El Major espectáculo del mundillo

Seguimos hablando de Major X. Sin spoilers, por supuesto, que no tardará mucho en poder verse en castellano, qué duda cabe. Que si en este país sacamos el Motorista Fantasma Cósmico en tapa dura, está claro que lo nuevo de ROB! terminará cayendo de una forma u otra.

La miniserie es noticia no solamente por la expectación levantada o las tiradas agotadas (se acaba de informar que hay que volver a pasar por imprenta para cubrir los pedidos del segundo número, que sale la semana que viene, y eso que será uno en el que ROB! sólo escribe). Es noticia principalmente porque sólo alguien cómo ROB! puede constar hoy día en alguna de las dos editoriales grandes como autor completo, que se dice pronto.

(y hasta en eso es polémico, he estado un rato buscando si es “penciler” o “penciller” ¡y no creereís con quién ilustra el concepto la wikipedia! ¡todo está relacionado siempre!)

Cada vez que ROB! saca algo nuevo, me gusta buscar los nuevos hallazgos artísticos que nos brinda. Tenía especial interés en este material porque dejando aparte su etapa en la terna Hawkman/Grifter/Deadshot, sus principales trabajos anteriores se habían visto lastrados por su colaboración con guionistas. A saber, Victor Gischler en Masacre Corps (Panini, 2011-2012) y Sterling Gates en Hawk & Dove (Spaceman/ECC, por definir). ROB! volvía ahora a hacer enteramente lo que le diera la gana. Su oficio le hace dominar los tiempos del género, de manera que nunca aburre. Sabe dosificar las escenas de acción con interludios más tranquilos, pero también sabe que las partes de diálogos no deben ser aburridas. De manera que sustituye el recurso Lobdell de tipo-sentado-en-el-tejado-con-cajas-de-texto-durante-varias-páginas por

tipo-montado-en-dinámica-motaza- con-cajas-de-texto-durante-varias-páginas. Ni punto de comparación. Esto no aburre ¿sabéis que otra obra comenzó con vehículos y cajas de texto? el Dark Knight. Una carrera de coches con un accidente. No pintaba mucho ahí, vale, pero como pocas páginas despues comenzaba la caña poca gente se acuerda de aquel sinsentido.

Y al igual que en el primer episodio del Dark Knight hay una larga escena con el resurgir del héroe en una noche con tormenta eléctrica que incorpora viñetas con relámpagos y rayos que va in crescendo hasta culminar en una viñeta en la que el sentimiento acumulado es tan grande que se hace posible hasta ESCUCHAR el trueno al leerlo, ROB! se basta con una dinámica página previa para plasmar arriesgado y gratuito salto en que podemos notar la vibración del carenado, el sol en la cara, y si no fuera porque transcurre en otra dimensión notaríamos pasar una caja de palomas made in John Woo.

Estatismo dinámico Dinamismo estático. No hay que intentar explicarlo,es un sentimiento.

Pero el verdadero gran hallazgo de este primer número va encaminado al tema comercial. Todos sabemos que la industria va cómo va, que con mucha publicidad e hype apenas se arañan unos pocos miles de ventas adicionales, y nunca hay que descuidar el tema social, de apariciones en eventos, charlas, convenciones, saludos, autógrafos, firmas, dibujitos…y cuando el tebeo en cuestión es una grapa siempre nos encontramos con el mismo problema ¿dónde te lo firmo?

Pues esto no será un problema con este ejemplar. Pues una de las ventajas de ser tú mismo el guionista y el dibujante es que puedes dejar…

…un margen bien amplio en la parte aburrida donde poder colocar una firma con dedicatoria.

Y mejor no comencéis a preguntar qué pueden ser esas dos cosas grandes y redondas que cuelgan de lo alto. Porque lo sabéis.

Disney Code Authority

Hubo mucho revuelo cuando en 2009 la Disney adquirió la Marvel. Se suponía que la compra de la Casa de las Ideas por parte de la Casa del Ratón comportaría una infantilización de los contenidos de los tebeos, o que como los personajes serían formarían parte de mercha juguetero y atracciones varias ya no veriamos muertes o cambios de status quo en los mismos. Craso error, como fuimos viendo con el Capi negroamericano, el Thor chica terminal o Iron Muerte. Sí, se metió de cabeza en aquello de la diversidad (¿existió un personaje llamado Spider-Gwenpool o lo he imaginado?), pero conviene recordar que ese berenjenal lo inició DC con Batgirl y luego la efímera línea DC You, Marvel lo único que hizo fue demostrar que podía mear más lejos.

No, Disney se abstuvo de meter la zarpa en los comics. Total, la cuota de mercado de las páginas aquellas era ínfimo. Que hicieran lo que quisieran mientras no generasen pérdidas. Y si salía algo con potencial, ya tomarían cartas en el asunto.

Lo que pasa es que un año antes de la compra los Marvel Studios habían tenido un éxito algo inesperado con una película sobre…Iron Man. Lo que no consiguieron ni Ang Lee ni Nicolas Cage, el público es así de impredecible. Y tirando por ahí encontraron el verdadero filón, el que a la casa madre Disney interesa. Así que los tebeos podían seguir sirviendo de banco de pruebas, que con que uno de cada cien tuviera potencial ya iba valiendo la pena. Pero con los personajes adaptados a la gran pantalla y otros audiovisuales había que tener un especial cuidado.
La necesidad de generar más material y adecuado para todos los públicos ha llevado incluso a que el material de los personajes de Marvel para el público juvenil lo realice otra editorial, un detalle menor. Nada de actitudes reprochables, lenguaje inadecuado o acciones inapropiadas para estos personajes. Iban a ser objeto de atención por parte de un público masivo, variado y mayormente familiar. Aunque tampoco era difícil hacerlos comportarse como ejemplos de virtud, no en vano hablamos de héroes.

Y el otro día, en su camino hacia el monopolio universal van y adquieren la Fox, y con ello vuelven a Marvel los derechos cinematográficos de grupos y personajes como los Cuatro Fantásticos o los mutantes, entre los que destaca el popular Lobezno.

El mutante canadiense, el espíritu indomable, el hombre con garras de adamantium.

Coincide que precisamente ahora Lobezno ha regresado a los tebeos, ya que estuvo apartado un tiempo, al igual que precisamente los Cuatro Fantásticos. Cabe por tanto preguntarse cómo afectará en las páginas impresas el nuevo status del Lobezno audiovisual ¿podrá seguir usando las garras alegremente como hasta ahora?

En Fox podía ir a la suya, podía hasta protagonizar su propia película clasificada para mayores ¡llegó hasta a fumar!

Acción esta que en las viñetas dejó de hacer a principios de siglo, por cierto ¿dejarán que se siga comportando como nos tenían acostumbrados…

…o volveremos a tiempos pasados en los que ni sangre ni tajos podían mancillar los ojos de los infantes?

Es un tema serio para editores y autores ¿qué hacer con el personaje de las garras si no le permiten hacer nada con ellas?

Sentidos animales, factor curativo. Que emoción, oler rastros y recibir golpes. Se corre el riesgo de que el personaje pierda atractivo, tanto para los posibles guionistas como dibujantes. Puede volverse un personaje aburrido y poco comercial. Y Disney no puede permitir eso.

Pero no alarmarse, hay precedentes de un longevo personaje,popular, y que ha formado parte de la liea adulta de Marvel, que se enfrenta a la injusticia armado con dos poderosas armas blancas. Un bárbado que no duda en meterse en cualquier refriega y ganarla a katanazo limpio, sin que se le haya reprochado nunca derramamiento explícito de sangre.

El-es-Groo.

Eso sí, para poder saciar la sed de violencia del yonqui de las viñetas hará falta introducir otro elemento en el entorno del personaje.

El Wolviperro.

Todo sea por el Box Office. Que razón tenía Mojo.


¡Referente!

Aunque ya estaba curtido en largas etapas con otros personajes, la fama, la gloria y todo lo demás le llegó a Geoff Johns cuando le metió mano a Green Lantern. Y no es ningún secreto que el background de toda la épica de las guerras de coloritos y demás, el germen de todo ello, le salió cogiendo algunas ideas antiguas y breves de Alan Moore y estiráááááándolas. Con lo que uno te cuenta en un puñado de páginas, otro te hace siete recopilatorios. Y mola. De hecho, aprovechar el legado argumental de lo que otros hicieron es la base de la continuidad, que es lo que cimenta y enriquece los universos de los tebeos. La parte que engancha. Geoff Johns sencillamente fue consecuente con lo que otro había hecho previamente y lo actualizó. Porque además se trataba de otra continuidad, señoría. Pero siempre habrá maledicientes que le echarán en cara que la idea original era de otro. Esperamos que pueda redimirse de estas críticas con el éxito en su próxima obra, Doomsday Clock.

Otro que tal, cuando al bueno de Scott Snyder lo pluriemplearon para la versión Nuevos52 de La Cosa del Pantano ¿de dónde se inspiró para aquello? pues en el poso dejado por Alan Moore también. Inspirarse está bien, inspirarse actualiza los conceptos y los trae de vuelta para una nueva generación de lectores, inspirarse es casi éxito asegurado. Pero cuando el referente es tan obvio siempre habrá el que quiera restarte méritos.

La clave entonces estaría en basarte en el desarrollo de ideas anteriores llevadas a cabo por algún autor poco conocido en algún título poco puntero. Fijaos por ejemplo en Sholly Fisch ¿en quién? pues en uno que lleva más de 30 años escribiendo para Marvel y DC.

Este chico con carita de Flanders tiene multitud de historias escritas a sus espaldas, pero hasta que no entró en DC no las hacía más largas que 8 páginas, en títulos como What If, Marvel Tales, What The, Marvel Comics Presents o Marvel Holidays varios. Un escritor intenso pues, capaz del clásico planteamiento-nudo-desenlace condensando sus ideas en poco espacio. Y en DC encontró su nicho de trabajo en la linea de tebeos basados en cartoons. Me resisto muy mucho a llamarlos “infantiles“. Looney Tunes, Superfriends, Scooby-Doo, Batman Brave and the Bold… Su única incursión notable en el Universo DC oficial se limita a historias de complemento (nuevamente las 8 páginas) en los primeros números del Action Comics de los Nuevos52. Y este trabajo se debió a que…

…a que Grant Morrison se lo pidió. Los Nuevos 52 fueron recordados únicamente por dos bombazos: un escritor y un dibujante. Por el regreso de ROB! a Halcón y Paloma y por el escocés loco reiniciando la serie señera de los superhéroes, aquella que lo empezó todo. Y para esta intrépida e histórica andadura le pidió a Sholly Fisch que fuera su telonero. Los que lo conocen lo aprecian.

Sholly Fisch, todo un tipo. Y ejemplo de libro de alguien en quien inspirarse por la potencia de sus historias cortas, con muchas posibilidades de que no te pillen dada su discreta fama al dedicarse a títulos considerados residuales por el gran público. Pero pregúntales a los de ECC que tal van las grapas y tomos “infantiles“. Ahí hay material.

Con esos ojos me acerqué al cuarto número de All-New Batman Brave and The Bold, del 2011 previo a los Nuevos52. Y ahí pude encontrarme con cosas que me sonaban mucho. Una aventura que gira alrededor de la preparación de una boda…

Una historia en la que aparece la madre de su hijo.

En la que hay tensión sentimental con Wonder Woman.

Confrontación con una amplia galería de villanos…

Batman esperando frente al altar…

…y Catwoman jugando un importante papel.

Hasta aquí la cosa puede parecer algo forzada, de acuerdo. Pero…

¿Pero en cuántas otras aventuras de Batman te habías encontrado con el Hombre Cometa, eh?

Sholly Fisch, un tipo a seguir. Y si no lo haces tú, lo hará otro. Y ese otro te lo venderá.

Judd Winick, contigo empezó todo

No es que el concepto de los universos alternativos o múltiples fuera nada nuevo ni mucho menos en las editoriales de superhéroes. En esto DC fue pionera con aquel Flash de Dos Mundos en el que hicieron coincidir dos dimensiones, que a medida que los guionistas se venían arriba o los editores compraban otras franquicias (Familia Marvel, Charlton…), iban aumentando. Pero aunque no había ningún orden ni sistema, ni plan detrás de todo aquello, tenía un tamaño más o menos manejable. Y si en un determinado momento en DC decidieron simplificarlo fue por un motivo bastante más prosaico que la coherencia: las ventas.

Parecía que Marvel era más comedida. Vale que tenía una serie mensual en la que en cada número destapaba una historia alternativa en la que se nos explicaba qué hubiera pasado si los acontecimientos de las viñetas del universo principal hubieran discurrido por otros derroteros.


Pero en cuanto terminaba la historia no se insistía más en aquella continuidad. Y también a la inversa, cuando Aquel-que-no-debe-ser-nombrado echaba mano de versiones múltiples de un personaje…

…las realidades de las que estos se supone que proceden no se mostraban. Podíamos distinguir entre lo que era la miriada de universos y la ventanita que nosotors distinguiamos en cada momento, lo que salía publicado en los tebeos, que tenía el foco de la cámara concentrado en Tierra-616.

No, en Marvel eran más de complicar la madeja temporal con sus Kang, sus Inmortus, sus días del Futuro Pasado…y por ahí solían tirar a la hora de inventarse líneas editoriales alternativas al Universo-616.

Fue allá por 2000 que se liaron la manta a la cabeza sacando otro Universo Marvel con su propia continuidad, el Ultimate. Y ya entonces los agoreros dijeron que esto lo iba a a complicar todo, que estaba cantado que en nada iban a cruzarse, que un buen día uno iba a absorber completamente al otro, que era un buen momento para hacer unas Crisis y resetearlo otro. Dos universos, nada menos. Muy, muy lioso.

Y sin hacer ruido, una nueva serie mutante nació en 2001, los Exiliados. Múltiples personajes, procedentes cada uno de una línea temporal y tierra diferente, surcando dimensiones varias en misteriosas misiones. Con aventuras de continuará e implicaciones entre una saga y la siguiente. La continuidad comenzaba a anudarse.

Y es que en el momento que la multiplicidad de universos deja de ser un recurso ocasional a una constante las complicaciones crecen de forma exponencial. Porque nohablamos de múltiples Tierras, sino de múltiples Universos. Y no nos limitemos al concepto espacial del Universo, sino también al Dimensional. Cada universo nuevo que se nos muestra lleva asociado consigo un Asgard alternativo, un Mojoverso alternativo, una Zona Negativa alternativa…cada uno con sus propios personajes, historias y complicaciones. Como normalmente no nos lo muestran, ojos que no ven tebeo que no compran, pero en cuanto comienzan a mostrarlo la bola de nieve comienza a rodar cuesta abajo haciéndose cada vez más grande y sin posibilidad de volver atrás.

Tras la limpia y reseteo de DC con las Crisis, pronto se estableció que un poco de Multiverso sí seguía habiendo, aunque se llegó a acotar el número de Tierras alternativas a solamente 52 ¿Cuántas tiene Marvel? una búsqueda por la Red de Redes revela cuántas tienen catalogadas los voluntariosos fanes. El número de Universos con número oficial asignado para cada uno asciende de momento a 1569. Más otros 362 que todavía están a la espera de que Marvel les asigne número.

Los listados de los enlaces pueden abrumar, pero es que todavía presentan alguna laguna, como la ausencia del Universo-12025, aparecido en Astonishing X-Men, en el que el Hércules de Asgard-12025 y el LoganJames de Tierra-12025 formaban equipo.

Es manejable, decían. Pero la progresión geométrica que todos pensaban que reventaría por el lado mutante comenzó a hacerlo por la araña. Deja sólo un tiempo a un guionista en una misma serie y acabará revolviéndolo todo, ha pasado más veces antes.

Spider-Verso, con Dan Slott. La wikipedia española cuenta hasta 41 Spidermanes diferentes, la americana ni lo intenta.


De manera que cuando llegando a 2015 las sagas de Jonathan Hickman en las series de Vengadores comienzan a parecerse demasiado a Crisis, todos suponen que terminará habiendo cierta limpia de Multiversos.

Aquello derivó en las Segundas Secret Wars. Y todo sabemos cómo terminaron. Bueno, no, en realidad no lo sabemos. De cada lector que le preguntas obtendrás una respuesta diferente. Oficialmente según Marvel, el evento puso punto y final a los Universos Múltiples. Ey, fijaos que hasta nos hemos cepillado el Universo Ultimate. Lo que pasa es que dos meses antes de que saliera al mercado la ultima entrega de las Segundas Secret Wars, los lectores ya podían disfrutar de la nueva serie arácnida.

Y es que tú les dices Multiverso y ellos oyen Muñequitos.

Editorialmente no lo sé, pero a la empresa tener múltiples versiones de cada personaje les sale a cuenta, como los equipos de fútbol que cambian de equipación cada temporada ¿Cual es el siguiente personaje con película que se pone de moda?¿Doctor Extraño? pues una serie en solitario es poco, será por Dimensiones…

Si las Gemas del Infinito está ilocalizables, pillamos las de algún Universo Alternativo ¿que no estoy seguro de si la Reina Duende está viva? pues por si acaso aclaro que es la de un Universo alternativo. Y en cuanto el editor arácnido se da la vuelta…

Bienaventurados los espectadores, porque vosotros sólo conoceréis un Universo Marvel oficial. Si ignoráis todas las películas previas a Hulk. A la segunda de Hulk, me refiero. Y mientras no les vuelvan las franquicias de Sony y Fox, claro. Aunque el reboot de los Cuatro Fantásticos no creo que lo consideren. La animada de Spider-Man con Miles Morales sí que cuenta, claro , que está bien y tiene premios. Pero aparte de eso no hay más complicación y…

…y nada, olvidAdlo…

Después de la huelga, al cine

Toca peli de Marvel. AUNQUE mientras que en estrenos anteriores la cuenta atrás hasta la premiere transcurría con alegría, alborozo y buen rollito, en esta ocasión oscuras sombras están empañando el ambiente. Parte del fandom se ve cabreado, hostil hacia la nueva película y vandaliza las críticas online para hundirla en taquilla.

¿El motivo? pues se debe a que con esta película los de Marvel van a tocar un terreno con el que el fan habitual no se encuentra cómodo. Va a haber cambios, cosa que al lector no le gusta. Cuestiones que se consideraban dogma establecido se tambalean. Se teme que por hacer un FANSERVICE se muestren cosas de forma DIFERENTE a como el lector de bien y de toda la vida considera que debe ser. Y es que la próxima película de la Marvel transcurrirá en los Años Noventa.

Y claro, para ambientar en esa época como se debe uno se espera que si no puedes conseguirte a Tarantino, al menos al Robert Rodríguez. Pose, actitud, brillos, balas, y dientes. Así eran los tebeos, así debe ser la peli. Si no vas a proporcionar la dosis adecuada de armamento pesado, chaquetas de cuero, barbas de tres días y una luna que ocupe dos tercios de la pantalla mejor ponte ya en los dosmiles y andando. Lo demás es provocar.

Yo no soy continuista, PERO es que además Carol Danvers en aquella época ni siquiera tenía el rango de Capitán. Ese honor, el legado kree de Mar-Vell correspondía en los Noventa a otro personaje que merece ser rescatado del olvido. Por rango, por sangre, por…

…por error. Perdona, Mónica, pero aquello fue cosa de una sola grapa, no fue a más. En cambio el otro sí tuvo su miniserie propia durante los Noventa.

Con portada inicial cosificadora y todo.

Carol Danvers como personaje sí que estuvo en los noventa, por supuesto, AUNQUE bajo los aliases de Binaria primero y Pájaro de Guerra después. Una etapa con poco que destacar, a tenor de lo que se encuentra de orden de lectura aconsejado por la Red.

Origen, pase a Binaria en los X-Men y de ahí saltamos a la serie de 2006, la larga, en la que se consituyó como personaje poderoso y poderado.

Portada de Cho mediante.

Pero ojo, que en los tardoNoventa tuvo su importancia, si bien no en solitario, al menos en la serie que rompía la pana por entonces: Los Vengadores. Y es que el bueno de Busiek no se olvidaba de nadie. Pero claro, seguramente para estas cosas no quedara metraje en la peli.

Que además bebía para olvidar los Ochenta, mejor no preguntéis.

Así que ojito. Entendemos que debáis contentar a ciertos sectores que ni aprecian ni conocen la molonidad, pero respetad la Época. Que ya queda menos para la peli de Youngblood (no sabemos cuánto queda, pero queda menos).

(y entretanto en la sala de escribidores a máquina de las películas de DC suena un teléfono.

-¿Topoenmarvel, eres tú? ¡menos mal! necesitamos otro chivatazo para saber por dónde tirar. Cuando nos soplaste el argumento de Pantera Negra te hicimos caso y la fusilamos casi plano a plano. Un bombazo, Aquaman, hasta fue gente a verla, que emoción…¿de premios? pues algo mejor la de la Pantera, pero suponemos que por la cosa racial, nosotros la tendríamos que haber hecho con minusválidos, a ver si así la Academia se conmovía. Pero dime ¿que es lo próximo que van a sacar los de Marvel?…¿El Capitán Marvel, dices? ¡pues no se hable más, ya tenemos claro lo que hay que hacer!)


Visibilidad

Atendiendo a la agenda, estamos ya en temporada alta de eventos y novedades del mundillo. Sin ir más lejos, este pasado fin de semana se ha celebrado una importante convención, y para la próxima semana está previsto que una importante editorial lance una nueva linea de títulos. Calentando motores pues para nuestra particular Wrestlemania, el evento antaño conocido como Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Pero no lo parece mucho ¿verdad?

En estos tiempos de memes y bulos, para ser noticia no basta con ser noticia. Hay que considerar el impacto y la viralidad si quieres llegar al gran público. Sabemos más sobre la futura saga mutante o el guionista de Superman que lo que sucede aquí al lado. Toda la información está disponible ahí afuera, sí, pero para según qué cosas sólo la encuentra quien la busca. O a veces ni eso. Sin ir más lejos, el evento de Valencia ha llegado principalmente a medios por haber invitado a Cersei Lannister (en realidad, a una actriz que la interpreta). El tema tebeos puede ser noticia local si algún paisano recibe un reconocimiento (y que de saberse serviría para promocionar cosas, pues aunque lleva tiempo ahí, para el común de los mortales pasa como con el anterior Premio Nacional: primera noticia) y poco más. A lo mejor es que no visito los sitios adecuados, por supuesto, pero tras dos días visitando la web de la organización y rastreando su twitter, todavía no consigo saber si se concedieron los Premios José Sanchis Grau honoríficos a toda una carrera o han quedado desiertos hasta una próxima generación de autores. De lo de la línea nueva de títulos, al menos me ha quedado claro que no, que esto no son todavía los Berger Books de Dark Horse. De hecho, una nueva búsqueda me ha hecho ver que lo de Berger ya ha comenzado a publicarse en España de manos de Medusa. Igual es que estoy más empanado que de costumbre, pero si también vosotros de alguna de estas cosas os habéis enterado “en el blog de Adlo!” igual algo no está funcionando como debería en la transmisión de información.

Que cada cual habla de lo que quiere, por supuesto, sea un grupo de amigos o una gran corporación. De lo que quiere o de lo que le renta. Pero en la era del infotainment esto crea zonas de confort personalizadas en la que a cada consumidor le llega únicamente aquello de lo quiere enterarse. Lo demás no sucede. A nosotros ya nos va bien, pues predicar la Palabra de ROB! tiene la ventaja de que ROB! tiene tirón mediático (“el creador de Deadpool“) y todo lo que hace termina siendo noticia. En este aspecto, nuestra labor está hecha, tenemos una sociedad más adliana. Pero esto también va de descubrir cosas nuevas, de salirse a veces del camino conocido, no de que traigan como autor hot a Jon Bogdanove.

Sirva pues el lloro de hoy para ver si algún alma benévola me pasa ese par de direcciones donde estar más al día de lo que sucede en el mundo del tebeo. De lo que sucede, no de lo que informan. Que luego todo va sesgado. Que si 80 años de Batman, que si 90 de Popeye…y ni mención a los 100 que en Diciembre cumplirá Olive Oyl. Aprende, Susan Richards.

Otra cosa de la que os habréis enterado “en el blog de Adlo!

Autobombing

A nadie debe extrañar cuando abre la revista gratuita Marvel Age de Panini que esta contenga grandes dosis de fanfarria en la propaganda.

Es algo que va con el precio a pagar (o sea, ninguno). Se trata de un vehículo promocional y por tanto se comprende el desmedido entusiasmo en la aparición de sus próximos libros.

Dado que cada material ha sido cuidadosamente escogido, y su lugar en el calendario del Plan Editorial se ha planificado para llegar en el momento adecuado y en el formato preciso, entendemos que nos lo anuncien con toda la pompa que su trabajo merece.

Todo mola, todo es bueno, todo apetece. No publicarían un material si no lo merece, y lo que todos queremos es que termine llegando a su público ¿verdad?

Aunque tengas ese material de otras muchas ediciones, este es el momento adecuado para esta nueva edición que no debes perderte.

Siempre habrá un adjetivo que encaje como un guante en el próximo libro. Y quien dice uno, dice dos.

No es sitio para falsas modestias, pues toda promoción (y más cuando se ofrece sin coste al potencial comprador) es necesaria.

Cualquier mes hay tanto, pero tanto, tanto, que anunciar y celebrar, que me quedo sin ideas sobre qué decir entre imagen e imagen antes de que a ellos se les acaben los parabienes.

Los lectores lo sabemos, entramos en el juego, y cogemos la revista con las ansias de saber qué nos ofrecerán y cómo nos lo pintan.

Siendo así, Panini ¿qué te costaba mantener el mismo tono en TODAS las próximas novedades?

“Se Hacen Fotocopias”

Pensaban que me alegraría, pero no. Yendo hacia el sótano del parking, había que pasar por el rincón de Juguetería, y haciendo esquina habían puesto un aparador con algunos Funkos. Pensaban que me pararía, pero no. No entendieron por qué salía tan serio de aquel Corte Inglés.

Y cuando unos días después encontramos otra sección con Funkos en el Carrefour, me temí lo peor.

Les seguimos llamando “librerías”, pero lo cierto es que desde hace mucho tiempo van reconvertiendo su oferta a las tendencias del momento y es muy posible que la proporción de volumen de venta que supone la página impresa respecto a lo demás sea bastante residual. Por supuesto que les alegra que vayamos con frecuencia a por nuestra dosis de lectura, pero cuando entra algún no habitual con cara de perdido y les dice “es que es para un regalo…” se les ilumina la mirada. Les seguimos llamando “librerías”, pero en ellas además de revistas, tomos y álbumes podemos adquirir cosas como estatuas, llaveros, pines, cojines, bolas de dragón, cromos, cartas, figuritas, taburetes, peluches, felpudos, tazas, dados, camisetas, muñecos, heroclixs, fundas para móviles, ocarinas, bolsas para la compra, lápices, alfombrillas de ratón, huchas, moldes para repostería con forma de mechas japoneses, corbatas,…incluso esto…

(y sí, bolsas de la compra. El más estiloso del super, soy)

La visibilidad que han traído las películas, las series de televisión y todo lo demás, la normalización, han convertido el sector en una pieza codiciada, un segmento de interés, lo que hace que las grandes multinacionales lo incluyan en su oferta. Se pueden vender tebeos en muchos sitios, por supuesto, pero en el momento que encuentras el merchandasing en todas partes, las librerías especializadas pueden comenzar a temblar. Es lícito, claro, pero igualmente fastidia.

Y esto viene, claro está, a que esta situación hace que algunos establecimientos pasen apuros. Y como al estar dispersos por el territorio las huelgas o manifestaciones no tendrían repercusión, las movilizaciones deben ser más imaginativas. Y esto es lo que ha hecho Kikomic, librería adláter coruñesa.

Librería Paradiso, un comic sobre librerías y libreros a cargo de grandes autores. Mejores, peores, Geniales…grandes todos ellos, financiable por crowdfunding. Moved el *ulo, que esto no lo vais a encontrar en amazon.

¿Una buena acción, salvar una librería? no pongamos las miras tan altas. Se trata primero de comprar un buen tebeo. Dadas las metas propuestas en la colecta, haciendo números podemos suponer que o los apuros no son tan inmensos, o el colchón que se conseguirá de llegar a buen puerto tampoco va a alcanzarle hasta la jubilación. La intención pues debe ser otra, una más a pie de calle, a pie de librería: una manera de dar las gracias al sector, a los que levantan la persiana seis días a la semana de primera hasta última hora para que puedas entrar a curiosear sin comprar o darles la tabarra, a los que montan charlas, coloquios y sesiones de firmas, a los que te tienen reservado desde hace días debajo del mostrador un lote de tebeos del Día del Cómic Gratis aunque no se lo pediste, a los que te dicen sin tapujos que el comic que estás a punto de pillarte es bazofia pura aunque en ello vaya su ganancia, a los que se hacen kilómetros y horas para montar un stand que apenas cubrirá gastos pero dará mucha vidilla a un evento. A todos ellos, gracias. Gracias, Kiko. Y por supuesto, la ayuda por delante. Nada de sacrificio, es un trato justo.

Y sí, me he puesto más serio que de costumbre. Y sí, de esto habló ya Eme A antes de ayer. Hay otro texto previsto para hoy…que aparecerá si hoy la ventanita de ahí arriba llega a los 2.500 ¿sois agradecidos? pues que se note. Y que se note cuanto antes. Aquí se agradece tanto dinero como visibilidad. RT.

Algo pasa Konmari

El título de hoy, basado en la técnica de la proclamada guruesa del orden, es un ejercicio de contención dado los gruesos titulares que se podrían haber generado usando el nombre de Marie Kondo, habida cuenta sobre todo de las airadas reacciones que se han ido generando a causa de las declaraciones que redes y medios han ido vertiendo en estos últimos días. Concretamente a cuando dicen se refirió a limitar el número de libros acumulados en una casa a 30.

Pongámonos en el mejor de los casos y tengamos un conteo aparte del de los libros para tebeos de toda índole, sean grapas o novelas gráficas. La primera duda que nos viene es si en este caso se está refiriendo al formato físico, contando tanto como una unidad la revista gratuita en grapa de Panini o el maletín con la serie de 100 Balas completa. Dada la estructura episódica de muchos títulos podríamos pensar que en el caso de historietas estos 30 se referirían al número total de series, independientemente de su extensión. Aunque dadas las características del mercado, cabría cuestionarse si la renumeración y consiguiente cambio de volumen irían sumando unidades. De ser así, seguir títulos en los últimos tiempos como Thor o Capitana Marvel restaría muchos créditos. Siempre habrá además quien que para estirar las reglas del juego se querrá referir al cosmos mutante marveliano como una misma entidad, de tal manera que todos los colores de la Patrulla entrarían en la misma categoría/unidad, dentro de la cual también encajan otros equipos como Nuevos Mutantes y X-Force, y personajes como Lobezno y Lobezna. Y si cuela, otros replicarán que desde los Nuevos 52 el Universo DC está unificado, contando todo lo generado desde entonces como una sola historia/libro. Ey, Marie Kondo, seguro que la Biblia la contarías como un único libro ¿verdad? pues no hay tanta diferencia ¡Y Amalgam sucedió!

Más adelante los mismos medios que levantaron la polémica terminaron calmándola (así son dos clicnoticias, en la primera fazen el entuerto y en la segunda lo desfazen) diciendo que no era para tanto, que era más como concepto que como regla estricta, pero la semilla del mal ya estaba plantada y sus brotes terminaron tocando al medio historietil, son gajes de estar normalizado. Aunque por lo menos fue para poner orden, orden del bueno.

Del que sabe que el 30 debe referirse como poco a metros lineales. Un sitio para cada cosa y las baldas bien resistentes. Techos altos y montoncitos. 30 metros, 30 baldas, 30 cajas y 30 montones.

No hay por tanto mucho que rascar con la semipolémica de Kondo, pero aún así ¿a santo de qué había saltado esta noticia justo ahora? con dos libros (dos unidades) publicados en ocho años y una adaptación a historieta publicada en castellano el año pasado ¿por qué es noticia Marie Kondo en 2019?

Por Netflix.

Por el docushow recién estrenado en el que va por casas imponiendo su orden. Hay Netflix, hay tendencia, hay noticia que se propaga. De manera que si familiares, parejas o amistades (estas cosas nunca salen de uno mismo) os han propuesto deshaceros de vuestro valioso material de lectura o audiovisual (pelis y discos también abultan, así que por extensión 30 de cada también ¿o 30 en total?) recordad de quién ha sido la culpa ¿de Marie Kondo? no, de Netflix.

De una empresa de entretenimiento basada en el streaming, que aboga porque te deshagas de esas cintas, discos, DVDs, libros, grapas, álbumes, tomos ¡mucho sitio libre, un espacio diáfano, ya lo preconizaban los gemelos! no tienes por qué ocupar tanto espacio vital con esas cosas, máxime teniendo en cuenta que para tener todo eso y mucho más, lo único que te hace falta es esto.

Esto y estar abonado, claro. Pon orden pero pasando por caja.

No acumules estuches, tienes las temporadas completas en streaming. Deshazte de esa videoteca ¿y esos libros y tebeos? también existen servicios, tarifa plana, casi todo lo que necesitas está a un clic tras tener tus datos de facturación. Y para todo lo demás…digamos que con una conexión a Internet todo termina estando al alcance de una manera o de otra.

Así que comenzamos haciendo caso a Kondo en Netflix y siguiendo el razonamiento terminamos con las paredes peladas, una supuesta tranquilidad espiritual y la conexión bajando cosas a plena capacidad. Legales o como sea. Terminamos fomentando la piratería.

¿Queremos eso? no contestéis todavía ¿queremos eso a costa de deshacernos de nuestras tebeotecas? contestad ahora.

Decimos NO. NO a Kondo. NO a Netflix.

Y en nuestro NO, actuamos. Dejando de consumir cosas de la empresa. Y si además eres abonado, cancelando la suscripción. Y si eres más que eso, mucho más, entonces siempre puedes…

…siempre puedes tomar medidas más drásticas. Nada sucede por casualidad.