Buscando al Señor Manara

Si hay algo que odio es el encasillamiento inmerecido. Cuando la crítica y el público deciden arbitrariamente delimitar un axfisiante nicho en el que encerrar la obra de un autor fijándose en unas características elegidas ad hoc e ignorando todas las que no encajen.

Como cuando se dice que Garth Ennis sólo es capaz de escribir historias violentas.

O que Simon Bisley sólo sabe dibujar macarras jevis hipermusculados.

Pero mi preferido es el encasillamiento de Milo Manara como artista erótico. Que lo es, sin duda alguna. Pero reducir esas décadas de carrera en la que ha demostrado una profunda sensibilidad artística hacia todo tipo de temas a sus trabajos de corte sicaliptico es como si tras el incendio de la Biblioteca de Alejandría la única obra de Shakespeare que hubieran sobrevivido fuera Las Alegres Comadres de Windsor.

Tomemos como ejemplo Las Aventuras de Giuseppe Bergman, que comenzó a publicarse en la revista nortemaericana Heavy Metal hacia 1984 con el pintoresco y pirandélico título Un Autor en Busca de Siete Personajes.

Ya en su primera página podemos apreciar una atrevida y cinematográfica composición visual que al cerrar plano nos revela un Manara de trazo prolijo, casi diriase que barroco. No demasiado alejado de algunas obras de su coetaneo Magnus.

Obviamente anterior a la estilizada simplicidad que adquirirá en su etapa a color. Ciertamente estamos ante un autor comedido y elegante, nada que ver con esa caricatura que nos han querido vender de autor obsesionado con el sexo que hace que todo momento o secuencia devenga irremediablemente en…

¡Menudo sorpresón el cameo post títulos de crédito del últim episodio de Loki! ¡Y a diferencia de Shazam! esta vez si se ha visto que es Henry Cavill!

4 comentarios en «Buscando al Señor Manara»

  1. Si a un personaje de Manara, busque o no busque autor, le sueltan eso de «why don’t you come and get it?», ¿que esperáis que haga?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.