Cybercomprando con ROB!

Hay un día para ser capitalista. Bueno, es todo una especie de estafa piramidal, pero creo que podemos entender con facilidad que estamos en el ese momento del año en el que en lugar de COMPRA! los anuncios dicen COMPRA MÁS!

Por suerte siempre hay alguien a quien ayudar en estos tiempos difíciles.

Es decir,

ROB!

robliefeldcreations.com en concreto.

¿Y qué podemos comprar ahí?

Pues lo típico, como ediciones autografíadas en las portadas de sus cómics.

Por ejemplo, en la siempre brillante Shatter-Star

O en la gran creación para Snake Eyes, ¡¡¡ahora con más pies dibujados!!!

¡Y todo ello por solo 49,99$!

¡Pero no se vayan todavía, aún hay más!

¡También está el 2020 Signed Holiday Pack!

¡Nada más que por 299$!

Pero esperad, porque vuestras ansias consumistas aún pueden conseguiros más.

Por ejemplo, esto:

VENOMPOOL REMARQUE

No, yo tampoco entiendo qué significa.. ¡¡¡PERO SOLO CUESTA 425$!!! ¡Una bicoca!

¿Creéis que esto es todo? ¡Ni mucho menos!

¡HOLIDAY HEAD SKETCH BOX!

¡Una promoción que por solo… ahm… solo… eh…

¡¡¡POR SOLO 999$!!!

Te ofrece portadas en las que ROB! no ha dibujado NADA…

¡AÚN!

Espera, que busco exactamente qué te ofrecen por esa pastaza.

Because you demanded it! Rob Liefeld will draw a head sketch featuring the characters of your choice on one of our sketch covers or a standard backing board. There are 20 slots open. Pen & ink, head, and shoulders. Guaranteed shipping by Dec. 15th! Once the selection is made you may inquire about sketch cover opportunities or opt for a sketch cover.

Ahm… seguro que con un Altavisteo lo vemos más claro.

¡Porque tú lo exigiste! Rob Liefeld dibujará un boceto de cabeza con los personajes de su elección en una de nuestras cubiertas de bocetos o un tablero de respaldo estándar. Hay 20 ranuras abiertas. Pluma y tinta, cabeza y hombros. ¡Envío garantizado antes del 15 de diciembre! Una vez realizada la selección, puede preguntar acerca de las oportunidades de cubierta de croquis u optar por una cubierta de croquis.

Mucho más claro.. dónde va a parar. Sobre todo porque para eso ha puesto un cupón de rebaja de un 40% (no aplicable a todas las cosas que quieras comprar)

¡Y aún y con eso las cosas más importantes son gratuitas!

Como el podcast Robservations. En el que cuenta la Historia Secreta del Mes X de Image.

Y es que siempre que te gastas una cantidad absurda de dinero en alguien acabas ayudando a que todo el mundo pueda disfrutar de lo que hace gratis.

Supongo que esa es la enseñanza que podemos sacar hoy. O tal vez algo sobre los gastos de envío intercontinentales.

Cualquiera de las dos tiene eso que llamamos Enseñanza Navideña. Aunque quizá podríamos haberle puesto jerseis rojos y verdes.

Tanto da, lo importante es, como siempre, que también hoy…

AVIV BÖR!

¿Qué está haciendo Eric Roberts ahora?

Que Eric Roberts es muso de esta vuestra desorganización lo saben hasta en los periódicos, y mira que es complicado que se enteren de algo que no venga de una nota de prensa. Pero es que ya le hemos dedicado una entrada y muchas más que se merece.

A ver, que ya sabemos que la actualidad sería hablar de cómo funcionan los croufundings mágicos autorrellenables, de las adaptaciones televisivas de aliexpress o del periodismo de declaraciones. Como poder podríamos incluso de cómics. No sé, algo habrán sacado. Quicir, tiene que haber una nueva cabecera en la que Tom King cuente la misma historia. O Grant Morrison habrá decidido subir la apuesta a ver quién sigue con los homenajes. Todo eso.

Pero no. Aquí lo importante es que Eric Roberts no para nunca. Pero nunca, nunca.

En 2020 él ha participado en 19 películas, 8 series y 4 cortos. Que podríamos considerarlo un año tranquilo porque, claro, ha habido una pandemia por medio.

Entre esas películas en las que ha participado están algunos títulos sin duda llamados a ser nuevos clásicos:

¿Es este el motivo de que le dediquemos la entrada de hoy?

Ni de lejos.

El motivo es uno de esos cortos en los que ha participado.

Sep, ese Gambito.

Sep, aquí participa Eric Roberts.

Sep, Roberts sale en The Dark Knight y en esta. Un actor versátil.

¿Que no tenéis claro de lo que estoy hablando? ¡No pasa nada!

Para eso estamos, para poneros cortos con más de tres millones de visionados que demuestran que hay tanta gente esperando esa película de Gambito. Sí. Mogollón.

Y es que al final nada demuestra tanto y tan bien lo que el público quiere como lo que Eric Roberts esté haciendo en este momento.

Siempre.

Conectamos con nuestro corresponsal

Supongo que todo el mundo tiene ideas de lo que puede hacer y cómo hacerlo y lo que decir y cómo decirlo y blablabla con el resultado de la cosa USA.

(Que sí, que ya, que no están al 100%, que solo están al 9ytantos -excepto si eres alaskeño, pero ya sabemos que Alaska es cercan a Losantos- pero parece que no solo es probable sino, incluso, posible que los resultados sean los que son)

Y podríamos haber hecho muchos tipos de entrada -desganados en casi todos los casos porque parece un mes y ha sido menos de una semana y además en Madrí vuelve a ser fiesta porque esto es una verbena- pero hemos creído que lo más razonable era conectar con nuestro corresponsal en USA:

View this post on Instagram

How it started….. How it’s going. 🇺🇸

A post shared by Rob Liefeld (@robliefeld) on

Palabra de ROB!

Todos tenemos un pasado…

Lo que ya no es tan habitual es tener un futuro. ¿Pero pasado? Lo que quieras. Por ejemplo, en ADLO! antes de este vuestro blog tuvimos Nuestra Ya Clásica Lista de Correos. ¿Significa eso que no acabará habiendo un MySpace TikTok de ADLO!? ¡No (necesariamente)! Significa que antes del presente había un pasado. Pongamos como ejemplo ATLAS.

Creo que a estas alturas todos sabemos que Marvel salió de un sitio muy concreto (excepto si somos youtubers, en cuyo caso hay unas posibilidades similares a las que tiene TRUMP! de ganar las elecciones de 2020 de creer que la fundó Stanli con sus manos desnudas y un sueño en su mirada) como es la editorial Atlas. O como dirían en un artículo de los Cuadernos Coloreables: La antigua Atlas Cómics.

En realidad debería comenzar la historia con Timely, que es la primera idea que tuvo la persona realmente responsable de todo el asunto: Martin Goodman.

Goodman era un hijo de emigrantes lituanos que salieron por patas de la Rusia zarista porque allí a los judíos se les tenía cariño relativo. Goodman tendría una vida azarosa (incluyendo historias de vagabundos) pero nosotros vamos a avanzar hasta 1929, que fue un año realmente tranquilo, en el que conocería a Louis Silberkleit. Sí, el co-fundador de Archie, efectivamente. Ambos estaban trabajando en una distribuidora de revistas. Así que estos dos y unos pocos inversores más fundaron un (entramado no muy claro de) empresas que salieron en parte como Columbia Publication (que abandonaría Goodman en 1932) o la Mutual Magazine Distributors o la editorial de Silberkleit Newsstand Publications en la que se dedicaría a la publicación de revistas. Pongamos ejemplos:

Sí, unos aparecen como A STAR MAGAZINE, otros como A RED CIRCLE MAGAZINE. Estas cosas pasan. ¿Qué por qué una empresa iba cambiando el nombre a la editorial, el sello o la empresa? Uy, que se nos hace tarde, ya si eso otro día.

Que Goodman es un visionario no hace falta ni que decirlo, con contaros que en 1937 se iría de luna de miel a un viaje por Europa. De modo que mientras aplicaba su criterio empresarial en los magazines -ya con Silberkleit fuera de la empresa, pero intentar explicar el jaleo empresarial en este periodo requeriría de varios posteos más- que se traducía por: Si algo está teniendo éxito lo copiamos.

Por ejemplo, en 1939 lo que estaba en ascenso era… Ya, bueno, ¡ADEMÁS! En 1939 estaban en ascenso los cómics de Superhéroes. Así que hizo lo que cualquier buen editor haría. Contratar un packager.

Según a quién leas fue Frank Torpey el que convenció a Goodman de publicar cómics o Goodman el que pensó en lanzarse y contacto con la gente de Funnies Inc. La idea era probar a sacar un cómic con algún nombre con potencial, a ver qué tal iba..

Salió bien. Tan bien que Goodman hizo lo esperable en un empresario de su categoría. Ofrecerle a uno de los miembros de la empresa que tenía contratada que se fuera a trabajar para él. Y así aparece Timely y su primer empleado contratado: Joe Simon. Simon junto con un freelancista llamado Jack Kirby crearon uno de esos personajes patrióticos. Luego contrataron a un entintador, Syd Shores. Luego el entintador y el dibujante se largaron. Y entonces pasó otro de esos momentos de cualquier empresa seria. El jefe dijo: Bueno, esto lo puede hacer el primo de mi mujer.

Claro que también decidió que para qué mantener el nombre de la editorial si podía usarla directamente de la compañía de distribución que era suya: Atlas News Company.

Total, que con el primo de su mujer y el nombre de Atlas ya podían dedicarse a la filosofía empresarial de Goodman:

¿Parecidos razonables? ¿Qué parecidos? Yo solo voto taquiones. Por suerte también tenían cabeceras que podían haber salido de cualquier lado.

Y, por supuesto, algunas que… evolucionaron.

Aunque es cierto que algunas cabeceras fueron reaprovechadas más tarde…

…y de Riot hablaremos otro día, sí.

Ah, sí, no he puesto del oeste porque con eso tenemos para llenar otro blog, pero os hacéis a la idea. Sobre todo porque, siguiendo las ideas de Goodman, si algo no funcionaba era reemplazado por otro título… tuviera que ver o no. El Li’l Willie Comics de Timely pasaría a convertirse en Crime Cases Comics. Justice recogería la numeración de Wacky Duck, Joker daría paso a Adventures into Terror (muy lógico visto ahora), y la caída de ventas de los superhéroes llevaría a que títulos de Timely como The Human Torch o Young Allies acabaran convertidos en Love Tales y Hedy of Hollywood Comics respectivamente.

Que, en realidad, no debería de sorprendernos tantos porque estamos hablando del tipo que cuando se olió en Timely que había negocio no dudó en combinar un personaje bien conocido de la editorial en un género que estaba a tope:

Pero esa, de nuevo, es otra historia.

Lo importante aquí es demostrar que siempre hay que tener un ojo en nuestras acciones pasadas, por lo que puedan suponer en el futuro.

Por ejemplo, Goodman vio a principios de los ’60 que los supes volvían a moverse y le dijo al primo de su mujer que se pusiera a ello. Un par de años después y siguiendo esta lógica empresarial suya de abrir y cerrar muchas empresas decidió venderla, venderle la (ahora sí) Marvel a la Perfect Film & Chemical Corporation demostraba tanto que creía en un futuro en los Film para la editorial de cómic como que los juegos de las corporaciones siempre han sido un poco difíciles de explicar.

Eso sí, luego volvería a montar una editorial llamada Atlas. Pero esa es otra historia, porque el que lo hiciera cuando no pillaron a su hijo Chip para dirigir Marvel son malas lenguas, ¡si el nunca había usado el nepotismo! Además, ¿una editorial que se basa en pagar bien a sus colaboradores y darles derechos de autor? ¡Cómo se nota que no había ahí un visionario creador para decirle cómo funcionaban las cosas! Un adelantado a su tiempo era este Goodman.

Pero volvamos a lo importante: Nuestra ya clásica lista de correo. Todo esto venía a que… hum

He olvidado a qué venía esto.

Bueno, seguro que MA lo recuerda. Tanto da.

Lo importante es que os quedéis con esto:

¡Vigilad vuestro pasado!

(Y los procesos de votación. Pero eso, de nuevo, será historia para otro día)

Latinos de antaño

Ya sé, ya sé… ¿cómo hemos acabado aquí?

La existencia del Batman con bigotes a.k.a. Bat-Hombre en realidad no es tan interesante por sí (bueno, un poco sí) como por lo que dice esto de los latinos en los cómics.

Ya, ya sé, habrá una parte de gente que pensará que esto son cosas de la diversidad forzada y blablabla que antes no existía. Así que hoy vamos a hablar de cómics y personajes inexistentes, claro.

Comenzando por el final. Bueno, casi. Porque podríamos ir a 1958. Ahí estaría en el Adventure Comics #250 nada menos que Flecha Verde.

Por supuesto, antes de eso estuvo Anthony Rodriguez, más conocido como Big Words, que debutó en Star Spangled Comics #7 (Abril 1942). Pero que posiblemente os suene más por su grupo, la Newsboy Legion.

¿Que quién es Big Words? Os dejo una página y seguro que lo descubrís.

Se empieza ahí, creado por Simon y Kirby, y se termina siendo padre de Superboy. Estas cosas de los cómics funcionan así.

Pero aún podemos irnos más atrás. Lo más atrás posible. Porque en enero de 1940 tuvo lugar el número uno de Flash Comics que incluía la primera aventura de The Whip.

Y lo primero que supimos de The Whip a.k.a. El Castigo es que es Don Fernando Suarez Rodrigo.

Por supuesto este señor que en absoluto se parece a nadie desapareció para ser sustituido por una versión más moderna, más blanca y con un nombre menos propenso a hacer chistes como es Elwood Gaynor.

Dos de tres tampoco está tan mal.

Y ahora que ya hemos mareado lo suficiente la cosa nos vamos al Batman #56 de diciembre de 1949.

Resulta que el presidente de un país sudamericano quiere tener su propio Batman, supongo que porque sabe que de las formas de intervención estadounidense que te manden a Batman siempre es mejor que un golpe de estado. Al final lo que deciden es que entrene a su propio Batman sindicado: Bat-Hombre. Por supuesto Batman tiene OPINIONES sobre cómo debe de hacer su trabajo:

Sí, El Papagayo es el malo. Qué queréis que os diga. En cualquier caso, acaba encontrando a un sustituto aceptables, que es este:

Y así hemos regresado al principio.

Bueno, sin duda hay otra cosa que habéis notado… ¿Qué? ¿Que es un doble agente a las órdenes de El Papagayo? ¡No, hombre, yo hablaba de EL BIGOTE!

YES, IT’S-A ME BATMARIO!!!

Ah, no, que es mexicano. Bueno, tanto da.

En cuanto al plan… Bueno, Batman lo descubre, el Bat-Hombre muere… ACCIDENTALMENTE y entonces Robin…

Bueno, Robin robinea, claro.

Pero casi mejor porque el plan entero… bueno, os pongo toda la página que se entiende mejor. Incluso que la forma de disfrazarse de Batman es con un bigote postizo. ¡Ah, los (cómics) clásicos que nunca fallan!

Por supuesto el resultado es el esperable, por un lado Batman apresa a los malos. Por el otro…

El Presidente electo muere con una sonrisa en los labios y el nombre de Batman y Robin. Al final las intervenciones norteamericanas siempre terminan igual.

Tanto da, lo importante es que hemos podido comprobar dos cosas fundamentales:

Que ya en la década de los cuarenta había personajes hispanos en DC.

Y que esos tipos con bigote tienen cara de… ahm… de Batman. Sí. Eso.

Detenme si la has escuchado antes

¿De qué toca hablar hoy? ¿Hay alguna novedad en lo de los cómics? Y por cómics me refiero, por supuesto, a sus adaptaciones.

Ah, sí.

No sé si la conocéis, es una serie que sale de una de las grandes de supes

de un tipo metido en cosas sobrenaturales que echa una mano ayudando a

las fuerzas del bien de turno, aunque por fuera parezca un bastardo.

Posiblmente por su acento inglés.

Por supuesto habrá gente que pensará, ¿pero esperarán realmente que no haya gente señalando el parecido con otras creaciones?

Pues no veo por qué. Es decir, fingir que todo lo anterior no existe,

se ha convertido a estas alturas en casi una manera de conseguir

tener una manera de saltar con ditirambos de «Lo nunca visto»

a cosas que ya están bastante vistas.

Pero, claro, no todo el mundo tiene el talento de cobrar una millonada a Netflix a cambio de nada.

Eso es un don.

El Orden y La Ley

Mira, yo qué sé. Resulta que aquí los festivos también se trabaja. Que yo pensaba que no, pero aquí estamos.

Mi primera intención era, por supuesto, limitar todo a un meme y ya.

Pero parece que la gente está con otras cosas. Por lo visto hay gente haciendo fotografías de sus estanterías y gente quejándose de las fotografías de las estanterías. Es lo bonito de que todo sea cíclico, que si la cosa de los archivos funcionara ahora iría yo a mirar cuando Nacho (el malvado PICS) permitió que se subieran imágenes a Dreamers y cómo entonces hubo discusión.

En realidad la discusión es más ‘¿Cómo lo ordenas? ¿Cuánto tienes en la casa del pueblo? ¿Cómo es posible que nos los tengas guardados/ ordenados como yo?‘ que «Estás fardando de tener muchos cómics porque así parece que tienes más conocimientos que el resto». Quiero decir, para que esto fuera verdad los cómics tendrían que estar desprecintados. O quizá es que esto funciona por osmosis y lo importante es tener los cómics, no haberlos leído. Eso explicaría el funcionamiento de los servicios de prensa.

Pero bueno, que si hay que decir algo del tema pues se dice porque, total, ¿cuándo fue la última vez que pasó algo así? ¿Cuando el hashtag del #Shelfporn en 2013, ’14, ’15… ? Bueno, creo que hasta 2020, que con tanta videoreunión algo hay que poner en el fondo.

Por suerte también para esto tenemos un ganador claro. Y es que lo mejor siempre es preguntarnos… ¿Qué foto subiría ROB!?

Pues ya está, discusión zanjada. Que se empiezan con estas cosas y se acaba soltando numeritos chorras en tuiter.

Pudiendo seguir en la cama igual.

¡Murciélagos! La historia de Jim Steinman: El Musical

Hoy, a cuenta de nada en absoluto, creo que va tocando que cuente cómo una de las repercusiones del 11S fue acabar con Batman.

¿Qué? ¿Ahora no os gustan los textos que empiezan con el cebo ahí bien reluciente a la vista? De verdad, nunca estáis contentos con nada. Menos mal que no he puesto gifs.

Pues ya veremos cuando mencione a Meat Loaf, Richard Corben, Walter Hill y Bonnie Tyler.

En realidad todo tiene que ver con el auténtico protagonista de nuestro posteo de hoy.

No, no es Batman.

Jim Steinman. Jim Steinman es una leyenda. Es decir, algo que la mayor parte de los que conocieron un día hoy han olvidado o, como mucho, recuerdan como una ensoñación.

Lo más fácil es esperar por Corben, porque uno de los que lo recordaba era PAblo, que apuntaba algo que tenía intención de contar pero, mira, pongo el enlace y termino antes.

Vaaaale. ¿Quién recuerda esta portada?

Pues tienes que saber dos cosas. La primera: ¿Has pedido foto para la revisión de próstata? Porque ya tienes una edad. ¿Qué? No, a las personas sin próstata no hay que decirles nada, ellas recuerdan perfectamente su calendario de citas médicas y no fingen ser aún jóvenes.

La segunda: Esta misma ilustración fue la portada del disco de Jim Steinman.

Eh, si puedes vender algo dos veces claro que lo vas a hacer.

¿Y quién digo que es este señor?

Nacido a finales de los ’40, para finales de los ’60 Steinman estaba empezando ya a trabajar en sus cosas de compositor, productor y todas esas cosas del mundo de la música. Y sí, eso significa lo que pensáis.

Es un melenudo.

Para mediados de los setenta llegó su primer gran momento con la composición, producción y todas esas cosas llega gracias a Meat Loaf, que no es algo que pueda decir mucha gente.

Steinman trabajó junto a Loaf para crear Bat Out of Hell, la canción, el álbum, varias de las canciones del álbum de hecho… Tanto da. Aquello fue un éxito. Su primer gran éxito.

Podría decir que fueron años de mucho trabajo e ideas locas, pero creo que explicarlo es más rápido con recordar que Meat Loaf acabaría haciendo un dueto con Cher.

Ah, los ’80.

No, espera, que sí que fue al principio de los ’80… si es que no te puedes fiar de nadie.

Uno pensaría que a partir de aquí las estrellas y algo de razón tendrá porque lo siguiente que hizo fue crear una canción que lo mismo os suena:

Que en esta nuestra desorganización conviene poner en la versión en las que las letras explican el vídeo, porque el vídeo de Total Eclipse of the Heart de Boonie Tyler es una de esas cosas que merecen explicación de puro ADLiano.

Supongo que pensaréis que a partir de aquí todo para abajo. Pero no. Bueno, no exactamente. Porque coló otra canción en las listas -pero si tengo que explicar quienes eran Air Suply lo mismo no acabamos- pero, sobre todo, porque colaboró con Walter Hill. (Veis, ya están todos los nombres del principios, ya solo falta Batman) Y lo hizo por todo lo grande.

Efectivamente, Nowhere Fast en Calles de Fuego. No sólo esa, también es el responsable de Tonight is What It Means to be Young en la misma película.

¿Significa esto que ya hemos terminado con los nombres propios y vamos al turrón? JAJAJA. ¡Qué va! Porque volvió a hacer equipo con Bonnie Tyler para otra canción que lo mismo os suena. Total, no hemos dejado de oírla en cosas de supes…

Creo que hay tantas versiones de Holding Out For A Hero, sobre todo con supes, que sería difícil elegir otra para… Nah, es broma.

Por supuesto Steinman siguió haciendo cosas. Vamos con un ejemplo claro:

Estoy seguro de que este Hulk Hogan’s Theme Song a.k.a. Real American no os lo esperabais. Normal. Aquello de olvidar a las leyendas es por algo.

Para finales de los ’80 empezó a pensar en adaptar un musical. Por ejemplo, adaptando El fantasma del Paraíso de Brian de Palma. No salió pero él seguía con sus cosas como hacer una canción para Pandora’s Box que acabaría en la película The Shadow.

Para los ’90 hizo lo esperable, colaborar con Meat Loaf en Bat Out of Hell II: Back into Hell. Porque el dinero hay que sacarlo de algún lado.

Para la segunda mitad de los ’90 había logrado trabajar en un musical, pero fue con Sir Andrew Lloyd Webber. Al menos fue para Whistle Down the Wind y no Cats. En cualquier caso, lo de los musicales estaba claro que tenía que suceder. Hizo una primera versión de algo que volvería luego pero, sobre todo, decidió adaptar una película: El baile de los vampiros.

Y ahí demostró que es merecedor de defensa por nuestra organización porque hizo lo que mejor hace cualquier genio: Reciclar.

En realidad todo lo relacionado con este musical (bueno, una parte importante) está ya contado por mí por este otro lado:

Así que vamos a lo importante: Tras el enorme éxito que estaba teniendo en Europa decidieron llevarse el musical a Broadway. Estaban preparándolo a finales de los noventa y, a la vez, Steinman iba preparando su siguiente musical. Porque se le había acercado gente de Warner que estaba en negociaciones con él para ocuparse de… ya sabéis…

Batman.

Sí, por fin hemos llegado a Batman.

Corría el año 1998. En 1997 se había estrenado Batman & Robin así que era lógico que alguien quisiera montar un musical.

No solo eso, Warner siendo Warner era lógico que buscaran que colaborara con un director de musicales a la altura como… ehm… ¿Tim Burton?

Bueno, a ver, podía ser peor. Podría ser Sweeny Todd. Quiero decir… ahm… Steinman estuvo trabajando en el musical de Batman sin parar, a la vez que intentaba sacar adelante el de El baile del vampiro. Es decir, ¿qué podría impedir que fuera un éxito con lo encarrilado que estaba todo?

Ah, sí, el 11S.

Retrasos, rupturas de los contratos, cambios de planes… La apertura del musical bastante después de lo esperado, con muchos más problemas y… bueno… cerrando en poco menos de dos meses. Que parecía que aún había una oportunidad para Batman pero… nopes.

¿Significa esto que no hay por ningún lado rastro del musical de Batman?

A ver, ¿he dicho yo eso?

Steinman decidió compartir con el mundo las canciones que había creado para el ahora olvidado musical. Podéis escucharlas todas en su web. Lamentablemente tiene poco Nananananananana.

Aunque, por supuesto, hubo quien la subió a los tubos.

Había más, por supuesto. Pero esas os las tendréis que escuchar en su web.

Ahora ya hemos llegado al principio. Pero tranquilos, sé que os gusta un final bien rematado, así que aunque no vaya a haber (de momento, cualquier día se olvidarán del musical de Spider-Man… quiero decir, se convertirá en Leyenda) musical de Batman sí puedo deciros que Jim Steinman creó otro musical.

Sí, Bat Out of Hell. Lo que le gusta a este hombre un murciélago no está escrito. Se estrenó en 2017 en Manchester, de ahí al West End, a Australia… fueron varios años pero para 2019 llegó al OffBroadway. Sí, ya estaba otra vez a punto de abrir. De hecho, para 2020 iba a estrenarse en Broadway.

Es decir, ¿qué podría impedir que fuera un éxito con lo encarrilado que estaba todo?

Ah, sí.

Déjà book

Hay cosas que salen una y otra vez en la cosa de las publicaciones. Ediciones tras reediciones del mismo material, las polémicas eternas, los mismos temas que vienen y van. Los famosos efectos del TiempoRiva que hacen que nunca esté claro cuándo estamos. Sólo piensas que todo esto ya había pasado. Con deciros que han pillado a Lucía Etxebarría plagiando.

En serio, mirad qué temas se tratan…

¡Como si esto no lo hubieran intentado ya!

Tanto se repiten las cosas que aquí tenemos todo un clásico.

Libros Disney/ Planeta/ Quién Sea decide sacar unas cajitas super monas para la chavalada. En la caja vienen un cuento y cuatro muñequitos.

Y como Disney es también Marvel, pues hay una caja de Marvel. Aunque me da la sensación de que…

Me da la sensación de que hay algún cambio. en el diseño de estas cajas, no sé… veamos…

Pues efectivamente. Parece que lo de Los Vengadores es sorpresa. Vaya. Los únicos en los que no se ve qué muñequitos… perdón, figuritas-no-articuladas… vienen en la caja. Me pregunto si…

A ver, en la portada salen Hulk, Thor, La Viuda Negra, Iron Man, el Capitán América y Thanos… pero sabemos que sólo vienen cuatro muñequitos así que…

Vale, exactamente lo que podíamos esperar…

Recordemos la portada, porque algo está claro:

En Disney no les gusta… el pelo largo.

Otra vez.