Novedades Zinco: abril de 1987

Ediciones Zinco empezó a publicar el material de DC en 1983, y conservó la licencia durante catorce años. Al principio el formato era un poco mayor que el original, con 32 páginas más cubiertas y un precio de portada de 95 pesetas. En 1986 empezó timidamente a cambiar su política editorial, publicando las series nuevas en formato original estadounidense. Durante ese año los dos formatos convivieron, hasta que en 1987 extinguió el formato original en las pocas series que lo seguían manteniendo, cancelando Superman y pasando Nuevos Titanes a formato reducido

En primavera de 1987 todo estaba preparado para la verdadera revolución: entre marzo y abril Zinco estrenó Batman Dark Knight, Watchmen, Crisis y Superman: Man of Steel. Y para estar a la altura del material la editorial empezó a incluir nuevas secciones: correos, noticias y una columna de novedades con los lanzamientos de cada mes

Y en 2020 ADLO! Novelti Librari, subsección Tenemos Muchos Tebeos Viejos Y No Sabemos Qué Hacer Con Ellos, empieza un viaje de casi diez años recopilando durante los fines de semana esas columnas de novedades. Y es que la nostalgia de los 80 y 90 siempre se puede explotar un poquito más

Instagrameos de noviembre

¡Porque recordar es volver a vivir!

Ver esta publicación en Instagram

Los nice guys son los peores #dd29 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Ver esta publicación en Instagram

Tryx contra la ansiosa hembra #thor218 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Reboot 2020

Los propósitos de enmienda y mejora asociados a los cambios de año en el calendario tienen bastantes similitudes con los reinicios en los títulos de comic-book. Todo son buenos propósitos que arrancan muy bien al principio, pero llegado cierto momento las cosas se van dejando, se van dejando y llega un punto que llevados por la inercia, total, para lo poco que falta para el próximo reinicio, pues ya dejamos los deseos para ese siguiente. En este sentido, el reinicio más significativo en la industria tuvo lugar con los Heroes Reborn (sí, en DC hubo cositas en los años ochenta, pero no llegaron a los picos de venta conseguidos en los Noventa con la iniciativa marveliana). Y dentro de los mismos, el mayor impacto vino dado en Los Cuatro Fantásticos. No por términos de calidad, por supuesto, ya que no tiene sentido compararse con el Capitán América de ROB!, sino por lo que tuvo de reinterpretación de las aventuras primigenias del cuarteto fundador de la historia del Universo Marvel. Por todo esto es el título que he usado como metáfora de los buenos propósitos de Año Nuevo.

Los primeros números arrancan de cine, con un dibujo espectacular y un argumento agil y atráctivo que recorre a toda velocidad los mitos fundacionales de la Primera Familia. Por sus primeras páginas pasan de forma frenética Namor, el Doctor Muerte, Estela Plateada, la Pantera Negra… Un destilado de todo lo que fue un éxito en su etapa anterior pasado por el filtro de lo que funcionaba en los Noventa. Todo iba bien en los primeros números, con un Jim Lee en la cresta de la ola, al que nunca se le loaba lo suficiente en los correos de la época. En aquellos tiempos no teníamos fake news, pero con los correos de los lectores nos bastaba.

Aunque también hay que decir que entonces la información ya circulaba a toda velocidad, de manera que podías encontrar una noticia y su desmentido…en la misma sección.

Si Tomás nos lee algún día, que nos diga si consiguió esa firma

Al menos Raimon cumplió y como dice se le dice arriba habló largamente del bueno de Stan. Tan largamente que a día de hoy todavía le dura y no tiene visos de terminar. Pero esto era solo la guinda de aquellos buenos propósitos de Reinicio Nuevo que tuvimos con Jim Lee…hasta que le sustituyó Brett Booth.

Que sí, que la intención seguía siendo buena, pero… no puedo despegar de las retinas la hipermolona interpretación noventera de aquel Karnak urbano. Inhumano, literalmente. Este es el momento en el que la Realidad choca con el deseo y nos desapuntamos del gimnasio.

Ice, ice, baby

Pero, al igual que pasa con los propósitos de cada Enero, algo bueno se queda. Una mirada nueva sobre un concepto establecido puede aportar nuevas facetas.

Tomemos por ejemplo su visión de aquel ser por encima del Bien y del Mal que dio pie a la mítica trilogía. Creíamos saber todo de él, pero en realidad apenas le conocemos. Y con unos mínimos trazos Booth nos desvela rasgos de su carácter, como cuánto le importa consumir todos los recursos disponibles a su alcance para satisfacer sus apetitos, o la consideración del impacto de estas actuaciones sobre la población y el medio ambiente del planeta que está arrasando. Y no se limita a eso, sino que podemos hacernos una idea de su postura en temas tan variados como la economía, la igualdad de género o la plasticidad de una cabalgata de Reyes. Así pues ¡TEMED LA FURIA DE GÁL…

…VAREZ DE TOLEDO!

Felices propósitos para el año entrante y que sean buenos mientras duren.

Watching Never Dies

Muchas son las series que nos han apasionado durante este 2019 al que hace nada que hemos dicho adiós. Y en verdad en esta Era Dorada de las Ídem™ se hace dificil escoger a una que destaque por encima de todas las demás pero precisamente este año ha habido una indudable ganadora de la medalla de oro.

Esa serie que llevabamos años esperando. Esa serie que expande hasta límites insospechados un universo que creiamos conocer de cabo a rabo. Esa serie que demuestra que es perfectamente posible inventar personajes nuevos en una franquicia que se lo deban todo al trasfondo preexistente pero que al mismo tiempo resulten frescos e innovadores. Que rinde pleitesia a la continuidad pero tampoco se corta a la hora de inventar nuevo lore. Que le saca los colores a la superproducción hollywoodiense basada en la misma saga y estrenada en cines.

Como todos os estais imaginando, me refiero a…

…Watchmen, la serie que no es tan complicada.

Cierto, algunos descreidos se temian lo peor. «Un horror«, decían. «Una blasfemia«, gritaban. Necios que no tenían fé en el talento del Visionario Creador™ de Perdidos, Guerra Mundial Z o Star Trek en la Oscuridad.

Pero a los que ya lo vamos conociendo bien DAMON! Lindeloff no nos ha decepcionado. Empezando por esa impresionante galeria de personajes nuevos y rupturistas que no se parecen en lo más mínimo a ninguno de los creados por Dave Gibbons.

Entre los que brilla por derecho propio su vivaracha y valiente protagonista en torno a la cual se vertebra esta primera temporada.

Pero como ya he dicho DAMON! teje un delicado tapiz de lo nuevo con lo viejo. No abusa del recurso de jugar a Detrás de la Música con los protagonistas de la Novela Gráfica original pero nos muestra lo suficiente como para entroncar con la historia que quiere contar. Cómo olvidar ese Ozzymandias, antiguo genio de prometedor futro pero ahora viejo y amargado, viviendo en la lejana y recóndita reclusión.

(eso no nos priva de contemplar una nueva recreación de su legendario muro de monitores, por supuesto)

O ese emocionante sacrificio final con el que el Dr Manhattan prueba definitivamente su tierna humanidad en un devastador destello de su azulada energía.

No tienen nada que envidiar los arcos dramáticos de los nuevos personajes creados por DAMON! como la malvada genio científica que quiere reservarse todo el poder salvador para sí misma.

Que encuentra su merecido fin cuando el artefacto esférico que orbita su torre de tecnológica malevolencia le cae encima aplastándola durante el emocionante clímax de la serie.

Una tensa narración marcada por una omnipresente cuenta atrás. Tic, tac, tic, tac…

En definitiva podemos decir que por motivos obvios no es ¡¡¡¡LA MEJOR PELÍCULA ADAPTACIÓN DE SUPERHEROES DE TODOS LOS TIEMPOS!!!! sino ¡¡¡¡LA MEJOR SERIE DE STREAMING ADAPTACIÓN DE SUPERHEROES DE TODOS LOS TIEMPOS!!!!

Bueno, salvo para los haters, claro.

Esa gente que no va al cine a entretenerse sino sólo a ver los defectos de la película. Que se niegan a ver las cosas con la ilusión y el sentido de la maravilla de un niño y se aferran a hacerlo con la visión crítica de personas maduras de la edad que tienen. Y que no conformes con ello luego corren a Twitter a contárnoslo como si tuvieramos que estar expuestos a opiniones diferentes a las nuestras.

Esa gente.

Gente a la que les habrá faltado tiempo para decir que «Lindeloff ha tenido los santos cojones de volver a colarnos la misma trama de Tomorrowland«.

Pobres necios, ciegos voluntarios que no quieren ver el ingente talento de DAMON! y que en los peores casos se declaran cruzados defensores de la Novela Gráfica de Gibbons. Completamente incapaces de siquiera aprehender la idea de que ahí reside la mayor GENIALIDAD! de DAMON!, que en lo que ellos quieren ver un autoplagio en realidad hay una inteligente alusión a uno de los más ingeniosos detalles pensados por nuestro querido autor británico.

Que en realidad «son los taquiones que lo enturbian todo«.

Pero en fin, es inútil explicárselo. No van a querer escuchar la verdad. Dejémosles que hallen su pobre consuelo…

…revolcándose en su propia estulticia.

El Spiderman de los 90. Parte 4: Crisis también quiere decir Oportunidad

El regreso de Norman Osborn a la vida de Peter Parker ocasionó un notable impacto que afectó a todas las facetas de la vida del trepamuros, pero especialmente a su labor como superhéroe. Ayudado por Pete Pote de Pasta, Norman hizo creer a la opinión pública que Spiderman era un asesino. Para reforzar estas teorías, Norman utilizó el periódico que recientemente había adquirido, el Daily Bugle, para crear más (¡MÁS!) propaganda anti-spiderman y así obligar a Peter a abandonar su identidad de vigilante. Aparecía entonces uno de los más sugerentes cruces de colecciones arácnidas de la década, Crisis de Identidad. Durante este evento, cada una de las cuatro cabeceras arácnidas contaría la historia de una de las cuatro falsas identidad con las que Peter Parker intentaría seguir ejerciendo como superhéroe sin usar el traje o las habilidades conocidas de Spiderman.

De este modo, DeZaggo y Wierringo contarían las incursiones de Peter como Hornet, un héroe de aspecto noventero con un jetpack, aguijones sedantes y un casco a lo Dredd.  DeFalco, por su parte, continuaría en Amazing contando las aventuras de Ricochet, un supuesto criminal con el que Spiderman pretendía investigar a sus enemigos criminales, dibujado por un GENIAL Joe Bennett.

Por su parte, Romita Jr dibujaría a Dusk, un cazarrecompensas con una traje alienígena de la Zona Negativa creado por Howard Mackie. Y finalmente, en las páginas de Spectacular Spiderman conoceríamos a Prodigy, de la mano de DeMatteis y Luke Ross. Aunque la idea era muy interesante y sugerente, durante un mes los lectores se tuvieron que enfrentar a 4 exposiciones sobre la situación descrita más arriba, y lo que es peor, a 4 perspectivas autorales diferentes al respecto. Y es que llegados a este punto, cada guionista estaba gestionando aquello un poco como le daba la gana. Mackie quería insistir en el drama de pareja entre MJ y Peter, mientras que DeZaggo los representaba como la pareja perfecta. DeFalco escribía a una MJ divertida, y DeMatteis, como poco menos que una bruja gruñona la mitad del tiempo. El equipo arácnido seguía sin la claridad de ideas suficiente. Todas las colecciones tenían sus virtudes, y todas tenían sus defectos.

Bendecida por un Wierringo con todo lo bueno de los dibujantes de la época pero con el suficiente tono clásico como para no saturar, Sensational Spiderman entregaría dos números más que sólidos con la breve andadura de Hornet. En Spider-man, Romita y Mackie continuaban siendo el equipo más solvente de los 4. DeMatteis intentaba dar mayor profundidad emocional a Peter e implicar a más secundarios. Los trabajadores del Bugle, Flash Thompson, Anna Watson, todos ellos tendrían un pequeño espacio en estas páginas, y Luke Ross hacía lo que podía por mantener cierto nivel de calidad que justificase el “Spectacular”.

Mientras tanto, la colección de DeFalco, cabecera principal de la colección, no podía resultar más enrevesada y tediosa. Incluso en Amazing Spiderman 435 se salta las reglas, haciendo vestir a Peter todos los uniformes de la Crisis de Identidad, haciendo que Ricochet fuera, de todos los uniformes, el que menos espacio vería durante los dos meses de duración del evento. Y luego está el asunto del dibujo de Joe Bennett. Cada cual puede juzgar si esto es bueno o malo.

Sin embargo, mientras la escuela Image se resistía a abandonar las páginas de Spiderman, un vistazo al futuro se aproximaba. Y es que en Sensational Spiderman 29 entraría en escena el dibujante Roberto Flores, con un estilo de dibujo que sin duda…

…nos recuerda lo que estaba por venir. El famoso amerimanga contra el que tantísimos ríos de tinta corrieron a mediados de la década siguiente como una perversión del clásico estilo Marvel ya estaba presente en las vidas de los aficionados al trepamuros, que pudimos disfrutar de una primera cata de proporciones anatómicas imposibles, caras de dibujos animados y manos más grandes que la vida misma. Es cierto que Roberto no hizo demasiada carrera en Marvel, pero ya antes de aparecer en este número de Sensational Spiderman tan especial, había trabajado con los mutantes en un número de X-Nation 2099 cuyo portadista era nada más y nada menos que ¡Humberto Ramos!

En Spider-man 93 y en Sensational Spiderman 30 tendríamos a Javier Saltares, que durante más de diez años tuvo relación con diversas etapas, a cual más GENIAL, del Motorista Fantasma, y que en 1995 había dibujado para una importante colección de Dark Horse que fue adaptada al cine unos años después. Estoy hablando, por supuesto, de Alien vs Predator.

Igual que a comienzos de la década la inclusión de nuevo talento dibujando había llevado al trepamuros a uno de sus momentos de máxima popularidad desde los tiempos de Stan Lee, Marvel hizo un sincero intento de ofrecer nuevas ideas y perspectivas a alguna de las 4 colecciones arácnidas del momento, a ver si en algún momento se tocaba la tecla adecuada. La falta de estabilidad en estos movimientos nos impidió, quizá, ver los frutos que podrían haber germinado de esta apuesta de la Casa de las Ideas por dibujantes con nuevas soluciones. Otros invitados interesantes fueron Scott Kolins en Amazing Spiderman 438, con un estilo que ahora nos recuerda a nombres tan reconocidos como Mike Allred o David Aja.

No había sido la única iniciativa. Bob Harras intentó poner a Kurt Busiek, en aquel entonces uno de las mejores promesas de la Casa de las Ideas, a revitalizar el personaje, creando la cabecera Untold Tales of Spider-man, que a pesar de convertirse en una serie de culto, había sido cancelada a finales de 1997. A finales de 1998, Sensational Spiderman también cierra, incapaz de aguantar el tirón. La trimestral colección Spiderman Unlimited también termina a finales del 98, con dos últimos números firmados por otro autor que se haría cargo del trepamuros más adelante, Mike Deodato Jr. Aunque en el caso de Unlimited, sospecho que el motivo fue reutilizar el nombre para la serie de dibujos animados que debutaría unos meses después. Y que también era GENIAL!

También Spectacular Spiderman termina en noviembre de 1998. Y en el golpe final a la década de los 90 cierra también, a dos números de hacer la centena, Spider-man. El equipo creativo de esta última se traslada a una nueva cabecera, renombrada como Peter Parker: Spiderman, que acompaña a la colección principal. Solo The Amazing Spiderman sobrevive, como cabecera principal, a esta limpieza. Pero no lo hace indemne. Por primera vez en la historia, la colección se renumera por completo. La idea era clara: simplificar todo para intentar recuperar el vigor para el personaje. Tanto es así que Howard Mackie se queda como guionista de ambas colecciones, con dos dibujantes de excepción durante los primeros números: Byrne en Amazing y Romita Jr en Peter Parker.

Esto no quiere decir que Marvel renuncie a sacar títulos con Spiderman a carretadas. Para 1999 se lanza Slingers, protagonizada por cuatro adolescentes con los cuatro trajes creados durante Crisis de Identidad. Y también Spider-Girl, donde mandan a DeFalco como el PSOE manda a la gente que tiene quemada al Senado. DeFalco sigue teniendo algo con lo que hacer chantaje a Marvel, porque durante 7 años, e incluso tras la salida Bob Harras como editor, continuó en aquella cabecera contando lo que le daba la gana y llegando a hacer 100 números de Spider-Girl.

Pero no solo eso, también se crea Webspinners: Tales of Spiderman, una cabecera canónica solo de forma suave en la que la mayoría de guionistas de esta última época pudo contar alguna cosa que se le había quedado en el tintero y que, leídas ahoras, se podrían haber guardado ahí, porque son la mayoría un desastre. Un último bastión de los peores 90 arácnidos.

Aparte de garantizarle un sueldo a DeFalco durante una temporada, ninguno de estos lanzamientos dejó una huella destacable en la historia de Spiderman, pero sí hay que destacar Spider-man: Chapter One, una colección enteramente gestionada por John Byrne en la que se “actualizaban” las historias clásicas de Spiderman para un nuevo público con interés por acercarse a ellas pero que no se atreviera con la continuidad actual del personaje. Una idea que acabaría en 1999, pero que no es complicado imaginar que fue una de las claves para inspirar Ultimate Spiderman, apenas un año después, y dibujado por Mark Bagley, que tuvo ahí su segunda oportunidad como dibujante de Spiderman.

El camino a la normalidad fue lento. Spiderman no volvería a recuperar del todo su pulso hasta que no llegase Joe Quesada a la silla de Editor Jefe y J. Michael Straczynski a los guiones de Amazing en 2001. También es cierto que hasta entonces aquellas dos cabeceras mantuvieron un buen nivel, y que los dibujantes que fueron pasando por las dos colecciones arácnidas principales eran todos excelentes. Hasta esa nueva inyección de vitalidad era complicado alcanzar el nivel de calidad que Spiderman tuvo a comienzos de la década con TODD! Y ERIK!, pero salvando el bache de los clones y visto con la perspectiva de dos décadas de por medio, los últimos 3 años de los 90 dieron una buena ristra de tebeos interesantes y divertidos. ¿Y qué más se le puede pedir a un tebeo de Spiderman?

Con esto termino este repaso a la década más GENIAL! de Spiderman, por lo que la semana que viene volvemos a la programación habitual: quejarnos del periodismo cultural.

¿Que cuántos podemiters habrá en el nuevo gobierno?

Es una pregunta de sencilla respuesta usando los métodos adivinatorios adecuados. Místicos más rancios emplean barajas, pero mola más con portadas random. Cojo unas cuantas, las mezclo, corto, muestro la de arriba y…

…yo digo que diez.

Tuiteos de noviembre

Que sí, que los habéis leído ya, pero hace tanto que ya se os habrán olvidado

¡Los ROB!galos!

Hemos empezado el año como muchos otros lo terminan, con sorpresas.

La sorpresa, por ejemplo, de que Brigade, tras un breve periodo de 12 años desde su kickstarter, se está enviando ya a los que pusieron dinero en él.

Puestos a ello pensamos que nada mejor que reforzarlo también con una entrevista promocional (sí, ya) hecha por el bueno de ROB!

Y, ya puestos, por una serie de imágenes de promo de Youngblood. ¡Para que echéis de menos lo que pudo haber sido y nunca fue!

¡Así que ahí tenéis, un auténtico día de reyes!