Atiendes, San Diego

Para acallar las críticas de aquellos que dicen que no hablamos de cómic tanto como antes vamos a escribir hoy sobre un evento que es todo cómic, fundamentalmente y de manera casi única. Me refiero, claro, a la San Diego Comic Con. ¡Lleva COMIC en el nombre, no puede dedicarse a películas!

Vale, así a priori suena a peñazo. Pero seguro que si entro en su web algo interesante puedo decir de ellos.

Por lo visto recogen sangre o algo. Y venden ‘merchan’. Y nosequéfollón de los distintivos y blablabla…

Un montón e prohibiciones y de cosas que no dejan como vehículos a motaor y tal, a saber por qué.

 

Blablabla exclusivas blablabla

Y tienen revistilllas…

Se nota la pasta en que han pagado para que le vean los pies a Hellboy.

Y ya el resto son las mesas redondas y presentaciones…

Pero eso parece todo normal… Anatomía de superhéroes

‘Queer Fear’

OTPs Cancelado.

Sónic Transmedia

Ahm…

Snoopy en el espacio.

Uh… In Memory

Sugar

Hacer cómics para venderlo a la tele o al cine

1989

Mujeres

X-cepticismo

Crypto

Cancelado

Cancelado

Cancelado IRÓNICAMENTE.

Co-co-cooool Noticias

‘creepy comics creators’

(Iba a poner un nombre, pero se me ocurren demasiados entre los que elegir)

DRAMÁTICO BLILINGUAL!!!

Still fan? Gamers Blockchain X-traordinary P-reza

Bibliotecas

Kirby salva el mundo

Madurits BatCerebros

Mamaaaaaaaaaa…

En fin, nada extraño. Y, pese a eso, seguro que logran montarla con todas esas cosas de cómics que seguro que anuncian… sí.

Lo que no entiendo es cómo se han podido olvidar de los clásicos, pero bueno, seguro que para el año próximo podemos colarles una charla “El mundillo se hunde”.

¡Este crossover es LA LECHE!

Contrariamente al tópico, empezar a peinar canas no siempre amarga la existencia por comparación del gris presente con un dorado pasado. En ocasiones sucede todo lo contrario. No vais a creerme pero quien esto escribe recuerda una lejana y remota época en que cada gran editorial de comics hacia UN megacrossover al año. Y a veces NINGUNO. Viniendo de aquellos tiempos de absoluta pobreza creativa poedis entender cómo estoy disfrutando estos días en los que no puedes seguir una serie sin que cada cuatro episodios te topes con un “Fulanitos Versus Menganitos, Parte 3 de 8” sobre la cabecera.

Pero no es sólo cantidad lo que el mercado moderno nos ofrece, sino calidad. Antiguamente los crossovers eran en el mejor de los casos una excusa para contar en varias colecciones lo que se podría haber contado en una y en el peor un mero truco publicitario para ganar dinero rápido enfrentando a personajes. No hoy en día, donde los crossovers sirven de punto de inflexión para examinar y deconstruir a los heroes que los protagonizan. Y pocos lo hacen de manera tan profunda e introspectiva como Guerra de Leches.

El reciente evento que enfrenta a títulos de la DC regular con los de VertigoYoung Animal no sólo funciona como una inteligente contraposición de sus respectivos postulados estético-narrativos. Guerra de Leches se articula como un sagaz análisis que desviste a sus protagonistas de las capas de artificio que los envuelven para revelar su misma esencia primaria. Y no es casual que junto a esa burla de humanidad incrustada de musgo la criatura del pantano el UDC tradicional esté representado por su Trinidad fundacional: Wonder Woman, Superman y Batman.

¿Y quiénes son en realidad nuestros tres arquetipos heroicos?

Empecemos por Wonder Woman:

Diana en el fondo es una tradicional ama de casa, como esa que me tiene que llegar de Rusia cualquiera de estos dias. Como todas las mujeres de hoy en día externamente es superamazona y superguerra y todo eso pero es sólo una pose para que sus amigas tuiteras de pelo teñido no la critiquen. En el fondo es una chica formal y decente que sólo espera encontrar a un hombre ideal al que servir y cuidar.

Que podría ser Superman.

Porque como Guerra de Leches revela acertadamente, más allá de superhabilidades y megacapacidades Clark es un simple y amigable ciudadano. Un chico normal y corriente, amable y servicial. El cartero. El panadero. El lechero del vecindario al que dejarías entrar en tu casa sin pensártelo dos veces. Blanco en absolutamente todas las implicaciones del término.

Y qué decir de Batman.

Ehm…

Estoooo…

¿Ya os he hablado de Doomsday Clock…?

 

¿alguien ha hecho algo?

++Nota a todos: *hay que buscar algo para rellenar el post de hoy.

  • Hola, ¿y si subimos lo que nos dejó Gatasombra en tuiter?

[Estupendo, dale. Lo que sea. Con este tiempo no apetece nada.]

– A ver, esto va… Algo que nos sirva de introducción,

luego un blablablá y metemos insertado el tuit que nos dirigió

 

y la imagen…

 

¡Encuesta! Taquiones y blablabla.

Y ya está, otra semana salvada. ¿Entendido todos?

[Tomamos nota, no te preocupes. Ponemos un FALTA TEXTO y ya lo rellenaremos. Total, hasta el lunes hay tiempo.]

Cameron shrugged

Desde su más tierna infancia la ADLO! Novelti Librari se ha movido impulsada por una irrenunciable vocación difusora. Es por ello que apoyamos con todo nuestro esfuerzo y empeño a esos artículos o libros que colaboran en tan preciada labor. Y recientemente hemos descubierto, tuister mediante, un combo de artículo + libro cuyo conocimiento del medio alcanza cotas pocas veces antes logradas.

Por fín es hora de que se sepa la verdad.

Y es Luis Miguel Ariza, con la colaboración de Francesc Miró, quien la ha destapado. Porque vosotros llevabais años, décadas incluso, emperrados en creer que vuestras películas de ciencia ficción preferidas era repugnantes panfletos podemitas pero, ay, amigos, la realidad es otra.

Existió maravilloso tiempo pasado en que, como bien glosa Miró, a diferencia de las nefastas películas de superheroes que arrasan hoy en día las que triunfaban eran cintas imaginativas y realistas como Matrix. Y Ariza ha analizado sus componentes políticos y filosóficos en un libro que, tranquilos…

…no es un tocho desos con mucha letrita apretujada y palabras complicadas de entender ¿vale? Un libro acertadamente titulado…

(yo personalmente hubiera titulado con un más rotundo todavía “¡QUE VIGILES LOS CIELOS, COÑO!” o incluso “!COMO TENGA QUE IR YO ALLÁ A VIGILAR LOS CIELOS TE VAS A ENTERAR!” pero en fin, admito el mayor conocimiento en la materia de Ariza, que para algo es licenciado en Ciencias Biológicas)

Muchas son las sorprendentes revelaciones de ¡Vigiles los cielos!. Años y años de sesudos ensayos psicológicos sobre Alien y hasta que no ha llegado Ariza no nos hemos enterado de que con su cinta de 1981 Ridley pretendía responder al tierno y amigable ET que Spìelberg estrenó un año después.

¿Veis cómo Scott es realmente un VISIONARIO?

Pero es en la disección del opus cameroniano en el que nuestro ya biologo de cabecera Ariza efectúa los más sorprendentes hallazgos. Y es que durante décadas la crítica progresista se ha empeñado en hacernos comulgar con una visión populista bolivariana del film de James en la que Skynet representaba al opresor complejo militar-industrial capitalista contra el que luchaba una guerrilla revolucionaria libertadora. ¡En su locura demagógica hasta pretendían hacernos creer que James Cameron era un autor feminista militante!

¡Cuando es precisamente todo lo contrario! Es una persona normal, no intimidado por la maldita corrección política ni las hordas de feminazis, a quien le gusta la mujer-mujer. La esencia misma de la feminidad.

Y es que a cualquiera salvo a un borrego espectador de La Tuerka le resulta evidente que el cine de James Cameron se vertebra a través de una encendida defensa de los sagrados valores de la maternidad y una frontal oposición al aborto.

¿Es perfecto ¡VIGILES LOS CIELOS! ? Tristemente debo decir que no. Quizá por hollar suelo tan incógnito es comprensible que la obra de Ariza sólo alcance hasta cierto punto y no llegue más allá. Acierta plenamente en su certero análisis de la saga protagonizada por el androide venido del futuro.

Cameron claramente desprecia al todopoderoso y entrometido estado propuesto por los liberales. Sólo la iniciativa privada puede salvarnos.

Pero en realidad la denuncia de James Cameron va mucho más allá de una crítica al populismo moderno. Su díptico ciberpunk es un manifiesto sociopolítico cuya precognición rivaliza en visonarismo como el mismísimo Scott. Y es que Terminator y Terminator 2 son una metáfora sobre la amenaza de…

¡¡¡LOS INMIGRANTES!!!

No es casual que esté protagonizada por el más famoso actor inmigrante de Hollywood, uno que no sólo no se ha molestado en disimular su acento extranjero sino que hasta ha hecho de ello su seña de identidad.

Y como la chusma que llega a nuestras costas, el terminator llega con una mano delante y otra detrás.

Pero a los cinco minutos ya está delinquiendo y robando a nuestros honestos y decentes ciudadanos.

Sólo un buenista votante de los comunistas se creería sus intenciones de integrarse. Puede que lo disimulen pero internamente siguen pensando acorde a sus bárbaras y extranjeras costumbres.

Pretenden darnos pena contando que vienen de lugares arrasados por la guerra.

Pues lo siento mucho pero no es culpa nuestra. ¡Ni que les hubieramos vendido las armas para matarse entre ellos o estuvieramos extrayendo materiales vitales aprovechandonos del cacao!

Porque la cruda e innegable verdad, esa que los proetarras rompeespañas pretenden ignorar y que James Cameron plasma de manera tan contundente, es que los inmigrantes sólo vienen aquí a una cosa:

VIENEN A POR NUESTRAS MUJERES

Sí, sois conservadores. Siempre lo habeis sido. Vuestras obras favoritas siempre lo fueron. Hora es de que lo reconozcais. Salid del armario centroderecha ahora que todavía estamos a tiempo de detener a este gobierno golpista que, como ya denunció James Cameron con aterradora precisión…

…hace la vista gorda mientras notorios terroristas salen de su merecida prisión…

 

Obituando

Aunque no nos consideramos un sitio de noticias, hay eventos que cuando suceden es importante reaccionar a tiempo. Por ejemplo, hacerse eco del pesar por la muerte de algún autor de importancia. Informar de un fallecimiento es como cocinar pasta, mejor al momento. Si hablas de eso habiendo pasado demasiado tiempo, se enfría y huele. La noticia.  Y de aquí pasamos a la cuestión del enfoque.

La reacción de un sitio de noticias es de manual: “(Nombre del artista) ha fallecido“. Ya tienes titular. Se repite y amplía en el primer párrafo (edad, causas…), otro con una reseña bio/bibliográfica, y se cierra el escrito con las condolencias pertinentes. Además, dependiendo de la profesionalidad del sitio puede tener hasta escritos en espera de algunos autores destacados y con papeletas que vas actualizando cada cierto tiempo de tal manera que cuando el fatal desenlace se produce sólo hay que repasar y darle a Envíar. La parca es imprevisible, de acuerdo, pero aquella vez que Frank Miller fue trending topic todos tuvimos un escalofrío ¿no? o a ver si pensabais que las parrafadas en medios tras la muerte de Fidel Castro las escribieron al momento.

Pero en Adlo! no trabajamos así. Cada artista, cada situación tienen unas circunstancias completamente diferentes, y tratamos de adecuarnos para presentar cada vez un posteo que sea a la vez informativo, respetuoso, y que tenga ese algo inédito que no encuentras en otras partes. Manteniendo el equilibrio entre la admiración, el respeto y el chascarrillo. En uno puede ser adecuado un titular llamativo, en otro merece la pena rescatar un video, o un par de imágenes representativas. No tenemos dos necrológicas similares cortadas por un mismo patrón. Que se muera alguien es una p*tada, pero que además te toque contarlo en Adlo! es doble responsabilidad, pues nos autoexigimos rapidez e ingenio. El espíritu es este. Informar con humor sin faltar al respeto.

Ese es nuestro cometido autoimpuesto. Y si alguna vez no lo conseguimos…

…pues si alguna vez no lo conseguimos, volvemos a mirar la necrológica que DC hizo para Tony DeZuñiga y se nos pasa.

El Transilvania de las Bermudas

Hotel Transilvania 3, Genndy Tartakovsky, 2018

The Bermuda Triangle (Tomita), Don Punchatz, 1979

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿Taquiones?

¡Tú decides!

 

Yo pienso que es…

Coincidencia
Homenaje
Taquiones
Lo que digan los pérfidos nacionalistas que me apoyan con sus esca�os
Es una maqueta
Created with PollMaker

 

La Multiversal

Existen muchas razones para leer un determinado título de superhéroes. Las más es por gusto, pero no debemos nunca descartar la rutina, el masoquismo y el querer estar informado de lo que ocurre en un universo superheroico. Para este último motivo hay siempre determinados títulos clave que te dan un repaso de los eventos más importantes de la casa madre. Sin profundizar demasiado, para saber qué se cuece en el Universo Marvel suena como imprescindible Vengadores (un título o catorce según las temporadas). En DC podría ser la encarnación/es que toque de la Liga de la Justicia, pero tradicionalmente se concentra bastante poco en los ya de por si ramificados subuniversos del superhombre y el murciélago. Esto lo solventó la editorial hace un tiempo con un título dedicado a Batman y Superman, y no hace mucho lo ha ampliado a tres personajes bajo el título de Trinidad.

Una idea que tuvo un día Francis Manapul y que luego de lo suyo ha seguido publicándose con otros autores. Por gusto, por rutina, por masoquismo o por querer estar informado. A priori parece una colección interesante para saber qué sucede con estos tres emblemáticos personajes. Sin embargo las más de las veces sucede justo al contrario: las circunstancias de cada personaje, que generalmente suelen desparramarse por toda su familia de seres derivadas, afectan también a esta, haciéndola formar parte tangencia de cruces y eventos domésticos. Así, por ejemplo el número 8 de la serie narraba acontecimientos posteriores a Superman: Renacido, como se hacía constar en la primera viñeta de la primera página.

La acción se iniciaba de repente con Superman peleando contra Superman ¿son idénticos, no lo son, tienen el pelo parecido pero no igual, qué ha sucedido?

En pos de la comprensión, debemos tener en cuenta que se narran acontecimientos posteriores a Superman: Renacido, como se hace constar en la doble esplash tras la primera página.

Por tanto, la potencial utilidad informativa de Trinidad rebota en el lector ¿querías leer Trinidad para evitar comprarte Superman, Batman y Wonder Woman? pues ahora tendrás que comprar Superman: Renacido para saber de qué va lo que pasa en el Trinidad de este mes.

Pero aunque no se tenga claro cómo se ha originado la trama, esta se debería disfrutar igualmente, sobre todo si uno se ha criado con tebeos de Vértice y Bruguera, que aunque la numeración fuera correlativa no había garantía de que lo de uno siguiera al anterior. De manera que nos sumergimos en la aventura de Trinidad 8 hasta que llegamos a la segunda doble splash de la grapa, en la que se nos arrojan múltiples versiones de cada personaje.

¡MULTIVERSO! es lo primero que viene a la cabeza. Multiples personajes ergo múltiples universos ¿52? o más, infinitos, por qué no ¿pero no se había quedado en que DC era sólo uno? no lo sé, igual me lo han cambiado, que me quiero informar de estas cosas leyendo Trinidad y pasa lo que pasa. Y para mi, que haya infinitos es lo más pausible a la vista de esa splash.

Además, el número infinito es de lo más sugerente porque abarca todas las posibilidades imaginables y también las no imaginadas. Hay un universo idéntico al que habitamos pero en que este escrito se publicó ayer, otro en que este texto habla de Trinidad, pero de su número 9, otro idéntico en todo al nuestro pero en que escribimos en otro idioma (en el que los chistes que salen, por cierto, son mucho mejores).

El lenguaje, tema nada baladí. Hay universos en que a esto le llamamos dolmen:

Y esto por tanto son dólmenes.

Universos en los que las tradiciones religiosas festejan a una determinada Virgen.

Y a lo largo del año se festeja a determinadas Vírgenes.

Pero también hay universos en los que lo que están viendo lo llaman dolmens y virgens.

Debe haber formas menos enrevesadas de explicar a dónde quiero llegar, pero las estoy aplicando en otros universos, se siente. En el nuestro volvemos a la splash que quiere plasmar el multiverso infinito.

Un multiverso visto desde un universo en que el plural de “-man” en inglés es “-men“.

Pero hay universos en los que en su castellano Superman es palabra aguda. Y su plural por tanto es Supermanes.

En otros universos Batman y Wonder Woman son palabra llana, y además su plural se forma de manera similar al de dolmens y virgens.

Y como el infinito lo abarca tooodo, hay universos también en que los dos plurales se dan a la vez.

Espero estar publicando esto en el universo correcto. Hay uno en que la campaña del Museo de Benavente ya ha completado su objetivo. Así de bruto es lo infinito.

Dándole a Perico, el Conejo Travieso

Vale, a fuerza de retrasarlo han llegado los dinosaurios y ya no tiene tanta gracia, pero aquí estamos. Vamos con la imagen de siempre:

Pues aquí estamos. Hace un par de semanas tenía más gracia porque estaba en 5ª posición y era una de las pocas películas en haber llegado a los 100 M$ este año, pero tendremos que jugar con lo que tenemos. Porque, como veis, de las 5 primeras películas 4 son de Disney. Y la quinta es de ROB! Y detrás va la de terror que costó 17 M$ y que dem… Pero sigamos. Y luego lo de los dinosaurios, que sí, que ha funcionado porque costaron 170 M$ y parece que antes del viernes lo van a recuperar, y Ready Player One que costó 175 (+ marketing) y no tiene mucha pinta de que logre recuperar el gasto. Vamos, con deciros que consideramos Ghostbusters todo un fracaso y sólo quedó 16 M$ por debajo de su presupuesto, imaginad esto.

Pero no venimos a hablar de esas otras películas, venimos a hablar de Perico, el Conejo Travieso. No, el puesto número 9 de la lista. Sí. En serio. Cosas de los traductores españoles, a mí no me miréis. Venga, va, Peter Rabbit.

Estamos ante un personaje clásico de la literatura infantil inglesa, obra de Beatrix Potter (sin relación conocida con Harry) y que ha tenido infinitud de versiones y adaptaciones y blablabla… Ya, ya sabemos que en realidad el favor del pueblo está ahora con Paddington, pero ya sabéis cómo funciona esto. Ven que algo funcionan y dicen, ¿qué es lo más barato que podemos comprar para hacer algo parecido? Y claro.

Pero la cosa es, ¿qué tiene que ver este Peter Rabbit con los cómics? ¿Era un personaje de Fables o algo? ¡Más aún! El primer cómic de Peter Rabbit es de 1922:

Ya sabéis, de aquella época de sacar viñetas y poner debajo ¿Es esto un cómic?

Pero no contento con aquello resulta que para 1947 le dieron su propia serie. Y ya entonces demostró madera de héroe con unos cambios en el título que sólo le faltó ponerle Reborn. Mirad lo que dice la Comic Vine, mirad:

Published from 1947 to august/September 1956 with 34 total issues numbered 1-34.

Issues #1-5 “Peter Rabbit Comics” on cover: Issues #6-8: “Adventures of Peter Rabbit” on cover. Issues #9-24: “The New Adventures of Peter Rabbit” on cover. Issues #25-34: “Adventures of Peter Rabbit” on cover. Indicia has just “Peter Rabbit Comics” on issues #1-5 and “Peter Rabbit” on the remainder of the issues.

Esperad, que os lo altavisteo. ¿Qué? ¿Cómo que Altavista ha puesto límites a la traducción? Bueno, pues lo gugleo o algo…

Publicado desde 1947 hasta agosto / septiembre de 1956 con 34 números totales numerados del 1 al 34. Números del 1 al 5 “Peter Rabbit Comics” en portada: Números 6-8: “Las aventuras de Peter Rabbit” en la portada. Números 9-24: “Las nuevas aventuras de Peter Rabbit” en portada. Números 25-34: “Las aventuras de Peter Rabbit” en la portada. Indicia tiene solo “Peter Rabbit Comics” en los números del 1 al 5 y “Peter Rabbit” en el resto de los números.

Total, que ahí estaban ellos. Usando todos los trucos. Por ejemplo, los primeros números…

En realidad estaban reimprimiendo las tiras de prensa que ya hemos visto antes. Por supuesto eso duró lo que duró y rápidamente lo pusieron más a tono…

Me refiero, por supuesto, a que a partir de ese número 7 ya tenían que hacer material nuevo, así que resultaba mucho más lógico centrarse en actualizarlo…

Como un conejo vaquero. Lógicamente. Para que los puristas de la continuidad no se quejaran le pusieron con rapidez un NEW en la cabecera, para que supiéramos que era el New Universe New 52 All-New Fresh Start Reborn Rebirth NEW Perico, El Conejo Travieso. Digo… perdón… Perico, el Conejo Cowboy.

Por supuesto el siguiente paso lógico, como siempre con los cómics, fue hacerle más grim’n’gritty.

Y, por supuesto, con el paso de los años fueron llegando los anuales:

O lo de ir probando distintas ambientaciones:

Como siempre pasa con los cómics estos intentos de ponerse al día funcionaron regular porque nadie parecía estar haciéndolo tanto de verdad como por moda:

Lo que llevó, como siempre en estos casos, a una de esas celebérrimas Vuelta a los orígenes.

Pero el intento de regresar a esa época dorada en la que eran NEW de su número 9 no pasó de ahí. Y la serie acabaría cerrando.

Al menos momentáneamente, ya sabéis que en los cómics no hay nunca que confiarse. Porque sólo tuvo que llegar otro momento de gran ebullición creativa e intelectual: ¡Los ’90!

Bien es cierto que no tuvo la suerte de caer en las manos de algún creador-artista-genio realmente AWESOME! motivo posible por el que sus intentos nunca acabaran de funcionar. El más reciente, por ejemplo, fue en 1996 dentro de una editorial llamada Carrot Press.

Pero si realmente queremos ir a aquello que pudo ser y no fue mejor que nos vayamos a su primera aparición en los años ’90. Porque aquello sí que prometía. No tengo más que deciros que se le hizo todo un lanzamiento…

¡EN 3D!

¡CUÁNTAS POSIBILIDADES HABÍA AHÍ! Y, total, sólo porque Eternity no decidiera darle continuidad, ya ves tú. Una empresa serie como esta, que en aquel momento era una parte importante de otra. Pero, claro, cuando a tu empresa madre la compra otra aún más gorda pues pasan estas cosas.

¡Pero yo aún espero que la recuperen! Al fin y al cabo no deja de ser parte de Eternity que era parte de… ¡MALIBU! Así que ya sabéis quienes fueron esos compradores que no continuaron con

PERICO, EL CONEJO TRAVIESO EN 3D.

Así que quizá tendríamos que reconsiderar cuántos de los de ese TOP 10 son DE MARVEL.

Porque lo que está claro es que la mayoría son cómics. Pero de la gente de Topps ya os contaré otro día, no os preocupéis.

(¿Qué? Sí, Walter Simonson, Gil Kane y Dick Giordano. Claro. Ah, no, ya os lo he dicho. Otro día os lo cuento.)