Araña 35

De casi todos es conocida la icónica imagen de portada del número 15 de Amazing Fantasy, la que fue la primera aparición de Spiderman y el inicio de la fructífera colaboración entre Stan Lee y Steve Ditko.

Lo que quizá no es tan conocido, y eso que los rasgos del señor transportado lo dejan bastante claro, es que esta ilustración no estuvo dibujada por Ditko, sino por Jack Kirby. Con Ditko a las tintas, eso sí.

Ditko hizo su propuesta de portada, pero el enfoque de la misma no convenció a Stan Lee, que optó por pedirle la nueva a su otro querido subalterno. La razón es que la perspectiva de Kirby aportaba un sentido de dinamismo y admiración, nos hacia mirar al cielo para admirar al ser que se eleva por encima de los comunes mortales. Comunes mortales que para poder aparecer tuvieron que subirse a una azotea, cual espectadores de partido de regional. La perspectiva de Ditko era la contraria, descendiendo la mirada hacia la calle. Y es que el artista ponía prácticamente al mismo nivel al tipo en mallas que al ciudadano corriente, cosa con la que no estaba de acuerdo el editor. Fuera como fuera, la revista terminó cerrando igualmente con la portada molona, pero digamos que ya fue una primera piedra de toque en las discrepancias entre dibujante y escritor.

Aunque esto igual lo sabiais también, así que prefiero contaros que está no fue la única portada de Kirby para Spiderman en la etapa de Ditko, pues el Rey también contribuyó al arte de su número 35.

El Hombre Igneo es de Ditko, pero una vez más Stan Lee no estaba de acuerdo con la perspectiva de Spiderman que Ditko propuso en su portada, de manera que nuevamente buscó a Kirby para que colocase ahí su versión del personaje. Tres números después de este nuevo roce entre los creativos, Ditko abandonó la serie. Sin isquiera terminar la portada, por cierto, siendo esta la razón por la que la cubierta del número 38 está compuesta por una composición de viñetas del interior.

No quiero decir que fueran las diferencias en la portada del 35 el detonante de la salida de Ditko, y a estas alturas es imposible saberlo. Algunos podrían pensar que si aquí Lee hubiera cedido ante la visión del dibujante igual se hubieran reducido fricciones y Ditko hubiera agunatado un tiempo más. Pero eso por otra parte hubiera significado el retraso en la entrada de Romita, si es que entonces hubiera entrado. No merece la pena especular, y menos sin saber cual era la propuesta de Ditko para aquella cubierta.

Pero resulta que sí podemos saberlo, pues fue la portada escogida para ilustrar la historia en su versión italiana.

Lee prefirió cambiarla. Los motivos, solamente podemos especular.

Hablando de lo cual…

Felicidades a todo el mundo en esta tradicional efeméride. Se da la circunstancia de que una versión espejada de la misma portada se usó en México.

Lo que nos ha permitido crear esta dinámica obra de animación en la que a ritmo de tamborileo felicitamos tanto a lectores y creativos de este XIV Día del Culo Comiquero, a Steve Ditko por su particular visión, y a los editores de Italia y México por que con su arrojo se ha podido rescatar una parte importante de la historia del género superheroico.

AVIV ÖLUC!!

Por detrás

Hay veces en las que los libros te los venden las portadas. Vale también para los cómics. Y a veces hasta tienen que ver.

Pongamos este ejemplo.

¿Qué tenemos en esta portada? ¿De qué va este libro? Os apuesto el dinero que cobran en la ACDC por repartir carnets que podemos sacarlo.

Vamos a observarlo bien. Los pies en la tierra son un campo. Un campo de cebollas. Lo que nos dice tres cosas. La primera es que nos harán llorar. La segunda es que tienen muchas capas. Y la tercera es, por supuesto, somebody just told me

Lo segundo es la única figura humana. De sexo indeterminado y, por tanto, referencia de toda la humanidad, así, sin quitarse el sombrero ni nada. En colores oscuros, por supuesto. ¡Lo que se podría decir solo del calzado! Y la única nota de color es ese sombrero. ¿Y qué es algo redondo y amarillento?

Efectivamente, ¡EL SOL! Que es exactamente lo que tenemos A LA DERECHA porque estamos antes una portada que busca obviamente una simetría. Pero, ¿cómo es ese sola de la derecha? Pues ambiguo. Podría estar poniéndose o podría estar saliendo. Para eso se coloca el BAJO delante. Igual que la figura humana se está AGACHANDO. ¡CHAN!

Pero es que además ese sol está en UNA VALLA PUBLICITARIA, sí, una ficción dentro de la ficción. Y entonces tenemos la segunda parte. La superior. Si el eje simétrico izquierda/ derecha lo ocupa las dos versiones del sol contrapuestas en su figura humana y su figura publicitaria el eje arriba-abajo contrapone el campo con la ciudad, o mejor dicho, con la urbanización. Pisos altos de un corte claramente turístico en un entorno de colores claros que suben hacia arriba, de entre todos los sitios que podrían subir frente al suelo con un cultivo que también está a ras de suelo. ¡CHAN, CHAN!

Y aquí es donde entra el último eje simétrico. DELANTE-DETRÁS. Normalmente lo que está delante es más importante, aquí podemos decir que es más cercano. Lo que está detrás, por su parte, lo que hace es ser ominoso. Proyecta una sombra como si lo fuera a devorar.

Pero no contentos con eso en realidad la postura de la figura humana nos retrotae a otro momento muy claro.

Nos lleva directamente a un hito del cómic patrio.

Es decir…

Y es DE ESO de lo que va TODO ESTA PORTADA.

El turismo que es vivir en las nubes destrozando a los trabajadores humildes con los pies en la tierra.

A LOS QUE DA POR EL

¡¡¡FELIZ BIG CULO DAY!!!

Elíptico, pero siempre en nuestros corazones.

Novedades Zinco: marzo de 1995

¿Qué pasa si en algún momento Zinco se queda sin material de Lobo que publicar? Pues se saca el quinto anual de LEGION (grupo del que formaba parte el czarniano) y se le cambia el título a «Lobo 007», con to el morro. Por otra parte confirmamos que si Neil Gaiman firma algo Zinco va a publicarlo, aunque sea la lista de la compra. En la parte positiva empieza la edición en tomos del Flash de Mark Waid (¡en teoría!)

Aún quedan posteos del año 20

Como son de noviembre esta es la única forma que tendréis hoy de leer tuits sin que os destripen el nuevo capítulo de Wandavisión

Tú Tubo

Amigos, adláteres, lo he decidido. Me voy a liar la manta a la cabeza y me voy a hacer yotuber de esos. Al fin y al cabo no es nada que no haya estado haciendo hasta ahora, la diferencia es que voy a sacar pasta por ello monetizarlo.

No, claro que sé que en realidad los yotubers no emiten por Yotube, ja ja. ¿Quién os creeis que soy, un señoro de esos que no saben de cosas modernas? Ya estoy mirando cómo configurar canales en Tic Tac, Intragram y Pinrelest (ahm… ¿alguien sabe qué IPs tengo que meter en el ICQ para que me salgan?).

¿El tema? Retrogaming. Videos comentando juegos de la época de los 8 bits, cuando eran BUENOS DE VERDAD. Que no necesitábamos shaders ni FBBAX ni oclusión ambiental para divertirnos, nos bastaba con juegos que fueran divertidos. Y dificiles, que todo el mundo sabe que a un chaval de hoy de los que juegan al Fornight le pones un Comecocos y no pasa de la primera pantalla. Así que ya sabeis, suscribios a mi canal de RetroJuegos, que cada Megusta es dinerito.

¿Cómo? No hombre no, en absoluto pienso fugarme a Andorra en cuando sea millonario para no tener que pagar impuestos.

No sé que os hace pensar eso ¿eh?

La Legión del Malpaso

El mundo del cómic está lleno de héroes y villanos. Pero también lleno de personajes grises, personajes que se arrepientes. De héroes redimidos, que quizá no tomaron las decisiones correctas en el momento. Ya sabemos que lo único que hace falta para que triunfe el Mal es que las personas buenas no hagan nada. Y también sabemos que más vale tarde que nunca.

Que sí, oye, que más vale tarde que nunca.

¿Sabemos ya qué ha dicho la Sectorial del Cómic?

El mundo del cómic está lleno también de parejas míticas. Entre ellas, hay grandes villanos cuya unión hace que sean más fuertes. De modo que cuando me encontré con este tuit de la red de Bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid…

… la única explicación posible para que esté mencionada Akira Cómics es que efectivamente el ayuntamiento de Madrid haya comenzado a trabajar en su propia versión de Los Maestros del Mal. O la Liga de la Injusticia, si son más de DC.

USB Ikkoku

Más o menos cada año toca relectura de algo de Takahashi. Y en estos tiempos inciertos tan necesitados de buenas sensaciones, esa romántica oda al coliving que es Maison Ikkoku se me ha antojado la mejor elección. En su única edición completa en castellano, la de 2004-2010, Glénat mediante. Curioso que no haya habido otra edición desde entonces. Planeta se ha lanzado hace nada con una del Lamu a color, así que no estaría mal que llegado el momento vuelvan a mostrar Maison Ikkoku a una nueva generación de lectores.

Y estará dificil superar la edición Big Manga de Glénat, con su buen tamaño y gramaje, y con esas sobrecubiertas tan resultonas. Este, este es otro tema. Las sobrecubiertas, ya tan establecidas con prácticamente todos los tomos de manga. Se supone que están para proteger el tomo, pero son la parte mas frágil del mismo. De manera que debemos ser muchos los que las retiramos para leer. Y luego hay que tener cuidado al devolver nuestras lecturas a su sitio de que sobrecubierta y tomo coincidan. No sería la primera vez en una librería de segunda mano que al ojear tomitos se ve que la sobrecubierta no corresponde con el interior, ojo con esas compras. Editorialmente, las sobrecubiertas vienen bien sobre todo cuando es la única parte a color del tomo. Pero también entrañan un riesgo en el tema de maquetaciones, pues multiplican por dos el riesgo de que actuen los duendes de imprenta.

Tomemos por ejemplo el primer tomo de Maison Ikkoku, en cuya sobrecubierta el título está escrito correctamente dos de las tres veces en que aparece.

Circunstancia que se repite también bajo la sobrecubierta.

Entonces, el señor de Glénat avisa con más o menos severidad a Paco, de Grafismo, para advertirle del gazapo. La fecha de salida ha sido Julio de 2004, en plena efervescencia de blogs y foros comiqueros, de manera que hay que ser especialmente cuidadoso para no darles carnaza.

De manera que Paco toma nota, hace su trabajo y el segundo tomo aparece sin mácula aparente.

Si no fuera porque lo de dentro también cuenta. Lo dicho, doble riesgo.

Y es por tanto a la tercera cuando Paco conseguirá hacerlo correctamente, y se ganará su merecido pagaré valedero por un sandwich de mortadela.

Y eso que pensaba que lo difícil sería escribir Ikkoku o Takahashi siempre igual. Si hubieran dejado el título aquel de Juliette je t’aime, ahí sí que habría pasado más hambre el pobre Paco.

Novedades Zinco: febrero de 1995

Con la serie regular de Superman como única superviviente de la masacre de enero es el momento de traer de vuelta al incombustible Lobo y de continuar con el Batman de la armadura (¿recordáis cuándo se publicó el Batman: La Cruzada nº1? en marzo de 1994). Pero la joya del mes es sin duda Amor Loco, una obra atemporal que pervivirá en la memoria de los aficionados (y en la de los editores cuando buscan material a reeditar)