquier lado.

Y, por supuesto, algunas que… evolucionaron.

Aunque es cierto que algunas cabeceras fueron reaprovechadas más tarde…

…y de Riot hablaremos otro día, sí.

Ah, sí, no he puesto del oeste porque con eso tenemos para llenar otro blog, pero os hacéis a la idea. Sobre todo porque, siguiendo las ideas de Goodman, si algo no funcionaba era reemplazado por otro título… tuviera que ver o no. El Li’l Willie Comics de Timely pasaría a convertirse en Crime Cases Comics. Justice recogería la numeración de Wacky Duck, Joker daría paso a Adventures into Terror (muy lógico visto ahora), y la caída de ventas de los superhéroes llevaría a que títulos de Timely como The Human Torch o Young Allies acabaran convertidos en Love Tales y Hedy of Hollywood Comics respectivamente.

Que, en realidad, no debería de sorprendernos tantos porque estamos hablando del tipo que cuando se olió en Timely que había negocio no dudó en combinar un personaje bien conocido de la editorial en un género que estaba a tope:

Pero esa, de nuevo, es otra historia.

Lo importante aquí es demostrar que siempre hay que tener un ojo en nuestras acciones pasadas, por lo que puedan suponer en el futuro.

Por ejemplo, Goodman vio a principios de los ’60 que los supes volvían a moverse y le dijo al primo de su mujer que se pusiera a ello. Un par de años después y siguiendo esta lógica empresarial suya de abrir y cerrar muchas empresas decidió venderla, venderle la (ahora sí) Marvel a la Perfect Film & Chemical Corporation demostraba tanto que creía en un futuro en los Film para la editorial de cómic como que los juegos de las corporaciones siempre han sido un poco difíciles de explicar.

Eso sí, luego volvería a montar una editorial llamada Atlas. Pero esa es otra historia, porque el que lo hiciera cuando no pillaron a su hijo Chip para dirigir Marvel son malas lenguas, ¡si el nunca había usado el nepotismo! Además, ¿una editorial que se basa en pagar bien a sus colaboradores y darles derechos de autor? ¡Cómo se nota que no había ahí un visionario creador para decirle cómo funcionaban las cosas! Un adelantado a su tiempo era este Goodman.

Pero volvamos a lo importante: Nuestra ya clásica lista de correo. Todo esto venía a que… hum

He olvidado a qué venía esto.

Bueno, seguro que MA lo recuerda. Tanto da.

Lo importante es que os quedéis con esto:

¡Vigilad vuestro pasado!

(Y los procesos de votación. Pero eso, de nuevo, será historia para otro día)

Los cómics de antes sí que eran buenos (IV)

El veranito siempre nos da tiempo para encontrar maravillas escondidas en nuestra siempre creciente pila de lectura. Joyas escondidas entre les tebeos que vamos acumulando a lo largo del año a la espera de ese período de asueto en el que aprovechamos para dedicarnos con fruición a deleitarnos con nuestro amor al medio del cómic. Eso me ha pasado a mí este año al encontrarme, entre todo el montón de cómics, con el TPB de Atlas: The Uranian.

portada.jpg
 

Un paperback que contiene la miniserie del mismo nombre publicada por Marvel. Claro que no es la miniserie la joyita escondida de la que hoy os quiero hablar. Porque, como la miniserie son tres números con los que la Marvel no puede justificar los 20$ que cuesta el tomete, la Casa de las Ideas tiene a bien obsequiarnos con una reedición de varios tebeos protagonizados por el personaje protagonista, El Uraniano, antes conocido como Marvel Boy.

port50.jpg

Una pequeña colección de tebeos de los años 50 que nos permiten admirar como eran de GENIALES los tebeos en aquella gloriosa época perdida. Todos y cada uno de estos tebeos son un placer absoluto, pero la historia del Marvel Boy #1, que constituye la primera aparición del personaje, tiene sin lugar a dudas una relevancia especial.

La histotia comienza con un misterio, para atar al lector al tebeo desde el primer momento. En el Atlántico Sur, entre maremotos, olas y demás cataclismos marinos, todo un continente emerge desde las profundidades del mar…

 

v5p1.jpg v6p1.jpg

…atrapando en su superficie un barco pirata que pasaba por ahí, capitaneado por un personaje peculiar y ciertamente ominoso, el Conde Varron, quien no duda en reclamar los derechos de descubrimiento para proclamarse dueño del nuevo continente, así como de los recursos naturales y demás tesoros que pudiera contener.

 

v1p3.jpg

Evidentemente, la aparición del nuevo continente y la declaración del Conde Varron se transforma en un flash informativo que no sólo da la vuelta al mundo…
 

v5p2.jpg

…sino que llega hasta el mismísimo Urano, donde el evento preocupa en demasía a Matthew Grayson, un científico que desapareció misteriosamente de nuestro mundo en 1934. 

v3p4.jpg v5p4.jpg

El profesor Grayson no duda en convocar ante sí a su aguerrido, apuesto y valiente (porque hay que tener valor para lucir esa combinación de slip paquetón y capa) hijo Bob, aunque ello suponga prescindir dolorosamente de la presencia de su estimado Denga.

v6p4.jpg

Y sí, Denga lleva falda. Y es que este tebeo de los años 50 es tremendamente avanzado en el terreno de la libertad sexual, al menos para los estándares de la época. Como os he dicho, este tebeo rescatado por la Marvel es una auténtica obra de arte que debería estar en todos los museos del cómic habidos y por haber.

Es en este momento cuando los autores del cómic, el dibujante Russ Heath y un guionista cuyo nombre se ha perdido en el limbo del tiempo, tienen a bien contarnos el origen de nuestro protagonista, Bob Grayson, un hombre cuya historia comienza cuando su padre, espeluznado por la violencia del tiempo de entreguerra y acongojado por la defunción de su esposa y su hija en uno de los rifirafes entre nazis y aliados, decide hacer lo que cualquier padre de familia sensato haría en tiempo de guerra: construir un cohete, meterse en él con su hijo y lanzarse al espacio. Y dicho y hecho. En un arrebato de autosuficiencia digno de la mentalidad de los tiempos del bueno de Ike, el buen profesor Grayson se monta su propio cohete ÉL SOLITO y abandona el planeta sumergido en belicismo…

v6p5.jpg

…sólo para llegar hasta Urano, donde la visión de sus habitantes le hace exclamar "Esto es como un sueño".

v2p6.jpg

…Y es que la visión de un mundo los hombres llevan falda animan profundamente al bueno del profesor Grayson hasta el punto de saber que ha llegado al sitio al que llamará hogar. Resulta admirable la valentía con la que los autores nos narran abiertamente una salida del armario, a pesar de la que le estaba cayendo a mundillo del cómic a principios de los 50, que cuatro años después el fatídico Dr. Wertham aprovecharía para vender un montonaco de libros y hacerse imprescindible en cualquier tertulia radiofónica (para nuestros lectores más jóvenes, haremos una analogía que puedan entender: como la Esteban). 

Siguiendo con la historia, el profesor Grayson está preocupado porque la aparición del nuevo continente pueda crear una nueva guerra mundial, como aquella de la que huyó,  provocada por el interésde los diferentes países en las riquezas recién aparecidas. Y ni corto ni perezoso, demuestra su valentía. ¿Volviendo al planeta a poner paz? No, porque él está ya muy viejo para aguantar un viaje tan cansino…

v4p6.jpg

…así que decide enviar a su hijo. No sin antes protegerlo con el arma más potente del arsenal uraniano…
v2p7.jpg
…una linterna. Así es cómo el profesor Bob Grayson contempla como su  hijo emprende viaje por primera vez hacia el planeta de sus ascentros, mientras es consolado por Denga.
 
v7p7.jpg
Y es que en la Tierra las cosas no van mejor. El Conde Varron se nos revela como un alma torturada, un apátrida, una víctima de las dos guerras mundiales que azotaron Europa. En otras palabras, se nos revela como… ¡¡¡¡¡un bosnio!!!!!
v2p8.jpg

Los hombres de Varron reciben al bueno de Bob como es de esperar en hombres que se han criado entre el terror y la desconfianza de los tiempos de guerra: a tiros…

v6p8.jpg
No dejando más remedio a nuestro protagonista a defenderse con su arma-prodigiosa-linterna, un arma que ciega, pero sólo porque somete a sus víctimas a Radiación Atómica. 
 
v1p9.jpg     v3p9.jpg

Y es que los Uranianos, y nuestro Marvel Boy en particular, conocen la verdad sobre la inocuidad de la radiación atómica, más allá de las extremistas falacias con las que los ecologistas y demás izquierdistas intentan asustarnos incluso a día de hoy.

Tras neutralizar a los hombres de Varron, Marvel Boy decide dejarlos sueltos mientras él busca al bosnio Conde Varron. Pero por el camino se encuentra con los auténticos dueños del continente ahora llamado Varronlandia. Unos simpáticos y afables seres acuáticos masculinos que comparten con los uranianos la afición por acariciarse entre ellos y el gusto por los shorts muy cortos y ajustados, y con los que nuestro protagonista siente una afección inmediata.
 

v67p9.jpg

Pero Varron no está dispuesto a dejar que estos seres desviados le arrebaten su nueva fortuna. Y es que esta es una historia trascendente, que nos habla de avaricia, de violencia… y muerte.
 

v6p10.jpg
Varron hasta incluso llega al extremo de coger como rehén a uno de los paisanos del continente. Y es el momento en el que los autores introducen al único personaje femenino del tebeo, que se limita a ser retenida y salir corriendo…
 
v34p11.jpg
…en lo que constituye una crítica al papel residual que en los medios se dedicaba a la mujer. Una vez más, un ejemplo de cómo nos encontramos ante dos mentes preclaras y avanzadas a la moral de la época.

Aterrorizados por la violencia que plaga el mundo de la superficie, los paisanos deciden volver a sus grutas y esconderse de los humanos. Y ni un minuto demasiado tarde, ya que (un poco porque sí) ése es el preciso instante que elige el continente para resquebrajarse y volverse a hundir en la profundidades del océano…
 

v4p12.jpg
… repartiendo justicia divina y mal karma a los malvados, ahogados algunos en su propia locura…
 
v5p12.jpg
…y dejando sólo el tiempo y el espacio justos para que nuestro héroe Bob, ya a solas, pueda hacer su oportuna reflexión moral, de profundo calado moral y estético…
 
v6p12.jpg
Y así acaba esta auténtica obra de arte. Una muestra del trabajo audaz, progresista, ocurrente, compleja y con una profunda carga moral que realizaban numerosos artistas del cómic en los años 50. Un trabajo desgraciadamente olvidado e infravalorado en la actualidad y que desde este humilde atril no dejaremos de reinvidicar. Por vosotros y por las generaciones venideras. En honor a estos próceres, entonad conmigo un potente…

 


¡¡¡AVIV LEVRAM YOB:EHT NAINARU!!!
¡¡¡¡ AVIV SURR HTAEH !!!!
¡¡¡¡ AVIV OMINÓNA !!!!