ZSC904B_project166

Hoy yo esperaba poder hablarlos de ZSC904B_project_166_dc_fandom_teaser_jl_anniversary_bw_hd_t_r709_201113. Este es el nombre con el que hemos visto que ZACK! atesora en su ordenador la nueva versión del trailer de su Snyder’s Justice League que fue mostrado ayer en exclusiva en Vero. Todo esto nos da bastantes claves, bastantes pistas sobre el proceso en el que se encuentra esta pionera inversión artística y de autor. Y como en ADLO! somos, ante todo y lo primero, defensores del control autoral y la iniciativa artística pura y por encima de ninguna imposición empresarial, creo que vale la pena hablar de ello.

Alguien que te mire como ZACK! mira al Darkseid CGI

ZSC es, sin duda, la forma en la que a partir de ahora debemos referirnos a lo que anteriormente se ha conocido en Internet como el “Snyder Cut” de la película. Zack! prefiere dirigirse a él con nombre y apellidos en el nombre del proyecto, y debemos respetar que nunca más será el SC, si no el ZSC. El número 904 puede significar muchas cosas, pero un uso amplio y creativo de Google nos lleva a Action Comics #904. Publicado en 2011, este número de la cabecera natal del Hombre de Acero supone el gran final del evento Reign of Doomsday. Este cómic, que involucra a muchos personajes de la Justice League of America, narra la aparente muerte y posterior renacimiento del Superman enfrentándose a su más mortal enemigo. ¿Nos da esto una pista sobre las fuentes de las que ZACK! ha bebido para hacer un película? No necesariamente: él es un verdadero director, no lee tebeos. Pero aquí dejamos la idea, por si se cumple.

Lo siguiente que vemos es Project 166, el nombre en clave que DC está utilizando para referirse al Zack Snyder’s Cut, como ayer mismo se desvelaba en redes sociales.

¿Por qué el 166? Puede referirse al número 166 de la cabecera clásica de la Justice League of America. Este cómic, publicado en 1979 y guionizado por Gerry Conway, narra cómo un grupo de supervillanos logra tomar posesión del cuerpo de los héroes de la JLA. ¿Es una referencia a la forma en la que Joss Whedon ocupó el lugar que le correspondía a ZACK! para crear su propia película de la Justice League y estrenarla en cines? De nuevo, no parece probable porque eso implicaría que hay alguien en Warner leyendo tebeos, pero no podemos descartar dicha posibilidad.

Recreación de Whedon borrando el bigote de Henry Cavill

Después, por supuesto, tenemos el nombre del trailer original, DC Fandome Teaser JL Anniversary, y las siglas del BlackWhite que indica que hablamos de una versión SUPERIOR del trailer, esto es, una versión en blanco y negro. ¿Por qué superior? Porque como todo el mundo sabe, el cine en blanco y negro es MEJOR. ¿Sabes qué tiene colores? Los tebeos de superhéroes. Esto no es un tebeo. Esta es una película de Zack Snyder. El archivo está en HD, aunque el streaming de Vero no pasa de ser una calidad de 720. O de 480, incluso. Pero está bien saber que está en HD.

Lo siguiente puede desconcertarnos. ¿r709? Qué puede querer decir esto. ¿Es posible que el 7 sea por la letra J de Justice, y el 9 por la letra L de League? ¿Qué quiere decir entonces el 0? En las próximas horas subiremos nuevas informaciones con titulares clickbait sobre este asunto que nos tiene en ascuas a todos. Seguidamente, una fecha. 13/11/20 parece ser el momento en el que finalmente esta versión del trailer quedó terminada. Zack ha querido guardarla durante unos pocos días y mostrarla justo ayer. Habrá quien diga que simplemente ha esperado a un momento en el que le venía bien. Que nadie planifica una cosa como esta pensando demasiado las cosas. ¿Hay acaso algún motivo para recordar justo el día 17 de noviembre hablando de este tema?

Y no olvidemos que para ZACK! el verdadero estreno es el de IMAX.

No más preguntas, señoría.

Inmortalizando al Presidente

A falta de unos cuantos votos por aquí y por allá parece que ya tenemos elegido al nuevo Presidente de los Estados Unidos de América. Joe Biden se convierte en el cuarto presidente elegido durante el siglo XXI en Estados Unidos. Y ahora queda la más importante de las preguntas, ¿cómo será inmortalizado en LOS TEBEOS? Porque venimos de una dispar tradición en ese sentido.

Así, George W. Bush tuvo sus primeras apariciones muy sigilosas, sin mostrar su rostro y en general mostrado de una forma muy poco amable. Garth Ennis lo retrataría como un bufón borracho que había intentado matar al Castigador en su Punisher 5 (2001)

Seguiría apareciendo solo de espaldas en Black Panther 43, en 2002.

Asomaría su rostro por primera vez en Ultimates 3, en 2002, y podríamos verle por primera vez en el Universo 616 en Cable & Deadpool 8 (2004).

A partir de ahí le veríamos algo más, siempre tomando decisiones responsables, como darle a Tony Stark el control de SHIELD al final de Civil War, algo que salió tremendamente bien.

Pero mejor salió cuando tras el pufo de Invasión Secreta, le diera plenos poderes a Norman Osborn, justo antes de terminar su segundo mandato y dejarle el muerto a su sucesor. La idea no entusiasmaba a Obama, como pudimos ver en Thunderbolts 128 (2008)

Aunque las primeras representaciones de Obama en Marvel tendían a ser positivas y presentarle como un presidente más difícil de engañar que Bush, lo cierto es que los sucesivos eventos de Marvel nunca acababan de retratar demasiado bien al presidente demócrata.

Marrones como el de arriba, en Siege 1 (2010) o el de abajo, en Avengers vs X-Men 1 (2012), optaron por mostrarle de espaldas y en la sombra, como una forma de suavizar la responsabilidad que podría tener Obama en estas crisis ficticias.

Tras su reelección podríamos verle de nuevo en The Amazing Spider-Man 683 (2012), rodeado de personalidades importantes (y Al Gore), aunque Spidey ya hubiera hecho sus pinitos promocionando su toma de posesión en 2009.

En los eventos de Civil War II era necesario contar con el Presidente de Estados Unidos, no obstante, la publicación del evento corría a la par con las elecciones estadounidenses de 2016. Intentando escurrir un poco el bulto, Marvel saca a un presidente en la sombra, que podría ser Obama, o Trump, aunque es más difícil que nos lo colasen como Clinton.

Respecto a TRUMP! no ha aparecido demasiado durante estos 4 años de mandato. Ni siquiera como figura pública resultó muy popular, aunque en 2009 se las vió brevemente con Luke Cage en New Avengers 47 (2009)

Y poco antes de ser elegido como presidente, pudimos verle en Spider-Gwen Annual 1 (2016) encarnando a un nuevo villano.

Por cosas que no tienen nada que ver con la ideología política de los accionistas de Disney, el Presidente Trump no ha tenido ninguna aparición directa durante estos 4 años en los tebeos de Marvel, aunque algunos de sus aficionados y sus slogans sí se han dejado ver a lo largo de eventos como Imperio Secreto. Ahora que parece casi seguro que un demócrata volverá a sentarse en el trono de la Casa Blanca, la cuestión es, ¿cómo recordarán los tebeos a Biden? De momento, solo tenemos una pequeña aparición en The Amazing Spiderman 583 (2009), cuando aún era la mano derecha de Obama.

Fe de erratas: en el post original había puesto una mención a Biden en Amazing 583 en lugar de esta épica viñeta que podéis disfrutar ahora al final del todo. ¡Error imperdonable no fijarme! Gracias al equipo de ADLO! por avisarme rápidamente.

Camaleón: un ejemplo de emprendedor

Reinventarse o morir. En este negocio tienes que moverte, ser ágil, rápido, adaptable, un maldito superviviente. Tomemos como ejemplo al Camaleón. Su nombre habla por sí mismo. Dmitri Smerdyakov fue el primer villano en enfrentarse a Spider-man, en el icónico The Amazing Spider-Man 1. En 1963 el Camaleón se dedicaba a robar planos de defensa para venderlos a las potencias soviéticas durante la Guerra Fría. Un plan que hubiera salido bien si no hubiera decidido intentar liar a Spider-Man en todo el tinglado, usando un poder que probablemente nunca nadie ha vuelto a utilizar: las frecuencias auditivas arácnidas.

Todo esto nos habla del Camaleón como un intelectual, un hombre de la logística y la planificación. Por ello, no es de extrañar su apretada agenda como uno de los primeros villanos soviéticos de Marvel durante 1964. En Tales of Suspense 58 se enfrentaría a Iron Man y secuestró al Capitán América para leerle la mente, y en Tales of Astonish se dedicó durante unos números a trabajar para el Líder creando problemas al Increíble Hulk.

La segunda mitad de la década de los 60 no resultó mucho más prolífica para el Camaleón. Había dejado una huella importante como espía, científico y agente comunista, sirviendo de camino a muchos otros villanos, como el propio Líder, el Rhino o Abominación. No sería hasta 1970, en The Amazing Spiderman 80, que Dmitri se enfrentase de nuevo al cabeza de red. 

Aunque capturado por Spider-Man, el Camaleón no se dió por vencido, escapó de prisión y buscó reinventarse. Como a gente de Hydra se enfrentó a Hulk y a Ant-Man en Incredible Hulk 154. Aunque no consigue destruir a sus enemigos, esta aventura insufla nuevas fuerzas en Dmitri para usar sus habilidades para el crimen. Su intento de incriminar a Spider-Man en su fuga de prisión se vería frustrado en Marvel Team-Up 26 al intervenir de nuevo Hulk.

Tras este fracaso, el Camaleón decide cambiar de objetivo. Esta nueva táctica le llevaría al número 134 de Daredevil, intentando encubrir sus crímenes disfrazado como el Hombre sin Miedo.

Cualquiera diría que el que un hombre ciego te suelte un guantazo llamándote fracasado debería minar un poquito tu moral. Sin embargo, Dmitri volvería a intentarlo en 1978, en The Amazing Spider-Man 186. Esta vez, equipado con un nuevo y futurista traje que cambia automáticamente de aspecto, haciendo innecesario el uso de máscaras, peluquines y vestuario, el Camaleón intenta desacreditar a Spider-Man una vez más.

Sale mal.

Llegados a este punto, Dmitri toca fondo. Ha pasado de ser una peligrosa amenaza de la Guerra Fría a un pelele al que sacuden cada 2 años con regularidad y sin conseguir sacar siquiera un enfrentamiento que dure dos números. Por eso, el Camaleón decide replantear su modelo de negocio. Es un hombre de recursos, solo debe aprender a invertirlos correctamente. La respuesta no llegaría hasta una década después. En The Amazing Spider-Man 306, el Camaleón vuelve a las páginas marvelitas para comenzar una década dorada de ambición desbocada.

¡Así se aprovechan los años sabáticos! Dmitri decide dejarse de mamarrachadas y lanzarse directamente a la destrucción del Imperio Americano armado con su nueva tecnología de bio-camuflaje. En 1989 el Camaleón planearía hacerse con el control de la mafia neoyorquina junto con Cabeza de Martillo mientras se dedica a hundir la ¿escasa? reputación de Spider-Man disfrazado como J.J. Jameson. Hasta había ideado una ingeniosa marca personal con tipografía guay, y es que llegaban los 90, y Dmitri estaba dispuesto a convertirse en un American Psycho.

Con esta jugada maestra el Camaleón consigue por primera vez un arco de personaje que dura más allá de un número único, y en Web of Spiderman 64 le vemos ya convertido en líder de la mafia, contratando a un regimiento de villanos de los Vengadores para matar al trepamuros.

Es cierto que el personaje haría una pequeña parada en boxes en la miniserie “Skating on thin ice”, en la que su malvado plan consiste en vender drogas a unos adolescentes deportistas. Podemos entender que uno de cuando en cuando siempre tiene el gusanillo de un crimen más personal y cercano. Pero el Camaleón ha cambiado, se ha adaptado. Ya no es el villano soviético universal de los 60 ni el secuaz que cumple órdenes de los 70. Ahora es el cerebro, el líder en la sombra que da las órdenes y prepara los planes. Y así llegamos a su momento culminante. Con el apoyo de Harry Osborn, el Camaleón suplanta a los padres de Peter Parker con androides para intentar sonsacarle al fotógrafo la identidad secreta de Spider-Man, como veríamos en The Amazing Spider-man 388.

Aunque los planes no acaban saliendo bien, con ese conocimiento, Dmitri va más allá e intenta enloquecer a Spider-Man haciéndole creer que no es quien realmente cree ser. Durante la elaboración de este plan, se va fraguando una obsesión en el Camaleón con la figura de Kraven el Cazador. Incluso el difunto enemigo del trepamuros aparece para ayudarle. La obsesión posee a Dmitri, y tras varios años de brillantes golpes maestros a la cordura de Spider-man, al final es él quien acaba tocado del ala.

Entre hijo de Kraven e hijo de Kraven (hemos hablado de ellos por aquí) Dmitri hace un par de intentonas de tomar la piel de león y convertirse en Kraven el Cazador. La cosa sale regular, él acaba internado en un manicomio y parece que el Camaleón ha desaparecido.

Cualquier otro hombre se hubiera hundido para siempre. Pero no Dmitri. En 2006 aparecería en Spectacular Spider-Man 29, de nuevo bajo la identidad del Camaleón, dispuesto a volver al juego al mando de varios villanos. Incluso fundó un nuevo grupo: los Exterminadores. Quizá en algún momento se conviertan en algo recurrente.

Y es que el Camaleón del siglo XXI ha aprendido a jugar en equipo. No es extraño encontrar a Dmitri aliado con otros supervillanos. Pareció unirse al equipo reunido por M.O.D.O.K. en 2007 (aunque resultó no ser él) y lo vimos en 2012 como parte de los 6 Siniestros (The Amazing Spider-Man 659).

Ese es Dmitri, un hombre que sabe adaptarse. ¿El mercado pide soviéticos? Pues soviético. ¿Mafiosos? Mafioso. ¿Genios maquiavélicos con planes intrincados? Él te pone dos. ¿Que se rumorea que se va a hacer película de los 6 Siniestros? No le va a pillar despistado. ¿Que Obama dice que le gusta mucho Spider-Man? No falta a los saraos importantes, ahí estaba el Camaleón.

En 2012 el Joker se cortó su propia cara durante el evento Batman: La muerte de la familia. Siempre atento a cambios y tendencias, el Camaleón decidió pasar de las viejas máscaras de toda la vida y la tecnología super avanzada a la más depurada técnica de cortarle la cara a la gente y ponérselo como máscara, como vimos en Avenging Spider-man 21.

Que este 2020 le hayamos visto involucrado en movidas de atentados de falsa bandera y golpes de Estado no es casual. Ese es el Camaleón: un alma incansable, un innovador irrefrenable. Un hombre disruptivo en la super maldad. La clave es no estancarse, seguir probando cosas hasta que en algún momento la cosa funcione.

Un rumor de insider repetido mil veces…

El mundo del cómic es un mundo de desengaños, de corazones rotos y esperanzas truncadas. Por ejemplo, tú puedes ser Daniel Kibblesmith y hacer que en el número 3 de la nueva y flamante colección de Loki el Dios de las Historias haga un pacto con una entidad superior para vivir una gran cantidad de nuevas aventuras e historias…

Y que dos meses después Marvel decida cancelar la colección porque resulta que las historias que estás contando no están interesando demasiado en las tiendas.

Quizá consigas una entrevista con Alan Moore para hacerle las mismas preguntas de siempre, pero él se empeñará en hablar de The Show, la película que está escribiendo, incluso tres veces antes de que tú siquiera saques el tema porque intentas arañar un par de citas sobre tebeos de superhéroes que atraigan a los nerds a tu web.

Es, en efecto, un mundo triste, duro y hostil donde debemos tener nuestras expectativas siempre controladas. Cuando no lo hacemos salimos escaldados. Por ejemplo, podemos descubrir que durante un par de semanas de baja actividad sobre los superhéroes que importan (los de las películas) pueden tener a medios, insiders, youtubers e influencers dándole vueltas a una idea peregrina: la convergencia multidimensional entre el Spider-man de Tom Holland y el de las dos franquicias arácnidas anteriores.

Y esto nos puede tener entretenidos más o menos desde primeros de octubre, aprovechando la “noticia” de que Jamie Foxx hará de Electro en la nueva película de Spider-man. ¿Es cierta esta noticia? Pues no está demasiado claro. El Hollywood Reporter, fuente original de la exclusiva, habló de “final talks” a comienzos de mes. Al parecer Foxx hizo una publicación en Instagram que posteriormente ha borrado. Sin embargo, ningún medio llegó a cubrir la noticia priva al borrado del post, y lo que nos quedan son pantallazos subidos por otros usuarios a otras redes sociales.

Por supuesto, no vamos a creer que un pequeño montaje con photoshop en Twitter va a tener a medios serios hablando de ello como si fuera verdad. Eso es imposible que pase. No ha ocurrido nunca.

Esto ya ha servido para un montón de artículos sobre multiversos, sobre Electro y sobre derechos y contratos que probablemente se pueden resumir en “no tenemos mucha idea, pero tenemos algunas ocurrencias interesantes”. Quizá la más peregrina es la relación con la hipotética cancelación del hipotético proyecto de película de los 6 Siniestros (¿Cómo? ¡¡¿Al final no se va a hacer película de los 6 Siniestros?!!).

Pero la cosa también ha servido para hablar también de Doctor Strange 2 (y su precuela para Disneyplus, WandaVision, que os recuerdo que ha sacado nuevo teaser hace pocos días). Seguro que todos estos rumores son pura casualidad nada relacionado con ello.

E incluso, se ha llegado a hablar de la película de Flash, en un acto de optimismo que solo se explica el año en que The New Mutants se ha estrenado por fin.

Todo esto podría ser verdad, claro.

O podría no serlo.

Pero no solo de los superhéroes que importan vive el clickbait, también de los superhéroes de tebeos se puede sacar tajada. Por eso en el lejanísimo mes de marzo, Polygon titulaba:

Carro al que en Abril se subían nuestros amigos de ScreenRant

Ni siquiera cambiaron de imagen al mes siguiente, en Mayo, cuando recogieron un comentario chistoso de Scott Snyder para avivar el rumor.

Y es que si te gusta el clickbait, en ScreenRant siempre te esperan dos tazas. Por supuesto, nuestros insiders españoles no se quedan atrás, por eso este mes la cuenta de Red Legacy Comics publicaba…

La cosa sale de comicbook.com, que publica la noticia a partir… de una respuesta de los guionistas Donny Cates y Scott Snyder a un fan en Twitter. ¡Crossover confirmado!

Pero como decíamos al principio, este mundo está lleno de decepciones, desilusiones y desengaños. Hay que andarse con ojo y no emocionarse demasiado. De lo contrario podríamos llevarnos un chasco si, a pesar de tan sólidos indicios, todo falla.

Juegos New NAC: un ejemplo emprendedor

Puede que no sea cierto que el grupo de aficionados de los juegos de mesa y el grupo de los aficionados de los tebeos sean dos círculos concéntricos. Algún youtuber habrá que solo le dé a una de las dos cosas. Pero con dos hobbys hermanos como estos, relegados casi siempre a las mismas pequeñas sucias y destartaladas tiendas especializadas, hoy vamos a hablar de juegos de mesa. Porque es tiempo de hacer una DEFENSA.

En 1981 se editó en España La fuga de Colditz, juego de mesa basado en una serie de televisión homónima. En España puso sobre el tablero (je) el nombre de Nike & Cooper Española SA, abreviado como JUEGOS NAC. Durante los 80 la gente de NAC gozó de cierta popularidad con el lanzamiento de sucesivos juegos de guerra inspirados en batallas históricas entre otros productos. A finales de la década, y con la llegada imparable de Games Workshop y los juegos de miniaturas, la editorial cesó su actividad dejando el buen recuerdo en una pequeña e irredenta comunidad de jugadores agradecidos.

Sin embargo, en las últimas semanas ha habido gran bullicio alrededor de la noticia de que Juegos NAC podría haber vuelto a la vida tras 30 largos años de letargo. Renovados con un nuevo y flamante logo, Juego New NAC, para dejarte claro que estos no son los wargames que leían tus padres.

Para estrenar su vuelta a la vida, Juegos New NAC optó por lanzar un remake, una reedición en formato librojuego de uno de sus clásicos títulos de guerra. Y como no podía ser de otra manera en los tiempos que corren, la elegida fue nuestra muy española batalla de Bailén.No se puede decir que no hubiera interés en el producto. Al fin y al cabo, el juego original, editado hace más de 3 décadas, se cotiza en las webs de coleccionistas y segunda mano por cantidades nada desdeñables.

Ahora, Juegos New NAC nos da la opción de hacernos con una nueva versión de este clásico por una cantidad mucho más modesta y adaptada al bolsillo tanto del veterano nostálgico como del novato sin fondos. Un juego apto para todos los judagores.

Por motivos que nada tienen que ver con la portada, tiene una imagen distinta en Amazon y no se encuentra disponible en estos momentos.

No es la primera vez que un clásico de NAC se reedita en España (ya lo hizo Devir con La Fuga de Colditz hace unos años) pero sí la primera experiencia lanzada bajo el nombre de NAC en mucho tiempo. ¿Y qué tal el juego? Si queréis una reseña en profundidad, alguien en Youtube ha subido un análisis pormenorizado.

Para los que no tengáis hábito de ver YOUTUBERS, os resumo rápidamente. El juego está impreso en blanco y negro, los componentes recortables están en hojas impresas por las dos caras (a pesar de contar con numerosas páginas en blanco), las primeras veinte páginas de contexto histórico están anarrroseadas de otra página web, hay erratas por todas partes y…

Bueno, hay Minions.

Sé lo que estáis pensando. ¿Cómo puedo superar ahora el hecho de no poder comprar Bailen? No pasa nada, porque gracias a Amazon, os podéis hacer con sus dos lanzamientos más recientes.

Llegados a este punto es evidente el motivo por el que ADLO! Debe DEFENDER a los señores de Juegos New NAC. ¿Homenajes? ¿Taquiones? ¿Diseño y maquetación creativos? ¿Impecable gusto estético demasiado avanzado para las masas? ¿Un poquito de cara dura? Juegos New NAC pertenecen a esa estirpe de intrépidos emprendedores de los que TODD!, ROB! Y los demás habituales de esta página estarían orgullosos.

Ante cierta incomprensión por este tema, algunos aficionados han querido profundizar. El blog de Espinete Wargamero nos ofrece una breve entrevista con Jose María Díez, “responsable del departamento de producción de juegos” de NAC, documentalista histórico para la mítica editorial de juegos e intrépido buceador en las tóxicas páginas de los legajos del Archivo de Simancas.

Si hay algo que puede sacarse en claro de esta breve entrevista con José María Díez es que el espíritu emprendedor de los héroes de los Adlateres corre por sus venas. Solo así se explica que saques a la venta un producto por más de 15€ para luego afirmar sin despeinarte que “no estás muy satisfecho” con el resultado. Eso sí, cualquiera que lo critique es un bárbaro, un estulto, un “ tontaina de opereta” que se cree que por saber “que Churruca se llamaba Cosme Damián” es un erudito.

Pero lo más hilarante viene cuando llegamos al tuétano de la cuestión, al fondo mismo de la existencia de Juegos New NAC. Los derechos de autor. Y es que el mayor miedo de muchos aficionados, y es que todo esto fuera otro caso del HeroQuest 25 Aniversario ha sido superado por las amenazas a diestro y siniestro de denuncia a quienes, sin ánimo de lucro, han mantenido vivo el recuerdo y el legado de los juegos de los 80 de NAC. Mientras, sin ninguna vergüenza, Jose María publica y distribuye en Amazon productos fusilando páginas webs ajenas y utilizando imágenes de las mascotas de una película de animación de 2010. Para tenerlos así de cuadrados hace falta ser un auténtico EMPRENDEDOR ESPAÑOL.

Desde ADLO! creemos que no hay nada tan profesional como no tener ni puta idea de hacer las cosas ni tan digno como publicar directamente vía Amazon tus productos. Y por eso, sea en el campo de los cómics, de los juegos de mesa, o del encaje de bolillos, siempre admiraremos a los visionarios como José María, dispuestos a contratar bufetes de abogados y expertos en seguridad informática para que no quede piedra sin remover hasta no haber borrado todo rastro o vestigio de tu antaño reputado trabajo. ¡Eso sí que es trabajar como en la Edad de Oro de los cómics!

¡AVIV J: M: ZIED!

¡AVIV SOGEUJ WEN CAN!

Esos tipos con bigote…

¿Queda alguien leyendo los Vengadores de Jason Aaron? Puede. ¿Alguien que entienda qué está haciendo Aaron todavía a los mandos? Probablemente no. Las alineaciones pintorescas de los Héroes Más Poderosos de la Tierra se han convertido en una constante durante los últimos 15 años y probablemente la actual no se trata ni de lejos de la más descabellada. Tiene la cantidad mínima e imprescindible de mujeres (2) y personajes racializados (1,5) para publicar un tebeo hoy en día sin que te digan cosas, un núcleo duro bastante normal (Capitán y Capitana, Thor y Ironman en sus encarnaciones más tradicionales), y solo da la nota la presencia de Blade y el Motorista Fantasma (nuestra cuota racial, precisamente), que convierte estos cómics en un crossover entre los Vengadores y los Hijos de la Medianoche.

GENIAL!

Pero Aaron no solo extiende sus referencias a este grupo marginal pero memorable creado por Howard Mackie y Andy Kubert en los 90. También hay referencias constantes a los Vengadores prehistóricos creados por Aaron en una de esas ideas de bombero torero que le son tan habituales. Incluso a lo de Nick Furia convirtiéndose en el Vigilante. Y por supuesto, si escribe Aaron, hay Fenixs y demonios. Eso siempre.

Lo que me ha llamado la atención es un detalle que se desvela en el número 31 de la colección (número 19, publicado este agosto, si estás siguiendo la numeración española de Panini). Lo que viene a continuación se puede considerar un spoiler, ya que vemos al demonio Mefisto, antagonista decisivo de esta etapa, dando órdenes a un inesperado secuaz:

HOWARD STARK.

Pero oye, como que de pronto esto me hace preguntarme cosas. ¿Esto no lo hemos visto ya? ¿No he visto a este mismo señor con bigote haciendo pactos con el demonio? ¿Lo de la figura paterna que resulta ser una entidad infernal? Y raca raca dándole vueltas, caigo.

¡Claro que lo he leído! ¡Es el arco del primer año de la etapa del Inmortal Hulk de Al Ewing! ¡Ni dos años han tardado en reciclar el invento en esta ocasión! ¡Y con el mismo bigotillo!

En defensa de una huérfana

Hoy ha muerto Quino. Sus más de sesenta años dedicados al humor gráfico del más alto nivel serán eclipsados en titulares y obituarios por su más popular creación, la inolvidable tira de Mafalda, sobre la que trabajó durante una década de tan dilatada carrera.

El genio creador de Quino ha sido objeto de admiración desde hace décadas, entrando por derecho propio en el panteón de los grandes historietistas a nivel mundial. Su capacidad para el gag mudo, las reflexiones ácidas y la sátira ilustrada rivalizan con la capacidad de la gente para maltratar su obra.

Pocos autores de tebeo han visto vilipendiada su obra de forma tan habitual, desde el uso de sus dibujos con banderas franquistas (una costumbre que ojalá pudiéramos decir que se detuvo en 1985) hasta el más reciente uso de su Mafalda en una campaña contra la legalización del aborto en Argentina. Sin olvidar la incontable miríada de cuentas de Facebook que produce con denuedo contenidos fusilando sin piedad los dibujos de Quino para convertirlos en carne de Whatsapp grupal o de meme fascista.

¿Pederastia? Mafalda Sarcástica dice “¿Por qué no?”
Picardías Mafalda está lista para debutar como monologuista en España

¿Es posible que el mayor legado que nos deje Quino sea el uso borroso de su propiedad intelectual en manos de toda una generación aficionada el Paint y las tipografías “simpáticas”? Ahora que el autor nos deja, debería ser un gran momento para que las personas de bien les paremos los pies en cada ocasión que se nos presente.

Por encima de todo esto, nos deja hoy uno de los autores más importantes del medio y una influencia ineludible para generaciones enteras de artistas dedicados al humor gráfico. Muchas gracias por todo, y perdón por casi todo lo arriba mencionado.

En tu casa, series de villanos; en la calle, villanos de verdad

Corría el año 1975 y DC revolucionaba el panorama del cómic de superhéroes con un concepto visionario: Joker, el cómic. Con su primer número publicado en Mayo, con el incombustible Dennis O’Neil a los guiones, el príncipe payaso del crimen se convertía así en el primer villano importante en gozar de una serie propia.

Es cierto que anteriores intentos editoriales habían dado protagonismo a villanos o antihéroes en colecciones regulares, como es el caso de los Vengadores que una década antes habían incorporado a su alineación a villanos reformados como la Bruja Escarlata, Mercurio y Ojo de Halcón. Y en 1968 Marvel había dado una cabecera propia a Namor, personaje difícil de situar en la línea entre héroe o villano desde que Stan Lee lo recuperase de la Golden Age como enemigo de los 4 Fantásticos. Pero nunca una cabecera entera ocupada por un villano tan villanesco. Sin embargo, tan importante hito no dejaba de ser una reacción, una respuesta a la reciente publicación por parte de Marvel de Giant Size Super-Villain Team-Up, publicado apenas un par de meses antes.

Escrito bajo la pluma del mismísimo Roy Thomas, el entonces editor de La Casa de las Ideas puso a trabajar al gran John Buscema en una cabecera que reunía a Namor con un personaje aún más abyecto y reprobable, el mismísimo Victor Von Doom. En el cómic se narraba el complejo historial de ambos en una sucesión de flashbacks mientras el monarca atlante intentaba formar una alianza indestructible con Doom. La cosa acababa bastante regular, y en un segundo Giant Size, escrito también por Thomas pero dibujado por las menos competentes manos de Mike Sekowsky, ambos enemigos volvían a cruzar sus caminos. En este segundo número es el Doctor Muerte el que propone a Namor una alianza, y el atlante, al negarse, abriría las puertas a un enorme conflicto que daría lugar a una cabecera propia.

Por supuesto, Super-Villain Team-Up pretendía seguir la estela exitosa recogida por Marvel Team-Up, la cabecera en la que Spider-man haría equipo con diversos personajes del Universo Marvel (en especial la Antorcha Humana) en insustanciales pero divertidas aventuras. Sin embargo, y a diferencia de lo que Conway y otros estaban haciendo en la cabecera heroica, la trama de este cómic de villanos trazaría una épica historia por la que pasaron algunos de los grandes nombres de la Marvel de los 70. Tras el paso de Roy Thomas por los Giant Size, los guiones de la cabecera principal fueron pasando de Bill Mantlo a Steve Englehart, y de nuevo a Mantlo, es una historia río que recorría un mundo entero con numerosas estrellas invitadas.

Lo cierto es que tras un primer año prometedor en el que Doom se mostraría como el protagonista principal de la colección, con Namor como un acompañamiento, comenzaría a tomar peso Red Skull, quien finalmente en el número 15 tomaría el relevo y el protagonismo al monarca de Latveria. Con el criminal nazi como principal atractivo y Mantlo fuera de la colección, la cabecera duró apenas 3 números antes de desaparecer, no sin antes alcanzar un nuevo hito: ¡un desenmascaramiento del villano que revelaba que se trataba del mismísimo Hitler!

Lo cierto es que Marvel supo dar carpetazo al asunto en el momento justo. Empezaba la década de los 80 y los cómics protagonizados por villanos y nazis ya no tenían demasiado futuro.

Sin embargo, no sería el último intento de Marvel de darle a Victor von Doom una cabecera propia. A finales del siglo pasado el venerable enemigo de los 4 Fantásticos pudo gozar de no uno, sino dos soporíferos tie-in relacionados con Heroes Reborn y guionizados por Chris Claremont. Pero lo GENIAL! estaba a la vuelta de la esquina y es que ese mismo año 2000 Chuck Dixon estrenaba una miniserie escuetamente llamada Doom.

Ambientada en un momento apocalíptico impreciso, un Doctor Doom sin armadura debe luchar contra animales salvajes, moteros, cazarrecompensas y demás derivados de Mad Max hasta alcanzar la supremacía que le corresponde. Sé lo que estás pensando, querido lector. ¿Merece la pena esta miniserie? ¿No nos defraudará?

De verdad que os prometo que no defrauda.

Recuerden: lo leyeron aquí primero

El mundo de la cultura es una cosa fascinante. El de la industria cultural, ni te cuento. El de la prensa cultural ya es otro nivel. Uno diría que con los nuevos retrasos en el estreno de las dos películas de superhéroes que tenemos más cerca (Black Widow y Wonder Woman vuelven a recolocarse en el calendario para evitar pegarse una hostia nivel Tenet… o incluso Nuevos Mutantes) alguien tendría que hablar DE ALGO DE TEBEOS.

Por supuesto, la prensa seria no defrauda nunca, tocando todos los temas desde las perspectivas y ángulos más relevantes e insólitos. Es curioso, por ejemplo, que con lo mucho que se ha hablado de Milestone recientemente gracias al anuncio de la DCFandome nadie esté escribiendo sobre lo que significó Milestone a nivel de derechos de autor para los creadores racializados, ni lo que supuso el cambio de estatus de los personajes y el editorial dentro del esquema global de DC en 2008. O de qué va a pasar ahora con dichos derechos de autor. Asumimos que esos temas no son interesantes. Ahora los derechos de autor solo importan para debatir sobre si está bien o mal piratear Mulán, o para bajarse de gratis un juego creado por un estudio independiente que lo tiene a 4€ en todas la plataformas (menos para móvil, que ya es gratis).

Estas son, ahora sí, la clase de debates sobre derechos de autor que importan en el Grupo PRISA. No sé de qué me sorprendo. Pero hoy vengo a hablar de otros tipo de piratería. Y es que repasando la prensa me encuentro con que en ElEspañol/Vandal/Sala del Peligro publican este artículo:

Un tema sobre el que ya habíamos hablado en ADLO! hace más de un año. Y es que nuevamente, en esta web vamos por delante de la “prensa de verdad”. Recuerden: lo leyeron aquí primero.