No es país para niños blandengues

Lo bueno que tiene que te gusten los tebeos de superhéroes en España es que perteneces a un colectivo de fans al que le gustan muchas cosas.

Bueno, ahora en serio, hay algunas cosas que le gustan al público. Como por ejemplo las renumeraciones, o no renumerar las colecciones, o los tomos gordos recopilatorios, o las grapas, o los tomos integrales o las colecciones de tapa dura, o ninguna de esas cosas. Las portadas con brilli brilli pero que tampoco tengan brilli brilli.

Bueno. Puede que no nos gusten tantas cosas. Pero hay algo que sí que nos gusta a todos: los tebeos baratos. Y por eso, no es de extrañar la gran atención que ha atraído la colección especial que Panini ha lanzado recientemente en colaboración con la cadena de supermercados Carrefour. “El renacimiento de Marvel” han venido a llamar la colección, también apostillada con un “Marvel Los Años 2000”. 10 tomos de 240 páginas de papel de periódico con tapa blanda con solapas con un precio de lanzamiento durante el verano de 2.99€ que luego, lo indica en la contraportada, pasará a costar 9.90. Está bien que Panini recupere este formato, proscrito en favor de una tapa dura perenne en nuestras estanterías de novedades.

Lo han anunciado tan poco que es más fácil encontrar la promo en Francia que aquí.

Por supuesto, el propósito de la campaña no puede escaparse a nadie, y es atraer al nuevo publico de Marvel a la materia prima, los tebeos. De paso, sacando material más o menos moderno pero no de actualidad que no esté ahora mismo compitiendo en las tiendas tradicionales en formatos… digamos que menos asequibles para el bolsillo juvenil. A pesar de eso, los aficionados de toda la vida no han dudado en arrojarse sobre la colección a rascar cualquier contenido que tuvieran a faltar en su colección. Un servidor se pegó un viaje y rascó 12 euros de la cartera para hacerse con varios de ellos. Y una vez vistos, surgen muchas preguntas.

Asumamos que hay cuestiones ineludibles en este trato con Carrefour (que no parece venir de España, la colección también se ha dejado ver en Italia con precio similar) como por ejemplo, la delimitación temporal a tebeos de la década de los 00, y los personajes. A nadie se le puede escapar que la presencia de personajes como Pantera Negra, Capitana Marvel o la Viuda Negra frente a la ausencia de otros como Daredevil o los 4 Fantásticos atiende a criterios de popularidad comercial. Aceptemos, pues, que algunos excelentes tebeos de los primeros años del siglo XXI no pueden estar presentes. ¿Para qué vamos a debatir que Runaways ha tenido una serie de televisión cuya tercera temporada se estrenó hace menos que el último estreno protagonizado por Lobezno? ¿Para qué decir que queda menos para un próximo estreno audiovisual de Hulka (basado en la etapa dosmilera de Dan Slott) que de Muertopiscinas? O que una colección equivalente de hace poco en Francia incluye el Venom de Daniel Way, que es uno de los personajes con estreno más próximos? La persona que ha elegido estos personajes no tiene ni idea de esto, y se la suda.

Pero imagino que alguien, alguien que en algún momento se ha leído algunos tebeos, ha tenido que seleccionar el material dentro de estos márgenes estrechos y potencialmente controvertidos. Y aquí es donde la colección pasa de lo cuestionable a lo GENIAL!

Es cierto que de todas las cosas, buenas o malas, que se pueden decir de los primeros años de la etapa Quesada en Marvel, el contenido infantil/juvenil no es lo que más podemos destacar. Pero aún así, tiene mérito que en el tomo de Lobezno (¡Lobezno! Un personaje con poco material publicado entre 2001 y 2010) incluya Enemigo del Estado, un trozo de un crossover donde el mutante protagonista del tomo es el malo, que es una auténtica carnicería y que incluye un brillante momento de Mark MIllarero en la que Logan se queja de que Daredevil folla mucho más que él. Remata esta selección GENIAL! otro arco de otra etapa completamente distinta en el que Mística se pasa en bolas la mitad del tiempo. Ya sabes, ¡para niños!

En esta foto podéis apreciar también la calidad de la impresión de color de la colección.

Que no se me malinterprete. Después de comprar varios tebeos sueltos durante mi infancia, la miniserie más o menos autoconclusiva con la que el que aquí escribe se inició en los tebeos de Marvel fue… Matanza Máxima. Que se editó en España en 1994 y yo debí leer de segunda mano un par de años después… con 6 o 7 añitos. Es decir, que no es que crea que una buena carnicería injustificada y ridícula sin demasiado hilazón ni contexto no pueda ser perfecta para que los chavales se aficionen a Marvel. Pero es, indudablemente, una decisión que de todo lo editado, y precisamente para una selección que se expone en centros comerciales junto a Geronimo Stilton y El diario de Greg, alguien coja todo esto.

Hay más colecciones mutantes, por supuesto. Alguien decidió que la cabecera principal de los mutantes en los 2000 solo se podía representar de una manera: con Morrison. Sexo telepático, metáforas sobre la discapacidad y la deformidad física, personajes con incómodas deficiencias mentales, Quentin Quire haciendo palizas al estilo drugo, Magneto cometiendo genocidios. Desde luego, incluso en una etapa tan larga, elegir justo los arcos escogidos (¡Planet X!) tiene mérito. El tebeo de Fenix no lo he leído porque no leo cosas dibujadas por Greg Land, pero qué duda cabe de que elegir para los niños un tebeo dibujado por Land es, en sí mismo, una decisión. Una decisión que tomaría Pérez-Reverte.

Hay cosas que se entienden mejor. Como Iron Man no ha tenido nunca una etapa decente, aquí cogen Extremis. Así es la vida, a Plácido Domingo le aplauden por acosador sexual y a Warren Ellis lo saldan. O de Spider-man se coge el trocito de Morlun de JMS, los números que dieron carta blanca a JMS para hacer lo que quisiera con el personaje durante años. Dentro de que quizá el cómic en el que Devin Grayson decidió que las Viudas Negras (Natasha y Yelena) hicieran un Travolta vs Cage no es para todos los públicos, entiendo el motivo por el que, con la película en mente, se haya optado por incluir unas pocas historias que introduzcan al personaje que va a interpretar Florence Pugh.

¿De Muertopiscinas han puesto un cruce con Invasión Secreta? ¿Por qué no? Era el único tomo que estaba agotado en mi Carrefour: las nuevas generaciones prometen. ¿Ultrón y Bendis en los Vengadores? Bueno, es un arco insoportable, pero ya sabíamos a lo que veníamos. De Pantera Negra han puesto el arco del matrimonio con Tormenta, que hace cruce con Civil War y que no sé cuánto le va a cuadrar a los chavales con las películas, pero al menos no es la cosa más gore que ha escrito Hudlin, supongo. Decisiones, decisiones.

Debatir sobre “el público objetivo” de un producto que al final tiene pinta que va a vender más entre adultos hechos y derechos que echan de menos cuando leer tebeos era más barato que ser adicto a la cocaína que entre chavales igual es trivial. Sobre todo cuando tenemos a DC sacando cosas de verdad dirigidas para los chavales y la editorial titular de la Distinguida Competencia en España ha dejado pasar la oportunidad y les ha pasado la mano por la cara una gente que ni sabíamos quién era con nombre de grupúsculo nazi.

Solo hay una cosa que no me acabo de quitar de la cabeza. Una duda que me corroe por completo, que me persigue, que me enloquece un poco. Y es que viendo todo el asunto, lo que más me flipa es que cuando te compras cualquiera de los tomos vienen con unas páginas de contexto histórico de lo que vamos a leer. Y luego, otras dos páginas con una guía de lectura para continuar a partir de este tomo, ya sea buscando cosas más clásicas o más actuales. Títulos y tomos disponibles para la compra en cualquier librería con algo de fondo o ganas de hacerte un pedido si lo necesitas. Y no paro de mirar esos tochos de tapa dura a precio de oro que tengo en la estantería y me pregunto qué costaría meterles un equivalente, sobre todo ahora que la página web de Panini ya es completamente hostil a intentar entender la continuidad de las cosas.

Porque igual el problema de lo de los tebeos de superhéroes siguen sin ser los tomos baratos de 3 pavos o las novelitas Young Adult autoconclusivas con dibujantes cuquis. Igual sigue siendo el entorno hostil y la falta de accesibilidad para el que quiere aficionarse. Para el que no quiere un único tebeo barato y majo, sino hacer gasto frecuente. Igual ese lector necesita más esfuerzo (y menos decisiones rocambolescas), pero bueno, gracias por los tomos baratos y por sacarnos de la Eurocopa, Italia. Sois los mejores.

2 comentarios en «No es país para niños blandengues»

  1. ¿Que Dan Defensor moja más que el Lobato? ¿Desde cuándo? Claro, lo que pasa es que a les ex de Logan las mata Dientes de Sable, por eso Matt tiene más que sigan vivas pero en conjunto ni de coña.

  2. Bueno, acá algo similar pero en tapa dura y precio exorbitante, Salvat está sacando algo semejante… Que en general no me quejaría porque es la primera vez que publican algo del Hulk de David en estas tierras, pero es que también incluyen la enésima re-edición del mismo arco de Wolverine

Responder a E.Martín Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.