Mundo Adliano (III): Antena 3

Seguimos con nuestro personal tutorial sobre lo que es adliano, hoy centrándonos en la parrilla televisiva y las joyas que atesora. Y es que todas las cadenas de televisión atesoran auténticas maravillas de lo adliano, ejemplos de cómo la palabra de ROB! trasciende no sólo fronteras y géneros, sino también medios. Otro día nos centraremos en lo que nos ofrecen otras cadenas, pero a continuación os daré algunas pistas de donde tenéis que buscar en la parrilla de Antena 3 si queréis encontrar lo adliano, y lo haremos repasando la  GENIAL! programación veraniega que nos ha ofrecido la cadena.

Empecemos. Los lunes por la noche, todo aquel telespectador avezado en las lides televisivas tenía una cita con un concurso de calidad: ¿Sabes más que un niño de primaria? Este programa es un ejemplo de cómo conseguir que una idea mediocre (someter a concursantes adultos a preguntas sacadas de libros de primaria delante de un grupo de críos empollones para que la humillación sea más completa) se convierta en un programa GENIAL! Gran parte de ello lo consigue el presentador, el insigne Ramón García (recordemos: ni más ni menos el hombre que se atrevió a gritar «Feliz 2005» delante de la muchedumbre apiñada en la Puerta del Sol). Cualquier cosa, con Ramón García al frente, incluso sin capa, ya tiene un nada despreciable sabor a adliano que tira para atrás. Los niños sapientines y su ropa de El Niño también ayudan lo suyo (de hecho, algunos juzgados españoles se plantean considerar el ver el programa como un atenuante del delito de asesinato de niños). Pero lo que realmente hace de este un programa altamente recomendable por nuestra organización es un invento de Antena 3. En efecto, amiguitos, estoy hablando del ANTI-CÁSTING.

Algunos os preguntaréis qué es eso del ANTI-CÁSTING. Pues es el conjunto de normas y recomendaciones que siguen los redactores de Antena 3 para elegir participantes en sus programas. Y si habéis visto alguna vez alguno de los Diarios Vespertinos, ya sabéis cómo funciona la cosa. En el apartado de los concursos, la cosa funciona más o menos como sigue: le hacen una batería de 10 preguntas al castineado y, si éste entiende las palabras que la forman, queda eliminado y no participa en el concurso. Puede parecer un método peculiar, pero da unos excelentes resultados, como cualquiera puede comprobar en el otro concurso de la casa, La Ruleta de la Suerte, un auténtico festival del ANTI-CÁSTING en todo su esplendor. En cualquier caso, el ANTI-CÁSTING funciona en ¿Sabes más… a las mil maravillas, si bien con una pequeña variante. Y es que a los creadores del programa les priva ver a un fisioterapeuta dudar ante una pregunta de anatomía, o a un licenciado en Historia de Arte no reconocer un cuadro de Picasso (de este elemento no tengo imágenes, pero creedme, es verídico).

Que conste, eso sí, que España no es el único país donde este concurso supera las barreras de la genialidad. Para muestra, un botón:

  

Pasemos al martes y, con él, a otro de los platos fuertes de la programación de Antena 3: las series de producción propia. Si títulos como Física y Química, El Síndrome de Ulises, Lex o Los Hombres de Paco ya nos habían obnubilado por su atinada descripción de la sociedad española, por la calidad de sus interpretaciones, por la calidad atemporal de sus historias y por la solidez de sus diálogos, este verano se ha unido a ellas un nuevo clásico moderno: 700 euros, diario secreto de una call girl. Una serie en la que la plantilla de Antena 3 se ha volcado, dejándose los cuernos en producir una serie de calidad y muy muy original en todos los aspectos…

secretdiary.jpg

…sobre una tía que cuando deja a su novio, éste le marca la cara y, para pagarse la estética, no le queda más remedio que ponerse en manos de un chulo de lujo (ni más ni menos que Toni Cantó, qué puede ser más genial). Una gran historia donde prevalecen los ideales de superación que hacen grande al espíritu humano: si hace falta, para salir adelante me meto a puta. Y más si estamos hablando de algo tan importante como es mi cara. Y más si cobro 700 euros el clavo. El resto de la serie ya podéis imaginar por donde tira: las otras putas, la familia de la chica, la familia del exnovio, formando una red de historias apasionantes y tan profundas como la de su protagonista. Pero lo que realmente me ha impactado sobre la serie es cómo Antena 3 ha apoyado su lanzamiento, con promos a todas horas. Promos como estas…

 

…que han generado interesantísimas conversaciones en las otrora aburridas sobremesas estivales de nuestro país. Como por ejemplo, la ocasión en la que durante un intermedio de los Simpson pasaron la promo y mi sobrino de 10 años me preguntó que por qué se agachaba la chica delante de ese señor. Lo cual dio pie a una agradable disertación en la que mi sobrino aprendió muchas cosas sobre el mundo. En cualquier caso, para evitar este tipo de situaciones en familias no tan liberales como la mía, quizás no sería mala idea que Antena 3 hubiera tenido aún más cuidado con la promo, poniendo un subtítulo en ese momento con el texto «AHORA LE VA A COMER EL NABO». De esta forma, nos evitaríamos que los niños hicieran preguntas… difíciles de contestar para algunos padres. 

El miércoles echan una peli. Así que pasamos de él, pero no sin aprovechar para comentar la otra producción nacional que ha estrenado este verano la cadena, Lalola. Una comedia diaria donde un tío es transformado en una mujer. Ver a Marina Gatell intentando andar como una tía piensa que tiene que andar un tío ha sido uno de los momentos definitivos del verano. Ver como después de setenta episodios sigue haciéndolo igual resulta… espeluznante… y GENIAL! al mismo tiempo. Tampoco os podéis perder esta gran serie sobretodo si, como yo, sois fans de las pelucas. Porque en esta serie todas llevan unos pelucones de impresíón, oigan. Todo un puntazo para los más fetichistas del lugar.

Los jueves de verano han estado echando Rex. Sí, ya sé que es realmente sorprendenete que una cadena ose echar Rex en prime-time. Pero es que eso es lo que me gusta de Antena 3, su valentía y arrojo a la hora de programar. Me imagino la conversación entre los responsables de programación de la cadena…

Programador de la noche: Oye, pisha, que tengo un agujero por tapar los jueves por la noche en verano y no sé qué coño echar.

Programador de la tarde: Pues echa Rex.

Programador de la noche: ¿Rex? ¿Lo del chucho alemán que además es pastor alemán? Joer macho, ¿cómo voy a echar eso en el prime? Me van a correr a gorrazos hasta la puerta del Inem y además, mi cuñado se va a reír de mí.

Programador de la tarde: Mira, tío, a mí no me cuentes tu vida. Yo, cada vez que tengo un hueco por cubrir en un festivo, o un domingo, lo que hago es echar Rex y punto en boca. Y nadie me ha dicho nunca nada. Tú me has hecho un comentario y yo te he dicho lo que yo hago. ¿Que te gusta? Bien ¿Que no te gusta? Pues también. Pero no me cuentes tus rollos, que yo, con pringar aquí para pagarme la hipoteca, ya tengo bastante.

Aunque lo realmente adliano de todo esto es que el condenado tuso haya sido líder de audiencia  en la franja nocturna siquiera por unas semanas… ¡¡Bien por Rex!!

Si seguimos el resto de la semana, nos encontramos con cosas ya conocidas, así que no me extenderé demasiado. Tan sólo recordaros la genialidad de ¿Dónde Estás, Corazón? Con momentos como aquel en el que un tío disfrazado de ninja enseñaba a la audiencia española donde estaba exactamente el punto G…

 

…¿qué más podemos decir sobre este programa? Verlo es toda una experiencia, nadie debería perdérselo, bla, bla, bla… Podría pasarme horas y horas y horas hablando de la calidad humana e intelectual de sus invitados, de la bonhomía de los periodistas colaboradores y del reguero de baba que deja Mariñas cada vez que se le pone delante Cantizano. Pero la auténtica GENIALIDAD del programa es fichar a Ximo Rovira para las vacaciones. Ximo Rovira, ese valenciano de pro que a medida que pasan los años va reflejando en su físico al típico hombre valenciano de toda la vida de Dios, ese que, parafraseando a Lizondo, tiene cuerpo de buñuelo, es uno de los grandes presentadores olvidados de nuestros país, junto con aquel otro al que pillaron con los vídeos de sus hazañas con una niña de 16 añitos (y es que la culpa es de los padres, que las visten como…). Pero, a lo que iba, que se me va la olla. Ximo Rovira es ese gran hombre que acerca Valencia al resto de España enseñándoles… ¡hasta dónde podemos llegar los valencianos! Aprovecho para decir que me parece una vergüenza que a este hombre no se le dé el reconocimiento que merece en su propia tierra, y propongo que a esa cosa nueva que hay en Valencia asfaltada entre dos vallas y que algunos dicen que es un circuito urbano de Fórmula 1, se le ponga el nombre de tan insigne prócer valenciano. El año que viene: ¡¡¡Gran Premio Ximo Rovira de Fórmula 1!!!

 

Los sábados, la programación infantil llega a la noche con la emisión de una película en Cinematrix. Ya sabéis que en Antena 3, todo lo que acabe en Trix está dirigido al público infantil, y es que el título del programa no hace referencia a Matrix, no, sino al programa infantil de la cadena, Megatrix, desde el cual aquella triunfita de la primera edición nos enseñó a todos los españoles lo que hacía falta tener para presentar un programa en televisón.

nataliia.jpg

 Concretamente, dos. Pero volviendo con Cinematrix, es un programa tanque donde en Antena 3 aprovechan para poner pelis infantiles. De hecho, este verano han aprovechado para poner las pelis de Star Wars para que los niños no se aburran un sábado de verano. De hecho, ¿a qué no sabéis quién era el patrocinador de la semana pasada?

 

En efecto, chavalotes. Cada media hora, un corte publicitario y un pequeño extracto de este anuncio. Sí, precisamente ése momento en el que esa chica se corre al ritmo de platillos, sí. Durante toda la peli de Cinematrix, sí. Entre eso y las promos de 700 euros, debo confesar que no pude evitar ponerme a aplaudir en la soledad del salón de mi casa al ver la seriedad con la que Antena 3 se ha echado a las espaldas la responsabilidad de mejorar la educación sexual de nuestros niños. ¡Gracias! Ojalá el resto de medios de comunicación fueran tan responsables como Antena 3.

En cuanto al domingo… Confieso que no sé qué hacen los domingos. Me juego el cuello a que hacen algún programa original e innovador, algo atípico, diferente a lo que se ve el resto de días en la cadena. Y es que Antena 3 es una cadena innovadora, con ganas de experimentar. Pero no lo sé, porque yo los domingos de este verano veo Jekyll, sorry.

Y con esto acabo el post. Que ya está bien. Próximamente, más entregas en las que seguiremos buscando lo adliano por otros lugares de nuestro entorno pero lejos del mundillo friqui. Aguantad hasta la próxima. Y agradecedme que hoy no haya llamado mojama al cadáver de la esposa de ningún atleta, que en el fondo hay que ver que quejicas sois.