Cuestión de perspectiva

Me informan por el pinganillo de que ya se saben datos sobre la subida de precio de las ediciones de Panini España para los tebeos de Marvel este 2020. El año con menos hype sobre el MCU en los últimos tiempos nos regala una gama de precios por los que una grapa de 24 páginas de Marvel cuesta…

Tres conos repugnantes del McDonald’s.

Dos o tres bandanas de Naruto de Aliexpress para la próxima invasión al Área 51.

Algo más de una entrada de la Fiesta del Cine para ver Youker.

Una caja de Chocopocs si le escamoteas un céntimo a la cajera del Alcampo.

1/5 de pollo de speed para compartir con los amigos.

1/6 de una Estatua de 3 metros de altura en el Museo del Cómic de Benavente.

1/10 de Novela Gráfica Original de Watchmen.

1/22 de la Edición de HeroQuest 25º aniversario que nunca verá la luz.

1/29 entradas para Disneyland París.

1/163 del precio de alquilar un zulo de 15 metros cuadrados en Madrid.

1/426 contendores barceloneses.

1/266.666 casoplones de Pablo Iglesias e Irene Montero según OkDiario.

1/376.000.000 de la recaudación mundial de la boicoteada Capitana Marvel.

¡Y eso si no contamos con el precio de las grapas dobles!

La foto en la solapa

Es posible que haya gente esperando a la publicación de alguna obra para comentar temas menores como el uso del término ‘novela de ficción‘ para definirla, o una vaga sensación de que quizá está intentando aprovecharse de alguna obra anterior en cuyo nombre no acabo de caer…

Pero lo cierto es que no. De todo esto ya habrá tiempo para hablar. Bueno, ya hablará EmeA. Ya sabéis cómo va esto. Porque yo no estoy aquí para comentar el contenido o explicar que es el fianl de la Generación Nocilla a manos de la Generación Al Medio Día Alegría. Ni siquiera estoy para avisaros de que si lo compráis por web os ofrecen una FOTO DEDICADA POR LA AUTORA. ¿Una foto de qué? A saber.

Yo lo que quiero es darles las gracias. En serio, editorial, conozco vuestra línea y vuestros autores y estoy convencido de que todo esto es solo un medio para lograr publicar su foto de autora en la solapa.

No solo eso, también descubrir que hay más fotos de aquella misma sección.

Y es que ya sabéis, nunca se puede juzgar a una obra por su portada. En cuanto a la foto de la solapa…

Horizonte 2020

Play

Ha sido uno de los Grandes Momentos en la Historia del Deporte. En el transcurso de la prueba de salto de longitud de los Juegos Olímpicos de México 1968, el estadounidense Bob Beamon consiguió de forma inesperada la estratosférica marca de 8,90 metros, superando en nada menos que en 55 centímetros la anterior plusmarca mundial. Ni siquiera los recursos técnicos de medida del acontecimiento estaban preparados para una batida semejante, aquel salto se salió literalmente de las escalas. Tal diferencia hubo entre aquel salto y todo lo que se hacía por entonces, que muchos predijeron que se trataría de un récord que no podría batirse hasta el futuro siglo XXI. Y no andaban tan desencaminados, pues fue una marca que se mantuvo hasta 23 años después, 1991, cuando Mike Powell consiguió rebasarlo por unos escasos 5 centímetros.

En 1997 aquí ya estábamos civilizados. El estándar de publicación del material americano era la grapa de 24 páginas, a tamaño americano y papel satinado por 225 pesetas (1,35 euros). Ya habiamos dejado atrás algunas extravagancias ochenteras como el formato Prestigio, quedando tan sólo como remanentes algunas ocurrencias editoriales de Zinco de combinar dos episodios de series regulares sofisticadas, el germen de Vertigo, portadita de cartón, dos gotas escasa de cola, y precio también sofisticado. Había que sobrevivir. Los tebeos de Sandman, de 48 páginas, publicados así tenían un precio de 575 pesetas (3,46 euros). En comparación, alguno de los productos populares (o sea, de Marvel) de 48 páginas también, costaba en 1997 375 pesetas (2,25 euros).

Los quioscos de entonces eran muy eclécticos

En aquel contexto, Zinco no pudo sostener los derechos de DC, de forma que el material lo adquirió Norma en 1997. Y el estándar de publicación más habitual de la editorial siguió siendo 48 páginas con dos episodios americanos con tapita de cartón por…750 pesetas (4,51 euros).

Fue uno de los Grandes Momentos de la Historia de la Publicación en nuestro país. Un salto cuantitativo tan brutal que puede compararse con aquel salto de Bob Beamon, incluyendo la predición de que fue un hito que tardaría también mucho tiempo en superarse. Y será también 23 años después, para Enero de 2020, cuando se consiga tal hazaña.

Una gesta que a buen seguro hará que nos conciencemos más sobre el cambio climático, la deforestación del Amazonas y la tala de árboles, querido lector.

La parte positiva del asunto es que el record de 1991 de Mike Powell sigue sin haberse superado a día de hoy. Esperemos que en esto también se repita la historia…y que la gente siga pagando por ir a los estadios.

En septiembre te instagrameé

Enésimo acto de redifusión y reciclaje de mis tontás

Ver esta publicación en Instagram

Jane Foster y el acoso laboral #whatif10

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Ver esta publicación en Instagram

La última década de Marvel resumida en una viñeta #vco5 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Más Allá del Valle de los Muñecos

¿Sabeis esa sensación? Sí, sabeis de lo que estoy hablando. La que cae cada diciembre. Esa mañana en que te levantas y en la TV hay una retransmisión en directo. Un evento esperado desde hace largo tiempo, que mantiene en vilo a todo el país. Del que luego los periodicos y telediarios van a hablar durante días, mencionando a los lugares en que ha transcurrido, entrevistando a los protagonistas incidentales.

Y tú, todaía legañoso, metiendo el pan en la tostadora mientras de fondo la televisión emite espectantes imágenes del lugar de los hechos, haces la pregunta que sabes que todo el mundo se está haciendo en este día tan señalado…

«¿YA HA SALIDO EL GORDO?»

Y aceptad la palabra de uno que sabe, de alguien que se ha comido unas cuantas navidades. Es cuestión de tiempo pero tarde o más tarde todavía…

La continuidad es optativa

La continuidad es uno de los elementos más importantes de lo de leer tebeos de superhéroes. Entender y comprender la continuidad es el Saber qué es un fuera de juego de la cultura pop: en realidad es muy sencillo, pero nos gusta fingir que es alguna especie de conocimiento secreto. Lo cierto es que la continuidad solo es importante en el corto plazo, porque a medida que el tiempo va pasando, los sucesos se van desvaneciendo, y por eso en la web de RTVE se puede decir que Frank Miller hizo que las mujeres dejaran de ser un objeto decorativo en los cómics. Ha pasado mucho tiempo, y lo que hiciera Miller o dejara de hacer con los personajes femeninos pues no es importante.

Una vez de algo ha pasado mucho tiempo, pues mira, no hace falta darle mucha importancia y podemos hacer como que nadie lo ha leído. E, incluso, volver a vendérselo. Podemos coger una historia, así sin mucha importancia, como por ejemplo… no sé, el The Amazing Spiderman 248. En ella, el cabeza de red visita a un niño que es un gran fan de Spiderman, y que sufre una terrible enfermedad. Tal es la compasión de Peter con su joven fan, que en un momento incluso le desvela su identidad secreta.

Qué bonito. Qué humano. Qué emotivo. Un Spiderman cercano preocupado por aquellos más débiles. Los que más complicado lo tienen. Eso pensó en este siglo XXI un guionista del trepamuros, que decidió que había pasado suficiente tiempo como para que ese número ya no estuviera dentro de la continuidad y se pudiera repetir la jugada. Qué sé yo. Igual Timothy Harrison fue borrado de la historia durante el Mefistazo y como nunca ha ocurrido, está bien refritear la historia.. Solo Quesada lo sabe. El caso es que se podía volver a hacer el mismo tebeo sin ninguna vergüenza ni pudor a ver si el momento emotivo volvía a funcionar.

¿Cómo? ¿Que si estoy hablando del Friendly Neighborhood Spider-Man 6 de Tom Taylor? ¿Ese en el que Spider-Man va a visitar a un niño que es un gran fan de Spiderman y sufre una grave enfermedad? ¿En el que finalmente Peter se apiada del niño y en un gran acto de humanidad va más allá de lo que pensaba que iba a hacer por ese niño?

Pues bueno, yo estaba pensando en The Spectacular Spider-Man 14, de Paul Jenkins, en el que Spiderman salva a un joven con una grave enfermedad y en el que finalmente, se apiada tanto de su condición que le desvela su identidad secreta.

Porque, la verdad, comparando con la cara dura de Jenkins, al menos Taylor se ha tomado la molestia de inventarse un final emotivo diferente para la historia.

(Y entre el cómic de Stern y el de Taylor hay 35 años de diferencia, pero entre el de Stern y el de Jenkins solo 20, que no sé si son suficientes para que la continuidad prescriba).

Despues de la tormenta siempre llega la tormenta

Va de mutantes. Tras el arranque fustrado post-Bendis con Cullen Bunn y mutantes malotes sin un objetivo claro, llegó el arranque fustrado de la Patrulla-X Oro con Marc Guggenheim y un equipo con un sucedaneo de Lobezno que se deshizo como un azucarillo. Llegó luego el arranque fustrado con la terna Brisson-Rossenberg-Thompson, que se fueron repartiendo las culpas de lo que iba sucediendo. Total, que ahora en Marvel han dicho que ahora sí que sí, que esta vez es la buena y que van a relanzar la Patrulla-X de una vez por todas. Con Jonathan Hickman. Con un arranque potente.

Un relanzamiento que lleva más de un año cociéndose, aunque cuánto más lo dicen más patente queda que el penúltimo relanzamiento nació con fecha de caducidad. Según nuestras cuentas, esto convierte a Hickman en el noveno escritor en alcanzar la Triple Corona Marveliana (algún número en series regulares de Cuatro Fantásticos, Vengadores y Patrulla-X) tras Stan Lee, Roy Thomas, Chris Claremont, John Byrne, Tom DeFalco, Scott Lobdell, Fabian Nicieza y Mark Waid. Y como ya hizo las dos veces anteriores, ha sustentado los pilares de su edificio en dos títulos, miniseries esta vez: House of X y Powers of X. Dos series que él dice que en realidad son una y que los americanos las han agrupado bajo las siglas de HoX PoX. Sugerente abreviatura que suena a genética (Hox) y a enfermedad (Pox), ya que Hickman no pega puntada sin hilo. En nuestro país la magia de la traducción hará que suene más a ecuación enrevesada (Cedeequis Pedeequis). Dos miniseries quincenales que se van alternando formando una historia conjunta. Con sus diagramas y su orden de lectura en cada episodio y todo.

Dos series que son una, orden de lectura establecido, alternancia…¿no hubiera sido entonces más sencillo llamarlo «serie semanal«? pues no, primero por el motivo artístico de que así un solo dibujante se encarga de cada una al completo, cosa que de tratarse de una sola serie hubiera sido quejas de que no pueden dibujar más de dos episodios seguidos sin alternarse. Y el segundo motivo, el más importante: colocar dos nuevos números uno en el mercado a la vez. Que eso en ventas se nota y mucho, sobre todo lo que se ralentiza la caida con dos minis de seis en vez de una maxi de doce.

Sin espoilear nada, pues esta al caer por aquí, diremos que la cosa ha generado interés y ha estado muy movida, una historia tan sofisticada y madura que ha sido rotulada en minúsculas, que ha sido la comidilla de los tebeos de este verano, ha sido una historia intensa…que apenas ha durado tres meses. Ha estado bien, sí, pero se ha terminado. Y ahora llega…ahora…¿ahora que llega? debe llegar algo, la máquina no puede detenerse.

Pues una vez el Arquitecto ha dispuesto las piezas sobre el tablero, la epopeya continúa en X-Men.

No os metáis con el diseño del ´titulo, insensatos

O como a mi me gusta llamarlo «Casa Summers (ft. Lobezno)«. Por Hickman y Yu.

Y si esta ración mutante mensual te sabe a poco, o eres de los que quieres que también salgan personajes clásicos de toda la vida como Tormenta o Kitty, entonces también puedes seguir…

…los Marauders de Gerry Duggan y Matteo Lolli. O si echáis de menos a Coloso y la Bola Especial podéis refugiaros en…

…los X-Force de Benjamin Percy y Joshua Cassara, en la que también salen los que no son Summers de Casa Summers o un secundario interesante como Black Tom Cassidy. Ah, y Dominó, claro, que para algo es X-Force. Ya, Cable no sale, pero a Cable lo tienes…

…en Fallen Angels, de Bryan Edward Hill y Szymon Kudranski. Un clon, el hijo de una clon, y una ninja británica que… ¿mola o no? y si te queda un hueco en el bolsillo, siempre puedes optar por…

…la nueva encarnación de Excalibur, de Tini Howard y Marcus To. El del fondo es Rictor; no, el otro del fondo. Y la de la espada es británica, por supuesto, Betsy Braddock. No, no es Mariposa Mental, animales.

Si llegados a este punto lo que necesitas es la tranquilidad de un équipo estable con personajes estables, te quedan…

…unos Nuevos Mutantes que son casi como los que recuerdas, cortesía de Hickman con Ed Brisson y Rod Reis.

Nos espera por tanto una etapa apasionante ¿no es cierto?

Que ilusión ¿verdad?

No estaré captando un cierto desánimo…que todo va tan rápido estos días…que hace tres meses era un fracaso, luego una maravilla, ahora que si lo que viene se hundirá en nada…tranquilos, descreídos, que Hickman nos tiene preparada la forma para que todos estos títulos capten nuestra atención:

Con una guía de lectura al terminar el primer número de los X-Men.

Seis historias que son una.

Completistas, os han vuelto a pillar.

AVIV OTCËTIUQRA!

πόλις

  • ¿Pero vosotros habéis visto lo que han hecho en la adaptación? Vamos, tiene que estar Glykon montando un calendario solo para…
  • Yo lo que quiero es saber por qué tanto bombo a la película cuando llaman a ese personaje, que no tiene nada que ver con el de los cómics, al final…
  • ¿Cómo es posible que unos directores que han estado haciendo cine de género toda su vida ahora vengan a ponerse exquisitos con…

¡ALTO, LOS PAPELES!

  • ¿Disculpe?
  • Sí, usted, los que están hablando en círculo.
  • ¿Hemos invocado algo? ¿Hemos invocado algo OTRA VEZ?
  • No, no, esta vez no ha sido un círculo de invocación friki, esta vez se la ven ustedes con la policía.
  • Uy, pues eso sale por un ojo de la cara.
  • A ver, documentación.
  • Le saco ahora mismo el DNI…
  • No.
  • Yo tengo mi pasaporte…
  • NO.
  • ¿Le sirve el carnet del Club Nintendo?
  • ¡NO!
  • Pero, a ver, ¿y qué quiere usted?
  • Que me enseñen SI ESTÁN USTEDES DOCUMENTADOS DE LO QUE HABLAN. Eh, a ver, que aquí es muy fácil ponerse a rajar PERO LUEGO NO CONOCEN LOS HECHOS.
  • Chiques, este tipo de uniforme nos ha confundido con periodistas culturales.
  • ¡Un respeto a la autoridad!
  • Pero qué autoridad…
  • ¿No conocen ustedes a sus Fuerzas de Seguridad del Estado?
  • Ay, yo qué sé. Hay tantas y están tan tapadas entre ellas que es más fácil distinguir las categorías de tropas de La Guerra de las Galaxias o Warhammer 4000.
  • Aunque sea solo por la cantidad de armas que llevan…
  • …y los juguetitos. Que con tanto accesorio al final nos vamos a aprender las diferencias cuando empiece a sacar líneas HasBro.
  • ¡Menos cachondéito! Que esto es muy serio. A ver, ¿ustedes saben todo eso de que si La Policía de la Moda y si La Policía del Pensamiento y La Policía del Tono?
  • Regular.
  • ¡¡¡PUES AQUÍ MI COMPAÑERO Y YO…
  • Uy, qué modernos, que tiene un compañero.
  • ¡¡¡MI COMPAÑERO DE TRABAJO!!! ¡A ver qué pasa!
  • Pero, oiga, que no lo decimos a malas.
  • Qué genio. Seguro que preferiría estar en la campaña de Warhammer que están montando en el Valle.
  • ¿Pero a la gente le gusta tanto los Necrones?
  • ¡¡¡QUE ME HAGAN CASO Y DEJEN DE HABLAR DE SUS COSAS!!!
  • A ver, cuéntenos su rollo…
  • Pues bien, somos LA POLICÍA DE LA QUEJA.
  • ¿Vienen a atender a las quejas de los ciudadanos?
  • ¡¡¡NO!!!
  • Ya me parecía a mí.
  • Estamos a cargo de establecer si la gente SE PUEDE QUEJAR O NO.
  • ¿En serio? Pensaba que eso ya estaba claro. No hay más que recordar el caso de Thunder Gun 4: Maximum Cool.
  • Sí, desde que La Audiencia Nacional decidió cosplayearse de Juez Dredd.
  • Y la respuesta es que no, claro. Primero porque crearía una paradoja con eso de pedir que quejarte del que se queja, porque luego vendría el que se queja del que se queja del que se queja y luego…
  • Además de que al que se queja le cae un…
  • ¡PERO BUENO! Aquí lo que decidimos es si se pueden quejar ustedes o no. Y den gracia ustedes que parecen varones blancos heterosexuales.
  • Como parecer…
  • ¡Si fueran sucios piojosos jipis o mujeres o… bueno… ¡GRUPOS DE RIESGO! Ahí ni nos molestaríamos en intervenir.
  • ¿No?
  • ¡Claro que no! Por la Ley del Nabo. Si uno de esos colectivos se queja aparece un Nabo de oficio para decirle que no se pueden quejar. ¡Pero ustedes! ¡Ustedes son unos privilegiados! ¡Venimos a examinar si se pueden quejar o no! ¡Y luego les explicamos por qué no!
  • Ya…
  • Por ejemplo. Una adaptación. Pues les decimos «Es que una cosa es la adaptación y otra la obra original», «Son distintos medios», «Tendrá que darle al menos una oportunidad», «Mire, la adaptación no ha hecho nada a su original, ahí sigue en su estantería sin dañar».
  • Ahm…
  • ¿O del éxito de una película? Pues lo mismo nos sirve «Deja disfrutar a la gente de las cosas que le gustan» como «Todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión».
  • Claro…
  • Y eso nos vale también cuando alguien emite una opinión distinta. «A ver si la gente no va a poder ya ni opinar en libertad», «Supera que la gente tiene gustos diferentes a los tuyos», «Con la de cosas más graves que hay para protestar» o….
  • Ya, bueno, el problema es menos cualquier de ellos que el ir a la gente a decirle que no tiene razón o negar la validez de cualquier otra opinión, que, sinceramente, era para lo que pensaba que iban ustedes a servir.
  • ¡No se me ponga farruco que venimos con la manguera!
  • He visto esa película.
  • No, no, no, lo de que los aficionados a la cultura popular no nos duchamos es solo un estereotipo así que no nos va a asustar con…
  • ¿Eso es un camión hidrante?
  • ¿De dónde sacan esos maravillosos juguetes?
  • Creo que se los compramos entre todos.

¡SFLUOOOOSH!

¡Se impuso la ley una vez más! Ya está bien la gente de quejarse y quejarse así, sin aportar documentación, tener experiencia demostrable y establecer ellos lo que les importa. ¡Una vez más la JUSTICIA ha sido restaurada!

¡Señor, señor!

Ah, Regúlez, perfecto. Traiga el recogedor y llévese a estos indocumentados a la ambulancia. A los medios les dice que aquí no ha pasado nada. O que se lo merecían. O las dos cosas. Mire, mejor lo escribe como Nota de Prensa y que se limiten a copiar y pegar. La rutina de costumbre.

¡Señor, tenemos un aviso urgente!

No me diga.

Sí, quieren hacer una reposición en cines de esta película.

¡VÁMONOS DEPRISA, QUE ESTO VAN A SER HORAS EXTRA!

♫ bad boys bad boys siempre quejándose bad boys what you gonna do decirle que no se quejen bad boys bad boys ♭

En septiembre te tuiteé

Sí, hoy toca otro de los famosos días vagos del abajo firmante

El Fin de la Eficiencia

-¡Shawn! Aquí traigo el guión de nuestro último episodio de Dr Fate.

-OK, J. M.

-Hemos dedicado un año a trazar un complejo mandala de lineas vitales entrecruzadas que enmarca un arabesco puzzle de almas y reencarnaciones y este episodio es su nirvana final. El nexo en el que sus existencias confluyen en un eterno ouroboros de karma.

-OK, J. M.

-Y yo… En fin, no es que dude de tu talento para retratar fielmente la odisea espiritual que aquí concluye, que llevamos trabajando juntos dos años ya pero… Es que hay una viñeta especialmente dificil. La despedida del Fantasma Errante y la pequeña Raina. A través de sus inocentes ojos hemos intentado proporcionar a nuestros lectores un atisbo de la emoción como fuerza fundamental del universo. De la felicidad como luz y guía en el sendero que toda alma debe recorrer en pos de su destino dhármico. De que ese principio cósmico que hemos llamado Dios existe en todos nuestros corazones y también nos referimos a ello como «amor».

-OK, J. M.

-Y… Bueno, son ideas sutiles y dificiles de plasmar visualmente. Pero yo no dudo de tu habilidad para hacerlo ¡todo lo contrario! Es sólo que… Mira, tú recuerda que nuestro tebeo no es una exploración del terror existencial como cuando dibujabas Sandman ¿vale? Perdona que sea tan pesado pero en estas cosas la linea que separa lo buenrrollista de lo inquietante es muy delgada. Bueno, venga, ya paro de incordiar y te dejo que curres. Hasta luego.

-OK, J. M.

-Shawn, así que estabas aquí. Toma, las pilas que me pediste que te comprara. Me debes 15 dólares. Qué caras son estas mierdas, con lo minúsculas que son. Son más pequeñas de las de mi reloj. Oye, si no es mucho preguntar ¿para qué las quieras?

-OK, J. M.

-Si no me lo quieres decir no pasa nada pero no me vaciles, Shawn.

-OK, J. M.

-¡QUE TE DEN, SHAWN! ¿ME OYES? ¡QUE TE DEN!

-OK, J. M.