Maravillosos Tebeos Presentes (1)

Entre los tiempos del hundimiento de Goldkey y el surgimiento de los hijos de Image existió una era inimaginable. Y en ella apareció Marvel Comic Presents, destinado a publicar el origen de Lobezno en una narración problemática. Sólo nosotros, adláteres, podemos narrar tal saga. ¡Dejame que os hable de aquellos días de MOLONIDAD!

Como bien relata el teórico Alan Moore en las apéndices de From Hell un siglo viene predeterminado por los sucesos de la última década del anterior. Así que no resulta extraño que la MOLONIDAD! y la GENIALIDAD! que reinarían imbatibles en los años 90 aparecieran por primera vez a finales de los 80. Aceptad la palabra de uno que sabe cuando os digo que en septiembre de 1988 algunos sabíamos que estábamos ante un evento especial.

Marvel apostaba por un formato semanal híbrido entre el tradicional comic book y la revista europea (¡claro que ya entonces se discutia apasionadamente de formatos, criaturas!) con cada número conteniendo tres historias cortas serializadas y una autoconclusiva. Y lo inauguraba con una segunda aventura en solitario de nuestro mutante feral canadiense preferido tras su primera miniserie que finalmente sirvió como preambulo a su propia serie regular. Sí, UNA sóla serie regular, que eran los locos LOCOS ochenta.

Porque si las historias cortas y complementos eran el tradicional medio de testear la valia de nuevos artistas, eso para lo que hoy existen los contratos basura y los becarios, MCP servía para probar nuevos conceptos y personajes en una versión ultracompacta de lo que habían sido las series limitadas del principio de la década. Y desde luego los más variopintos personajes desfilaron por sus páginas.

Por ejemplo Havok, al que aquí vemos en el episodio en que Lobezno aparece como estrella invitada.

O Spider-Man, a quien aquí vemos en el episodio en que Lobezno aparece como estrella invitada.

También Hulk, a quien aquí vemos en el episodio en que Lobezno aparece como estrella invitada ¿con acaso un metalinguístico texto de portada?

Sin embargo lo maravilloso de la fórmula del MCP era que su variedad anulaba toda posibilidad de aburrimiento. Si el actual serial principal de Lobezno no te gustaba…

…sólo había que tener un poco de paciencia porque en tres, a lo mucho seis números se iba a terminar…

…y seguro que el nuevo serial principal de Lobezno que comenzaba en el siguiente sí que te iba a gustar.

Pero si alguien se está llevando la impresión de que Lobezno era el único protagonista de MCP que sepa que nada más lejos de la realidad. De hecho su serial más recordado, el que más veces ha sido reeditado, no lo protagoniza Lobezno…

…sino Arma-X.

Y además no todo era Lobezno y amiguetes mutantes. No señor. Sus páginas fueron visitadas con asiduidad por el Motorista Fantasma.

Al que aquí vemos cuando sólo era un brillo en el ojo de Lobezno. Tan fijo se hizo el Espíritu de la Venganza que llegó a protagonizar portadas en las que NO aparecía Lobezno.

Y este un buen momento para abordar una maliciosa leyenda urbana, sin duda pergreñada por deceitas sediciosos, que dice que a estas alturas MCP tenía dos portadas para poder dedicar la otra al serial de Lobezno que tocaba sí o sí.

Y confirmar que no sólo es completamente cierta sino que en ocasiones hasta servía para homenajear a los dos míticos montajes de la original King Kong vs Godzilla. El oriental en que ganaba el reptil…

…y el occidental en que triunfaba el primate.

Pero tampoco hay que dejarse llevar por las apariencias…

…y pensar que tras su primer centenar de episodios el MCP había pasado de ser una serie dominada por Lobezno…

…a una dominada por Lobezno y el Motorista Fantasma. ¡En absoluto!

Eran más bien como una pareja liberal que podían tener aventuras ocasionales con otros personajes.

MUY liberal y nada partidaria de conceptos casposos y caducos como la exclusividad de terceros, todo sea dicho.

Llegados a este punto sería fácil concluir que MCP no era más que un rápido sacacuartos. Un producto de consumo intrascendente que recurría al renombre de dos personajes famosos para hacer pasar por caja a los aficionados completistas. Y no, amigos, no. Sus rutilantes nombres eran el cebo que los astutos editores ponien frente al incauto lector para que picara y comprara el cómic. Porque su verdadero objetivo era, como ya había hecho con Lobezno en sus primeros números, lanzar la carrera en solitario de prometedores personajes nacidos como secundarios en otras colecciones y listos para protagonizar sus propias aventuras. Y, como el mutante responsable de que Hugh Jackman tenga la hipoteca pagada, muchos son los heroes que dieron sus primeros pasos hacia el éxito, la fama y la inmortalidad en las páginas del MCP. Nombres que ahora nos cuesta creer que un día fueran prácticamente desconocidos como Slag de la Manada de Lobos…

…Osa Mayor…

…Cold Blood…

…Leir el Señor del Trueno (celta)

…Le Peregrine…

…y por último pero no menos importante, Wormwood.

Ahm… ¿Wormgod…? ¿Goodwood…? ¿¿¿Woodwood??? Bueno, el sátiro ese

Pero, ay, nada dura para siempre. Llegó un día en que Danny Ketch, nuestro bienamado Motorista Fantasma noventero, nos dejó. Pero bien dicen los Emprendedores™ que en chino el mismo ideograma que significa “crisis” también quiere decir “oportunidad” y su ausencia nos permitió descubrir a un nuevo personajes que exploraba innovadores conceptos y rompedoras narrativas.

Venganza.

Y así llegamos al MCP 155, que es un número histórico por dos motivos fundamentales. Estamos a mediados de 1994 y tras decenas y decenas de portadas y salvo por el paréntesis del crossover Asedio de Tinieblas…

…tenemos una no protagonizada por Lobezno… Y por si esto fuera poco… ¿estais sentados? Por si esto fuera poco ES EL ÚLTIMO MCP EN EL QUE APARECE LOBEZNO…

Sabia que no me ibais a creer así que aquí teneis las siguientes portadas.

¿Lo veis?

Tristemente sin Lobezno ni el Motorista Fantasma como puntales de carpa el MCP ya no tenia razón de ser. Duró dos decenas de titubeantes episodios antes de cerrar en el 175 apenas alcanzando la mitad de la década de los 90. Cualquier otra colección habría aprovechado para traerlos de vuelta una última vez a modo de despedida nostálgica pero el MCP, genio y figura, fiel a sus principios fundadores, concluyó su recorrido editorial tal y como había vivido…

…apostando por presentar personajes de prometedor futuro…

Una despedida agridulce del Marvel Comic Presents, lo más cerca que hemos llegado a estar…

…de esa serie del Capitán Ultra que no nos merecemos pero sí necesitamos…

Liberad a Terra

Buck, el simpático sidekick robótico de Terra Willy: Planeta Desconocido (Eric Tosti, 2019)

V.I.N.CENT, el simpático sidekick robótico de El Abismo Negro (Gary Nelson, 1979)

¿Coincidencia? ¿Homenaje? ¿Serendipìa?

¡Tú decides! (para que luego digais que no hablamos de los grandes temas de actualidad de la astrofísica)

En mi humilde opinión esto es…
Coincidencia
Homenaje
Taquiones
Para agujeros negros los del 11M pero de eso no quereis hablar ¿verdad, radicales amigos de los terroristas?

Bonus Pista:

-Buck…

-Dime, moto de Akira.

-Maximillian no te contó lo que le pasó a tu padre.

-¡Me dijo lo suficiente! ¡Tú lo atropellaste!

-No… ¡YO SOY TU PADRE!

-¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

-Oh vamos, no me digas que no te lo veias venir…

Spider Bogaloo

Amigos mileniales, no sabeis la suerte que teneis de vivir en esta maravillosa Era de la Tecnología que os ha tocado. Todavía puedo recordar aquellos dias de antaño en que el video casero era una futurista novedad. Aquellas compactas y ultramodernas cintas de VHS que contenían una película entera a la apabullante resolución de una TV casera cuyo único inconveniente era que habia que rebobinar girando en un bolígrafo como bien cuentan todos esos programas nostálgicos modernos.

Pero la ambición tecnológica del ser humano no conoce límites. No tantos años después apareció un nuevo soporte casero de mayor resolución, mejor calidad e inimaginables y nuevas posibilidades. Algunos pensaron que todo era una simple artimaña para obligarles a volver a comprar los títulos que ya habían adquirido en VHS. Me río mucho de ellos cada vez que me vuelvo a ver Casablanca cambiando de una a otra de las seis cámaras simultáneas desde mi mando. ¡Ni que existiera una conspiración secreta internacional que se financiara haciéndonos pasar por el aro tecnológico cada tres décadas!

¡Qué tonteria! No hizo falta esperar tres décadas para que apareciera el siguiente formato de-fi-ni-tivo. Ese que hoy dais en llamar “Blu-Ray”. Básicamente una versión corregida y aumentada del viejo DVD con una brutal capacidad de almacenamiento. ¿Qué otro formato conoceis capaz de contener la versión extendida de El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos en DOS DISCOS NADA MÁS?

Pero las ventajas del azur formato no son sólo cuantitativas. Son cualitativas también. Comparemos dos ediciones de la misma película. Una escogida al azar. Spider-Man 2, por ejemplo.

Ya empezamos mal con la portada. ¿Esto que es? ¿Spider-Man 2 o Spider-man Ama a Mary Jane: el Film?

La portada del BR va directa al grano. Un Spider-Man y 2 telarañas. Sin tias ni gais (oh vamos, todos sabemos que esa mujer con la que se ha casado Octopus no engaña a nadie) ni cosas que arruinen la experiencia o violen tu infancia. Hasta se permite el lujo de darle un merecido homenaje a Renato Arlem con esas dos manos descaradamente anarroseadas.

Pero claro, el BR de El Nombre de la Rosa sería igual de fragante si otra portada tuviera. Lo importante es el interior. Y la edición de dos devuedés va bien servida.

Tanto que en un despliegue tecnológico adelantado décadas a su tiempo hasta incluye un enlace a una página web. Y a primera vista uno podróa concluir que la simple ventaja del BR es que trae lo mismo en un sólo disco.

Pero estaría equivocado. Mientras que el DVD explica el trasfondo del Doctor Octopus en el mediocre documental Ocho Brazos para Rodearte…

…el BR contiene el mucho más interesante Ocho Brazos para Sostenerte. Pero no es esta la vital diferencia entre uno y otro formato. Porque el caduco y casposo DVD incluye un simplón reportaje sobre efectos especiales…

…pero el destellante BR nos obsequia con un impresionante video…

…de VFX, uno de los más famosos grupos de breakdown de la historia.

AVÏV KAÉRB!

AVÏV N’WÔD!

Odio Vida +Humanos

Hace muchos, muchos años en un occidente muy, muy lejano, los tebeos eran cosa de niños. Un medio destinado exclusivamente al más simplón e intrascendente entretenimiento infantil.

En eso llegaron los locos 70 y con ellos vino cual tsunami una revolución que cambió el panorama cuatricómico por siempre jamás: el Tebeo Adulto™. Historietas libres de las censuras y ataduras de antaño que por fín podían mostrar temáticas complejas lejos del maniqueismo educativo al que estaba abocado y, en definitiva, alcanzar su pleno potencial como un medio artístico serio y maduro explorando los Grandes Temas de la humanidad.

Las tetas.

Pero ocurre que cosas que eran vistas como normales y excusables en un tebeo creado en 1982 no lo son en absoluto en estos tiempos en que por fin somos conscientes de tanto. Ojalá alguien se lo hubiera explicado a Tim Miller o a David Fincher quienes llevados por una mala entendida nostalgia (¿la hay de otra clase?) han producido una miniserie de animación que homenajea aquellos cómics adultos ochenteros.

Sorprendiendo a nadie (salvo quizá a sus [ir]responsables) el resultado ha sido una ristra de episodios cuya casposa viejunidad ha levantado justamente en armas a la Red de Redes™. Bien podemos repetir que “todo esto ha pasado antes…” pues como en 1986 con la publicación de Watchmen los necios en lugar de mirar a la Luna se han fijado en el dedo de la violencia.

Una violencia salvaje y desenfrenada. Paradójicamente infantil en la saña y el regodeo con que los creadores de la serie chapotean en la sangre y las vísceras como crios saltando en los charcos tras una tormenta.

Uno se imagina a los guionistas y escritores reunidos ante una hilera de latas de cerveza ya vacias intentando sucesivamente pergreñar una barbaridad que superase en casquería y repugnancia a la que se le acababa de ocurrir al anterior.

Y he dicho bien, “guionistas y escritores” y no “guionistes y escritore-es” porque si la ultraviolencia desmedida no fuera suficiente indicativo de que ninguna mujer ha participado en la creación de esta (llamémosle) serie lo sería la lamentable manera en que son tratados los personajes femeninos.

Damiselas indefensas, víctimas propiciatorias cuyo único destino es ser violadas.

Que incluso cuando muestran algún valor o destreza este es “explicado” como el resultado de una pasada violación.

Muñequitas hipersexualizadas a mayor gloria de la lúbrica mirada voyeurista del heteromacho patriarcal.

Y pajillero, digámoslo abiertamente, para quien en la mejor tradicion de los casposos slashers de los ochenta la violencia es el precalentamiento que desemboca en un igualmente violento sexo.

En este contexto resulta completamente coherente que el medio usado para plasmar en imágenes esta incesante catarata de caspa sea una cutre animación por ordenador digna de uno de esos videojuegos tan caros a los Gamers.

(como, sin ir más lejos, Dead Island: Riptide, otro de esos shooters hiperviolentos donde las mujeres son meros floreros sexuales)

Porque claro, mientras las mueres son mostradas completamente desnudas de la manera más gratuita posible los hombres deambulan permanentemente abotonados hasta el cuello.

No vaya a ser que la mera visión de carne masculina puediera hacer que a sus espectadores se les tambaleara su sacrosanta heterosexualidad opresora.

Los ejemplos son incontables pero a estas alturas ya ha quedado incontestablemente claro que Amor Muerte +Robots es una inadmisible vuelta atrás a tiempos ya pasados en los que sufrir violencia y estar objetivizadas eran atributos perennes de los personajes femeninos. Unos tiempos que más de uno echa de menos.

Como el autor que tendremos la desgracia de reseñar la próxima semana.

Un tal John Byrne…

Frakiemente, querida…

Finalmente nos llegó segunda temporada de El Castigador de Netflix y frente a las desdichas sin cuento que vaticinaban los agoreros, haters y trolls de siempre…

…ha sido tan modélica como todas las demás que han conformado el netflixverso. ¡Incluso más! Es cierto que quienes esperabamos nuevos y divertidos enredos y triángulos amorosos entre Micro, su familia y Tito Frank nos hemos visto decepcionados pero a cambio podemos decir que existe la adaptación definitiva del Castigador.

Si, amigos. Pocas veces hemos podido ver en la pequeña pantalla una inerpretación tan fiel y respetuosa con el original cuatricómico.

Todos y cada uno de los elementos que hacen del Castigador un personaje único e irrepetible han sido cuidadosamente plasmados.

Con una devoción y un tacto que hacen que The Flash parezca Teen Titans.

Es como si un mago hubiera convertido directamente las páginas del cómic en imágenes en pantalla.

Por fín tras décadas de frustraciones y tres películas con sus respectivos interpretes podemos decir que tenemos un Castigador como Zeck manda. Un justiciero implacable que no conoce el significado de la palabra “piedad”. Una sombra letal y oscura en cuyo centro brilla una calavera blanca y pálida como la muerte que masacra narcotraficantes con un fusil de asalto M4 en cada mano.

Bueno, vale, sólo al final de la serie. Pero esto implica que se acabaron las dudas, los momentos de meditación, los diálogos de personajes revelándose sus anhelos y miedos, las miradas meditabundas al horizonte. A partir de la próxima temporada todo va a ser violencia desencadenada e irrefrenable y por fin…

OH ESPERA…

Maravilla capital

Entre el hundimiento de la Atlántida y el surgimiento de los hijos de Arys existió un tiempo legendario. Una pretérita era de oscuridad e ignorancia anterior al advenimiento de la Normalización™ durante la cual entontrarte en la prensa referencias a Stan Lee como creador de Batman o a Spider-Man como miembro de la Liga de la Justicia era la norma.

Afortunadamente las cosas han cambiado y aquellos días sólo existen en la memoria de quienes los vivieron (y premiaron con PicADLOs). Hoy en día sería inconcebible que una revista de autobombo cinematográfico, en su artículo dedicado a la Capitana Marvel…

…metiera tanto la para como para adjudicarle a Jude Law el personaje que interpreta Anette Benning porque ni se han molestado en comprobar la ficha del reparto…

Es Pectro

En anteriores episodios de la ADLO! Novelti Librari hemos glosado las capacidades del Espectro para exprimir nubes, literalmente. Pero ¿quién es realmente el pálido superfantasma?

No podemos responder a esta pregunta sin primero explicar las diferencias entre los universos místicos de Marvel y DC. El primero nace en plena efervescencia sesentera y por ello lo hace impregnado del lisérgico misticismo nueva era que imperaba en tales tiempos.

Lo que no sólo se manifiesta en la colección del Doctor Extraño. Frente al mágico origen del Capitán Marvel deceita su tocayo marveloso debe su extistencia a una avanzada civilización alienígena. Igual que en Star Trek, en los Cuatro Fantásticos no aparecen magos y dioses sino seres cósmicos y entes tecnológicos.

Frente a un misticismo que debe a partes iguales a Castaneda y a Von Daniken el la DC es chapado a la antigua como corresponde a una editorial cuya infancia se remonta a los años 30. Y es en 1940 cuando el espíritu que no camina (porque vuela) aparece por primera vez.

El policía asesinado Jim Corrigan es devuelto a la vida por una enigmática Voz para que defienda la justicia y desfaga entuertos. Más adelante a la misma Voz se le ocurre hacer un Dos Por Uno con retraso y también resucita a Corrigan con lo que tenemos a dos seres completamente separados: el original y a su versión 2.0, que recarga sus energías residiendo dentro del original.

El universo mágico de la DC es estrictamente judeocristiano. Kid Eternity reside en un cielo de nubes y ángeles y se asume que la Voz que crea al espectro es el dios de la Biblia, no nombrado por considerarse pecaminosa la misma mención de su nombre.

Igualmente se considera pecaminoso el nombre del diablo pero si bien afirman provenir de dimensiones astrales los oponentes del Espectro presentan aspectos tradicionalmente diabólicos.

Esa influencia hace que las historias místicas de la DC tengan un marcadísimo tono espiritual, casi contemplativo.

No se manejan energías mundanas y mesurables sino la misma y evanescente esencia del alma.

Vamos, que su cristianismo es patente en la manera divina en que reparte hostias.

¿Acaso vosotros sois capaces de dar un puñetazo que en lugar de fallar…

…continua hasta dar la vuelta al universo y volver por el otro lado? No ¿verdad?

Pero no todo son altas cotas de espiritualidad en las andanzas del Espectro. No señor. Recordemos que comparte existencia con Jim Corrigan.

Aunque su relación es abierta y permite que ambos vean a más anfitriones.

Quizá hubiera sido una buena idea que Jim también lo supiera, por otro lado.

Pero no hay malentendido tonto que dure demasiado entre dos seres que son, literalmente, almas gemelas. Además recordemos que el Espectro necesita penetrar en Corrigan para recargar esas energías místicas que necesita para combatir el mal. ¿Qué cómo funciona tal simbiosis? Preguntémosle al propio Jim.

O bueno, mejor no… Quedémonos con el dato de que como indica el texto el Espetcro dura dos páginas enteras… ahm… recargando. Y ojo que no son dos páginas de las de ahora, en las que no pasa nada, sino de las de 1967.

Porque además no es la única manera en que el Espectro puede recargarse. Si a Jim le duele la cabeQUIERO DECIR en caso de necesidad el vengador fantasma puede visitar lugares donde impera la bondad humana y empaparse de sus energías positivas.

Porque, amigos, la humanidad posee una imperecedera capacidad para el bien. Enseñando a leer a unos negritos en África…

…rezando en misa…

…curando a enfermitos…

…MASACRANDO PUTOS CHARLIES EN VIETNAM…

Vamos, los típicos lugares en los que se encuentra la bondad y la decencia.

Packageando en Negro

-Hola becario, ¿ya está listo el packaging de la sobrecubierta de Men in Black?

-Si, jefe. Aquí lo tiene. Verá que me he decantado por un diseño simple a la par que elegante que evo…

¿QUÉ COÑO ES ESTO?

-Pues… El logotipo que se vé en el cuartel gen…

-No no, me refiero al título. Es un pack que incluye LAS TRES películas de la saga. ¿Cómo van a saber los compradores que no es simplemente una reedición de la primera?

-Ehm… Por… Porqueee… ¿Porque lo… pone en el… título…? ¿”La trilogía“…?

-Becario, tú no tienes mis años de experiencia packageando.

-No sé, ¿veinte años siendo contratado y subcontratado como becario cuenta como “experiencia”?

-Claro que no. En mi haber tengo grandes hitos de la profesión como el listado de extras de Promesas del Este. Y si algo he aprendido es que quienes compran estas películas son frikis cobardes y supersticiosos con capacidad de comprensión limitada. Si queremos que gasten su dinero en nuestros productos tenemos que explicárselo todo CLA-RI-TO. ¿Estamos?

-Si, jefe. ¿Mejor así?

-Ajá. Algún lo comprenderás.

-No puedo esperar.

-¿Y la parte trasera?

-Bueno, contando con que ya en la cubierta no sólo indicamos que se trata de “la trilogía” y hemos añadido que “contiene las tres películas de la saga Men in Black!” (no fuera a creerse alguien que contenía las tres películas de OTRA saga) y que por si todo esto fuera poco la contracubierta consiste en…

LAS FICHAS COMPLETAS DE LAS TRES PELÍCULAS DE LA SAGA MEN IN BLACK INCLUYENDO LOS EXTRAS pues yo diría que no es necesario añadir nada.

-Y por eso tú eres el becario y yo el packaging manager senior asociated.

-*sigh*

Sí, bwana…

Big Culo Day 2019: Esculo Blanco

Hoy os habreis topado la noticia. Nosotros ya lo sabíamos, claro, nada de lo que corre por la Red de Redes™ escapa a la atención de la Novelti Librari. Sí, contra todo pronóstico otro año más vuelve el Big Culo Day. Y no, claro que NO vamos a celebrarlo. Este es un blog serio y respetable donde no se cosifica a la mujer.

¿De verdad pensabais que íbamos a poner un dibujo de Sharon Ventura otra vez? ¡JA!

Así idos a otro lado a buscad vuestra ración de abundantes nalgas y rebosantes posaderas, que aquí no vais a encontrarla. No señor. Aquí sólo encontrareis eruditos estudios de los grandes momentos del tebeo clásico, como aquel en que en una de sus primeras apariciones modernas el Espectro con su descomunal fuerza abre de par en par en la misma cara del lector un níveo y tentador trase…

Ay perdón, que ha habido un error de cropeo, quería decir…

“El Espectro exprime dos nubes para causar una lluvia de buenismo”