Jóvenes fichajes

Evidentemente la economía de muchas familias se está resintiendo con toda esta crisis sanitaria que estamos viviendo, y por eso es de agradecer que el gobierno se esté encargando de proteger a los colectivos más vulnerables ante estos momentos de incertidumbre e inestabilidad: entidades bancarias, televisiones privadas, rentistas y propietarios de varias viviendas y, por supuesto, lectores de tebeos adictos al completismo.

El mundo editorial, con la responsabilidad que le caracteriza, se ha dedicado estos días a dar una respuesta unánime y a nivel mundial a la crisis: no dejar que esas moderneces de los tebeos digitales les obliguen a sacar tebeos.

Sin embargo, es importante que los gobiernos del mundo entero se den cuenta de que esta parálisis del mundo cultural, ya sea el de las tiendas especializadas, los estrenos cinematográficos o el catálogo de la FNAC, está saliendo muy cara a otro colectivo precario en grado sumo. Esperamos que pronto haya una respuesta igualmente rotunda y unánime para salvar a las webs sobre tebeos.

Porque al no haber forma de darle la más mínima credibilidad a sus rumores inventados, se están viendo obligados a reconocer que sus noticias son pajas mentales de algún matado de Twitter.

Aunque entre todo esto parece que sí que hay una noticia real que se está cubriendo. Incluso medios españoles de la «prensa seria» se hacen eco de que, al parecer, Emma Watson está optando a un papel en la próxima película del Dr. Strange. Y no puede dejar de sorpenderme que todo el mundo está subido en el carro de que Watson interprete a Clea, hechicera y amante del Maestro de las Artes Místicas.

Clea & Dr. Strange | Doctor strange comic, Doctor strange, Doctor ...

Y es este punto el que me llama la atención, y quizá no debería, pero asombra lo normalizado que tienen los medios que fichen a Emma Watson (29 años) para interpretar al interés romántico de Benedict Cumberbatch (43). ¿No?

Ya. Sí, no he dicho nada.

Aglomeraciones ¿os acordáis?

Antes que nada, pido disculpas por no haber dado respuesta al pasatiempo propuesto hace dos semanas. Sólo puedo decir en mi descargo que el teletrabajo, si se quiere rendir al mismo nivel que en tiempos pre-pandemia, puede ser una actividad que consume muucho más tiempo del esperado, a lo que hay que sumar la competencia de espacio de trabajo con el estudio telemático de un par de criaturas. Total, que lo que parecía una temporada idonea para bajar la pila de lectura y ponerse al día con algunas teleproducciones, en realidad me ha hecho esclavizarme a la pantalla trabajando a medio gas durante el doble de tiempo. La pila baja, sí, lentamente y más que nada por falta de entrada de nuevo material. Pero ya llegará.

Esa sería una razón, la segunda es que…no me quedé con las soluciones y tendré que volver a mirarlos para darla, cosa que haré más tarde que pronto, tranquilos por eso.

Pero comprendo, por lo que veo en noticieros, que también hay gente ociosa por estas tierras, con mucho tiempo que ocupar, razón por la que hoy voy a dedicar este espacio a un nuevo pasatiempo, esta vez combinando agudeza visual y conocimiento de historieta. Ah, y esta vez incluiré la solución.

¿Recordáis Ultraforce? por supuesto que no. El Ultraverso fue uno de tantos nuevos universos creados al rebufo de la explosión de Image. Lo que pudo haberlo hecho perdurar en su día fue que terminó siendo adquirido por Marvel. Lo que pasa es que mientras DC sí ha sabido ir incorporando con naturalidad todos aquellos personajes y editoriales que iba fagocitando a su paso, la Casa de las Ideas para esto se daba poca maña. De hecho, si alguno recuerda Crossgen, a día de hoy también es de Marvel, vía Disney, algo incluso llegaron a sacar. Bueno, baste con decir que el personaje adquirido del que más jugo han sacado es Ángela.

(No, no cuento a Conan como «personaje adquirido por Marvel«. Conan es de Marvel. Otra cosa que podría discutirse hoy día es si lo de Marvel es Conan).

Bueno, la cuestión es que para la instauración definitiva del Ultraverso como uno de los tantos universos que conforman el marveliano, ambas editoriales idearon un evento que cruzase los destinos de Ultraforce y los Vengadores. El primer tebeo del cruce fue el realizado por Marvel, que puso a los guiones al inefable Glenn Herdling y a los lápices al inmarcesible Angel Medina, con ayuda del sempiterno M.C. Wyman.

Malibú cerró el cruce con un especial a cargo de…a ver… ah, sí… unos tales Warren Ellis y George Pérez.

A grandes rasgos, Loki viaja al Ultraverso para pillar las Gemas del Infinito y liarla. Pero allí son siete, y la última sirve para gobernar a las demás y generar una entidad llamada Génesis que pretende hacerse con todo lo habido y por haber en ese universo y los colindantes. Una amenaza que requiere de la unión de Vengadores, Ultraforce, y todo héroe que por allí pasara procedente de cualquier otro universo. Lo que en manos de George Pérez son palabras mayores.

El bueno de George aprovechó esta estampa multitudinaria para incluir varios personajes propiedad de otros autores en otras editoriales ¿sabría usted localizarlos? la imagen al clicarla se amplía para ayudar al jugador interesado.

Como dije, dejo también la solución aquí, en forma de los créditos de la publicación original (Planeta sacó esté especial en su día, pero allí dijeron que todo era de Marvel). Tranquilos, también se amplían.

¡Al agua, patos!

-¿Tex? ¿Me has mandado llamar?

-Ah si, Bob. Pasa y siéntate.

-¿De qué querías hablar?

-Como sabes, Bob, soy editor del Weird Mistery Tales, uno de los tebeos de antología de historias cortas de terror con giro final que está publicando la editorial DC para el que estás escribiendo guiones en estos años 70 en los que estamos viviendo.

-¿Sabes que tus dialogos expositorios necesitan mejorar MUCHO, Tex?

-*tosecill* No te he llamado para recibir clases de escritura de guiones, Bob. Y menos de TÍ.

-¿Estás intentando decirme algo?

-Primero escribiste»El infierno no conoce furia» para el número 18. Donde una atractiva androide defectuosa arrastra a su muerte en el fondo de una piscina a su homicida creador.

-Ajam.

-Luego «La muerte llama» para el número 19, en el que unas sensuales sirenas arrastran a su muerte a un buceador.

-Cierto.

-¿Recuerdas que te llamé a mi despacho, igual que hoy?

-Si, claro.

-¿Recuerdas que te hice una petición expresa?

-Perfectamente.

-¿Recuerdas que te dije literalmente «NO QUIERO MÁS HISTORIAS DE HOMBRES QUE ACABEN ARRASTRADOS A SU MUERTE BAJO EL AGUA. ESCRÍBEME ALGO DIFERENTE«?

-Y recuerdo que gritaste mucho al decirlo.

-Verás, Bob, me ha llegado la prueba de impresión del guion que has escrito para el número 20 y aparentemente tienes un concepto… peculiar de lo que significa «DIFERENTE«…

…MUY PECULIAR…

Depende del espectador

Hace más de medio año que no vemos qué tal le va a Vampirella. De momento su última serie ha traspasado la barrera del primer TPB y sigue abierta y publicándose con buena salud

¡Sí, es Guillem March!

Al comienzo de este séptimo número nos encontramos con la protagonista emulando a Eva María, tomando el sol en la playa, aunque en vez de un bikini de rayas lleve su uniforme habitual

Pero esa misma prenda que lleva cincuenta años cosechando críticas negativas por su poca cantidad de tela resulta que también es inaceptable en la playa en que se encuentra nuestra vampira del espacio favorita…

…pero esta vez por excesivo. ¡Cosas de los naturistas!

Chicas, pistolas y chupas de cuero

Pues estaba yo leyendo el otro día, por recomendación de un tuitero, la breve etapa de Greg Ruck como guionista de El Castigador, allá por el lejanísimo 2011. El caso es que Rucka propone aquí un personaje bastante interesante, la sargento Rachel Alves, una exmarine cuya familia es asesinada en el mismo día de su boda por una banda de sicarios a sueldo del crimen organizado. Alentada por el propio ejemplo del Castigador, Racher, primero por separado y después como compañera de Castle, se dedicará a ejecutar y castigar a todos los criminales que se pongan a su alcance. Básicamente, una “Castigadora”, de esas versiones femeninas de personajes masculinos muy asentados que tan de los nervios ponen a los comicgaitas a un lado y al otro del Atlántico. Y que duró 15 números.

El caso es que a mí toda esta historia me quería sonar de algo. Esto yo ya lo había leído. Que no se me entienda mal, el tebeo está bastante bien y si la cosa hubiera logrado aguantar más de una docena de números antes de dejar de vender y que cancelasen la serie, pues podría haber seguido estando razonablemente guay. Pero yo esto ya lo había leído. Si recordáis, hace unos meses comentaba yo que lo de la continuidad es una cosa optativa en Marvel, pero aún así…

Total, que cojo mis cómics del Castigador y me pongo a mirar. Y me encuentro yo con Jennifer Cesare. ¿Quién es Jennifer Cesare? Creada en 2007 por Garth Ennis, se trata de una mujer casada con un jefe mafioso que la maltrataba hasta que el Castigador se lo carga en una de sus rutinarias misiones contra el crimen. Jennifer decide entonces convertirse en “la fan número 1” de Frank (crush incluído), salvarle la vida y ayudarle a liquidar a unas viudas mafiosas.

Pero yo ya había leído esto antes. Y no es porque hay un debate interno dentro del fandom de Marvel sobre si las historias contadas por Ennis en su Punisher de la línea MAX transcurren en la Tierra 616 o no. Es que yo ya había leído esto. La mujer con la cazadora de cuero, la calavera, el rollito fan-pirada. Yo todo esto ya lo había leído. Ya sabéis, amigos, que la continuidad es opcional. Pero aún así.

Total, que te vas otra década para atrás y me encuentro con Lynn Michaels. ¿Lynn quién? Creada en 1992 por Chuck Dixon en las páginas de Punisher: War Zone, Dixon la recuperaría en su continuación al cargo del justiciero de la calavera en Punisher: War Journal. Allí, esta agente de policía, admiradora (y con un crush) del Castigador acabaría dejando la labor policial y ayudando a Castle en su guerra mortal contra los criminales.

Y es en que en fondo, todas las buenas ideas de la Marvel de esta década se pueden rastrear hasta los 90. Solo hay que seguir el rastro de chupas de cuero.

Una figura de unidad

En estos momentos duros, difíciles y divisibles es lógico mirar a nuestras instituciones buscando a alguien que nos represente y darnos cuenta de que los Lehnsherr, perdón, los Eisenhardt… bueno, como se llamen esta semana… ellos no nos han sabido representar con tanta isla y tanto estado y tanto… bueno, tanto estar buscando de paraíso en paraíso.

Precisamente por eso hace falta encontrar algo mejor. Algo que signifique unión. Algo que… Bueno, que qué os voy a contar…

AVIV BÖR!

Y Aviv también a karthik_nj que es quien ha realizado tan magnífico retrato.

Instagrameos de febrero

¡De los años 60 del siglo XX a los años 20 del siglo XXI!

Ver esta publicación en Instagram

El destacado papel de la mujer en Asgard #marvel #jim120

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Ver esta publicación en Instagram

¡Nadie succiona como el poderoso Thor! #jim94 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Total Eclipso of the Heart

-Buenos días, doctor.

-Buenos días, señor Gordon.

-Usted es mi última esperanza, doctor. Sólo usted puede eliminar a mi némesis, sólo usted puede aniquilar esa maldición que ha convertido mi existencia en un tortuoso devenir de incierto destino.

-Intensito, ya veo. Permítame consultar su dossier. Aham. Se refiere usted a Eclipso, ¿no es así?

-¡Maldito una y mil veces sea ese nombre!

-¿Por qué no empieza desde el principio?

-Todo comezó de la manera más inocente. Fuí a una remota isla del terer mundo a registrar un eclipse de sol y para llegar al lugar de observación óptimo tuve que tranquilizar a los supersticiosos nativos.

Que ya sabe usted cómo son estas sencillas gentes. El caso es que al brujo local no le hizo gracia y me atacó pinchándome con un diamante negro justo en el momento en que se producía el eclipse.

La siguiente vez que nuestro satélite ocultó al Astro Rey descubrí horrorizado las teribles consecuencias de su agresión…

Me transformé en esa depravada criatura que los hombres han llamado… ¡ECLIPSO!

-Hmmm… Ya veo.

-Eclipso… Eclipso… Cuántas veces he maldecido su nombre. Un Yang para mi Yin. Un Hyde para my Jeckyll. Sabe todo lo que yo sé y su único empeño es desencadenar el mal en el mundo y deshacer todo lo bueno que he hecho.

-Afirma usted que sólamente aparece cuando se produce un eclpse de sol ¿no es así?

-Lo es, doctor.

-Pero ¿no es un fenómeno extremadamente infrecuente?

-¡En absoluto, doctor! ¡Todos los meses se produce uno como mínimo!

Todos.

Los putos.

MESES.

Y eso sin tener en cuenta el resto del planeta. Que te vas de vacaciones a cualquier lugar y de repente ZASCA, resulta que esa semana allí tocaba eclipse.

De hecho ni siquiera tengo que estar presente, si en algún lugar de la Tierra se produce un eclipse me transformo en mi depravado alter ego.

En cualquier lugar de la Tierra.

¡En cualquiera, oiga!

-Pero es matemáticamente imposible que se produzcan tan a menudo, señor Gordon.

-Bueno doctor, es que también cuentan los… ehm… eclipses artificiales.

-¿»Artificiales»?

-Como cuando en el laboratorio no avisaron de que estaban experimentando los efectos de un eclipse usando focos.

Y aquella vez que fuí a un planetario…

¿CÓMO iba a sospechar que iban a simular un eclipse de sol? ¡Simulando fenómenos astronómicos en un planetario! ¿CUÁNDO SE HA VISTO ESO?

-Aun así no es posible que se encuentre usted con eclipses, reales o simulados, en su presencia o al otro lado del planeta, TAN a menudo.

-Bueno es que en realidad basta con que una luz, cualquier luz que sea redonda …

… sea cubierta por otra silueta que sea redonda.

-¡Pero eso tiene que ser todavía más infrecuente!

-Uy doctor, no tiene usted ni idea.

¡Hasta una luz proyectada a través de la ventanilla de un avión invoca a mi oscura otra mitad!

-Hmmm… Comprendo…

-¿Comprende, doctor?

-Sí. De hecho me he encontrado con muchos casos como el suyo, señor Gordon.

-¿Como el mio?

-Hombres atrapados.

-¿Por su maligna otra identidad?

-No, atrapados en su vida cotidiana.

Atrapados en un simulacro de normalidad.

En relaciones en las que se han embarcado por mera inercia, simplemente porque eran lo que la sociedad esperaba de ellos.

Que cuelgan de su cuello como una pesada, una muy pesada ancla.

Una inescapable y opresiva losa que les impide ser libres.

Que se aferra a su ser con la adherente firmeza de una rémora.

Hasta el extremo de que su única salida es inventarse otra identidad. Una personalidad libre para seguir sus ocultos anhelos y deseos.

Y poder expresar abiertamente su reprimida orientación sexual.

-¡ABSURDO!

-¿Lo es?

-No tiene usted ni idea, doctor. Eclipso es real. ¡REAL! Es un mal primigenio e incognoscible. Un demoníaco ser cuyo poder es tan insondable como inabarcable es su satánica malicia. Una nefanda entidad cuyos malignos designios amenazan a toda la raza humana. ¡AL MISMO UNIVERSO!

-Aham…

-…

-…

-…

-Explíqueme una cosa, señor Gordon. Usted se convierte físicamente en Eclipso, que es una persona diferente, ¿no es cierto?

-En efecto, doctor.

-¿Y su traje?

-¿S-su traje…?

-¿De dónde sale ese colorido y… ehm… alegre traje que lleva?

-Puesss… lo encontré la primera vez que me transformé… Lo encontré en…

…*suspir* lo encontré dentro en un armario, doctor…

-Eso me imaginaba. Afortunadamente tengo la solución a su problema.

-¿La tiene?

-El payaso Gran Paggliacci actua hoy en la ciudad. Vaya a verle y verá como recupera el optimismo y el equilibrio.

-¡JODER, DOCTOR, ES QUE NO SABE USTED RECETAR OTRA COSA!