El Reinado de los MuseosdelCómic

Todo esto ha pasado tantas veces que lo raro es que no vuelva a pasar más de continuo.

En España llevamos a vueltas con un Museo del Cómic tanto tiempo que se diría que su no-existencia es parte de nuestra existencia. Es algo que se ha reclamado desde los sectores del cómic casi más que el que dejen de decir que Superman es de Marvel.

Hace como una década el Tripartito (me niego a hablar de lo que fuera aquello) dijo que iban a desembolsar dinero para un Museo del Cómic. Así que parecía que estaba más cerca de… Bueno, a ver, como haber había foto.

Porque, en realidad, y como decía Joan Navarro, lo aprobaron en el último momento.

Por supuesto en diez años las cosas pueden cambiar mucho -que le pregunten a Navarro– y a día de hoy lo de ese Museo… Bueno, mejor que vuelva a ser Santamaría el que os lo cuente:

Así que parece feo decirlo, no ya porque llevemos algunos años comentando cosas sobre estos museos, sino porque estas cosas con el cómic ya se sabe…

¡EL MUSEO DEL CÓMIC HA MUERTO!

Da comienzo El Reinado de los MuseosdelCómic.

¿Cuál de esos cuatro misteriosos Museos demostrará ser el auténtico MuseodelCómic?

¿Será el Museo del Cómic que si no es niñato al menos es pequeñato?

¿El Museo del Cómic que no computa?

¿El Museo del Cómic que también está abierto pero parece que tampoco existe porque es n?

¿ O será ese extraño Museo del Cómic que nadie sabe muy bien de dónde demonios ha salido?

Estas cosas son cíclicas. Con deciros que los del proyecto de Avilés -sin relación con el InCelsius, por supuesto, al menos hasta que decidan traerse a Dave Sim– llevan años reclamando también que qué hay de lo suyo mientras los políticos lanzan sus consignas diciendo cosas como que «sea un referente del cómic en el Norte de España» porque como todo el mundo sabe Sant Cugat está en Murcia. Pero como el de Sant Cugat dice que es el primero porque Arlanza/ Solarana/ Burgos por fin han debido de lograr la independencia de España, pues tampoco vamos a ponernos muy exquisitos.

Entre otras cosas porque, como todos sabemos, en realidad en esto del mundo del cómic…

…nunca se sabe cuánto tiempo permanecerá algo muerto.

(Un saludo a Joan Navarro que nos estará leyendo)

Siempre con lo mismo

Vale, ya estamos igual, otra semana dándole al tema. Seguro que preferiríais que fuera martes y así en lugar de estar con lo mismo viniera Calduch a ofreceros lomismo. Pero es que, de verdad, me pongo a mirar eso de los premios nosequién porque me han dicho que hay una película basada en un cómic y que tiene muchas posibilidades (de hecho, yo tengo una idea para lograr que el actor se lleve el premio que ha sido utilizada antes con éxito) y lo que me encuentro es que… ¡Hay otra adaptación más que destacada!

Eso sí, se nota que nuestra vida es así ahora porque en lugar de:

lo que nos hemos encontrado es esto:

De verdad, qué pesados con los nazis en todas partes. A ver si sale de una vez la nueva de Thor y nos evitamos tener que escuchar polémicas tontas como si la hubiera dirigido el mismo Hitler.

¡Los ROB!galos!

Hemos empezado el año como muchos otros lo terminan, con sorpresas.

La sorpresa, por ejemplo, de que Brigade, tras un breve periodo de 12 años desde su kickstarter, se está enviando ya a los que pusieron dinero en él.

Puestos a ello pensamos que nada mejor que reforzarlo también con una entrevista promocional (sí, ya) hecha por el bueno de ROB!

Y, ya puestos, por una serie de imágenes de promo de Youngblood. ¡Para que echéis de menos lo que pudo haber sido y nunca fue!

¡Así que ahí tenéis, un auténtico día de reyes!

Para la próxima década cuenta conmigo

ADLáteres todos;

Vivimos tiempos oscuros en los que la misma naturaleza de las fechas parece que no puede ser conocida. De manera casi literal. Por supuesto la culpa es de los números por mezclarse y hacerse complicado.

Esto es, ¿no os habéis aburrido ya de las discusiones de cuándo empieza la década nueva? ¿Será el día 1 de este año? ¿Del próximo? ¿Del siguiente? ¿Empezó este mismo año?

Para responder a estas preguntas lo mejor es quedarse muy callado, muy quieto e intentar cambiar de tema. Vamos, lo que en cualquier reunión familiar navideña.

Porque, en realidad, no es tan fácil. Lo lógico es pensar que una década tiene DIEZ de algo. Puede parecer una locura porque hay gente que considera que el sistema métrico no es tan fácil como las medidas de distancia y dinero de los británicos, pero vaya.

De ese modo se dice que una década habría sido:

2010-2011-2012-2013-2014-2015-2016-2017-2018-2019

Pero, claro, del mismo modo se podría asegurar que una década habría sido:

2011-2012-2013-2014-2015-2016-2017-2018-2019-2020

Así que la duda es… ¿Desde dónde se empieza a contar?

Esto a los lectores de superhéroes nos puede parecer ridículo. Ridículo porque todos sabemos que nada gusta más que un buen Espectacular Número 1.

Pero, sobre todo, porque sabemos que el tiempo nunca transcurre de manera tan sencilla. Y es que los taquiones sirven para enturbiarlo todo. Incluyendo en qué número empiezan los cómics. Porque aquí todo parece muy fácil hasta que recordamos que los de DC tuvieron un Mes 0

Bueno, en honor a la verdad en DC tuvieron DOS MES 0.

Tan bien organizado la segunda vez que entre los 52 títulos reunieron 55 con un número 0. Porque aprovecharon para lanzarlo en todos, incluidos tres recién cancelados y los 3 que les iban a reemplazar. ¡El tradicional talento de DC! Sobre todo porque solo quedó una colección, la JLI, que no tuvo Número 0. En su lugar tuvo un anual.

En una obvia copia de la gente que realmente sabe lanzar un Número 0 en condiciones: Image.

Pero, más todavía, que los de Marvel han tenido un Mes Flashback en el que todas sus series (Bueno, todas excepto las del Universo REBÖRN!, ahí anunciaron la de Los Vengadores pero no apareció, porque los taquiones son poderosos en ROB! como todos sabemos)… todas sus series, decía, tuvieron un NÚMERO MENOS UNO.

Así que, por tanto, en los cómics que empiezan en el #1 hasta que no termine 2020 no termine la década. En DC e Image termina la década en unos días. Y en Marvel llevan en una década nueva desde hace un año mínimo.

¡Para que luego digan que es difícil seguir la cronología de los superhéroes!

Y ahora a esperar a que RÖB! se pronuncie sobre cuándo empieza para él, en cuanto nos diga cómo van sus kickstarters (que ya sabemos que tienen sus propios campos temporales), el especial 20 aniversario de Image y todas esas cosas que la gente que vive al margen del transcurso temporal mortal no suele tener en cuenta.

¡FELIZ MARCA TEMPORAL CONSUETUDINARIA!

Con Gundala, como el Rayo

Es curioso cómo funciona esto de los supes. Uno piensa que sabe un montón pero resulta que los hechos se empeñan en llevarle la contraria.

Por ejemplo, este año. Da igual la cantidad de películas y series de supes que hayas visto que siempre parecerá que te falta alguna. No hay más que fijarse en el reboot de The Rocketeer. Pero, sobre todo, hay que fijarse más allá del anglo-euro-centrismo. No, esta vez no vamos a hablar de manga, vamos a hablar de Gundala.

Ya, ya sé que no hemos hecho el gran posteo que tantos años llevamos anunciando de Dorna cuando vamos a ponernos con este otro. Pero hay un motivo claro.

¡La película que le han estrenado este año a Gundala!

Ya os lo decía antes, parece que estamos informados de todo y en realidad estamos muy informados de unas cuantas cosas. Porque sí, en efecto. Este año se ha estrenado película de Gundala.

Como véis no es el diseño clásico pero sí que…

Ah, espera, es cierto. Lo mismo no acabáis de ubicar de todo esto de Gundala. No os preocupéis que para eso estamos nosotros.

Harya Suraminata es uno de los autores de cómic más famosos de Indonesia, y los es en parte gracias a Gundala. Con el pseudónimo de Hasmi comenzó con Gundala en 1969, aunque ya había creado a otro personaje heórico el año anterior con Maza.

Si tenemos que hacer caso al autor, la inspiración venía del teatro de títeres y las tradiciones javanesas y la historia de Krishna. El personaje estaría relacionado con Ki Ageng Selo y, como él, tendría en el rayo su centro. En este caso se trataba de un científico, Sancaka, que trabaja para encontrar una forma de que los rayos no afecten a las personas cuando les caen encima. La prueba le sale regular, acaba yendo a un mundo paralelo en el que Kronz, el Rey del Reino del Rayo, le felicita y decide convertirle en el paladín -algo así- Gundala, adaoptándole ya de paso como Hijo del Rayo. Con traje incluido y un collar mágico que le permite convertirse de uno en otro.

A partir de ahí se nos explica que el Rayo lucha contra la injusticia y todas esas cosas, que se enfrenta a los malvados y vive algunas aventuras en esas tierras alternativas antes de volver al planeta Tierra.

Aquí se dedicaría a vivr aventuars sobre todo contra Ghazul, un malvado jefe del narcotráfico que se enfrenta a él cuando el científico decide ponerse con unos compañeros a investigar un anti-opioide para paliar la crisis que sufre su país.

En cuanto a su traje, podemos decir que era bastante sencillo. Según su creador no se había inspirado en ningún superhéroes extranjero sino en las tiras cómicas del estilo The Phantom que llegaban a Indonesia gracias al King Features Syndicate y demás. De ahí que el traje no guardara parecido con ninguno otro visto hasta el momento.

Por supuesto sus poderes del rallo que le permitían correr como el ídem, lanzar rayos por las palmas, tener la fuera de un tifón -ya, yo tampoco-, o la resistencia y fuerza y… creo que también resuelve crímenes… En fin, cosas que le hicieron muy popular durante los años ’70 en indonesia, sobre todo en Java y, más concretamente, en Yogyakarta.

Durante cerca de dos décadas se estuvieron publicando sus cómics, incluyendo uno que demostraba el poder de los crossovers. Es decir, era el año 1971 y no era tan habitual que unos personajes se juntaran con otros. Quiero decir, cuando no pertenecían a la misma editorial. Pero aquí que Hamsi decidió liarse la manta a la cabeza y sacar la historia Bentrok Jago-jago Dunia.

Que, desde luego, mucho más sencillo que andarse con líos de derechos de autor es.

En cualquier caso, el personaje se convirtió en todo un éxito de inmediato. Desde esas primeras apariciones

a las historias que se iban contando

hasta, por supuesto, que decidieron convertirlo en película. La primera vez, digo.

Fue a principios de los ochenta, una de esas adaptaciones que seguro que sabéis contextualizar en cuando veáis el primer fotograma

En este caso se llamó Gundala Putra Petir, o Gundala, el hijo del rayo. Y sí, es de 1981.

De manera no relacionada en 1982 decidieron dejar de sacar esos cómics. Para 1988 volvieron a intentar una actualización como tira en el Jawa Pos que iría… Iría.

En 2009 saldría una historia de una persona que, ante los estrenos y éxitos del cine de superhéroes (sí, ya, hay cosas que no cambian con las décadas), había creado el fotomontaje para reivindicar que se hiciera una película de un superhéroe indonesio en lugar de hacer el seguidismo a los americanos. A ver si de una vez podían tener su versión en acción real.

¿Que por qué parecía obviar la película de los ’80? Pero si ya os lo he dicho: Hay cosas que nunca cambian.

(Os puedo poner el fotomontaje, pero haceos a la idea que es cualquiera de los que hemos ido viendo por aquí del Capitán Trueno o de Superlópez, tanto da, cualquiera de esas películas que los fanes quisieron pero que, obviamente, nunca se llegaron a hacer)

Hamis se pondría en movimiento y colaboraría con diversas personas esperando que una actualización al Siglo XXI fuera lo que reviviera el interés por su personaje. Aunque el elegido finalmente sería Joko Anwar.

Por algún motivo decidió que lo que hacía falta era usar como ejemplo a Nolan. Posiblemente alguna fobia a los colores, o a los personajes. Tanto da, la actualización acabaría siendo todo un éxito en taquilla y en todo lo demás.

¿Que qué es ‘todo lo demás’?

Bueno…

De entrada, hubo un nuevo cómic por aquello de sacar unas perras del original. Un cómic que, de hecho, se puso a disposición internacional en Webtoon. Como parte de una idea de revitalizar el personaje que incluía no solo a la versión clásica, también a la moderna y, por supuesto, la idea de que podrían aprovechar para sacar un Universo Cinematográfico de aquí. O al menos eso esperan. Y, por supuesto, los medios occidentales dándolo como respuesta a Marvel. Pobre Nolan.

La rutina de costumbre, vaya.

Ah, sí, el trailer, no os he puesto el trailer.

Así que esperemos que llegue ese Universo Cinematográfico

y, mientras tanto, pensemos que esto significa una cosa.

¿Cuánto hemos dicho que estábamos al día de las películas de superhéroes de este año?

Sí, eso me parecía. pero, oye, lo mismo tiene suerte. Y acaba teniendo versión en USA. Con portadas de ROB!

Mientras tanto, lo único claro de todo esto es…

¡La justicia como el (hijo del) Rayo!

¡Viva la defensa del humor!

Habrá, por supuesto, quien lea esto:

Y piense que hay algo que no acaba de estar claro. Hay, por supuesto, una pregunta inicial. ¿De dónde me suena a mí esta gente?

Los de la derecha, por supuesto, son viejos conocidos de los cómics. Es posible que alguno cuestione si su relación es continua o solo una de esas cosas de una vez al año, pero eso sería una afrenta, un insulto, ¡UN SECUESTRO!

No, no, no, nos referimos, por supuesto, al insigne receptor del Premio Mingote. Un prestigioso premio que concede el prestigioso periódico ABC a dibujantes que, a veces, no trabajan en el ABC. Aunque en este caso sí. Pero sólo por darle un premio de tu medio a alguien que trabaja en tu medio no es para desconfiar. Es por estar en la Ondas. Se sabe, además, que es un premio prestigioso porque desde 1966 no ha habido ni un ganador que no sea un hombre. ¡Qué más pruebas de imparcialidad, progreso y democracia necesitamos!

Además, tampoco es como si fuera el primer premio que ha recibido este autor. ¡Pero si es que lo han premiado instituciones que tienen entre los grupos más necesitados un gran impacto!

Recibiendo ese premio, en un entorno de gente vulnerable como son los propietarios de medios de comunicación, los empresarios, los nobles, los millonarios. Gente toda que empezaron en un garaje en Estoril, casi sin dinero y con solo el apoyo de una dictadura que no era ni la de lo políticamente correcto, normal que siga siendo una gente a la que proteger. Los clásicos que necesitan a alguien que haga que su voz llegue tan alto como sea posible que se oiga ya que ellos no tienen los medios.

Y es que esa pobre gente sin recursos es la que sabe que puede confiar en él para que los defienda. ¡Ya está bien de puritanos!

Sí, es indudable que Nieto se merece este premio. Al fin y al cabo…

… ha hecho todos los méritos posibles. ¡Gritemos todos juntos!

¡DEFENSA DEL HUMOR CONTRA OFENDIDITOS Y PURITANOS!

¡SIMPLEMENTE DHCOP!

KlanK

Es curioso cómo funciona esto de la información. Resulta que en una serie de televisión del universo expandido de un cómic sale una referencia que parece atar a los supes con los enmascarados justicieros de extrema derecha y, a partir de ahí, mucha tinta. O mucho pixel.

Que si Moore, que si Lindelof, que si el otro…

Y, a veces, parece que se olvida que, en realidad, todo se puede explicar mediante los taquiones.

Por ejemplo, 1946.

Ahora me diréis que no recordáis 1946.

¡Pero si es como si lo estuviérais viviendo!

Vale, quizá es demasiado moderno.

En 1946 el treméndamente popular serial radiofónico -o radionovela, radionovela gráfica, incluso- de The Adventures of Superman (TAoS para los amigos) decidió demostrar que ni todos los enmascarados, ni todos los encapuchados eran lo mismo.

Y que, al fin y al cabo, Superman es un inmigrante ilegal, así que bien le valía salir a defender a otros delo que en aquella serie de programas se llamó «Clan of The Fiery Cross».

Habrá quien piense que ojalá poder escuchar lo que allí se narraba. Y habrá quien piense que hay que ver, ya están metiendo política dentro de la ficción otra vez, con lo bien que estaban los superhéroes cuando solo luchaban contra Hitler y esas cosas.

Por supuesto no sería la única, ni la última, vez que un personaje de cómic se encontrara con ellos. No hay más que ponerse a mirar hacia delante para encontrar…

Esto no significa, por supuesto, que todos se enfrentaran al Klan…

Pero unos cuantos, desde luego. E, incluso, a veces…

Quien menos te lo esperas…

Qué queréis que os cuente.

En cualquier caso, volviendo a 1946, la historia de lo que se hizo y lo que se logró fue más que particular. Si tuviera que resumirla diría que:

Learn How a Superhero Shaped American History!

In this page-turning nonfiction book, author and newspaper reporter Rick Bowers explains in clear and compelling detail how the «Man of Steel» inspired a generation during a dark time in American history and then helped turn the tide against the evils of racism.

In the 1930s, when teens Jerry Siegel and Joe Shuster were coming of age, jobs were scarce, Nazis were on the rise in Europe, and the KKK was terrorizing innocent American families. The world needed a hero, one who would fight for the rights of all people, stomp out oppression, and restore hope. Together they created the character Superman, who became an enduring figure in comic books, newspapers, radio, television, and movies, as well as a force for real, positive change.

Superman’s influence was never more groundbreaking than in the spring of 1946. Millions of children and adults tuned their radios to the Adventures of Superman radio show entitled «Clan of the Fiery Cross,» crafted from secret information given to the show’s producers by spies inside the Klan. The shows strategically aired just as the KKK was attempting a major revival with high-profile cross burnings, renewed recruiting efforts, and death threats against its enemies. Superman’s fictional battles helped pave the way for the real civil rights crusaders of the 1950s and 60s.

¿Qué?

Ah, espera, que lo altavisteo.

¡Aprenda cómo un superhéroe formó la historia estadounidense!


En este libro de no ficción, el autor y periodista Rick Bowers explica con detalles claros y convincentes cómo el «Hombre de Acero» inspiró a una generación durante un tiempo oscuro en la historia de Estados Unidos y luego ayudó a cambiar el rumbo contra los males del racismo.

En la década de 1930, cuando los adolescentes Jerry Siegel y Joe Shuster estaban llegando a la mayoría de edad, los trabajos eran escasos, los nazis estaban en aumento en Europa y el KKK estaba aterrorizando a familias estadounidenses inocentes. El mundo necesitaba un héroe, uno que luchara por los derechos de todas las personas, aplastara la opresión y restableciera la esperanza. Juntos crearon el personaje de Superman, que se convirtió en una figura duradera en los cómics, periódicos, radio, televisión y películas, así como en una fuerza para un cambio real y positivo.

La influencia de Superman nunca fue tan innovadora como en la primavera de 1946. Millones de niños y adultos sintonizaron sus radios con el programa de radio Adventures of Superman titulado «Clan of the Fiery Cross», elaborado a partir de información secreta dada a los productores del programa por espías dentro del Klan Los espectáculos se emitieron estratégicamente justo cuando el KKK intentaba un renacimiento importante con quemaduras cruzadas de alto perfil, renovados esfuerzos de reclutamiento y amenazas de muerte contra sus enemigos. Las batallas ficticias de Superman ayudaron a allanar el camino para los verdaderos cruzados de los derechos civiles de los años cincuenta y sesenta.

¿Tampoco?

Ah, claro… Es que esto es la contra de un libro que sacaron en 2018.

Que sirvió, como siempre sirven estas cosas, para que le dieran bombo y escribieran sobre ello en todas partes. En serio, en todas. Con deciros que hasta el ABC decidió sacar una pieza sobre el asunto. Que, a ver, es un medio de contrastes y lo mismo te publica esto que sortéa una gorra de plato.

Tanto dá.

Porque lo importante es que hizo que se comentara la historia de la relación y la golpiza entre el Supes y el Klan y, a partir de ahí, a DC se le encendió la caja registradora.

Por eso prepararon para publicar un cómic adaptándolo. Total, solo han tardado unos setenta años. La idea es que fuera tan fiel que incluso el Superman fuera con el diseño de la época…

En los dibujos animados, claro. Eh, es la adapación de la radionovela que usa como base la adaptación a animación. A ver si creéis que lo de usar los cómics para vender cosas en otros medios era una nuevad.

Como véis, y para rematar el recochineo, los elegidos para la adaptación fueran Gene Luen Yang (sí, el de Chino Americano y habitual del Supes) y Gurihiru (no, no es un pokemon, es un equipo de ilustración compuesto por Chifuyu Sasaki y Naoko Kawano) que estaban más contentos que unas pascuas de poder darle al tema.

Hasta el punto de que Yang escribió un posteo en su blog sobre la publicación del mismo.

Mirad, estas son las variaciones:

Ah, es verdad. Que no os lo había dicho. Es que este cómic ya ha salido.

Concretamente… El mes pasado.

Son los taquiones, que lo enturbian todo, por eso salen las mismas cosas en 1946 y en 2019 y parece que algo que salió en octubre ha estado motivado por algo que salió después.

¿Qué os puedo decir? Nada termina nunca.

Pero con el Klan creo que podríamos hacer una excepción.

Un acercamiento

Es prodigiosa la decisión de llevar la cultura al pueblo. Puede que la cultura sea veloz, pero el pueblo corre más. Motivo de sobra para buscar medios de transporte con los que facilitar ese acercamiento. Uno puede encontrarse, por ejemplo, en uno de los coches del metro a uno de los más recientes y celebrados cómics de los últimos años.

Os pondré la foto que, junto con lo demás, es cortesía de Peube.

Como veis, la iniciativa Libros a la Calle ha permitido que todos podamos leer una viñetas del ganador del Premio Nacional del Cómic del año pasado, logrando así que sea más fácil familiarizarse con estas grandes obras.

¡¡¡No puedo esperar a que el gobierno regional consiga para los viajeros el Premio Nacional del Cómic de 2019!!!