Los problemas cambian, las soluciones permanecen

Viviendo ahora una explosión de formatos de material americano se nos hace difícil digerir la rigidez editorial que tenían los tebeos de forum en sus tiempos. Todos debían tener el mismo número de páginas independientemente de su contenido, lo cual vino bien en los primeros tiempos para alcanzar de manera rápida la distancia respecto a la actualidad americana, ya que estamos hablando de 36 páginas incluyendo cubiertas, siendo todas ellas hábiles. Una vez se había alcanzado el colchón de seguridad, estimado por aquel entonces en 11 meses ya que los fotolitos viajaban en barco, diligencia y pony, las páginas sobrantes se llenaban mayoritariamente con complementos, despieces de episodios con alguna o ninguna relación con la serie principal. Dependiendo de si el ejemplar traía algún poster o no, el número de páginas del complemento oscilaba entre las ocho y las doce, de forma que cada capítulo del complemento se repartía entre dos o tres cuadernos. Así nos llegó por primera vez el Born Again de Daredevil como complemento de Spiderman o el Doctor Extraño de Stern y Rogers junto con los Nuevos Mutantes, por poner un par de ejemplos. De, este último ya había salido algo en Pocket de Ases de Bruguera, pero esta fue la primera vez que salió sin viñetas retocadas o ampliadas. Esa es otra historia.

Teniamos pues cuadernos con un episodio de la serie principal más relleno. Pero la inflexibilidad editorial no permitía aunmentar el número de páginas cuando el episodio original era de mayor extensión, como podía ser el caso de los números centenarios redondos o annuales que por lo que fuera no se incluían en los especiales estacionales (Primavera, Verano, Otoño, Navidad) de las colecciones más populares (¡64 páginazas!¡imposible acabárselo de una sentada!). En aquellas ocasiones en forum tenían dos opciones, una de ellas era recurrir a los chavales próximos a la redacción y que para ganar visibilidad te apañaban algo. Chicos como aquel tal Carlos Pacheco.

Un mal menor, pero para suplir esas cubiertas faltantes hacía falta planificación y tiempo, cosa de la que a veces no se disponía. Por eso otra manera de desdoblar episodios extensos era escoger una viñeta de la historia, ampliarla y voilá, portada nueva.

Otro caso especial se daba las pocas veces en que un episodio de una serie debía repetirse en otra, como sucedió algunas veces con los cruces de la Secret Wars II. El mismo material en el mismo formato ¿cómo iban a usar la misma tapa? la gente podía percatarse de que era otra vez lo mismo y dejarlo de comprar. Mejor jugar a la confusión con portadistas invitados o viñetas escogidas.

Puede sonaros extraño a la gente de espíritu completista, pero se daban casos de gente que incluso así dejaba de comprar el episodio repetido. Mis (dos) colecciones mutantes siguen teniendo esas faltas, pues era material que ya tenía en otra serie. Y ya no se trata tan sólo de las colecciones incompletas, sino de los complementos faltos de alguna parte para su lectura completa. Así eran las cosas entonces.

Menos mal que hemos avanzado ¿verdad?

Además, tal como estamos en la Segunda Ola de Portadas Variantes, que un tebeo se quede sin portada y haya que rellenar con lo que sea se antojo casi imposible ¿verdad?

Casi.

En la DC del Siglo XXI hay una regla no escrita (¿acaso no son todas no escritas en DC?) que dicta que es buena para hacer caja una serie conjunta con componentes de la triada de personajes más populares, que son Superman, Batman y Wonder Woman. Así hemos tenido un par de serie tituladas directamente Trinidad, o Superman/Batman, Batman/Superman, Superman & Wonder Woman… de lo que parece que no puede haber es de Batman & Wonder Woman, pues lo poco que contó alguna vez King ya era suficiente para que Clark le vuele la cabeza a Bruce como se entere ¿Contenido y calidad de estas series? difícil saberlo a priori, edita ECC, y con ellos la falta de artículos y textos explicativos en sus tebeos brillan por su ausencia. Tienen también una revista mensual de 50 céntimos para ello, pero tampoco con ella es posible estar al día de todo. Yo estoy siguiendo esa revista por los complementos y por una condición que me puso mi entidad bancaria, que me impuso hacer mínimo una compra mensual de cualquier importe usando la tarjeta de crédito. Tremenda huella de carbono que estoy dejando cada vez que hago clic, ese cohete de Jeff Bezos también lo siento un poco mío.

Pero oye, un tebeo en que salen Superman y Batman debe estar bien, poco hay que añadir, de manera que se da por supuesto que debe tratarse de colecciones con buena salida. Aún así se terminan, pero es el sino de todas las series actuales, raro es la que lleva a números tan elevados como el 25 sin hacer trampas o sumas. Pero esto es un poco como la paradoja del árbol caido en el bosque solitario, si no hay nadie para escuchar la caida no podemos aformar que haya hecho ruido. Así pues, si no se informa de que una serie ha cerrado y seguimos sacando el título ¿realmente se ha acabado?

No se trata de una pregunta metafísica, sino de una presentación para el cuaderno número 17 de la edición de ECC de Batman/Superman.

La serie original americana concluyó en la grapa anterior, la 16 de ECC, con la publicación del número 15 de Batman/Superman. La discrepancia de numeraciones viene por la inclusión de un (del) Annual en una entrega anterior. La editorial ha decidido, ya que no ha informado de la conclusión del título, seguir dándole una oportunidad, incluyendo en esta ocasión material procedente de títulos Digital First de DC, como son Superman: Man of Tomorrow y World’s Finest: Batwoman & Supergirl. Alguien podría pensar «¿y eso por qué?». La respuesta es sencilla: «¿por qué no?».

Viendo el elenco de autores, es posible que esta sea la gran oportunidad para que alguno de ellos vea su obra en nuestro idioma.

No hay anunciado ningún número 18 para la serie, así que sin consideramos la falta de noticias como una noticia podemos dar la serie por terminada con esta entrega. Pero ya digo, es difícil enterarse de estas cosas con ellos. Por cierto, el próximo mes ya no está Bendis en Superman, por si quereís reengancharos o dejarla.

Pero si bien la estrategia de apurar ventas con material residual aprovechando una serie clausurada es admirable desde un punto de vista estrictamente empresarial, lo que verdaderamente me ha embelesado es la portada que han escogido para engalanar la entrega.

Pues no en vano se trata de una ampliación de una viñeta del interior.

¡con ladillismo pulguero incluido! ¡eso es tener ojo!

Aunque no seamos malpensados y no hablemos de regresión, pues si desde la editorial dijeran algo alguna vez, podrían decir…

…que se han basado en la portada que traía el material original, fuera el que fuese.

Ten miedo, ten una cantidad razonable de miedo, ya sabes, no tanto como viendo las noticias pero sí miedo como en uy, uy, un muñeco ventrílocuo asesino del Jovial Bob.

No, no vamos a desearle un feliz cumpleaños a El Torres. Bueno, sí… ¡Feliz cumpleaños, Torres!

Pero no va de eso lo de hoy. Todos sabemos el temor a lo incognoscible que provoca ese valle inquietante que son los muñecos de ventrílocuo. No, tampoco vamos a hablar de Jose Luis Moreno. No queremos dar tanto miedo. Bueno, y el resto de cosas que provoca.

Estamos hablando de esos muñecos porque, por supuesto, de quien toca hablar hoy es del Jovial Bob.

Claro que conoces al Jovial Bob.

A mediados de los ochenta hubo una buena cantidad de libros de chistes, entretenimientos y similares. Que incluían incluso adaptaciones de series de supes.

Y a partir de ahí el Jovial Bob fue haciendo relatos aquí y allá, a veces junto a su mujer Jane, ocupado en muchas más cosas. Y acabaría encontrando un nicho de interés, Scholastic mediante, en las historias de miedo para jóvenes.

De ahí que a mediados de los noventa se convirtiera en todo un superéxito internacional que…

¡¿Pero aún nada?! Pues está muy claro que el Jovial Bob

fue uno de los principales nombres por los que se conoció a R. L. Stine.

¿Significa esto que vamos a hacer un posteo aprovechando que se ha terminado por fin Fear Street? Pues claro que no, si fuera por eso iríamos a hablar de El Club de la Media Noche en su tercera versión, o de Historias de miedo para contar en la oscuridad. Pero este no es un artículo sobre swipes, homenajes y taquiones.

Lo que pasa es que hay un punto de unión con los cómics que obviamente teníamos que tratar en este vuestro blog.

O dos. Porque no será por falta de cosas raras.

Por ejemplo, entre el ’89 y el ’95 fue uno de los guionistas de la serie infantil de marionetas Eureeka’s Castle. Sería incluso jefe de guionistas. Y sí, firmaba como Jovial Bob también.

Por supuesto en los ’90s estaba muy a tope con sus cosas de libros de terror para infantil, juvenil y aledaños. Creo que ahora entrarían en categorías como Young Adult o New Adult. Pero sin llegar a las de Reverte o Marías que supongo que son Old Adult.

Y sí, tuvo que ver con el cómic, solo que no con esos.

Bueno, a ver, también.

Esta es la primera parte de cosas relacionadas con los cómics. La que tenía menos que ver con el dedicarle un espacio aquí. Es decir, los cómics de los que se ha ocupado.

En 2019 realizó Just Beyond, que le duraría solo unos pocos números pero que tenía una importancia indudable: Permitirle usar un nuevo nombre genérico de cabecera para vender versiones audiovisuales. Para que luego digan que no se ha aprendido nada de los cómics.

Ese mismo año ya había contribuido con una historia corta a

El segundo volumen de la antología Shock. Y es que siempre es más fácil colaborar. Aunque venía de realizar una serie propia…

Porque en 2017 Marvel le había dado Man-Thing para que hiciera una mini. El Jovial Bob lo definió como la primera vez que le dejaban guionizar una serie regular. Y estaba claro que él era el motivo principal de venta como demuestra la portada del recopilatorio.

Es algo normal porque Graphix había probado en 2017 a darle su propio título… más o menos. No era su primera serie regular porque en realidad él solo era adaptado en Goosebumps Graphix: Slappy’s Tales of Horror.

Claro que su anterior contacto con el cómic había sido incluso menor. Escribir la introducción para el volumen 6 de los recopilatorios de Crime Does Not Pay que Dark Horse llevaba un tiempo publicando y que salió concretamente en 2013.

Claro que eso fue después de que en 2006 Graphix hiciera una primera aproximación a adaptar sus Pesadillas con tres números que recopilaban, a su vez, tres relatos.

Vamos, que tenía ya un poco de historia con el cómic.

Bueno… de hecho…

Tenía un poco MÁS de relación con el cómic. Porque todas estas obras están muy bien y todo eso, pero el motivo por el que en 2017 el Jovial Bob decía que era la primera vez que guionizaba una serie regular. Y es cierto.

Es cierto porque lo que apareción recopilado en 1986 bajo el título de Fear Book en realidad son una serie de relatos diversos que habían ido apareciendo en distintas publicaciones de Scholastic de esas de las que hablábamos al principio. Aparecían dentro de las revistas para las que Bob y Jane proporcionaban contenido como Weird Worlds o Bananas. Y sí, eso significa que hay cómics guionizados por Stine y dibujados por todo tipo de autores -incluidos Bissette o Veitch– a principios de los ochenta. Sí, firmados como Jovial Bob. Hay cosas importantes de mantener.

Y, con todo, este no era el final del posteo.

Porque ya os habíamos dicho que había dos puntos en común con el cómic que justifican hablar de Stine en ADLO! Y también os dijimos que no empezamos este posteo por el estreno de Fear Street. Hasta nosotros somos benevolentes a veces.

Bueno, solo un poco.

El motivo real de este posteo fue que alguien nos llamó la atención sobre una frase que aparece en su entrada española en la wikipedia. Concretamente nos preguntó por ella porque no le sonaba. Le parecía extraño lo que contaban. Y, claro, cuando uno encuentra algo raro lo normal es recurrir a ADLO!. Al fin y al cabo somos un medio de información.

No de los de inventarnos quemas de libros y blanquear a agresores sexuales, es cierto que aún somos modestos en nuestros objetivos.

Pero medio de información al fin y al cabo.

Por supuesto a nosotros también nos extraño el párrafo, más aún cuando lo vimos mil veces repetidos en medios españoles pero no en los extranjeros.

Podríamos decir que no vamos a hacer mofa, befa, chote y cachondeo con ello. ¿Pero para qué mentiros?

¿Cuál es la frase?

Tokusatsu… ¿Os imagináis una entrada en la wiki sobre el afamado Director y Productor Western? Por supuesto lo uno está en rojo porque no aparece -es lo que tiene que algo no exista- y lo otro en azul se puede consultar porque lleva a una página en la que te explican que es un género y no una persona.

Haciendo búsquedas en ingles no hemos encontrado nada.

En español sí que hay alguna variación en la que el director y productor es Dan Silver, suponemos que el actual encargado de contenidos de no ficción de Marvel.

Por supuesto Hulk no ha tenido jamás una serie llamada La ira de Hulk. De hecho, no tuvo ninguna serie de animación entre 1998 y 2001. Su serie de animación más cercana fue The Incredible Hulk, que empezó en 1996 y cambió su título en 1997 a The Incredible Hulk and She-Hulk, acabando ese mismo año.

No hay ningún especial, ni especial animado dentro de esas fechas, ni en los cómics en lso que lo más cercano podrían ser los seis números del segundo volumen de The Rampaging Hulk. Que llegaron hasta 1999.

Al decir Tokusatsu se nos ocurrió mirar a ver si había habido alguna curiosa adaptación japonesa, que es algo que hubio con el nombre de ハルクo Haruku

en los años setenta. Esto da para otro posteo, también os decimos.

Y, desde luego, no hay nada en la vida de R.L. Stine que haga pensar que ha tenido nada que ver con ello. Es decir, pudo ser un ‘desarrollo’ que no llegó a nada, y se realizó en secreto… salvo para un pequeño grupo de hispanohablantes. Porque en la web oficial del Jovial Bob tampoco hay mención alguna.

Así que os dejamos a vosotros decidir si esto ha sido un homenaje a las fake news, una copia a las demostraciones de vulnerabilidad de la wikipedia o si son los taquiones que ven el multiverso y saben todo lo que pudo haber sido y no fue, una vez más enturbiándolo todo.

Lo que está claro es que si véis alguna mezcla de Hulk y R. L. Stine en alguna web -comenzando por la wiki- o información os podéis reír a gusto de sus autores o replicadores. Al fin y al cabo eso es lo que seguro que desesaría el Jovial Bob.

Buscando al Señor Manara

Si hay algo que odio es el encasillamiento inmerecido. Cuando la crítica y el público deciden arbitrariamente delimitar un axfisiante nicho en el que encerrar la obra de un autor fijándose en unas características elegidas ad hoc e ignorando todas las que no encajen.

Como cuando se dice que Garth Ennis sólo es capaz de escribir historias violentas.

O que Simon Bisley sólo sabe dibujar macarras jevis hipermusculados.

Pero mi preferido es el encasillamiento de Milo Manara como artista erótico. Que lo es, sin duda alguna. Pero reducir esas décadas de carrera en la que ha demostrado una profunda sensibilidad artística hacia todo tipo de temas a sus trabajos de corte sicaliptico es como si tras el incendio de la Biblioteca de Alejandría la única obra de Shakespeare que hubieran sobrevivido fuera Las Alegres Comadres de Windsor.

Tomemos como ejemplo Las Aventuras de Giuseppe Bergman, que comenzó a publicarse en la revista nortemaericana Heavy Metal hacia 1984 con el pintoresco y pirandélico título Un Autor en Busca de Siete Personajes.

Ya en su primera página podemos apreciar una atrevida y cinematográfica composición visual que al cerrar plano nos revela un Manara de trazo prolijo, casi diriase que barroco. No demasiado alejado de algunas obras de su coetaneo Magnus.

Obviamente anterior a la estilizada simplicidad que adquirirá en su etapa a color. Ciertamente estamos ante un autor comedido y elegante, nada que ver con esa caricatura que nos han querido vender de autor obsesionado con el sexo que hace que todo momento o secuencia devenga irremediablemente en…

¡Menudo sorpresón el cameo post títulos de crédito del últim episodio de Loki! ¡Y a diferencia de Shazam! esta vez si se ha visto que es Henry Cavill!

Entre comunicado y comunicado, junio ya ha pasado

Una selección no exhaustiva (ejque eran muchos) de los tuits de ese junio que vivimos peligrosamente

En contra del fascismo, a favor de los manifiestos

Reconozco que no lo hubiera esperado jamás, pero resulta que 2021 es el año de firmar manifiestos.

El último que nos han puesto delante -bueno, el penúltimo, pero a todo llegaremos- es este que se llama #ViñetasContraElFascismo

Sí, efectivamente, ha salido la gente a defender a un editor de un grupo poderoso conocido por ciertos excesos como, digamos, aquel momento en el que pensaron que censurar una revista de humor satírico -sorprendentemente la misma para la que ahora se reclama independencia- era buena idea.

Idealmente uno hubiera preferido que esto se montara ante el señalamiento a los autores, o ante las amenazas a creadores LGBTQIA+ que ha habido, o ante… Bueno, ya sabéis, todas esas cosas que han pasado en el año que llevamos. Pero supongo que hay gente que tiene que poner en algún lado la línea roja y esa puede ser amenazar empresarios.

Pero ya sabéis que hay gente incapaz de firmar alguno de los manifiestos anteriores y decir «Esto SÍ merece un manifiesto» porque la gente es así y el trepismo no se hace solo. Eh, aquí no has ayudado a colocar a una amiga que no tiene ni idea del asunto. Ni corres el riesgo de molestar a un señoro que puteó a otro compañero. ¿Cómo no vas a firmarlo y moverlo? Lo mismo incluso tu asociación de ilustradores lo respalda porque decide que esto sí merece la pena porque no te vas a enemistar con alguien que te vaya a poder dar trabajo.

Por suerte cuando uno firma un manifiesto es más que consciente del tipo de gente que se va a encontrar como co-firmante.

Y la motivación sigue siendo buena incluso sabiendo todo lo que hay detrás. De hecho que la gente que firmó alguno de los anteriores o que se manifestó públicamente en contra cuando este señor al que ahora toca defender y su organización provocó una fuga masiva de la revista por decidir defender a la Casa Real -organización a la que, por supuesto, nadie jamás uniría ni con asomo con el fascismo porque no es como si hubiera algún tipo de continuidad o de fotos efusivas entre dictadores fascistas y actuales reyes en absoluto, eso es algo que nunca ha pasado ni volverá a pasar-, esa gente, decía, ha demostrado mucha más elegancia y coherencia firmando el manifiesto de la que todos esos trepas tuvieron.

Igual que puedes colaborar con un festival que iba a llevar a un reconocido homófobo y que ahora trae a un acusado por abuso sexual que no tiene relación alguna con el género PERO A LA VEZ firmar esto. Eh, ¿quién ha dicho que firmar algo significa tener que cumplir luego con el espíritu de detrás? Es mucho más fácil firmar cosas y luego seguir apoyando aquello que va en su contra. ¿Quién se va a molestar en leerlas?

Es lo bueno de las firmas, que uno siempre tiene a mano quién puso su nombre dónde y, por tanto, quién no estuvo allí.

Por suerte el tener claro que lo primero es firmar sirvió para algo.

Gracias a lo cual se lograron 3000 adhesiones con rapidez. Sí, comparar números es lo que tiene.

Pero bueno, que lo importante es participar. Y que plantar cara al fascismo siempre está bien. Así que vamos a recordar los datos para que firméis todos:

Ante el aumento del discurso del odio , firmo el manifiesto VIÑETAS CONTRA EL FASCISMO. Ni un paso atrás a nuestros derechos. Puedes adherirte aquí: https://forms.gle/2dKLKCnPRyqPmdV29… #CómicVsFascismo

Ya que estaban se ha sacado una convocatoria extra para todo el que quiera colaborar:

Así que si os apetece colaborar con ilustraciones (supongo que también se pueden ofrecer guiones, quién sabe) se ha lanzado un comunicado más pidiendo obras en CC para que se puedan mover y reproducir.

Supongo que esto también habrá hecho las rondas por Twitter, Instagram y, teniendo en cuenta algunos de los firmantes, Facebook. Quizá incluso Signal. Por TikTok lo veo más complicado. Más complicado que por MySpace, de hecho.

Pero lo importante en esto es difundirlo siempre. Ya habrá tiempo de recordar el pasado de cada uno después.

Ya puestos, no ha sido la única iniciativa que ha salido estos días, aunque sí la única centrada en los cómics. Pero si algo ha quedado claro es que al final todo acaba impactando en los cómics. Motivo más que de sobra para compartir este otro manifiesto antes de que tengamos que lamentarnos de no haberlo hecho desde los cómics, o de esperar a que los trepas vengan con su «Ahora SÍ».

Total, que también tenéis esto otro:

Si sois capaces de obviar la idea de poner ‘ocupación’ como si no fuéramos más que nuestro puesto de trabajo, o de superar las risas ante las decisiones de lo que han puesto algunos, no es mala idea pasar por allí a firmarlo.

Vale, no os servirá para congraciaros con ningún editor, pero a veces las cosas hay que defenderlas y firmarlas por lo que significan y no por lo que podemos sacar de ellas. ¿No?

Pues eso.

Y, por supuesto, en caso de duda y siempre como recordatorio: