Kingthor

-Hombre kingpin, tú por aquí. Qué delgado se te ve.

-¡No soy Kingpin, necio insufrible! ¡Soy Lex Luthor!

-Hubiera jurado que…

-Es culpa del pomposo patán de John Byrne, que no contento con quitarme mi hermosa armadura me ha hecho ganar estos *tosecill* kilillos de más.

-Bueno, ya sabes lo que dicen, no hay retconeo que cien episodios dure. ¿Cómo van esos planes malvados megalomaníacos?

-De maravilla, necio patético. Ahora mismo estoy construyendo una plataforma de almacenamiento de gas en España que…

 


 

-¡Hombre, Lex! ¡Por fin con armadura otra vez! ¿No era verde y morada?

-¡No soy Lex Luthor, necio obtuso! Soy KingWilson Fisk, un honesto emprendedor que por algún error burocrático se ha visto mezclado en esto del Marvel Future Fight

-Claaaro (guiñ) claaaro (guiñ). Y ahora me dirás que ese que está contigo NO es el Joker sin maquillaje…

…sino, yo qué sé, Bullseye ¿no?

-¡Justo! Si te fijas en su fr…

-Que sí que sí, lo que tu digas. Oye, en qué planes malvados megalomaníacos andas metido.

-Ahora mismo ninguno, necio rimbombante. Me quisieron vender un equipo de fútbol español pero bufs, hasta yo tengo mis límites y…

Los Millennials van a llegaaarrrlll

Estimado señor Navalón.

He leido con pasmo y asombro su reciente columna publicada en El País.

Y permítame decirle que muchas son las reflexiones que su detenida lectura me ha causado. Entienda que nosotros los jóvenes no somos inv… ¿Esas risas que se oyen? Uhm… Nada nada, alguien por aquí que está viendo una serie con el volumen muy alto. Decía que nosotros los jóve… MUY ALTO… Decía que nosotros… la gente que se da por aludida¿vale…? ¿de acuerdo…? de acuerdo… que se da por aludida por sus palabras no somos invulnerables, también nos dolemos y tenemos nuestro corazoncito. Si hasta tiene su propio emoji.

Ah perdón, un “emoji” es… Ehm… Cómo explicarle… Ah sí. Un “emoji” es un bajorrelieve teletransmitido mediante un código binario que expresa una doble función ideográfica y estética.

Y es que tiene una idea equivocada, enormemente equivocada de la capacidad de compromiso sociopolítico de los millenials. No sólo existe. No solo es inconmensurable. Es que es tan potente que es gracias a ella que usted y yo podemos comunicarnos, señor Navalón.

Si los millennials no estuviran concienciados, si no fueran capaces de haberse alzado frente a la opresión y la injusticia…

…ahora viviriamos en una distopía… ¿ucronía?… en un futuro chungo dominado por los Manhunters.

No, ese no.

No, esa tampoco.

Sí, por estos.

Así que dele las gracias a los millennials, señor Navalón. A los siete.

Y antes de concluir quería decirle otra cosa más.

No es que parezcan “software de última generación”.

¡Es que es uno de sus superpoderes, hombredediso!

El Duende se tiene o no se tiene, mi arma

Podríamos decir que la serie de Miss Marvel es una de las mejores que podemos encontrar en el kiosko.

Bueno, podríamos si fueramos de aplaudir las series de tramas originales, personajes creibles, grafismo innovador, lecturas sociopolíticas y todas esas tonterias que aborrecemos en este blog. Al fin y al cabo qué podía esperarse de un personaje que no tiene músculos y no lleva armas. ¡Ni siquiera cartucheras! ¡NI UNA!

Podríamos hablar de la referencialidad de sus portadas.

En realidad ya lo hicimos en su momento.

Pero ¿podríamos volverlo a hacer? Quizá.

Ciertamente a partir de su primer episodio nuestra heroina americana musulmana favorita ha disfrutado de portadas efectivas y hasta espectaculares pero ¿referenciales?

Podríamos considerar que la de su número 16 lo es.

Y es que esa cara metálica la hemos visto antes. Y ha sido, como no podía ser de otra manera, en una película que adaptaba la obra del Rey.

En el camión de Maximum Overdrive, otra de las películas en las que un mediocre director destrozaba un relato de Stephen King.

La referencia es doblemente significativa si uno se fija en que el esquema de colores del villano y la forma que adopta su pelo funcionan como guiño extra al Duende Verde.

Y la verdad es que ya metidos en harina y asumiendo que hemos venido a jugar podríamos lanzarnos y afirmar que un cachivache gigante sobre orugas de boca amenazadora y conducido por un sosías del afamado y esmeralda archienemigo de Spider-Man a lo que señala con todas sus fuerzas es al Mangler, el legendario vehículo de la linea de muñeqfiguras de acción de Mego de los años 70.

Como este que tengo en mis manos, completo con figura del Duende y hasta el troquelado de Norman pasando un mal momento.

Y, en conclusión, podriais pensar que toda esta parrafada no ha sido más que una patética excusa para que yo pudiera chulearme en público de los tesoros a cuatro duros que todavía a principios de siglo (de este) encontraba en el rastro local .

Pero os equivocariais.

Si de verdad quisiera chulearme os habría enseñado el Batmovil.

Silbando a Trabajar

Las evidencias están ahi, bien a la vista para todo aquel que no sea un podemita bolivariano pro-decepticones: estamos saliendo de la crisis. Han sido años de duro sufrimiento y estricto sacrificio, cierto es, pero finalmente vemos recompensado tanto empeño con los valiosos frutos del crecimiento económico, la riqueza y el empleo.

Sí, he dicho el empleo. Porque existe, cada día más. Oh, algunos radicales de izquierdas financiados por Skeletor os intentarán convencer de lo contrario. Pero trabajo hay para todo aquel dispuesto a aportar el honesto sudor de su frente a cambio de una merecida remuneración. Sí, es cierto que como dijo un afamado emprendedor creador de riqueza y empleo “quizá habrá que trabajar un poquito más y cobrar un poquito menos” pero tenemos que entender que todavía no hemos salido del todo de la malhadada crisis.

Y nunca saldremos del todo si ahora nos podemos con melindres y exigencias.

Que sí, que vale que seas un experto en energía atómica de nivel internacional. Que incluso aquellos con mejor currículum que el tuyo puedan contarse con los dedos de una mano.

Que de acuerdo, quizá hayas salvado a tu país unas cuantas veces. Y al planeta una vez. O dos. O más. Y en un par de ocasiones al propio multiverso.

Pero lo siento. De lo único que hay trabajo es de chófer de la Capitana Marvel.

Y no se me queje, Señor Langowski, que si no quiere el empleo hay una cola de gente detrás de usted deseando pillarlo y alguno hasta estuvo en los Vengadores ¿vale?

Los Comics de antes Sí que eran Buenos… No, en serio, que sí…

Es hora de reconocer que a veces nos dejamos llevar por la francachela y el chistecillo fácil. Buscando la broma, la descontextualización, acabamos dando una imagen deformada de los tebeos clásicos de las Dos Grandes™. El público en general tiene la sensación de que sólo recientemente los comics de pijameros han comenzado a desprenderse de la pesada losa de las actitudes heteropatriarcales y, queridos amigos y amigas, nada está más lejos de la realidad. Sí, es cierto que buscando y rebuscando pueden encontrarse viñetas aisladas de Superman o de Los Cuatro Fantásticos que fuera de contexto parezcan probar lo contrario pero pocos espacios creativos abrazaron el ideario feminista desde su nacimiento con tanta pasión y convicción como el del tebeo norteamericano.

Y qué mejor ejemplo de ello que Enseñamaleta 22, el tebeo que en octubre de 1959 vió nacer a la moderna encarnación de Linterna Verde. Todo fan que se precie se sabe la historia aquí narrada pero lo que los interesa en esta ocasión son los detalles menos evidentes que aparecen de fondo. Y es que frente a la versión machirrula de Hal Jordan que se han empeñado en imponer guionistas posteriores que prefiero no mentar *COUGH*johns*COUGH* su principal protagonista nos es presentado como un hombre avanzado y libre de prejuicios.

De hecho en la primera viñeta en la que aparece está jugando en una recreativa para niños de centro comercial sin importarle lo más mínimo lo que puedan pensar de su virilidad sus compañeros de trabajo masculinos.

Y qué decir de Carol Ferris. Cierto, ocupa su puesto de responsabilidad en Ferris Aeronaves por ser la hija del director pero eh, recordemos que estamos en 1959. Tampoco podemos pedirle peras al olmo ¿verdad?

Porque por otro lado su actitud laboral nos es mostrada con la mayor naturalidad del mundo…

…y sin el menor atisbo de negatividad.

Incluso cuando el Viejo su padre muere repentinamente decide prejubilarse y largarse a ver mundo dejando la empresa en manos de su hija…

…Hal no puede sino alegrarse por su pretendida.

Y cómo podría ser de otra manera si Carol es, obviamente, una mujer moderna y empoderada perfectamente capaz de compaginar su vida profesional con la personal.

Claro que cuando tu pareja es la directora de uno de los poderosos tentáculos del complejo militar-industrial una empresa que crea trabajo, riqueza y seguridad el tiempo que pueda dedicarte se ve inevitablemente recortado.

Pero Hal lo entiende perfectamente.

PEFECTÍSIMAMENTE.

Si, lectores y sin embargo amigos. En pleno 1959 tenemos un tebeo en el que una mujer se autorrealiza a través de su trabajo sin que ello le cause el más mínimo conflicto con una potencial pareja masculina, quien respeta su espacio de libertad personal. Otros preferirán destacar de este histórico cómic de origen las aventuras espaciales y los conflictos cósmicos pero yo elijo atesorar esos sutiles pero atrevidos toques de progreso social que sazonan su recorrido. Y esa valiente declaración de principios que es terminar con un meditabundo y solitario Jordan, sopesando los pros y los contras que el reciente ascenso de Carol va a significar para su vida de pareja y que, en conclusión realiza con su entrecerrado puño derecho ese movimiento de vaivén rítmico y vertical que millones y millones de hombres podemos reconocer e interpretar inmediatamente como un rotundo y liberado…

…”Eh, que soy hombre aliado…”

 

 

Guardianes de la Linterna (vol 2)

Sucede con todos los grandes estrenos, con la llegada de esas obras llamadas a dejar indeleble huella en la historia del séptimo arte, que la onda expansiva mediática rebervera de las más inesperadas maneras en el gestalt cultural. El inminente estreno del Episodio I fué recibido por alborozados comentarios en las listas de correo de la época sobre la entonces reciente remake de The Haunting, porque la protagonizaba Liam Neeson “acompañado de un ayudante que se llama Luke” (y esto es todo lo que puedo contar de tales listas sin tener que volver a tomar la medicación supresora de stress post traumático).

Si, amigos. La capacidad del friki para querer ver detalles donde no los hay es extraordinaria y un estreno de postín le causa el mismo efecto que una inyección de cóctel de anfetas con anabolizantes un inocente filete comido sin saber qué traia la carne de origen. Como el de Guardianes de la Galaxia vol 2. Es por ello que no me ha extrañado en absoluto toparme con tuits como este.

No seamos demasiado duros con el tal “Vuarnet”. Ya sabemos de la innata capacidad del ser humano para ver esquemas y estructuras donde no las hay tras mirarlas durante demasiado rato (Rorschach dixit). Añadámosle la ya comentada e innata tendencia del friquerío a rebuscar en los detalles y multipliquémoslo todo por la innegable cantidad de guiños y referencias que SÍ que contiene el film de Jaime Pistolaa y tales comentarios en las Redes Sociales™ son más que comprensibles.

Pero no justificables. Anteriormente ya hemos tenido que dejar clara la nula relación del nórdico diso del trueno con los Guardianes pero la de estos con los glaucos policias interestelares requiere todavía menos explicaciones. Si, es cierto que ambas transcurren allende las estrellas y que en algún momento determinado en GotGv2 se usan constructos de energía, pero las similitudes terminan ahí.

Ambos grupos están compuestos por individuos de las más variadas razas y especies extraterrestres pero sólo los esmeraldas gladiadores contaban entre sus filas a animales antropomorfizados en la más pura tradición del cartuun como C’hp.

Pero el miembro más extraño de los verdes vigilantes no es un animal parlante sino Mogo, nada menos que un planeta viviente.

Cómo olvidar su primera aparición en la recordada historia corta “Mogo no se mezcla” en la que se enfrenta al criminal Bolphunga el Imparable.

Pero estoy divagando. No nos dejemos llevar por el frikismo apasionado. No hay referencia alguna al Greenlanterverso en Guardianes de la Galaxia vol 2. Porque si tal hubiera sido la intención de Pistolaa habría empezado por lo más básico y fundamental e, igual que con los Linternas Verdes, habría hecho que los archienemigos de sus Guardianes…

…fueran amarillos…

 

Domo arigato Mister Formato

Lejos han quedado los pretéritos tiempos en que sólo se podía encontrar material actual en los kioscos. Vivimos una Era Dorada™ de Los Recopilatorios en la que el feliz lector puede acercarse a su proveedor de cuatricomia en busca de una obra concreta y escoger cómodamente en qué formato quiere disfrutarla. Integral, absolute, omnibus… Inacabable es la amplia panoplia de opciones que la DC ha ido inventando para putear a Moore uno tiene a su alcance.

Por ello es doblemente meritorio que haya sido el tradicional ingenio español el que haya logrado idear un nuevo y revolucionario modelo de recopilatorio: el Ortega y Pacheco Deluxe.

El cliente habitual de librería que hojee su primer tomo no se topará en principio con ninguna característica excepcional. Tapa dura y portada con tinta dorada que dan paso a las aventuras de nuestro duo protagonista recopiladas cronológicamente en buen papel. Porque lo verdaderamente revolucionario de OyPD se haya entre sus mismas páginas.

Porque el afortunado comprador del mentado recopilatorio de Ortega y Pacheco, lo sepa o no, as además el afortunado poseedor…

…del recopilatorio de las andanzas del Pulpo Carrasco publicadas en el inencontrable Historias Horripilantes. Y por si ello no fuera bastante…

…completar las andanzas de nuestros hermanos preferidos (con permiso de Luke y leia) implica simultaneamente…

…completar las de Nick Platino, previamente sólo disponibles en el vintage y agotadísimo tebeo homónimo.

Cualquier editor sin talento ni inventiva podría haberlas añadido como un mero extra. La aportación del revolucionario genio de Pedro Vera es incluirlas INTEGRADAS en las andanzas de los protagonistas del título en una especie de Crisis de DC a la inversa que expande el trasfondo en lugar de cortarlo de raiz. El gato de Schrödinger sólo estaba vivo y muerto al mismo tiempo pero OyPD es simultaneamente un recopilatorio total de Ortega y Pacheco, del Pulpo Carrasco y de Nick Platino.

¿Se puede mejorar tal oferta?

Oh vamos, CLARO que se puede.

El talento de Pedro Vera es tan inconmensurable que su OyPD no solo reune las historias previamente publicadas en Esa Revista a la que Usted se Refiere…

…sino que en un ejercicio de superposición cuántica que haría que el mismísimo Stephen Hawkings se levantara de su silla y saliera corriendo gritando cual protagonista de relato de Lovecraft…

…ADEMÁS recopila algunas historias de Ortega y Pacheco publicadas EN ESE MISMO TOMO convenientemente retconeadas en un pluscuamperfecto ouroboros narrativo.

Americanos, podeis quedaros con todos vuestros formatos y ediciones. Nosotros tenemos nuestro OyPD. Uno que nos hace exclamar con más razón que nunca…

…que todo esto ha pasado antes…

…y volverá a pasar…

 

Algo Malaje

Despedimos hoy a Jonatham Demme, uno de los cineastas más personales de nuestro tiempo. Pocos como él aunaron una férrea dirección de actores con un acertado sentido de lo visual. Alumno de la escuela Corman como el igualmente poco prolijo y llorado Paul Bartel. Y como él deconstructor de géneros, ya fuera el musical con Stop Making Sense, la comedia hawksiana de Casada con Todos o el thriller psicopático en su más conocida obra, El Silencio de los Corderos.

Y qué mejor homenaje que ver de nuevo la emblemática escena que por derecho propio ya forma parte de la historia del cine…

*tosecill* DECÍA QUE qué mejor homenaje que ver de nuevo la emblemática escena que por derecho propio ya forma parte de la historia del cine…

¡BASTA!

¡DIMITO!

¡ME VOY AL BLOG DE CINEMANÍA!

No, tampoco pagan, pero al menos sus becarios se comportan. Los de Recursos Humanos de PRISA saben manejar el látigo y…

¡REDADA!

 

 

Como ciudadanos informados os supongo conocedores de los dramáticos acontecimientos judiciales que se han venido sucediendo los últimos días. Y no, no me refiero a los escándalos políticos (ese “tramabús” pagado con dinero venezolanoiraní) sino a los directamente criminales. Y es que para nuestro pasmo y asombro la Audiencia Nacional ha destapado que mafiosos internacionales residen en Marbella. Si, ya lo sé, a mi también me cuesta creerlo y si la noticia proviniera de un órgano judicial menos prestigioso dudaría de ella pero si de algo podemos estar seguros es que cuando la Audiencia Nacional imputa a alguien un delito no lo hace por hobby sino por completa y absoluta convicción.

En esta ocasión sus investigaciones han descubierto los turbios manejos de un criminal en el más completo sentido de la palabra pues Rifaat Al-Assad, tío del presidente sirio, es popularmente conocido como “el Carnicero” como ya reveló hace un tiempo El Mundo (demostrando que en nuestra democracia sólo el gremio periodístico rivaliza con el policial y el judicial en honestidad y entrega a la causa de una España limpia de delito y plena de libertades). Y muchos son los crímenes atribuidos al Carnicero Al-Assad.

Crímenes de guerra, prácticas mafiosas, oscuros negocios nocturnos, empresas inmobiliarias… Pero la ADLO! Novelti Librari posee pruebas exclusivas e irrefutables que le implican en un delito adicional incluso más deleznable. (podría haberlas desvelado cualquier otro medio serio y responable como La Razón pero hemos sido más rápidos).

Y es que por si los delitos mencionados no fueran suficientes…

via GIPHY

…Rifaat Al-Assad fué pakhan de la Bratva rusa. Y por si ello fuera poco no ha explicado satisfactoriamente sus relaciones con el Oliver Queen, el controvertido alcalde de Star City.

¿Pondrá la mano en el fuego por el Esperanza Aguirre? ¿Debemos agradecérselo todo a la heroica denuncia de Chris Cifuentes? ¿Tendrá que ir a declarar Mariano Rajoy con total normalidad y colaboración? Estas y otras preguntas serán respondidas en el próximo episodio de…

 

¡REDADA!