Rebelde sim pausa

Tampoco es cuestión de asomarse a los insondables abismos de la locura, pero conviene de vez en cuando volver a hacerse esas preguntas recurrentes que desde tiempo nos acosan, para ver si en alguno de los barridos de rutina encontramos aunque sea alguna pista que nos ilumine el camino, dondequiera que éste vaya a llevarnos. Y una de esas cuestiones era ¿por qué Dave Sim se decidió al final a ceder los derechos para una edición extranjera de Cerebus, y, entre todos los malditos paises posibles, atendió especialmente al mercado español?

anunciiio.jpg

 
Antes siquiera de plantearnos contestar debemos preguntarnos si Dave Sim es un autor defendible por esta desorganización. Dave Sim ¿amigo o enemigo? ¿defendible o se defiende solo? y lo más importante ¿cual es su postura frente a ROB!?
200894.jpgPues como no podía ser de otra forma, Sim apoya completamente toda la filosofía editorial que ROB! predica. La formación de Image, sin ir más lejos, el poder hacer una pedorreta a la editorial más grande del mercado, dejarles plantados con un palmo de narices y montarte una editorial en la que te manejas todos los aspectos creativos, con completa libertad para dejarle los guiones al compañero de instituto que te invitaba a cigarros, o la potestad de retrasar sine die la salida de las novedades anunciadas, y además vender una millonada. Todo esto Sim lo apoyaría, de hecho tenemos que recordar que Sim formó parte de aquel poquer de estrellas con el que Todd McFarlane demostró a la industria que si se hacía él los guiones de Spawn era porque le daba la gana, pues de querer otra cosa tenía pasta para comprar a quien quisiera. Lo que pasa es que a estos cuatro escritores les sucedió tras esto lo que se ha dado en llamar la maldición de Spawn.
 
41198.jpg
Para Alan Moore, esta colaboración supuso una forma de llegar a fin de mes en las temporadas de vacas locas flacas, que cada vez eran más frecuentes, de forma que le cogió el tranquillo para firmar títulos tan memorables como Badrock vs Violator, Spawn Blood Feud o Voodoo. Y lo que al principio fueron miniseries terminaron siendo largas etapas comprometiéndose con Wildcats o rehacer el universo Extreme, circunstancia que se truncó por causas ajenas a ROB! y posibilitó que Moore se fuera con esas ideas a formar la tan celebrada línea ABC. De todo esto quedaos con que si en alguna extraña versión del Trivial Pursuit os preguntan "¿Quién fue el primer guionista invitado en Image?" la respuesta es Alan Moore. RecordAdlo, recordAdlo, hoy 6 de Noviembre (no, no queda tan bien como si lo hubiera posteado ayer…).

41199.jpg
Las veintipocas páginas que Neil Gaiman creó para la cabecera de McFarlane le han causado inmensos dolores de cabeza y abultadas minutas de abogados, tanto es así y el tema es tan enrevesado que el efecto mariposa-dominó ha dado como resultado que Marvel publique Marvelman, algo que dicho así parece una obviedad pero no lo es ni mucho menos.
41200.jpg

El autor que hoy nos ocupa hizo su colaboración, se quedó con su parte correspondiente del episodio y desde entonces según tenga el día permite o no que esté número se publique en los recopilatorios del personaje. Si en tus tomos resulta que falta un capítulo, será este.

41201.jpg
Y luego está Frank Miller. Todos sabemos cómo quedó Frank Miller después de aquello y hasta ahora.
Quedamos por tanto en que sí, en que se puede hablar aquí de Dave Sim y podemos seguir. Algunos interesados quisieron argumentar que lo que decidió a Sim dejarse negociar su más preciada creación por parte de unos extranjeros que hablaban una lengua endiablada fue la magnífica edición de Judenhass que realizó Ponent Mon. Judenhass fue una obra breve que Sim realizó tras terminar Cerebus y caer un algo en el olvido por parte del fandom que le odia. A Dave le pone que la gente le odie, y como tocar el tema mujeres lo tiene siempre rodado esta vez se decantó por fotorealismo y judios en campos de concentración.
JUDENHASS.jpg

Pero estamos en condiciones de demostrar que Sim ya conocía España y sus ediciones antes de contactar con la roulotte del editor ponentmontero. Esto el algo que el mismo autor confesó en su otra gran obra que sigue actualmente en curso de publicación, Glamourpuss.

511121.jpg
Glamourpuss es una obra autoeditada en la que Sim dibuja lo que le da la gana, básicamente dibujos de chicas y calcos de viñetas de Alex Raymond y compañía, y en los bocadillos también escribe lo que le da la gana. Al que conozca a Dave Sim esto no le extrañara. E independientemente de que el título guste o no, es la gasolina que motiva al autor a seguir en activo después de aquel tour de force de 25 años, matrimonio, divorcio, convenciones, visitas varias a sanatorios y una extraña relación con su entintador que fue Cerebus. Gracias a Glamoupuss Dave Sim sigue dando el callo, cosa de la que todos nos congratulamos por todo lo que el hombre tiene y retiene.

Y resulta que en el primer número de Glamourpuss Dave Sim explicó el porqué se había liado la manta con este nuevo título, y resulta que todo eso le vino…

GP01-027.jpg

…cuando cayó en sus manos un ejemplar del Rip Kirby que editó Planeta y le fascinó aquella mujer barbuda. El re
sto vino rodado, descubrir nuestro país, sus costumbres editoriales y enamorarse de él, tanto como para dejarnos jugar con aquello que juró y perjuró que no se vendía.

Así que una vez más debemos decir aquello de: Gracias, Planeta.

Y, por cierto, otro mito que se cae en Glamourpuss, eso de que Sim no dejaba que Cerebus se tradujera a otros idiomas porque no le gustaba que su creación hablase en una lengua que el no podía entender. Porque resulta que Dave Sim sabe castellano.
 

Glamourpuss05-015.jpg  

El suficiente, al menos.


Glamourpuss
, la otra obra de Dave Sim que también tardará un mínimo de veinticinco años en verse publicada en nuestra lengua.

El árbol del desamor

(No, no se trata de nada nuevo de Taniguchi o algún cuento sentimental de David Rubín)
Cuentan las crónicas que cuando aquel chicarrón canadiense le pasó a Denise Loubert las páginas que le prometió para que ella hiciese un fanzine llamado Cerberus, a ella los ojos le hicieron tantas chiribitas que packageó mal el título. Ente risas y manitas el fanzine nunca llegó a salir, pero el mozo se lanzó a la autoedición retomando al personaje, y tanto le absorbía su trabajo que delegó en Deni las tareas de edición. Ella ponía su mejor voluntad y se abría a los lectores en sentido figurado en las páginas de correo, con un tono bastante tartadefresa contaba lo bonito que era embarcarse en la aventura editorial y escribir a máquina y pegar sellos y contemplar como Dave iba creando nuevo material mas excitante que el anterior. Se llamaba Dave, que no lo había dicho todavía. Era todo tan bucólico que cuando contó en la página de correo que ella y Dave iban a casarse el almíbar rezumaba por los ejemplares.

Todo fue bien mientras todo fue bien. Cerebus se vendía y la editorial, Aardvark-Vanaheim, comenzó a publicar títulos de otros autores, y los lectores disfrutaban de las andanzas editoriales y sentimentales de la pareja Sim-Loubert (se llamaba Sim, que no lo había dicho todavía) de primera mano desde la sección de cartas. Era encantador, si eras diabético podías leer Cerebus hasta la penúltima página, pero la sección de la editora ni acercarse. Se dice que fue en realidad por eso por lo que comenzaron a editarse recopilatorios del personaje eliminando los correos.

Hasta que llegó un día de 1984 en el que Deni anunció en un tono menos pizpireto que de constumbre que ella y Mr Sim habían llegado al acuerdo de reconducir sus vidas por separado. Se despidió de manera emocionada de los lectores con los que mantenía correspondencia, al tiempo que deseaba a la editorial y sus títulos una larga permanencia en el mercado. Si Neil Gaiman hubiera nacido seguro que habría terminado con alguna frase sentida suya. Al mes siguiente Dave se encargó de lidiar con la sección de las cartas de la gente, más o menos presentándose de esta forma "Hola, este soy yo y estos son mis c*j*nes ¿Qué pasa?". No puede negarse que el cambio de tono fue chocante y tiempo después cuando Cerebus terminó Dave comenzó a reeditar las batallitas postales más jugosas, más que aptas para diabéticos, de su larga andadura. Fue divertido.

Lo que no fue tan divertido fue el proceso de separación. Nunca suele serlo, desde luego, y aunque por la despedida de Deni pareciese que sería de lo más parecido a una disolución de contrato amistosa y de mutuo acuerdo, hay indicios que apuntan a que no fue así. Y no sólo por lo que Dave pudiera llamar a su exmujer en la sección de correo, sino por lo compleja que resultó la separación de bienes. Porque si se iba, debía llevarse al menos de la mitad de lo que perteneció a la pareja, incluyendo la editorial. De manera que creó un nuevo sello, Renegade Press (no sabemos si puso ella el nombre o fue un último regalo de su ya antiguo marido) en el que fue albergando la continuación de algunos títulos de Aardvark-Vanaheim para seguir publicándolos. Caso curioso fue el de Ms. Tree posiblemente el segundo título más popular de la editorial, que siguió al principio bajo el sello de Sim.
aafv15.jpg
Hasta que llegado cierto momento en 1985, el título siguió saliendo de manera habitual aunque publicado de forma conjunta entre ambas editoriales.
1617f18.jpg
¿Podía significar este hecho un acercamiento entre Renegade y Aardvark, entre Deni y Dave? ¿volverían a sonar arpas y violines en las cartas a Cerebus? Pues a juzgar por las diferencias encontradas en la publicidad del título en Junio de 1985 dentro de un tebeo de First Comics
dsda.jpg

…con la publicada al mes siguiente en el mismo título…

26ddjuly.jpg

…podemos hacernos una idea de que las negociaciones podían ser de todo excepto amistosas:

mifstri.jpg

Y a partir del 19…exacto:

92767.jpg

Aunque también podría suponerse que aquel primer anuncio fue una errata. Podría pasar si no fuera porque hablamos de una editorial independiente llevada además por el propio artista, y ahí los todos los procesos de publicidad y en general todos los que supongan un gasto se miran con lupa. Esto puede suceder en una multinacional grande con mucha faena y dispersa, pero cuando el artista se juega las habichelas (su mitad) estas cosas no pasan.

ddfdfdsfs.jpg

A menos, claro, que publiques justo al gafe de Ernesto Infante.
 

Sifn título-1.jpg

(Que sí, que es gafe.
 

Sin títuflo2-1.jpg )