Pasatiempo dominguero

Seguimos con extractos del What The..?! marveliano. Se trata de un anuncio que parodiaba al New Universe (the world outside your window) mostrando el world inside your window. Apareció en el número 4, noviembre de 1988.

El pasatiempo consiste en buscar diferencias relevantes con los friquis actuales. Porque 16 años después, los rasgos esenciales se mantienen. Buena caza.

Hases de la Traducción

Estoy siguiendo los tebeos que ofertan con el periódico Levante de la Comunidad Valenciana, que son los que antes ofertaban con el diario As en algunas privilegiadas autonomías. Baratos, a color, y con una buena selección de historias para los no iniciados. Incluyen además artículos de introducción, y allí me encontré con esta subyugante composición que algunos llamarían “evolución de Superman a traves de las épocas”, pero como pertenezco a Adlo! la prefiero titular “La Conga del Hipertiempo”.

El pasado Sábado salió Corto Maltés, que pillé por no coincidir sus aventuras con los que ya tenía, que eran, obviamente, los que ya salieron con El Mundo. Loable iniciativa de sacar cultura para las masas a un precio asequible. De esta forma los gags del Hestudio Fénix los ve más gente.

No es una errata, es un gag, de veras. Venga, un poco de reflexión y luego clic en la solución…harpa en vez de arpa ¿a quién homenajean?

Unos hases. Dignificando la istorieta.

Por cierto, que es una sensación rara esta de volver a pillar tebeos en el quiosco de prensa. Ese ruborizarse al pedir el fascículo de Mickey Mouse y salir con él escondido debajo del periódico retrotrae a entrañables tiempos pasados ¿por qué no venderán periódicos en las librerías especializadas?

Actualización: Acertado comentario de Daniel Castillo: “Seguro que ya lo sabéis, pero harpa es una de las dos grafías correctas, si bien arpa es la más frecuente. Aquella es la forma heredada directamente del francés harpe, donde ya la hache es muda, por cierto. Saludos.” Así que patinazo mío. Me rechinó en los ojos, no consulté un diccionario y me limité a buscar el mismo título en las demás ediciones en castellano de Corto Maltés, donde optaron por ponerlo sin hache. Patinazo mío entonces, repito. Lo hicieron adrede. Punto para la banca.
Lo sabíais todos menos yo ¿verdad?

Publicando, que algo queda

Mientras Planeta no hinque el diente de forma oficial y pública los derechos de DC en castellano, sigue habiendo en el aire esa sensación de que cualquier cosa que pulule por el mercado tiene visos de ser publicable. Obras que no hace tanto parecían perdidas para nuestro mercado o que su publicación era impensable, ahora es disputada por dos o tres editoriales. Si además cuentan con el gancho de algún autor conocido, su publicación será un éxito seguro. Pero ya no quedan tantas. De Alan Moore, por ejemplo, parece que lo único a lo que falta echar el lazo es a las tiras de Maxwell The Magic Cat con las que empezó en esto de la historieta, con tanto desacierto que tiró por el camino de los menos dotados: “si no sirvo para dibujante, lo intentaré con los guiones, que es sólo escribir“.

Otro mediático del que se ha publicado casi todo (casi todo lo que no es DC, claro) es Peter David. Y cuando se sepa quién retomará DC se le exigiran Aquamanes, Superguirles y Young Justices, al tiempo. Pero Peter tiene más cosa que puede ser pasto de cualquier editorial avispada. Dejando de lado la serie en curso de Soulsearchers para Claypool Comics, con 70 números ya a cuestas, Peter David ha escrito un número mítico de una serie pilar de este nuestro noveno arte: La Boda de Popeye. Algunos todavía pensaríais que se trataba de una leyenda urbana. El tebeo existe, Ocean Comics, 1999, helo aquí:

El tal David García de la Rosa de la portada no es ningún hot spanish creator, sino los apellidos de los autores. Pasa a veces, recuerdo que una vez una amiga me preguntó quienes eran Kelly García Thibert, de la portada un X-Men, y Harris Pollina Morales, de una de X-Force.

Popeye en comic book, y en color gracias al seperater. Dave García (vaya, no se llama David sino Dave, el cachondo) da además a Popeye una imagen como en Adlo! nos gusta. Si además el ojo tuerto fuera cambiando de posición y brillando sería lo más. Observad lo bien que sienta a este pseudoUltimate Popeye las líneas cinéticas.

Aunque el que realmente nos gusta en nuestra desorganización es Brutus. Mirad, mirad, cuantos dientes y ese cuello saludablemente musculado. Testosterona al poder.

Como en las aventuras clásicas, Brutus es el motor de la aventura, sin él la verdad es que la serie sería bastante aburrida. Aquí le tenemos raptando a Olivia (¡aunque yo prefiero llamarla Rosario! Rosario, Pilón, Cocoliso… que traducir no es pasar una palabra a otra y chispún). Y raudo y presto acude su galán junto con varios secundarios para hacer una doble splash page. Que estas cosas en aburridas tiras no se pueden hacer y hay que aprovechar ¿Qué qué ven Popeye y Brutus en Rosario para disputársela de esa forma durante años? Recordad, es un tebeo, suspension of disbelief, Superman vuela, Spiderman trepa por las paredes, Rosario es atractiva…(y no, no sabemos su talla de sujetador)

Tras aburridas páginas de planteamiento y nudo, llega el momento importante, el de la pelea, en el que Peter David nos regala un momento Bendis en la composición de viñetas, sazonado con una última frase de Popeye que bien podría firmar Groo.

¿Quién gana la pelea? Para saberlo hacer clic aquí, que puede haber gente que le pueden sentar mal los destripes incluso en un tebeo titulado La Boda de Popeye y Olivia. Hablando de boda, aquí tenéis la mítica escena.

Emoción y sentimiento que David rompe con una fina y sutil escena cómica.

¿Quién se lleva el ramo de la novia y qué hace con él? Pues clicad aquí para saberlo.

Y más o menos esto es todo. Sólo resta esperar que algún editor se anime, con algo de suerte igual termina saliendo en tapa dura en una de esas Bibliotecas Grandes del Cómic que ahora son grandes. Como decía al principio, mientras no se produzca EL cambio en el panorama, todo es publicable. Es buen momento, aprovechAdlo!

Una pausa en el santorAL

Felicidades con retraso a tod@s l@s J@sés, que ayer fue su santo. Se conmemoraba también el Día del Padre, ya que San José fue padre putativo de Cristo. Lo de “putativo” viene por lo de que su mujer no había conocido varón y la Inmaculada Concepción. Es una cuestión de fe.

El tema de la paternidad y las relaciones paternofiliales no se han tratado excesivamente en historieta. Hay obras sueltas, desde luego (Maus, Starman), pero si nos centramos en el comic book seriado, que es el que mueve papel, la progenie suele venir ya crecida desde el futuro o desde un desliz que se tuvo hace años, de forma que la criatura viene ya crecidita y la etapa de pañales y educación queda olvidada. Y si se apechuga con ella, caso de Franklin Richards, se la condenará a estar estancada eternamente en una edad indeterminada entre los cuatro y los diez años, con etapas de crecimiento cósmico acelerado cuando la editorial lo necesite. En cualquier caso, se trata de paternidades que no debemos catalogar de ejemplares, precisamente.

Ante este panorama, posiblemente la figura paternal que más se aproxime a la realidad sea (todos en pie) Al Bundy.

Protagonista de Matrimonio con Hijos, serie de TV políticamente incorrecta tatuada en la parrilla de programación de La 2 (¿la siguen haciendo? tranquilos, no pasa año y medio sin que le encuentren un hueco) y autonómicas. Odiado e infravalorado por una familia que le infravalora y le odia, atrapado en un matrimonio que él no pidió, abocado a la misoginia por genética, Al Bundy representa un reducto de masculinidad en un mundo cada vez más peligrosamente metrosexualizado. Alguien que disfruta con las cervezotas y que sabe que los domingos no hace falta cambiarse de ropa interior. Una especie casi extinguida aunque algo de él siempre anida en nuestros corazones u otras partes.

¿Pero cómo se ha producido el salto de hablar de historieta a una serie de TV? Pues no ha habido tal salto, ya que su popularidad propició la aparición de su propio tebeo a cargo de Now Comics. Igual a los más nuevos esta editorial no les suena, pero en los noventa, como casi todas, tuvo bastante actividad. Su techo de ventas lo alcanzó con los 300.000 ejemplares del número 1 de (clic aquí para saberlo). Actualmente está ofertando la obra de autoayuda How to Self-Publish Your Own Comic Book, de Tony C. Caputo. De veras.

Por las portadas seleccionadas puede verse que Al, como en la serie televisiva, era el gran protagonista. Tiene hasta su propia figurita. Las tres portadas de abajo, correspondientes a la miniserie Flashback Special, conforman un didáctico tríptico sobre los pasos del proceso de paternidad, que quedará aquí como lección para futuras generaciones.

……..El Cortejo…………El Compromiso…………..La Familia

Un panorama enternecedor. Tened cuidado ahí afuera y recordad que cualquiera con los genes adecuados puede llegar a ser padre en el momento menos pensado.

Lo de Felicidades a todos los padres ya lo había dicho ¿verdad?

La música amansa a las visitas

Mensaje de jotace en la ML de Adlo!

O esta PUTA OBRA MAESTRA sale mañana a primera hora en el blog, o no respondo. Estoy buscando ya cabezas de caballo en buen estado, que lo sepáis 😀 😀 😀

De forma que ahí va, mail de un muy inspirado Isaac Hernández para disfrute general:

RANCHERA DE DESPEDIDA DE NORMA

El notición y la amenaza fantasma del sablazo que me va a meter Norma antes de marcharse ha hecho que se me quitaran las ganas de trabajar ( total la fecha de cierre es mañana de madrugada), así que en vez de hacer cosas productivas he hecho esto:

Yo sé bien que estoy afuera
Pero el mes que a mí me queda
Los frikis me lo van a pagar
pagaaaaar y pagaaaaaar, pagaaaaaaaaar y pagaaaaaaaaar
Direis que no me quisisteis
pero vais a estar muy tristes
de lo tiesos que os vais a quedaaaaaaaaaaaaar

Con decé o con europeooooooo
edito siempre como quiero
Y mi formato es la ley
DC me lo quita planeta
y con su sello lo tendré que vender en mis tiendas
Pero sigo siendo el rey

Un euro en el camino
Me enseño que mi destino era redondear y redondear
(redondear y redondear, redondear y redondear)
Después me dijo un arrielo
Que no hay que editar lo nuevo
Sino formatos de calidaaaaaaad

Con decé o con europeooooooo
edito siempre como quiero
Y mi formato es la ley
DC me lo quita planeta
y con su sello lo tendré que vender en mis tiendas
Pero sigo siendo el rey