Encuentre las ocho diferencias

Image Hosted by ImageShack.us

Lo que sostiene Don Depresor es el Cómo convertirse en un hijo de puta de Mauro Entrialgo editado por Astiberri. Gracias a su ingenioso sistema de portada con letras troqueladas, el azar puede conseguir que la edición tenga un total de 2x2x2x2x2x2x2x2=256 portadas distintas. Sí, portadas múltiples, la perdición del coleccionista (a la vista está que yo mismo me tuve que comprar dos ejemplares). Y por si fuera poco, con las letritas que se van desprendiendo de la portada se puede formar la muy adliana expresión «PHUTAPHUTAPHUTA». A ver quién da más

Putos listillos

Me han dicho que les han contado que…

Me sé de buenas fuentes que…

Podemos variar un poco las frases pero todas van en la misma dirección. El asunto Planeta-Panini (y otros) ha demostrado que en el fondo todos somos unos putos listillos. Lo sabemos todo «que sí, tío, que me lo ha dicho un contacto con el dueño de la tienda TAL que trabaja con la distribuidora CUAL y se lo ha comentado el editor PICUAL«.

«Que Alejandro se va a BLABLA, a Jaime lo mandan a BLEBLE, a Jesús lo nombran BLIBLI y TJ se va al tejado«.

«Planeta va a comprar Norma, con ese dinero Norma comprará Dolmen, Astiberri y La Factoría y sacarán una nueva revista fusión de Trama, Dolmen y Nemo, entre otras cosas raras que no venderán una mierda, freaks saliendo fuera de fecha o mal editadas«

«Qué dices… no tienes ni puta idea (otra frase de listillo): el Trama, desde que lo va a dirigir la chica esta que no sabía que es un fill-in pero que está muy bien co-dirigida desde la sombra por un intimísimo amigo, piensan ampliar los contenidos a cine, música, videojuegos, recetas de cocina, incluso las reseñas las harán más cortas como la competencia…«

Y así hasta el infinito.

Luego la gente lee estas cosas, va a la tienda de tebeos de su ciudad (suponiendo que haya tienda) y las suelta con la misma credibilidad de un periódico cualquiera.
Otros editores se cabrearán porque soltamos las cosas como cotillas desinformados, cuando seguramente su teléfono ha estado ardiendo en estas últimos semanas para estar a la última (e incluso colocar su currículum).

Como dijo alguien con el «Don» delante en un foro de la cárcel de papel, si las editoriales no nos respetan ni cuentan con nosotros para informar de sus cambios, tenemos cancha abierta para especular, rumorear e incluso inventar.

Los putos listillos somos así. ¿Qué no nos lo cuentan? Pues ahora creamos el bulo, y si ya existe lo adornamos adecuadamente (pero siempre para tocar los cojones).

Y aquí tenemos la nueva Trama, sin cine (casi), sin música (menos mal) y sin recetas de cocina (una pena). Y con muy buena pinta y una preciosa portada.
Aunque… bah, también dicen que no va a llegar a febrero. ¿Será otro fill-in?