Get to France

Dentro video.

Durante estas semanas hemos asistido a un apasionante debate sobre nuestro superheroe preferido con nombre de bebida alcohólica.

No coño, no digo Sergei Kravinoff, me refiero a John Walker.

Y entre los muchos aspectos que se han comentado están las elecciones que se han hecho a la hora de diseñar su uniforme y lo que explican subrepticiamente sobre el personaje.

Y nada más lejos de mi intención menospreciar lo que sin duda son análisis meditados pero en última instancia tristemente fallidos. Porque por puro desconocimiento omiten un detalle CRUCIAL.

Un detalle que, sin duda, no ha pasado desapercibido a cualquier adláter que se precie de serlo. Pues hay un elemento que señala inequívocamente que el USAgente es el opuesto tanto física como moralmente del mejor Capitán América que ha existido nunca.

El de ROB!, por supuesto.

Por ese y por otros motivos…

…es un buen dia para gritar nuevamente….

AVÏV BÔR!

Nous ne sommes rien, soyons tout

Ayer apareció una buena noticia en mi Twitter. Un autor había ganado la lucha por sus derechos frente a la editorial Malpaso.

Y no solo fue porque siempre es una alegría ver que poco a poco se va restituyendo a las personas afectadas por las prácticas empresariales de la editorial, sino al ver que ARGH!, la Asociación Profesional de Guionistas del Cómic estaba implicada. Porque, ¿sabéis dónde más está implicado ARGH!?

En la Sectorial del Cómic. ¿Es esta la primera victorial de la Sectorial? Es cierto que hace ya cuatro meses que se anunció su fundación y hemos tenido pocas noticias, pero es una alegría saber que están ya en marcha, ¿no?

De hecho, ¡hasta tienen una publicación en su web! No sobre el asunto del Malpaso, por supuesto, que las cosas de palacio van despacio, sino su adscripción a una iniciativa de un Eurodiputado del PSOE para que le den a Francisco Ibañez el Premio Princesa de Asturias. Imaginamos que el año que viene la Sectorial apoyará darle el premio a Juan Manuel Muñoz, su “entintador”. No vamos a pensar que la Sectorial solo ha venido a defender los derechos y privilegios de unos pocos.

Creo que mi detalle preferido del comunicado de Ibañez es que ofrecen un enlace al tuit en el que el eurodiputado Ibán García anuncia la presentación de dicha candidatura, pero no lo hace con un tuit tal cual: enlaza al retuit hecho por el presidente de la Sectorial, Alejandro Casasola. A veces Internet es un sitio complicado.

Aún no tenemos retuit de Alejandro al mensaje de Kiko da Silva sobre su victoria con Malpaso, pero asumimos que va a ser una cuestión de tiempo, mientras la Sectorial ultima su presencia en redes sociales (todavía, me temo, los iconos de redes sociales de su web llevan a páginas en blanco). El caso es que estamos ante una nueva victoria del asociacionismo y no podemos dejar de celebrar que organizaciones transversales que reúnen a empresarios y trabajadores se esfuercen duramente por luchas por los derechos de los que más tienen.

Los que más tienen que perder, quería decir.

Y por los premios.

El Herminio

Cuando desde la empresa lo destinaron a labores editoriales en Panini, ya lo dejaron bien claro en el informe: Herminio es capaz de realizar cualquier labor siempre que el procedimiento quede bien explicado. Y claras parecieron que quedaron las cosas en la primera reunión.

La linea a la que más cariño y esfuerzos dedicamos es la de los mutantes ¿sabes? Patrulla-X Oro, Azul, Roja… muchos de los otros títulos derivan de los Vengadores o los personajes que los componen, así que entre películas y otros merchandising ya se venden bien sin esfuerzo. Llegas en un momento clave, pues vamos a editar la serie de cinco números de Exterminio, que supondrá la despedida en la linea temporal de los miembros fundacionales (que se ven tan jóvenes porque han sido traidos al presente desde el pasado; mutantes, ya te irás acostumbrando) y comenzará una nueva etapa con todos los esfuerzos concentrados en un único título principal, el retorno a la grandeza de los Uncanny X-Men, que esperamos que esta vez sea la buena, con Ed Brisson. Así que vamos a hacer algo especial. Tenemos cinco portadas variantes, a cargo de Mike Hawthorne, que forman una sola imagen, con uno de los jóvenes miembros en cada una. De manera que vamos a colocarlas en las contraportadas de la miniserie. Por tanto, avisaremos a producción antes de que entre el episodio en imprenta y les diremos que cambien la publicidad habitual de contraportada por la imagen de la primera portada ¿está todo claro?

-Clarísimo.

-Conforme, pues eso haremos. Los de la oficina te irán diciendo más cosas.

Pero cuando salió en Noviembre el primer capítulo:

-Herminio ¿no habíamos quedado que ibas a avisar a producción y decirles que cambiaran la publicidad por la imagen aquella?

-¿Que lo hiciera yo? no.

-¿¿Cómo que no??

-Usted lo dijo todo en primera persona del plural: vamos, avisaremos, diremos, haremos…y luego se marchó. Yo pensé que es que me estaba informando de lo que iba a hacer usted con su gente.

-…

-…

-Estoy intentando decidir si vas en serio, te burlas de mi, o si es la mejor excusa que me han dado jamás, pero vamos…vas a hacer una cosa: colocar la primera imagen en el siguiente número. No sé qué solución tendrá o dónde mostraremos la imagen completa, pero de momento se publicarán las cuatro imágenes en las contraportadas, que remedio ¿ha quedado claro ahora?

-Por supuesto que sí.

Y claro quedó al llegar Diciembre…

Y en Enero…

Y también en Febrero, es lo que tiene explicar las cosas de manera clara e inequívoca.

Llegado el momento de editar el quinto número, Herminio comentó:

-Se acerca ya el momento de colocar la última imagen en el quinto número de aquello.

-¿El quinto número, dices? ah ¿no te lo han dicho? resulta que en América han sacado un número unitario llamado The Exterminated, y hemos…he decidido que aquí se titulará Extermino Epílogo, y aunque no sea un sexto número haremos como que sí y podremos continuar la imagen en él. Así arreglamos lo de aquel malentendido. De manera que el número cinco coloca la penúltima imagen y en el Epílogo la última ¿queda claro?

-Por supuesto, usted manda.

Y como le dijeron, Herminio colocó la penúltima…otra vez.

Tres de cinco, el informe para la empresa aún le salió aprobado. O mejor aún con cuatro de seis, si contamos el Epílogo.

En el que además encontraron, como suele suceder en cualquier número de la editorial con más de treinta páginas, un espacio para publicar la imágen faltante y la completa.

Y aprobando con una nota así, queda claro que Herminio superó el periodo de prueba y allí sigue. Dicen las malas lenguas que la equivocación en los precios de las portadas del año pasado se lo contabilizaron como acierto al ver que la gente seguía comprando. El día menos pensado lo ascienden.

¡Viva el Dueño!

Mucho estamos leyendo últimamente sobre si hay que pagar a la gente o no por su trabajo.

No, no, no os vayáis que no vamos a hablar de traductores.

Nos referimos a los distintos autores que van notando que el que alguien haga caja con sus cosas no significa que ellos vayan a cobrar más.

Una discusión habitual en el mundo del cómic de superhéroes que en cualquier momento les va a llevar a caer en que son fanfics. Pero dejemos eso a futuros. De momento centrémonos en ese argumento curioso de los últimos días.

La bronca más reciente viene porque Brubaker ha ido contando que no le están pagando nada por la serie de El Halcón -para los no familiarizados con el MCU os diremos que es el amigo del Capitán América– y El Soldado de Invierno -para los no familiarizados con el MCU os diremos que es el novio del Capitán América– pese a haber sido el creador del concepto.

Del concepto de El Soldado de Invierno, del resto no creo que quiera hacerse responsable ni él ni nadie. Bueno, para los dineros sí, pero con tantas manos que han metido no sé yo.

Tanto da. El caso es que inmediatamente salió la gente a decir que, hombre, El Soldado de Invierno está basado en un concepto anterior. Pero no se referían a Capucha Roja/ Red Robin sino a que sin Bucky no hubiera existido El Soldado de Invierno.

Por algún motivo el argumento de «Habría que pagar a una persona anterior» no significaba «Habría que pagar TAMBIÉN a una persona anterior» sino «Aquí no se paga A NADIE». Por motivos que no tengo claros pero que sin duda existen.

Y es una lástima porque son varias las posibilidades que se abrían. Por ejemplo, ¿un personaje con el mismo nombre es siempre el mismo personaje? Tú dile a ROB! que lo mismo Joe Kelly o Fabian Nicieza tuvieron que ver algo en MuertoPiscinas y verás las risas. No solo eso, imaginemos a Ned Leeds, creado por Ditko y Lee, convirtiéndose en el Hobgoblin, creado por Stern y Romita Jr. Pero no así. Pensad más en ‘Espera, ¿que si uso un personaje que no he creado yo NO ME LLEVO PASTA DE LAS ADAPTACIONES?’ y entenderéis buena parte de lo sucedido en los cómics estos últimos años, con más muñequitos nuevos que la fábrica de Hasbro. Hasta la carrera de Bendis parece más lógica con esto. Chúpate esa, Jessica Drew. Y luego nos sorprendemos por esos cambios totales de secundarios y personajes.

Tanto da, porque, en realidad, tampoco era de eso de quien queríamos hablar. Al fin y al cabo todo lo que tenga que ver con MuertoPiscinas es obviamente creación de ROB! por influencia directa: La Ciega Al, El agente de Hydra Bob, Madcap. ¡TODOS!

Tampoco vamos a hablar de dinero. Porque está claro que si Marvel no está pagando ni un chavo a los autores es porque no se lo puede permitir. Pagar a la gente que hace el trabajo es algo que pondría en una situación comprometida a las empresas de reparto de comida, de confección de prendas o balones y, por supuesto, a Disney. Imaginad que no tuvieran que mear en botellas, lo mismo el jefe bajaba un puesto en el ranking de tener más dinero del que se puede gastar. No, no, no hagamos llorar al Señor Disney.

Porque lo que nos recuerdan todos es que el Señor Disney ya pagó a Brubaker por esto y que ‘sabías a lo que venías’. En donde ‘sabías a lo que venías’ es el equivalente a ‘ibas vistiendo provocativo’ pero para autores. Lo único que no me queda muy claro es…

¿Quién es el Señor Disney?

A ver, Akira Yoshida no puede ser porque él empezó en el cargo en 2017 y El Soldado de Invierno ya había salido hasta en películas incluso antes. Y el más obvio Señor Disney, Bob Iger, tampoco puede serlo porque, bueno, llegó al puesto ya en 2005 y, además, la empresa no era la dueña entonces. ¿Ike Perlmutter entonces? Él compró Marvel en 1998 -bueno, más o menos- así que estaba ahí antes que El Soldado de Invierno. Pero, espera, ¿y Bucky? No, claro. De hecho antes de Bucky no estaba ni Stan Lee. Veamos… Lo crean Joe Simon y Jack Kirby para Timely Cómics. ¡Es que no estaba ni Marvel! De hecho, habiéndolo creado en 1941 muchos de los nombres mencionados o no habían nacido o eran realmente jóvenes. Así que… ¿el dinero a quién va? ¿A Martin Goodman que era el jefe de Timely?

Que curioso, a Bucky siguen habiéndole creado la misma gente, incluso aunque luego la modificara otra como Brubaker para El Soldado de Invierno, pero resulta que El Dueño ha ido cambiando. Y, sin embargo, los que se llevan el dinero son los que cambian, mientras que los Derechos de Autor no dependen del… Autor.

Ah, el mundo de las megacorporaciones. Normal que luego tengan miedo de quedar mal y piden separaciones y cosas y se inventan la Cancel Culture y lo que haga falta para no tener que reconocer que el problema es que una vez la has liado -y todos la liamos- tienes que saber cómo responder.

Que en el caso de las declaraciones de Brubaker es fingiendo no haber escuchado. Pero tranquilos, estoy seguro de que si hablamos mucho más de esto, si le damos visibilidad y movemos a la gente, por lo menos por lo menos le van a regalar una taza de la serie.

Quizá incluso una camiseta.

«Creé el concepto del personaje y todo lo que me ha dado la multinacional millonaria es esta estúpida camiseta»

Enzo es todo, amici

Esta semana nos ha dejado Enzo Sciotti. Y si os estais preguntando quién era sabed que le conociais a pesar de no estar familiarizados con su nombre.

Enzo era un cartelista italiano que estuvo especialmente activo entre finales de los 70 y principios de los 90.

Justamente la Edad de Oro del fantástico de baratillo con plus de culos y tetas italiano.

Algunos de cuyos títulos más importantes han quedado definidos para siempre por los posters que él pintó.

En un estilo que a menudo derivaba en unas inconfundibles luces azuladas noventeras salidas de aerógrafo.

La explosión de cine multicoproducido y rodado en Italia y alrededores, lo que ahora llamamos cine de videoclub, abarcó unos cuantos géneros y Enzo los ilustró todos. Acción, terror, fantástico, balasera…

…y por supuesto blandiporno, comedia jaimitista y Edwige Fenech.

Pero las peculiaridades mediterraneas en aquellos dias no se limitaban a la producción. Oh no. Os resultará extraño en estos tiempos de gris homogeneidad pero nuestro talento era tan grande que impregnaba al serio y estricto cine que venia de anglosajonas tierras.

Y si ellos producían una peliculilla interesante lastrada por un título soso y un cartel mediocre hasta lo soporífero…

(autor: Rojo)

…ya nos encargábamos nosotros de MEJORARLOS igual que, afortunadamente, seguimos haciendo con el doblaje.

Y lo mismo hacían nuestros primos italianos con la imprescindible ayuda de los pinceles de Sciotti. Con la peculiaridad añadida de que la misma libertad que tenían en Italia para rodar por su cuenta un par de Alien 2 e incluso un Alien 3…

…la tenían para continuar la afamada ópera prima de Sam Raimi con unas tercera, cuarta y hasta quinta entregas. Qué bonita es la libertad. Y pensar que hay oscuras fuerzas opresoras bilducomunistas que quieren acabar con ella.

Porque además el mercado se regula sólo. Y si a los distribuidores españoles se les ocurría MEJORAR el montaje para cine de la miniserie televisiva que adaptaba el Salem’s Lot de Stephen King intentando hacerla pasar por una secuela de Phantassm

(autor: Rojo)

…no pasaba nada, en Italia podia estrenarse la verdadera segunda parte con su título real.

Porque entonces no habia internet ni twitter ni ofendiditos cabreándose por cualquier detallito sin importancia.

Y ya que estamos con Coscarelli ¿vosotros pagariais dinero por ver una película que se titulara «El Señor de las Bestias«? ¿Verdad que no? Es un título plúmbeo, genérico, que no da la más mínima pista sobre el argumento y que ni siquiera suena a historia de espada y brujeria.

En cambio quién no responderia ante el póster de «Kaan, Príncipe Guerrero» con un sonoro «¡Toma mi dinero!«

Y quizá un aún más sonoro «KHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANNNNNNNN«.

Porque ¿realmente esta imagen representa la temática y el contenido de Terciopelo Azul?

Bueno, no sé qué Terciopelo Azul habreis visto vosotros, pero en el que proyectaron en mi cine…

…la del billar sadomaso era la escena que resumia perfectamente tanto el film como su lynchiano universo.

A estas alturas ya teneis claro lo GENIAL! que era Enzo Sciotti. Pero os estareis preguntando si los taquiones eran intensos en él.

Mirad esta portada para la revista de comics Terror Blu

…y después estecartel teaser de Tiburón 2 que serendípicamente aparece como fondo del póster de Anthropophagus

…y respondedme vosotros.

Eran tan intensos que cuando en 1990 ilustró la no-quinta secuela de Evil Dead

…nos mostró el futuro Gollum de Peter Jackson.

Tantísimo que cuando en 1981 estaba MEJORANDO Bloody Birthday y había que escoger un título nuevo que fuera más impactante y más terrorífico…

…demostró definitvamente que era un Visionario Creador™…

Expertos en democracia

La democracia es una mierda.

Perdonad si suena duro, lo sé. No estáis acostumbrados a leer palabrotas en este blog. Es que soy de los 90, ¿sabéis? Radical. Violento. Atrevido. No soy el bloguero que leían vuestros padres, por suerte para ellos. El caso es que la democracia es una mierda.

No tengo que irme muy lejos, ¿sabes? Este mismo sitio web me sirve para explicaros lo que quiero decir. Resulta que DC saca lo de las encuestas. Básicamente propone 16 títulos, nadie tiene muy claro si en serio o en broma, y monta un torneo eliminatorio por votaciones en la web de DC Universe Infinite. Como vivimos en la era del “Internet es un feed”, amplían las plataformas de votación a Twitter e Instagram, para ver si la cosa coge tracción y los fans votan. 16 colecciones, con sus portadas, equipos creativos, y al final solo uno va a salir. Concretamente la que tiene que ver con la Batfamilia, pero eso da más o menos igual.

Es un paso más en la carrera armamentística que inició Marvel dejando a la gente a elegir al último miembro de su nuevo equipo de los X-Men. Sí, ya sabéis, esa votación que proponía a un montón de personajes de tercera fila para que uno fuese “el de relleno” en los nuevos X-Men de Krakoa. Que The Gifted fuera una cosa que existe y que le diera ventaja a Polaris nos creemos que se le olvidase incluso a la gente al mando de Marvel (aún no han dicho quién ha ganado, si no es Polaris se demostrará que The Gifted tiene menos fans que las series de la CW).

Pero también hay quien piensa que es diferente. Que no tiene nada que ver con eso, que aquí directamente se está sorteando quién tiene trabajo y quién no. ¡Siempre tiene que haber aguafiestas pensando en los derechos de la gente! Esto es una fábrica de sueños, David, los trabajadores dan lo mismo, aquí lo que importa es lo que quieren los fans.

Total, que lo estamos hablando en la ADLOcueva, comentando un poco esta jugada. Y entonces Sark escribe y me dice:

Posiblemente lo más sucio que ha hecho DC en años. ¿Le das tú el miércoles?

Pero luego llega el muy JUDAS y hace un post sobre el tema el lunes. Citando lo de la votación para matar a Robin y al Lobezno vs Lobo. El muy cabr*n.

Total, que la democracia es un asco.

Pero no pasa nada, porque en realidad yo no os vengo a comparar esto con esas pequeñeces. No hay que olvidar que aunque los estadounidenses intentan vendernos que tienen ellos la patente de la democracia, esta se inventó en el viejo continente. En Europa. Y en esto también los españoles, como en tantas cosas, nos hemos tomado ventaja sobre los yanquis.

Esto de preguntar a los lectores, y que la supervivencia o no de títulos y personajes dependiera de encuestas a los fans ya se hacía mucho antes en El Jueves. Hace 20 años lo menos. La gente votaba sus series favoritas de la revista, y bueno, las que sacaban muy pocos votos pues igual desaparecían. De hecho, esas encuestas se utilizaron para dar carpetazo rápido a series que iban sobre gente LGTB y cosas así durante años. ¡Es que a nuestros lectores no les gusta! Y mirad DC ahora, poniendo en la primera ronda una Justice League Queer contra Robins, como si no supieran que la Batfamilia iba a liquidarla. Casualidades que tiene la vida.

En esto de sistemas políticos de mierda no hay nadie que supere el intelecto español. Cuando ellos van, nosotros ya volvemos. Luego, cuando ellos están volviendo, nosotros volvemos a ir porque nos gusta regurgitar, y por eso tenemos el trumpismo de segunda fila que tenemos, cuando la idea de tener políticos populistas de derechas haciendo y diciendo salvajadas la llevamos en el ADN de toda la vida. Y es que si la novela gráfica se inventó en Bilbao, la democracia mal entendida se inventó, indudablemente, en Barcelona.

Atrapados en el nicho (de mercado)

Un días más hablando de DC. Que parece que en este revival continuo comenzamos a terminar los Noventa y volvemos a los Dosmiles. De un Snyder a otro. Y es que ha llegado a nuestras librerías el gran evento de los de Burbank…otra vez.

La primera vez no cogí el chiste. Que había un multiverso Oscuro, vale, y a partir de ahí ya se lía todo. Y los diferentes metales de Universo DC son importantes para los portales entre los distintos multiversos. Y a eso le juntas de que el dibujante Greg Capullo tiene pinta de haber llevado pelos largos en la época que dibujaba X-Force y lo que se nos sirve es un producto llamado Metal y que gran parte de su imaginería publicitaria se basaba en estéticas y grupos heavy, siendo sin embargo el crossover de toda la vida con sus miniseries, sus spinoff, sus especiales, su final insatisfactorio y sus secuelas. Sigo el razonamiento y el gimmick metalero, y se lo concedo aunque me parezca bastante muy forzado. Tres años después, suena el bis: Death Metal. Con una misma maquinaria mediática similar, que en el caso de ECC se nos ofrece en forma de ediciones especiales en cartoné con portadas especiales y contenido extra dedicado a bandas metaleras legendarias.

Y como si repiten el truco me supongo que es porque la primera les fue bien, lo que no puedo dejar de preguntarme es ¿pero sigue habiendo heavys? ¿y encima leen tebeos?

Que los hubo, por supuesto, y yo los vi. Y se pillaban la Espada Salvaje de Conan y tebeos de Liberatore. Los hermanos mayores de mis amigos, los que habían hecho la mili, los que su habitación olía raro. Los que ocupaban los futbolines. Pero con el paso del tiempo las tachuelas y las cazadoras vaqueras fueron dejando paso a otras indumentarias, y el paisaje urbano derivó hacia otras estéticas y ritmos con las llegadas de las nuevas generaciones.

Alguna comunidad heavy habrá, por supuesto, pero mi duda es si leen comics y además son suficientes como para que les dedique no uno sino dos macroeventos de DC ¿tanto les renta? ¿hay ahí afuera nichos de mercado tan específicos y a la vez tan provechosos? ¿podremos ver algún día un evento dedicado a los zurdos pelirrojos veganos (población que sin datos en la mano yo hubiera sospechado que era más numerosa que el target de las series de Metal)? ¿tendrían sentido portadas variantes dedicadas a los clubes de futbol que militan en los dieciocho grupos de la Tercera división española? parecía que el problema en la industria de la venta de historietas era su menguante tamaño, y en cambio DC y ECC les dedica una estrategia de atomización ¿comprendeis mi dilema?

En estas diatribas me hallaba, que casi me impiden gozar con las barbaridades mostradas en los capítulos de la primera entrega del evento (Apagados, Acordes de Poder, La Motosierra de la Verdad) cuando la siguiente estrategia de marketing me lo respondió.

No había nuevos lectores, no había nuevo mercado. No habían aparecido nuevos metaleros que además leían tebeos. Eran los de siempre. Los de La Espada Salvaje. Los que ocupaban los futbolines.

Os enlazo el calendario de la tourné pinballera, aunque ya os advierto que casi seguro que os tocará estar de mirones y a lo mejor darles algún cigarro.

Aunque no hay mal que por bien no venga, ahora comprendo mejor también lo del Rey de Negro.

Film Fan Fuck

Vale, quizá el título no tenga mucho que ver con el contenido, pero sí que tiene gracia. Así que hoy vamos a hacer como los ‘medios serios’ y poner algo diferente en cada lado.

Y es que empezamos esta semana con una de esas broncas habituales. Concretamente con la petición de que se relase otra chorrada, en este caso el Batman de Affleck. Que tiene el mérito añadido de que van a tener que convencer a Affleck, que es el que salió corriendo en dirección contraria cuando se vio la movida, y al que podemos imaginar leyendo el TT de turno.

A dos minutos de mandar un comunicado que probablemente vaya entre Fuck off y Release la raje.

Pero, lo importante es que esto lo hacen porque han tenido éxito (es decir, según cómo lo veas, porque por lo visto esta no es la versión buena-buena-definitiva, pero si algo hemos aprendido de Blade Runner es que esa versión es aspiracional: Los productores aspiran a vender la misma película el mayor número de veces que los fanses piquen) y eso les ha reafirmado para seguir haciendo chorradas. Normalmente al grito de Los Fanses Reclaman.

Lo Fanses Reclaman es una de las tres patas de Esto No Se Sostiene Sin. Por supuesto las otras dos son Hacen Falta Creadores y Alguien Tiene Que Poner La Pasta. En realidad esto lo hacen también los autores con su tiempo, recursos y dedicación y los fanses con… bueno… su pasta… pero vamos a fingir que son los editores los de la frase porque adelantan el pago a sus autores (suponemos) hasta que llegue el dinero de los fanses (imaginamos) y se quedan la diferencia.

En teoría la forma en la que los editores puedan conseguir más dinero es hacer más caso a los fanses, excepto que suele ser al revés. Normalmente darles lo que quieren solo sirve para que quieran cosas nuevas o para que se den cuenta que no lo quieren. Mientras que cuando les ofrecen algo distinto logran que se enfaden y eso facilita las ventas. La línea entre ambas es complicada, que se lo pregunten a Shooter, pero si algo aprendieron en DC es que las decisiones son moderadamente importantes.

Esto es como lo de los Genios. Tú pides un deseo pero eso no significa que vaya a salir bien. ¿Quieres que muera Robin? Concedido, está muerto. Pero no pediste que ADEMÁS no pueda resucitar. ¿Quieres decidir quién gana cuando Lobezno se enfrente a Lobo? Concedido, pero no esperes que no hagamos chistes después. ¿Quieres premios del público? Concedido, pero no esperes que la gente vote. Oq ue proponga candidaturas. O ambas.

De ahí que tengan que recurrir cada vez más a estrategias polarizantes. Si conviertes a los lectores en gente que se mueve por motivos hooliganísticos antes que por un bien o unas creencias es más fácil movilizarles para lo que tú quieres.

No, leer cómics no, COMPRARLOS. Una vez más: Comprar cómics y leerlos son actividades distintas. Y a las editoriales lo que les importa es lo primero. Que lo segundo existe en otro plano incluso para la prensa.

¿Cómo logras movilizar a la gente? Pues convirtiendo lo que debería ser una decisión editorial en el equivalente de una fiesta: Algo que podría parece una buena idea hasta que la gente se pasó con el alcohol y otras substancias. Es decir Lo de DC.

Esta es la última vuelta en estos momentos pero está claro que siguen en las mismas. Hacer que los fanses voten en una competición que lleva una de las obras en el hashtag para hacer algo así como una miniserie que lo mismo no llega ni a los seis números.

Habrá quien piense que esto se hace así para que podamos ver cómo se humilla en directo el trabajo de guionistas y dibujantes, que ven que la gente elige por los personajes en el título antes que por la historia o los dibujos interiores, como mucho algunos nombres y alguna portada. Mientras se elige a un ganador por este método tan democrático que tiene a uno de los candidatos en el hashtag.

Pero lo importante no es que se saque el trabajo demostrándonos que hay un cómic que le ha interesado a mucha gente.

Es que nos enseñan que hay casi una docena que no les han interesado.

O, como nosotros lo llamamos: El actual estado editorial.

Tuiteos de del segundo marzo pandémico

Probablemente ya los hayas visto, pero seguramente ya los habías olvidado

¡Me cago en la leche, merchandising!

El del merchandising de tebeos de pijameros es una madriguera de conejo en la que más le vale al incauto no caer so pena de acabar perdido cual Alicia en una tierra de bizarras e incesantes visiones. Todos recordamos (tras intentar inútilmente olvidar) la clásica pistola de agua de Batman.

Pero la pluscuamperfecta demencialidad de este artefacto no debe cegarnos al hecho de que los escaparates de las tiendas de juguetes viejunas vieron objetos que rivalizan con el en horripiliante inquietud.

Como los patines hechos con piel de Hulk.

Estos tiempos modernos de películas han traido un incremento de la oferta merchandisera, incrementando así las posibilidades de lucimiento de los diseñadores. Pero, qué quereis que os diga, no es lo mismo.

Lejos de mi intención restarle mérito al creador del Spider-Man que se restriega contra el cepillo con la impúdica lascivia de una stripper de Las vegas. Ni mucho menos a las mentes tras esos otros visionarios conceptos que ya hemos celebrado en estás páginas.

Porque ni los Vengaconsoladores…

…ni la Baticueva para hamsters…

…ni el Hugo Strange intentando hacerse pasar por Stan Lee carecen de enloquecedor impacto. El problema no es que no haya talento en la actualidad, es que nunca llegará a igualar el de la época que parió los posters troquelados articulados. Esa invención que permitia a los niños recrear las divertidas aventuras de Superman y Batman…

…para risilla nerviosa de Wonder Woman y pasmo absoluto de Spider-Man.

Y hablando de nuestro Amistoso Vecino, si hay un juguete total y absolutamente errado no me cabe la menor duda de que es el aparato de ejercicios Muscle Meter de Spider-Man. Es imposible concebir un objeto en el que oferta y demanda choquen de manera más catastrófica. Y no es sólo que los diseñadores de los 70, completamente ignorantes sobre el público lector de las aventuras arácnidas, pensara que disfrutarían de un artefacto que marcara sus grados de progreso con palabras que oian todos los dias en el patio del colegio como «flojucho» o «nenaza»…

…es que pensaran que necesitaban ejercicio extra de fuerza manual.

(¿veis, chicos? he logrado escribir un post entero sobre merchandising superheroico sin mencionar a Wonder Woman haciendo la tijera)

UPS…