Bola de Canon

¿Qué es una teoría fan?

Ya está borracho, pensaréis. Obviamente es un teoría hecha por un fan.

Muy bien, entonces iremos por el otro lado: ¿Cuándo no es una teoría fan una teoría fan?

¿Existe la Teoría Pro? ¿Existe un Canon Fan? ¿Existe, acaso, la posibilidad de que un autor haga Teoría Fan sobre su propia obra? Con lo fácil que era todo antes cuando parecía que el canon estaba mucho más claro. Por ejemplo, en Wildstorm.

Por supuesto podemos empezar a discutir de quién es la culpa de qué cosas. Sobre todo si presuponemos que lo que tiene que hacer un medio es dar noticias.

Pero, claro, ¿qué es realmente un medio? ¿Lo son los youtubers? Cada vez que leemos que un youtuber ‘no es un periodista’, ¿qué tenemos que entender? ¿Que están ahí por el espectáculo, por la propaganda o para el autobombo?

Sí, sí, ya sé, el autobombo es importante. Es lo que diferencia decir que algo es Recomendado o que es Imprescindible. Quizá sea porque lo mueven autores, libreros y gente que escribe entre la que -a veces- hay algún periodista. Pero el uso de las palabras es importante. O lo sería si la gente que habla de crítica la aceptara, claro. Pero esto es como el Nacional del Cómic. A veces se acierta, a veces no.

Y de ahí que luego los youtubers o youmedios o lo que sean más necesitados de casito pasen a darle pábulo a todo tipo de pajas mentales sin importarles que lo que cuentan sea cierto o no. Porque una cosa es que las editoriales digan estar en contra de las fake news y otra que no les venga mal estar siempre ahí con el dale que te pego.

De esto sabía mucho Didio, cuando aprovechando el éxito de El Código DaVinci se sacó un par de ilustraciones que no sé si a alguien le quedaron ganas de hacerle el chequeo de realidad.

Pero los de ahora lo han mejorado. Todo son códigos ocultos, guiños y anuncios del futuro. Porque hemos pasado de una realidad en la que lo que cuenta es el Canon a una en la que lo importante es el QAnon.

El ejemplo creciente de que los conspiranóicos no sólo han logrado que Snopes deje de hablar de cosas razonables como cocodrilos en las alcantarillas, tarántulas en macetas y la llamada venía desde dentro de la casa; también han demostrado que ese ‘yo soy más listo porque me he dado cuenta de que’ y esa adicción a la sorpresa puede aprovecharse para mantener en marcha una máquina que funciona como tornillo sin fin.

Es una pena que no intente aplicarlo a series como Riverdale porque ahí sí que podrías sacarte cualquier idea de la manga y que existan posibilidades de que alguien piense que adelante. Pero, claro, es como las series de DC o como Agentes de SHIELD. Suficiente que sepas que es algo que se emitió en algún momento. Ahora bien, si logras traer a alguien desde las películas pues mucho más fácil. Porque películas hay menos de treinta y una temporada puede ser fácil de diez episodios. Así que tampoco tienes que ver tanto. Puedes, incluso, ignorar el pasado -lo que se ha hecho, las fechas que tuvieron- para crear el tuyo propio.

Si hace unos años hablábamos de que las editoriales de cómic habían creado su propia WikiContinuidad ahora podemos hablar de como esos no-me-llames-medios de youtubers y vendecosas tienen una teoría, y si no te gusta la cambian. Es la WikiRealidad.

¿No es acaso más exacto esto que tanto hablar de Teoría Fan?

Pero estoy dispuesto a llegar a una solución de conciliación entre ambos términos. Porque visto lo visto, con tanto ‘fan’ que te vende durante semanas un cómic y luego se lo lee, puedo llegar a aceptar que usemos para todas estas tonteorías el término:

En Teoría Fan.

(De la Wikipedia)

[Originalmente este posteo iba a haber sido una parodia de lo que más se acerca al ‘periodismo’/’divulgación’ de esta gente: El Chiringuito. Pero me he dado cuenta de que desconozco completamente ese mundillo. Y a mí sí que me da vergüenza hablar de cosas de las que no sé. Por hoy os habéis librado.]

Por detrás

Hay veces en las que los libros te los venden las portadas. Vale también para los cómics. Y a veces hasta tienen que ver.

Pongamos este ejemplo.

¿Qué tenemos en esta portada? ¿De qué va este libro? Os apuesto el dinero que cobran en la ACDC por repartir carnets que podemos sacarlo.

Vamos a observarlo bien. Los pies en la tierra son un campo. Un campo de cebollas. Lo que nos dice tres cosas. La primera es que nos harán llorar. La segunda es que tienen muchas capas. Y la tercera es, por supuesto, somebody just told me

Lo segundo es la única figura humana. De sexo indeterminado y, por tanto, referencia de toda la humanidad, así, sin quitarse el sombrero ni nada. En colores oscuros, por supuesto. ¡Lo que se podría decir solo del calzado! Y la única nota de color es ese sombrero. ¿Y qué es algo redondo y amarillento?

Efectivamente, ¡EL SOL! Que es exactamente lo que tenemos A LA DERECHA porque estamos antes una portada que busca obviamente una simetría. Pero, ¿cómo es ese sola de la derecha? Pues ambiguo. Podría estar poniéndose o podría estar saliendo. Para eso se coloca el BAJO delante. Igual que la figura humana se está AGACHANDO. ¡CHAN!

Pero es que además ese sol está en UNA VALLA PUBLICITARIA, sí, una ficción dentro de la ficción. Y entonces tenemos la segunda parte. La superior. Si el eje simétrico izquierda/ derecha lo ocupa las dos versiones del sol contrapuestas en su figura humana y su figura publicitaria el eje arriba-abajo contrapone el campo con la ciudad, o mejor dicho, con la urbanización. Pisos altos de un corte claramente turístico en un entorno de colores claros que suben hacia arriba, de entre todos los sitios que podrían subir frente al suelo con un cultivo que también está a ras de suelo. ¡CHAN, CHAN!

Y aquí es donde entra el último eje simétrico. DELANTE-DETRÁS. Normalmente lo que está delante es más importante, aquí podemos decir que es más cercano. Lo que está detrás, por su parte, lo que hace es ser ominoso. Proyecta una sombra como si lo fuera a devorar.

Pero no contentos con eso en realidad la postura de la figura humana nos retrotae a otro momento muy claro.

Nos lleva directamente a un hito del cómic patrio.

Es decir…

Y es DE ESO de lo que va TODO ESTA PORTADA.

El turismo que es vivir en las nubes destrozando a los trabajadores humildes con los pies en la tierra.

A LOS QUE DA POR EL

¡¡¡FELIZ BIG CULO DAY!!!

Elíptico, pero siempre en nuestros corazones.

Historias al otro lado

Mucho es lo que puede escribirse sobre el Ultraverso. Me refiero, por supuesto, al apartado dentro de Malibú Cómics y no a los medios de comunicación en España.

Ya sabéis cómo funciona esto. Olbrich y Mason montan una editorial, el malvado Rosenberg llega detrás con la taladradora de pasta, y el boom de principios de los noventa lleva a decisiones como montar este Ultraverso en el que estaban Gerber, Robinson o, como en el caso que hoy nos ocupa, Englehart.

Englehart, que también estuvo detrás del intento de recuperación a principios de los ’00 que se fue al traste por motivos que parece no pueden contarse pero si que se especulan tienen que ver con R, fue uno de los principales creadores implicados, responsable de Night Man (al que recordaréis por su serie de TV) pero también por The Strangers.

Un grupo de personas viajan juntas, llega un estallido de energía o algo y todos desarrollan poderes. Con esto lo mismo te arreglas una temporada de alguna serie de tv que lanzas un cómic. En este caso con Rick Hoberg dibujando. Seguro que le recordáis de Green Arrow, o por ser uno de los desarrolladores del Handbook de Marvel.

Y entre las decisiones creativas de este dúo estuvo uno que tuvo lugar cuando a la colección le quedaba ya poco.

Sí, en su penúltimo número dos de sus personajes viajan hasta esas montañas de la locura, esa ubicación que parece de ensueño pero esconde monstruos, ese paraje del que desconfiar…

¡ANDORRA!

Sí, efectivamente. En los ’90s ya existía Andorra y en ella se ambientaban cómics. Como este.

Pero, ¿cómo no iban a hacerlo? Al fin y al cabo todos sabemos lo que hay en Andorra:

Efectivamente.

¡¡¡EL MUSEO DEL CÓMIC!!!

El Museo La Massana Còmic – Joan Pieras, que quizá sólo hayáis visitado un 3% de vosotros, pero que indudablemente existe gracias a una iniciativa privada -no esperaríais que esto lo pagaran los impuestos- apoyada desde las instituciones -no esperaríais que no pidieran ayudas- que no solo es un ejemplo de lo que la colaboración público-privada significa en el sector cultural, también un ejemplo de lo que para muchos significa un museo del cómic de verdad. Quiero decir, lo que significa de verdad para muchos un museo del cómic.

Y no solo eso, por supuesto, porque como no podría ser menos también va de la mano con un

¡El Saló! (El último cartel que he encontrado es de 2019, yo tampoco sé por qué)

Si es que lo tiene todo. Hasta hay exposiciones temporales como

Que es lógico teniendo en cuenta lo que le gustan los viajes a JAN, ojalá en breve un álbum centrado en Andorra. Al fin y al cabo no le pilla muy lejos.

Así que ya veis, es mucha la relación de Andorra con el mundo del cómic. No es de extrañar que hubiera gente pensando incluso en irse para allá. Que es un poco, yo lo entiendo, como haberse mudado pero no muy lejos. Que así es más fácil ir a lavar lo que necesites.

Al fin y al cabo, ¿no es eso algo muy español?

Pero no solo de cómic europeo y americano viven, no os vayáis a creer, que si uno se pone a buscar (en Comic Vine, por ejemplo) descubre que son más las obras que tienen lugar. Como:

ストライクウィッチーズ アンドラの魔女 o Sutoraiku Witchīzu Andora no Majo o Strike Witches: Andorra no Majo

Por si alguien no se ha enterado lo repetiré para los del fondo:

ANDORRA NO, MAJO

Genios de la profesión

Tenéis toda una web de prensa AQUÍ en la que mirar las variaciones del cartel, aunque por algún misterioso motivo parezcan no estar usándolos en sus redes sociales. ¡¿Quién puede entender por qué?!

Pero – oh, tiempos, oh, costumbres – parece que a estas alturas Lupin III no es muy conocido. Total, solo han tenido seis temporadas animadas, siete películas, veintiocho especiales televisivos, seis ovas, y toda una serie de material derivado. Incluyendo dos incursiones en la acción real (no confundir con la acción falsa o lo de los dibujitos). O, peor aún, han leído cualquiera de las dos ediciones en Español -que demuestran que Restauración para muchos editores es un periodo históricos que va de 1874 a 1931-. Es fácil que a alguien se le haya pasado la existencia de este personaje.

Por supuesto es comprensible que ahora quieran acercarse a él teniendo en cuenta que está basada en… ¿cómo era? El éxito de Netflix. Esa serie que nos ha conquistado a todos en sus… veamos… cinco capítulos emitidos. Un nuevo clásico.

Y, claro, se quieren acercar a esto conociendo solo la serie de Netflix y es lógico que se líen. Por suerte aquí estamos nosotros para explicar correctamente quién es este personaje ignoto. Pues bien, Lupin III es

un ladrón de guante blanco que se burla de la ley, nadie tiene tanta clase como él. Va con Óscar y con Francis -Genios de la profesión-, juntos viven aventuras y hacen mil locuras pero tienen un gran corazón.

Lupinx3: El ladrón más elegante que se puede imaginar. Nunca le echarán el guante, nunca lo sorprenderán. Siempre el inspector Basilio va tras él, pero no consigue pruebas que le valgan de una vez. Es un juego divertido de ganar y de perder. Nunca le echaran el guante, siempre escapará.

Esperamos que ahora haya quedado más claro incluso a aquellos que -como hipótesis de trabajo- no tengan Netflix.

No nos deis las gracias, no es nuestro trabajo.

Una De Cada

Han estrenado serie nueva de Marvel así que tendremos que hablar de ella. Brillantemente traído el título al español desde WandaVision original a Bruja Escarlata y Visión, que logra dos cosas: cambiar el nombre de ella por uno con el que jamás se le llama y obviar que el de él tendría que llevar LA delante. Mucho mejor BrujiVisión, dónde va parar.

¿Y de qué va la cosa? Pues en teoría van a hablarnos de sus protagonistas principales mientras les hacen ir de década en década por diferentes tipos de telecomedia y blablabla. Vamos, algo que es rupturista porque antes no se había hecho. Más que en películas:

Vamos, eso de insertar a alguien en la ficción televisiva y tal no es como si fuera algo típico de los noventa.

Ni, desde luego, se ha seguido haciendo en años posteriores con todo tipo de temáticas y tecnologías (hasta YouTubers, vamos). Vamos, ningún actor de Marvel lo hubiera reconocido.

Por supuesto esto no significa más que no son los primeros en hacer algo. Si lo fueran en TV Tropes no habrían tenido tiempo a crear un tropo llamado Atrapados en TV Land. Pero seguro que no ser los primeros no les importa. Porque lo importante es hacer un trabajo continuado.

Aunque normalmente da solo para una película o un capítulo, claro. Es decir, es cierto que se supone que están preparando una adaptación a TV de Permanezcan en sintonía, pero cuando le toca el turno a Supernatural, Raven, Grace (sin Will) o Earl no suelen darle mucho recorrido.

Lo que significa que es toda una oportunidad para hacer las cosas bien.

Perdón, que era una oportunidad para hacer las cosas bien.

Porque esa idea de ‘cada capítulo equivale a una década‘ queda muy bien… si conoces cómo funcionan las décadas. Por ejemplo, que la década de los ’50s tiene que hacer referencias a, digamos, series de los años ’50. Por supuesto la sitcom de pareja más famosa de la década es I Love Lucy. De la que toman… ahm… ¿algo del aspecto visual? Porque el resto parece muy claramente sacado de The Dick Van Dyke Show o Embrujada. Que tienen el problema de ser de los años ’60.

Es aquello de los pequeños detalles en los que se notan las cosas. Por ejemplo, Lucy era 6 años mayor que su pareja en pantalla (y marido en la vida real durante varias décadas) mientras que en Bewitched eran 5 los años menos que Elizabeth Montgomery se llevaba con el primer Dick (York) y solo 3 con el segundo (Sargent), mientras en The Dick Van Dyke Show él se llevaba 11 años con Mary Tyler Moore y como todo evoluciona aquí el actor principal es 18 años mayor que su interés romántico. Un tema tan poco problemático que no tiene sentido ni mencionarlo. Eh, si consideramos que Su Electrodoméstico Favorito se creó no hace tanto tiempo en realidad él tiene solo como… diez años o así. Mucho más tranquilizador. Circulen, circulen, no hay nada que ver.

También está en que el estilo de comedia de Lucille Ball no dejaba de ser una mezcla de slasptick y fuerza de la naturaleza. Así que es una lástima que no recordaran momentos como:

Pero probablemente la elección de The Dick Van Dyke Show era más lógico porque no dejaba de ser una serie meta, muy conocida y con dos estrellas en sus personajes principales. Por eso – si suponemos que podemos fiarnos de que un actor sepa lo que han decidido los guionistas. Que es mucho suponer, casi al nivel de que un youtuber de cómics sepa sobre cómics. – eligieron para representar los años ’50 una serie que se emitió de 1961 a 1965. Es el famoso Cuidado por los Detalles que tanto nos están vendiendo los periodistas culturales que dicen las notas de prensa de la productora.

Lógicamente no iban a referencias series famosas y populares en aquellos años como Make Room For Daddy, Ethel and Albert o Life with Elizabeth, que tenían no solo la estructura de sitcom, también esa vida familiar/ de pareja en su centro. Quiero decir, no vamos a pedir que use The Phil Silvers Show/ Sergeant Bilko, suficiente con que no se hernien.

Pero bueno, igual que en los ’70s decidieron que la mejor representación de los ’50s era la de Leave It To Beaver (que no había sido una serie especialmente exitosa ni había tenido éxito con la crítica, pero cuyas reposiciones eran muy baratas para el sistema de sindicación americano) y a partir de ahí podían modelar ese pasado creado por falsos recuerdos en, por ejemplo, Happy Days en 1974. Algo que, por supuesto, no hemos visto pasar nunca con, digamos, los años ’80. *cof*

Pero los años ’60s tienen más sentido porque una de las tendencias que hubo durante esa década fue la del personaje con poderes especiales que tenía que esconderlo del resto. Fundamentalmente un marciano, un robot, una bruja y una genio.

Por orden de aparición:

My Favorite Martian (1963-66),

Considerada habitualmente la primera de estas fantasy sitcoms de coprotagonista inusual con extraños poderes que deben de ser escondidos, la creación de John L. Greene fue desarrollada por el productor Jack Chertok, que rápidamente sería dado de lado por la emisora, que se traería a Sherwood Schwartz (Creador de La isla de Gilligan y La tribu de los Brady) para sacarle más provecho. Y vaya si lo hizo. La primera intención – un joven periodista se encuentra con un marciano de aspecto moderadamente humano- pasó a centrarse más en el marciano, un Ray Walston encantadísimo, antes que en las idas y venidas del joven interpretado por Bill Bixby (sí, el mismísimo Dr. Banner. a ver si os creéis que las series de supes son un invento nuevo), porque sus poderes e inventos eran más interesantes que las historias del ‘normal’, sea un marciano o un gato cósmico. El invento duraría lo justo -aunque tendría serie de animación (¿qué somos? ¿bárbaros?) una década después y en la Filmation, con algunos de los guiones previstos para la cuarta temporada- porque la cadena se dio cuenta de que mejor que un señor mayor la persona especial podría ser una señorita.

My Living Doll (1964-65),

James T. Aubrey, el presidente de la CBS (la cadena de la serie anterior, vaya) le pidió a Chertok una serie nueva con un formato similar pero no exactamente. No podemos saber si le pidió directamente que la protagonista fuera un robot-señorita pero poco me extrañaría. Hasta el punto de que la excusa del mito de Pigmalión y Galatea -con un cambio en que no es el creador del roboz porque, claro, entonces sería una circunstancia extraña, mucho más lógico que haya tensión con un señor diferente, porque la parte de cosificar a las señoritas y zumbarse a los electrodomésticos es mucho más normal. Lamentablemente la serie tuvo un pequeño problema con su actor principal que según la época de las declaraciones sobre lo sucedido fueron: Desacuerdos, Celos del papel predominante de la señorita, Adicción a la metanfetamina. Como sospecho que todo se va sumando lo mismo en otros veinte años descubrimos qué le causó esa adicción. En cualquier caso tuvo éxito (sobre todo una expresión que se inventaron: «No computa«) pero no tanto, lo suficiente como para que uno de los productores creara década y pico más tarde Small Wonder, no tanto como para renovarla por una segunda temporada. Lo que permitió a la actriz que interpretaba al robot coger otro papel en una serie de tv de supes. Sí, claro. Que, además, la serie era Batman y la actriz Julie Newmar.

Bewitched (1964-72) y

Por supuesto el éxito acabaría llegando. Como llegan todas las cosas, adaptando éxitos. Perdón, no era una adaptación, era un homenaje. Un homenaje a Me casé con una bruja (1942) y a Me enamoré de una bruja (1958) -que a su vez adaptaban un libro y una obra de teatro- porque la cultura es circular y al final todo queda en casa, que para eso la productora detrás de las tres era al Columbia. Y es que si las dos anteriores eran CBS esta era ABC. Como era televisión en lugar de Veronica Lake o Kim Novak estaba Elizabeth Montgomery, y como su marido tuvo dos Dicks, York y Sargent (Sí, cambiar de actores también pasaba antes) aunque probablemente la que más partido le sacó fue Agnes Moorhead, una actriz memorable con una extensa carrera que incluía seriales radiofónicos como Terry y los Piratas (1937) , en la que interpretó a la Dama Dragón, o Las Aventuras de Superman (1940) -sí, claro que tan antiguo había supes- en la que interpretó a la madre de Superman. No, Lara. Tanto da, porque aunque las primeras tres temporadas fueran bastante accidentadas -el creador no llegó ni a filmar el piloto, el productor original fue despedido antes de que terminara la primera temporada porque la productora quería más magia y más comedia, acabaron teniendo cuatro productores en las cuatro primeras temporadas, se murieron un par de actores, lo típico… – pronto se convirtió en un éxito. Semana tras semana bien por algún hechizo que saliera mal, que saliera demasiado bien o porque alguien iba a descubrirles, Samantha y Dick tenían una aventura. Además, como Dick trabajaba en una agencia de publicidad a nadie le extrañaba que Samantha estuviera todo el rato agitando la nariz. Y, claro, si tienes éxito lo que quieres de inmediato es una copia.

I Dream of Jeannie (1965-1970).

Pues claro que la NBC también quiso tener su serie dentro de esta tendencia y por supuesto que fue al última en tenerla, ¡es la NBC! Si hasta tiene de creador a Sidney Sheldon. Más allá del éxito de inspirar ¡Ala… Dina! lo que se puede contar es cómo logra entender totalmente al revés Embrujada. Si en aquella es una poderosa bruja que, por su amor, acepta una posición de igualdad con un mortal aquí una poderosa genio se empeña en estar al servicio de un astronauta, pese a que él la liberara en el piloto, porque dos mil año sin salir de la botella tienen estas cosas y porque ella siempre querría estar A su servicio. Luego ya la idea de que la primera temporada fuera en blanco y negro funcionó regular porque en 1965 solo quedaba otra serie de prime time en B/N. La NBC se quería ahorrar unos duros pero para 1966 tuvieron que pasarla a color porque ya no quedaba ninguna en blanco y negro, así que la excusa puesta a Sheldon -No creemos que dure más de una temporada, que es algo aparentemente poco profesional que decir excepto si eres la NBC– y pasaría a color hasta su quinta y última temporada. Luego tuvo un par de telefilmes de reencuentro -aunque sin su protagonista principal, Larry Hagman, que tenía negocios en Dallas- pero por suerte con Barbara Eden, que para algo era la protagonista. Aunque cuando Hanna -Barbera decidió producir en 1973 una serie de animación (por supuesto que tuvo serie de animación) no pudieron pagar a los actores originales para mantener las voces. Y sin Sheldon por medio produciendo se inventan a un estudiante, surfero y deportista llamado Corey que sería el co-protagonista e interés romántico de esta versión de la genio. Incluso encontraron a un jovencito sin mucha carrera para hacer de actor de voz e, incluso, cantar el tema de los créditos. Un tal Mark Hamill.

Claro que este tipo de serie se siguió haciendo, como Mork & Mindy. E incluso con supes. Que parte de la premisa de Mi Doble Identidad no dejaba de ser esta. Claro que si hoy en día se busca algo más cercano a sitcom + supes (una vez olvidemos todos Powerless) es más fácil irnos a Los Thundermans o Henry Danger y su spin-off.

Por supuesto está muy bien que hagan homenajes al color de Pleasantville, al fin y al cabo es una película en la que el pasado que muestra es también falso. Al fin y al cabo Irna Phillips estaba por ahí con sus Guiding Light y As the World Turns. Así que reconstruir un pasado sin problemas ni tensiones obviando incluso los productos culturales del momento es lo que acaba llevando a ese Great Again inexistente. Que está bien en una serie en la que se han creado unas memorias falsas reconfortantes, al menos hasta que recuerdas que este borrado es el que hace que algunos piensen que hasta que no llegó Benetton a inventarlas todo esto era pura raza blanca.

De ahí la sorpresa de ver en blanco y negro los fragmentos de los ’60 muy claramente inspirados en Embrujada. Bueno, en lo que alguien que nunca hubiera visto Embrujada pero sí leído sobre ella podría pensar que va. Un poco como pasó con la película adaptándola. Claro que ahí estaba Nicole Kidman para hacer el papel protagonista, y a nadie se le ocurriría ponerla en un papel más cercano al de, digamos, Lucille Ball. De ahí, decía, que hubieran decidido tomar decisiones técnicas como rodar en exteriores o mostrarla en blanco y negro que son como mínimo discutibles. Primero, porque refuerza esa idea de que en los ’60s la tele era en B/N y, sobre todo, porque olvida que la propia Embrujada fue emitida mayoritariamente en color. ¿Cómo de mayoritariamente? Pues 6 de sus 8 temporadas.

Supongo que esto, como lo de las fechas de lo de Van Dyke, entran en la famosa Cuidada reconstrucción con atención a los detalles.

Que viene a ser también la fidelidad a los tebeos. Al fin y al cabo el personaje debutó en 1964 (en teoría en marzo) y Embrujada en septiembre de ese mismo año. Así que ambas comparten un rasgo distintivo que se ve reflejada en la serie de televisión: Nadie tiene ni puñetera idea de qué hacen, para qué sirven o cómo funcionan sus poderes. El guion necesita que hagas algo, lo haces; al guion le viene mal, eso los poderes no pueden hacerlo. Todo lo que pedimos a las series de TV y los cómics. Una conexión clara.

Y es que, al final, citando al clásico:

AVIV BÖR!

Un Weekend ADLater atmosférico

Buenos días, yo soy Jónatan Sark

… y yo Pedro «Observador» García. Y este NO es un blog de noticias.

Cuanto tiempo.

Yo incluso diría más: Cuento tiempo.

Tanto que podría haber salido hasta el Snyder Cut.

Pero para eso tendría que haber aceptado a trabajar con él algún actor de color. Y ahora en DC la cosa está complicada.

Incluso muy complicada.

Pero son muchas las noticias que hay que dar. Así que aquí estamos.

Claro, para leer fake news sobre asaltos al Vaticano o actores populares que son aficionados al vampirismo y la canibalía pues nos leéis a nosotros que, total, al menos hablamos de cómics.

A veces.

A veces.

Porque, en realidad, casi no hay novedades en lo de los cómics esta semana.

Salvo que se han muerto TOM. Y, como diría Emilio, también Julie Strain.

Y el Museo ABC del Dibujo y la Ilustración.

Bueno, eso está por ver.

Los museos del cómic. Siempre dando motivos para hablar. Como lo de la gente del Salón de Granada.

¿El qué de QUÉ?

Exactamente.

Imaginad cómo estará la cosa que ha salido un señor a decir que en el cómic de superhéroes hay mucho reaccionario y no se ha liado.

¿Y el enlace?

No hay enlace.

¿Pero entonces cómo sabrán que es real?

Ah, claro, perdona. Hay enlace pero paso de darlo. Que usen Google si quieren liarla.

Así empezaron.

Ni idea, yo no Parler facha. Y ellos tampoco.

Y mira cómo estamos ahora.

Y no será por falta de… ¡Pero de eso hablaremos luego! Que si hemos abierto esto es para hablar de cómics.

¡Oooh!

O algo así.

¿Algo así significa Manga?

¿Qué? No. Bueno, sí… ¡Pero no!

Mucho más claro.

Quiero decir, SÍ vamos a hablar de manga pero no es ese el asunto. El asunto es que el pasado 7 de enero se hizo TT la editorial japonesa Shueisha.

No me digas más, han anunciado que los personajes tendrán la edad que aparentan.

Claro que no, resulta que había habido una loca cantidad de peticiones para cerrar cuentas.

¡Qué me cuentas!

La excusa parecía ser que habían usado viñetas sin su permiso.

¿Qué habían hecho? ¿Camisetas?

No, para hablar de ellas o publicitar las series.

Ahm. Claro…

Incluso se había tumbado alguna cuenta de gente que trabajaba con la editorial para hacer mercha y tal.

Ajá.

Y fanart.

Ya…

Y también a cosplayers.

¿Qué?

Ahí es cuando empezaron a pensar que había algo raro.

Pues claro, si las editoriales hubieran podido quitarse así de fácil a los cosplayers lo habrían hecho ya hace mucho.

Así que investigaron y encontraron lo que se cuenta aquí:

Mucho texto ahí.

Le doy al Altavista y…

Mejor resumen.

Pues que era un tipo que intentaba llamar al atención a un YouTuber y amenazarle y todas esas cosas que se hacen en Internete.

Los negocios de costumbre.

Negocios como de costumbre, sí. Sobre todo porque ya hay gente de ‘No puede ser’ y ‘no me lo creo’. Porque, a ver, ¿Por qué la editorial no ha dicho nada? Que ya me puedes ir dando mogollón de ejemplos y pruebas y cosas como que en la información de contacto está la dirección falsa que da Google en inglés y no la oficial que está en, digamos, Google en japonés. Que aquí es más fácil montarse una conspiranoia.

Pues estaría bien saber por qué no han dicho nada, lo mismo piensan que twitter funciona así y que locos occidentales.

Y se han librado de cosplayers.

Y se han librado de cosplayers, claro, mejor no preguntar. ¿Alguna noticia más?

¿Quieres que hablemos de la nevada? Creo que ahora mismo hay pena de cárcel si no lo haces.

Pero nunca podremos hacerlo mejor que los profesionales.

¿Qué profesionales? ¿Los periodistas? Porq…

No, hombre, no. JOHN BYRNE.

Magnífico, ciertamente magnífico. Y no hemos metido ni una sola imagen de un sitio de escaneo de cómics. Si es que somos super pros.

¿Con esto acabamos ya?

¡No!

¿Pero tenemos algo que añadir? Si no han hecho caso a la gente que .

¡Por supuesto! No sé si habráis odío hablar de lo que pasó el día de Reyes…

No me digas más, te regalaron Maus. Maus, Calvin & Hobbes, Persépolis… Es como si tuvieran la lista ya hecha de…

¡No! El Asalto al capitolio.

Ah, eso, creo que ahora estamos ya en la tercera vuelta de los conspiranóicos para justificarlo, ya vamos por pacíficos manifestantes con gente de BLM a sueldo de los Dems entre los que había infiltrados agentes de seguridad del Servicio Secreto de TRUMP!

Te falta que estaba implicado también el Papa.

Es que no paran nunca…

Bueno, pues han salido varias personas a rechazar los intentos de golpe de estado, el ascenso de los Nazis y todos.

Ah, muy bien. ¿Alguien conocido?

Pues quizá…

¿Eso era?

Sí que lo era.

Vaya. Será dificil superarlo.

Pues el caso es que…

Muy elocuente. Sí.

Y te he guardado el mejor para el final.

AVIV BÖR!

AVIV!

Bueno, pues hast…

Pero, espera, ¿no vamos a hablando de Marvel haciendo oficial fanart por error? ¿O de pedir a libreros que nos contacten? ¡¡¡¿O LO DE MUERTOPISCINAS 3?!!!

Pues no, porque eso también lo ha explicado ROB!

Y porque de algo tendrán que hablar el resto de la semana, claro. Así que ahora sí que sí, hasta aquí hemos llegado…

…buenas tardes, pasadlo bien y leed muchos cómics.

Lo esperable

Es cierto que los principios de años suelen llenarse de buenos propósitos porque todo lo abstracto es fácilmente apilable, pero también es el momento perfecto para mirar hacia detrás y hacía delante. Un poco como lo de cruzar pero en una de esas pantallas en las que te empujan hacia delante. Que uno no puede evitar seguir en 2021 aunque esté claro que preferiría los ’90.

Total, que como algo hay que hacer y no vamos a llamar a nuestro experto en visiones porque la última vez no pudo ni parar a TRUMP! de hacerse con la presidencia pues en algo habrá que emplear la tarde.

Y allá vamos, a mirar lo que nos va a venir en… pongamos… películas de superhéroes que dicen que se van a estrenar en 2021. Que luego ya sabemos que es todo un Ya veremos y que Disney tiene que repetir el truco de + con otro servicio nuevo y a ver cuántas veces son capaces de engañar a la gente con el mismo truco como si fueran Nolan o Moffat.

Así que, con todos vosotros, las películas de supes que ADLO! espera ver estrenadas en 2021.

Samaritan

A ver, no tenemos ni cartel y el protagonista es población de riesgo, pero sale con una pareja varios años menor así que por lo menos sabemos que es de corte clásico.

Steel- Man

Pero POR SUPUESTO que lo que nos apetece ver este año es una película de un superhéroe ‘real‘ enfrentándose a Zombies durante tres horas y media. ¡Desaturad ya esos colores!

Sri Asih

El Bumilangit Cinemática Universe sigue adelante después de Gundala con una de las principales superheroínas de su industria comiquera. A ver si hacen justicia al personaje.

The Almighty Street Team

Pues este está claro: Based on the hit Comic book series. Del creador de Lazarus, que pudísteis ver el año pasado.

Down Squad

Sé que será algo inesperado, sin duda, pero es completamente cierto. Esta película es holandesa.

Virgo and the Sparklings

Pues sí, sé que esto os va a sorprender porque no es solo otra película dentro del Bumilangit Cinematic Universe, además adapta el famoso Webtoon, nada menos.

Como veis, muchos estrenos interesantes con las mismas posibilidades de estrenarse en cines que el resto de películas.

El auténtico David Ramírez puede levantarse.

Tanta historia de que si autoficción, que si hechos biográficos, que si los aspectos cotidianos de blablablablabla que al final parece que vamos a perder de vista que uno nunca sabe cuánto puede estar exagerando -o peor aún, minimizando- sus vivencias el autor de turno.

Y el turno en este caso es para David Ramírez, que acaba de sacar un libro en el que se supone que él es el protagonista.

Esto podría ser creíble si el autor dentro de nosequé cosa de un sorteo o algo no hubiera publicado también esta otra foto:

¿Pero quién es esta gente?

Obviamente hubo que iniciar una investigación porque si la persona real y la representada no concuerdan es posible que nos estén mintiendo en otras cosas como, a saber, el número de dedos que tienen.

Así que toca hacer un repaso por todas la veces que David Ramírez se ha dibujado a si mismo antes. Que, sorprendentemente, viene a ser casi cada vez que tiene oportunidad.

Así que podríamos decir que toda su obra es autoficción.

Ya cuando le conocemos de joven no puede evitar dibujarse a si mismo. Aunque esta representación le duraría tan poco como el pelo, porque rápidamente…

le crecieron pelo (y dedos). Por supuesto el estilo se mantenía ahí, refinado, como auténtico precursor de Moderna de Pueblo (Tortosa)

E incluso cuando transitaba entre uno y otro estilo permitiéndose ligeros cambios como hacernos creer cosas que no eran ciertas

Como que también tenía gafas transparentes y no solo estilo Cobra.

Por supuesto también fue en esa época formativa en la que comenzó con el fanservice.

Pero, al menos, había una serie de características más o menos inmutables. E incluso cuando las modificaba como en el caso de esta historia:

Estaba claro que tenía que basarse en algún motivo real. Porque a ver quién querría si no que pensáramos que se ahbía teñido solo una franja de pelo.

Llegamos así hasta su no-aparición en el Fanhunter Reburn, una colaboración que acabaría facilitando que el autor saliera ReQueTeReBurn del mundillo del cómic una temporada.

(Y tranquilos que de todos esos chistes racistas, homófobos y demás ya se ha disculpado. Creo.)

El problema ese que ya ni recordamos porque uy, fue hace tanto tiempo y ahora mismo qué es un nazi más o menos, supuso una ruptura con su estilo. Si antes podíamos discutir más o menos el parecido entre esta autorepresentación y la persona real (es decir, ¿por qué parece siempre más bajo en los cómics?) su viraje de estilo logró un nuevo hito:

Ser absolutamente irreconocible. Que es una cosa que está bien cuando te persigue la mafia o la policía (ah, espera) pero que como imagen de perfil de tu propio blog, DRQueerRe, pues ya parece una decisión más arriesgada. Aunque también es cierto que aquel blog termina cuando aún dibujaba Con 2 Cojones, a saber cuánto hace de eso.

Es decir, entiendo que para hacer autoinsertos en Sexo Mal se tomen estas decisiones. O para continuar en la Dolmen con una segunda parte de Haciendo Amigos. Y que siempre está la excusa de que con este nuevo estilo en realidad nadie se parecía a su versión real.

Pero nadie.

Por suerte David Ramírez siguió haciendo lo que mejor sabía: Recopilatorios. Y así nos llegó el Humor Amarillo que iba regresando a esas señas de identidad antiguas.

Y si bien tampoco está claro qué personaje es su autoinserto en Con 2 Cojones sí que le sirvió para volver a afianzarse en su representación redondita y con unos pocos pelos (eh, espera, a lo mejor SÍ sabemos quién era) que usaría en Tal Cual.

Y de esas a aquellas en su nueva obra que utiliza esta portada que veíamos antes.

En la que es complicado explicarse algunas cosas como… ¿De dónde salen esas entradas? Supondremos que habrá usado alguna fotografía como esta de aquí

En la que suponemos que lo que está sujetando no es… vamos… no creemos que sea… ¿no?

Pero que sirve perfectamente para comentar otro asunto de este cómic nuevo que acaba de publicar.

No, no es que haya marcado todas las casillas de Película para Óscar que en nuestro mundillo son Espera, esto ya no es un Webcómic, ahora es una Novela Gráfica. Tema Candente. Principio y Final. Drama. Costumbrismo. Desnudos (Pixelados). Ausencia de colores chillones. Si hasta ha sacado una versión extendida meses después de haber sacado la primera versión, porque lo que ha llegado ahora a las librerías es el DRamírezCut. Sí, esto está hecho para que sea considerado Cómic de Verdad. De ese de estar a una renderización de que lo adquiera Pixar, de que te digan ‘es que si no has llorado con esto no tienes alma’. ¡JA! ¡EN ADLO! NO TENEMOS ALMA!

Pero lo más importante es que ahora que os hemos enseñado todos los dibujos, ahora que habéis visto todas las fotos, hay una pregunta que os quiero hacer:

¡¿CUÁNTOS DEDOS TIENE DAVID RAMÍREZ?!

Pues lo que yo decía. Si es que no te puedes fiar de nadie.

Here We Go Again…

Sí, hay muchos temas de los que podríamos hablar. Siempre lo hay. De hecho, si hoy hubiera tenido tiemopo hubiera salido un posteo con muchas portadas de un tema concreto…

PERO

Resulta que ya estamos otra vez en lo mismo. Con los Reboots, los Remakes, los REQUETECOSAS…

Es decir: