Leyenda Urbana

Cuenta la leyenda que hace unos días en una región principesca del norte del país se celebró un salón del cómic.
Se cree que a dicho salón asistieron este año un montón de invitados de postín y la gente, entre susurros, comenta que la asistencia de autores españoles invitados fue mucho mayor que la de autores extranjeros.
Los más valientes se atreven a decir (eso sí, en voz baja) que tienen un primo que conoce a un amigo que dice que le ha contado que se podían vistar dos exposiciones de originales durante los días en los que se celebró el evento.
Los rumores sobre esta reunión clandestina van desde la concesión de unos prestigiosos galardones, que muchos de los autores son entrevistados en la prensa regional, que se hicieron presentaciones de novedades editoriales o que se celebró un concurso de historieta.

Evidentemente todo lo arriba expuesto no es verdad.

En un mundo globalizado es imposible que un salón de estas características pase desapercibido para las revistas especializadas que desde su independencia y vocación informativa seguro que le prestarían, a priori, su merecida atención si la noticia fuera cierta y a posteriori, gracias a Diso, no se hacen eco de rumores y sólo publican noticias contrastadas por lo que no veremos falsas crónicas.
La inmediatez de Internet habría permitido que diversos foros se llenaran de mensajes ensalzando a los invitados, alabando las exposiciones y comentando lo dicho en las charlas por los autores.
Incluso, seguramente, los críticos se habrían congratulado de la apuesta de la organización por reivindicar el nombre y los méritos de algunos autores pioneros pero olvidados por nuestra frágil memoria.

En fín, es una pena que esta leyenda urbana no sea una realidad.
De todas maneras aquí abajo os dejo unos links que hacen refernencia a este cuento de hadas. Lamentablemente sólo hacen una escueta mención entre las noticias de la muerte de Steve Urkel de una sobre dosis de heroina, que el niño judío de «Aquellos Maravillosos Años» es Marilyn Manson y que en las cloacas de Nueva York existe una colonia de cocodrilos albinos gigantes asesinos que son descendientes de las lagartijas que tiraba la gente por el retrete.

InauguraciónPaul SmithNorm BreyfoglePauGiancarlo BerardiPurita CamposDibujantes AsturianosBruce JonesGuillermo MordilloClausura y Premios

Los Masmorros

Cuando editó Lapinot, Planeta se saltó un álbum.

Entre Slaloms (tomo 0 de la serie original) y Coscorrones (tomo 2) debían haber editado Blacktown, pero no lo hicieron, según la contestación del bot, por falta de materiales de reproducción, siendo esta la excusa tipificada número sopocientos de la que ya se habló aquí y que no vale la pena volver a discutir. Con lo fácil que sería admitir que publicaron uno y después dijeron al becario «chaval, dame los fotolitos del segundo del conejo«.

Sea por lo que fuera, el caso es que Planeta recibió en su día desaprobaciones y rechazos por este error. Bueno, tampoco hay que exagerar, que la comprábamos cinco mal contados y muy pocos se dieron cuenta. Pero tampoco hacía falta haber comprado el tebeo, cualquier razón es buena para que cualquiera se cague en Planeta. Son el monopolio, la causa de todos los males, poco menos que el Anticristo. Lo que no impide que les sigamos comprando, por supuesto. Saben hacerse imprescindibles, los malditos. Es como el imperialismo yanqui y el Previews, se puede renegar de uno y depender del otro sin perder la coherencia. Cosas.

Sin embargo, Norma anuncia dos entregas de La Mazmorra Monstruos y nos cagamos de gusto. Oh, la la, se mañific, de la bon ban desiné. Pero si uno tiene el tic de los tebeos americanos de mirar los créditos del principio, observará que las dos entregas que Norma ha publicado corresponden a los tomos 5 y 7 de la serie original. Se han comido por tanto:

1.- Jean-Jean la Terreur (nivel 4), dibujos de Mazan.

2.- Le géant qui pleure (nivel 4), dibujos de JC Menu.

3.- La carte majeure (nivel 103), dibujo de Andreas.

4.- Le noir seigneur (nivel 103), dibujo de Blanquet.

6.- Du ramdam chez les brasseurs (nivel 40), dibujo de Yoann.

Y hay otros dos posteriores con dibujos de Killoffer (nombre poderoso como pocos, parece un miembro de Youngblood) y un tal Carlos Nine.

¿Qué razón ha impulsado a Norma a publicar de esta forma? ¿la intención de publicar a partir de ahora la serie de forma cronológica? ¿aprovechar el tirón de Blain para colocarlos? Además después de sacar estos dos en el plazo de un mes no anuncia ninguno más en sus próximos plannings ¿por qué este sinsentido? (aunque igual más o menos esto último se preguntaron también en Norma).

Por cierto, que en los créditos también dicen que «si queremos convertirnos en verdaderos eruditos de La Mazmorra» visitemos http://www.donjonland.com/. Yo no he tocado nada, palabrita.

Así habló Walt

Incluso en estos tiempos en los que las lecturas profundas parecen ser mal recibidas por el público (que se lo digan a ROB!) hay que seguir el ejemplo de Matrix e incluir soterradas interpretaciones filosóficas. Aunque no es algo nuevo, ya lo venía haciendo desde hace mucho un maestro en el arte de la filosofía para los más pequeños: Walt Disney.

No es nuevo en las obras de Disney encontrar estas dobles lecturas: «La bella durmiente» era un claro antecedente de Matrix que mostraba la diferencia de separa sueño de vigilia; en «La cenicienta» nos contaba el Mito de la Caverna de Platón, la verdad y la mentira en «Pinocho» y creo que no tengo que desvelar nada sobre «Blancanieves y los siete enanitos«.

En estos momentos (1942) Disney, filo-nazionalsocialista, decide explicar al pueblo americano el ideario ario. Así nos presenta «Bambi«, obra que enseña a madurar hasta llegar al punto ideal: El Superhombre (¿O creían que era otro post sin conexión con el cómic?) Así iniciamos la historia en el punto del nacimiento de Bambi, la aparición del nuevo individuo, un individuo que se muestra como débil desde su primera aparición como representativo del «Arquetipo Camello» que Nietzsche identifica con la sumisión [Nietzsche debía ser el único hombre con un camello sumiso. Lo que explicaría su final.] ya que es controlado por su madre primero y por su padre en la distancia. Desde el primer momento se nos muestran otros animales blanditos como amigos de Bambi. Un conejito y un a mofeta de ambiguo sexo serán sus compañeros (e incluso se permitirá realizar un guiño a Wittgenstein llamando Flor al apestoso zorrillo) durante esta etapa de casta baja.

Pero pronto muestra la necesidad de adaptación del individuo ante la brutalidad de la sociedad. Su madre es asesinada y él (un camello-cobarde) en lugar de plantar cara o hincarse en el suelo gritando «Hestoooon!!!» huye hasta que la presencia del «Rey de la manada» / Padre/ Jerarca superior le permite tranquilizarse y adoptar un rol más activo, aún sin revelarse contra los hombres por comprender las diferencias entre el Bien y el Mal, pasando por medio de esta catarsis a ser un «Arquetipo León» que le duraría un cuarto de hora, es decir, hasta que le llega el amor. Aún estamos en el contexto de igualdad entre las especies pro se todavía todos los géneros de la «Clase baja«, pronto aparecerá el nuevo hombre, el «Arquetipo Bebé» que va subiendo en puestos ya sí empezamos a notar un distanciamiento, con su nuevo papel en ascensión se aparta de los «mofetas» (imagen que lleva a los «negros apestosos«) y los «conejitos» (imagen que lleva a subir las visitas de la web) tomando su manto de Príncipe del bosque.

Este nuevo Bambi tras una encantadora introducción elíptica en la que se muestran las vivencias (incluyendo los problemas de pareja que han acabado por coronarle) demuestra que se puede llegar al mayor grado que concedía el buen «Loco» Friedrich. El fuego (que devora el pasado) permite hacer cuenta nueva y reafirmar su condición de líder frente a los animales blanditos, indiscutido como el más fuerte de entre ellos y, por tanto, su líder frente a la tradición Socrática/Platónica y Judeo-Cristiana que tanto despreciaba Nietzsche. Así la acción de salvamento depende del carácter resuelto de Bambi que no pierde el tiempo realizando estúpidas votaciones ni recavando el consenso de los distintos estamentos y opiniones. Es lo que le muestra como auténtico líder-superhombre del bosque.

Los fuertes mandan, aunque se nos recuerde que deben hacerse a si mismos con el regreso al «Arquetipo Camello» que representa del hijo de Bambi .

Tal y como era esperable los USAcas lo entendieron todo al revés y acabaron entrando en la guerra contra Alemania. Así que salió corriendo a hacer films de propaganda y a tratar de congraciarse con los sudamericanos por si le tocaba salir pitando para el Menguele Residential Inn. Pero del significado Socio-Político oculto tras «Los tres caballeros» hablaremos otro día.

AVIV TLAW!!

Porque no sólo de tebeos vive el friki…

Ahí va una noticia de rabiosa actualidad para que dejen de quejarse los que nos acusan de no publicar noticias de actualidad: al mismo tiempo que escribo estas líneas, se está celebrando en Madrid la final del Masters Series.

Realmente está la cosa muy interesante, y aun viéndolo por TV (Canal + Deporte 3, en el dial 9 de Digital +) puede notarse perfectamente cómo la tensión, la expectación por saber quién se llevará el título inundan el ambiente del pabellón. El espectáculo es soberbio, y no cabe la menor duda de que este es uno de los mayores acontecimientos del año.

Tan sólo hay un par de cosas que no acabo de comprender, a ver si alguien puede explicarlo:

1) ¿Cómo es que todas las chicas llevan todo el rato la misma ropa? No tengo yo mucha experiencia en esto de los desfiles de modelos, pero ¿no era lo tradicional que fueran apareciendo cada cierto tiempo con prendas nuevas?

y 2) ¿Se puede saber qué demonios pintan esos dos tipos de las raquetas en medio de la pista? Y sobre todo, ¿ por qué les prestan tanta atención los de las cámaras?

Lo que Viturtia nos esconde

A pesar de que aparentemente Planeta está publicando absolutamente todas las historietas de Spiderman, hay alguna que otra que permanece inédita en España, seguramente porque a los autoproclamados «expertos» como Viturtia, Ray o Julián Eme no les parece de un nivel de calidad suficiente. ¡Qué sabrán ellos!

Para gozo y disfrute de los completistas, una historieta completa e inédita de Spiderman fechada en 1977 pinchando aquí

«Ajoblanco» contraataca

La verdad es que el verdadero motivo de este post no es otro que desplazar hacia abajo el que le precede y que así deje de recibirme el kareto de mala hostia que lo encabeza, pero nunca está de más aprovechar la ocasión para hacerles un poco de «publi» a los (ir)responsables de la revista esta.