Un tronco, dos troncos…

Lo confieso: me dormí (¡como un tronco!) y el adlátere Absence me pisó en su magnífico weblog esta bonita portada de Rifleman

Pero esto es ADLO!, el blog que homenajea a los homenajeadores, así que ni aún por esas puedo dejar de colgar el homenaje (solo abocetado) a dicha portada

(Notese que la segunda imagen tiene el valor añadido de que el que sustituye a Chuck Connors no es otro que Rayo Kid, el vaquero de Marvel que recientemente salió del armario en la línea Max)

¡Oh, es Él!

Una invitación para un acto friki de esos que tanto nos gustan…

Os preguntareis, ¿tan ADLiano es el Miserere para que este Diario de lo GENIAL! avise de su, ejem, salida? No, la razón es otra. Mirad el anuncio del tebeo en el Previews:

En efecto, el guionista es el miembro de ADLO! Novelti Librari antes conocido como El Torres y a quien a partir de ahora nos referiremos simplemente como “El”. ¡Id mañana a Entre Mundos y pedidle que os firme en un pecho!

Los excesos de las comilonas navideñas

Esta maravilla de historieta salió en el nº5 de Lois Lane de 1958. La acción se inicia cuando Lois sufre un espectacular aumento de peso por efecto del rayo de un científico (mira que perdían el tiempo en cosas raras los científicos de los años 50, estando aún por inventar el teléfono móvil o el mando a distancia). El caso es que a partir de entonces la mayor preocupación de la protagonista es evitar a Superman porque si la ve así no querrá casarse con ella (recordemos que casarse es el auténtico objetivo de Lois Lane durante esta década, como toda mujercita WASP que se precie). Podría destripar el final de este tebeo, pero creo que es mejor que bombardeeis a e-mails a Norma para que publique en castellano el Lois Lane Archives vol. 1 donde se incluye esta auténtica joya del arte secuencial

Do you remember BOB!?

Otro tipo genial, BOB! Layton. Un conocido entintador de la Marvel que a saber por qué razón acabó convertido en guionista y dibujante, y hasta llegó a ser autor hot durante cinco minutos, más o menos los que tardaron en largarle de la serie superventas que habían creado para él solito, Factor-X

He aquí un ejemplo de su arte, gracia y salero sacado de un Bullpen Bulletins de los que hacía su compi Jim Shooter en 1982


La Era de ¡El Apocalipsis!

Señores, resígnense: llegó El Día

El Día en que Planeta pierde sus derechos sobre los cómics de Marvel a favor de Panini

El Día en que la casa madre de Planeta de Agostini, ante el gran descenso de facturación, cierra el departamento de cómic

El Día en que los fans le dan la espalda a Panini antes de empezar como represalia por el cierre de la competencia y se pasan en masa a comprar por previews

El Día en que los pocos lectores que compraban los cómics de DC a Norma por pereza pasan a pedirlos por preview (“total, si tengo que pedir Marvel de todas formas…”)

El Día en que sin las ventas de Planeta, Panini y Norma las librerías especializadas en cómic se quedan sin ingresos suficientes y tienen que cerrar

El Día en que el resto de editoriales y los autores autoeditados se quedan sin sitios donde vender su trabajo y tienen que dejar los tebeos

¿Exageración? ¿Ciencia-ficción? ¿Alarmirmo? ¡Qué más quisiera yo! Acabo de darme una vuelta por el circuito habitual de librerías para obtener más datos, y ¡me las he encontrado todas cerradas a pesar de ser sábado! ¡El fin está cerca! ¡Corred, insensatos!