En contra del fascismo, a favor de los manifiestos

Reconozco que no lo hubiera esperado jamás, pero resulta que 2021 es el año de firmar manifiestos.

El último que nos han puesto delante -bueno, el penúltimo, pero a todo llegaremos- es este que se llama #ViñetasContraElFascismo

Sí, efectivamente, ha salido la gente a defender a un editor de un grupo poderoso conocido por ciertos excesos como, digamos, aquel momento en el que pensaron que censurar una revista de humor satírico -sorprendentemente la misma para la que ahora se reclama independencia- era buena idea.

Idealmente uno hubiera preferido que esto se montara ante el señalamiento a los autores, o ante las amenazas a creadores LGBTQIA+ que ha habido, o ante… Bueno, ya sabéis, todas esas cosas que han pasado en el año que llevamos. Pero supongo que hay gente que tiene que poner en algún lado la línea roja y esa puede ser amenazar empresarios.

Pero ya sabéis que hay gente incapaz de firmar alguno de los manifiestos anteriores y decir «Esto SÍ merece un manifiesto» porque la gente es así y el trepismo no se hace solo. Eh, aquí no has ayudado a colocar a una amiga que no tiene ni idea del asunto. Ni corres el riesgo de molestar a un señoro que puteó a otro compañero. ¿Cómo no vas a firmarlo y moverlo? Lo mismo incluso tu asociación de ilustradores lo respalda porque decide que esto sí merece la pena porque no te vas a enemistar con alguien que te vaya a poder dar trabajo.

Por suerte cuando uno firma un manifiesto es más que consciente del tipo de gente que se va a encontrar como co-firmante.

Y la motivación sigue siendo buena incluso sabiendo todo lo que hay detrás. De hecho que la gente que firmó alguno de los anteriores o que se manifestó públicamente en contra cuando este señor al que ahora toca defender y su organización provocó una fuga masiva de la revista por decidir defender a la Casa Real -organización a la que, por supuesto, nadie jamás uniría ni con asomo con el fascismo porque no es como si hubiera algún tipo de continuidad o de fotos efusivas entre dictadores fascistas y actuales reyes en absoluto, eso es algo que nunca ha pasado ni volverá a pasar-, esa gente, decía, ha demostrado mucha más elegancia y coherencia firmando el manifiesto de la que todos esos trepas tuvieron.

Igual que puedes colaborar con un festival que iba a llevar a un reconocido homófobo y que ahora trae a un acusado por abuso sexual que no tiene relación alguna con el género PERO A LA VEZ firmar esto. Eh, ¿quién ha dicho que firmar algo significa tener que cumplir luego con el espíritu de detrás? Es mucho más fácil firmar cosas y luego seguir apoyando aquello que va en su contra. ¿Quién se va a molestar en leerlas?

Es lo bueno de las firmas, que uno siempre tiene a mano quién puso su nombre dónde y, por tanto, quién no estuvo allí.

Por suerte el tener claro que lo primero es firmar sirvió para algo.

Gracias a lo cual se lograron 3000 adhesiones con rapidez. Sí, comparar números es lo que tiene.

Pero bueno, que lo importante es participar. Y que plantar cara al fascismo siempre está bien. Así que vamos a recordar los datos para que firméis todos:

Ante el aumento del discurso del odio , firmo el manifiesto VIÑETAS CONTRA EL FASCISMO. Ni un paso atrás a nuestros derechos. Puedes adherirte aquí: https://forms.gle/2dKLKCnPRyqPmdV29… #CómicVsFascismo

Ya que estaban se ha sacado una convocatoria extra para todo el que quiera colaborar:

Así que si os apetece colaborar con ilustraciones (supongo que también se pueden ofrecer guiones, quién sabe) se ha lanzado un comunicado más pidiendo obras en CC para que se puedan mover y reproducir.

Supongo que esto también habrá hecho las rondas por Twitter, Instagram y, teniendo en cuenta algunos de los firmantes, Facebook. Quizá incluso Signal. Por TikTok lo veo más complicado. Más complicado que por MySpace, de hecho.

Pero lo importante en esto es difundirlo siempre. Ya habrá tiempo de recordar el pasado de cada uno después.

Ya puestos, no ha sido la única iniciativa que ha salido estos días, aunque sí la única centrada en los cómics. Pero si algo ha quedado claro es que al final todo acaba impactando en los cómics. Motivo más que de sobra para compartir este otro manifiesto antes de que tengamos que lamentarnos de no haberlo hecho desde los cómics, o de esperar a que los trepas vengan con su «Ahora SÍ».

Total, que también tenéis esto otro:

Si sois capaces de obviar la idea de poner ‘ocupación’ como si no fuéramos más que nuestro puesto de trabajo, o de superar las risas ante las decisiones de lo que han puesto algunos, no es mala idea pasar por allí a firmarlo.

Vale, no os servirá para congraciaros con ningún editor, pero a veces las cosas hay que defenderlas y firmarlas por lo que significan y no por lo que podemos sacar de ellas. ¿No?

Pues eso.

Y, por supuesto, en caso de duda y siempre como recordatorio:

5 comentarios en «En contra del fascismo, a favor de los manifiestos»

    1. Eso es para menear más las caderas al caminar. Truco de Marilyn. Así la atención se va al culo de América (TM) y los pilla despistados.

  1. A VER…

    Espera, ¿qué era lo que iba a decir? Ah, sí, que la ignorancia no es tan bendita ni la mala memoria una excusa, que el camino al infierno está empedrado con buenas intenciones…

    Pero bueno, yo qué sé, me dejé llevar por mi inocenc… Estupidez. Eso. Que de todas formas yo no saco nada más allá de mandar a la mierda a los fascistas.

  2. No es un manifiesto contra el fascismo, sino contra Vox.
    Que a mi me parece bien, me repele esta gente.
    Pero seamos claros: fascismo son muchas otras cosas.
    Si lo que se pretende es discriminar a Vox, les estamos haciendo un favor. El discurso victimista solo les hará acreedores de más y más votos.
    Si lo que se pretende es decir: soy de izquierda o de ultraizquierda, pues que se añada al manifiesto.
    Las cosas claras, por favor. No queramos vestir de lucha antifascista lo que tan solo es una lucha por obtener votos para Podemos.
    De nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.