En calzones

¿Qué semana, eh?

Conste que en un momento del pasado tenía la idea de hablar de la cuenta de tuiter «Afectados_traducción_Jerusalén_Alan_Moore» pero como a cada nueva captura que suben de la edición perpetrada por Planeta Cómic y Minotauro la cosa mejora vamos a darles un poco de espacio antes de hacer un álbum recopilatorio. Eso sí, podéis seguirles y retuitearles de mil amores. ¿Que no créeis que sea para tanto? Echad un ojo a esta:

Este viernes pasado varias tiras cómicas aprovecharon para sacar un tema común, los personajes ‘sin pantalones’. En teoría era por una buena causa. Aunque no han acabado de decidir cuál.

En serio, no han dejado claro ni qué hacer ni cómo hacerlo ni qué significa esto. Es maravilloso.

Tradicionalmente en un cómic si un personaje aparecía sin pantalones era por un motivo lógico y razonable como, yo qué sé, estar rodeado de niños gritando que no lleva pantalones.

Ah, que no me creéis… bien:

Pero ahora parece que han decidido adoptar lo que fue una costumbre de una fraternidad que luego decidieron lanzar como parte de su marca -o algo así- y entonces lograron eco para que les hicieran caso en otros países y blablala. La rutina de costumbre.

Y este año, con eso de que llevamos ni se sabe trabajando en calzones, un grupo de autores de tiras cómicas para periódicos han decidido lanzar la iniciativa de celebrar el No Pants Days para recordar algo muy importante:

Que hay periódicos que siguen publicando tiras cómicas.

No, perdón. Algo más modesto y fácil de lograr.

Que hay gente que no tiene la posibilidad de conseguir ropa y aquí tenemos dos ramificaciones del asunto en la que los autores no pensaron demasiado. Porque por supuesto que una gran parte es por pobreza, pero otra parte es por problemas de género.

En cualquier caso la tira que más se está usando para explicar el asunto es la de Daniel el travieso, lo que supongo que os explicará cómo ha ido el tema.

Los personajes salen sin pantalones, se menciona explícitamente la festividad, se señala el carácter benéfico/ humanitario de la misma -sin entrar en explicaciones incómodas- y se sugiere, incluso, una posibilidad para que no parezca un tiro al aire. Pero no como exclusión de las demás sino como inclusión.

Que el chiste sea dos menores diciendo que esperan que su vecino de avanzada edad conozca la fiesta de no llevar pantalones es un tema que podemos dejar para otro día, pero que va ligado a lo que os decía antes de cómo funcionan los cómics.

Y ustedes sin creerme.

Por supuesto hay gente que ha hecho un buen trabajo explicando algunas de estas circunstancias y finalidades. Concretamente la gente del Kings Feature. Y menos mal porque cada autor ha decidido hacer lo que le daba la gana con la idea. Desde los que han cumplido la parte de convertirlo en el centro del chiste, mencionar el día y hablar de las donaciones como Blondie:

a los que hacen todo lo anterior Y ADEMÁS logran que el chiste no sea literalmente explicar la fiesta como Arctic Circle:

a los que lo han convertido en el el tema centrándose en la parte más caritativa como la tira queer Rae the Doe:

Los que hacen el chiste mencionando el día sin explicar nada como Shoe:

los que lo convierten en el chiste sin terminar de hablar de nada más, incluyendo el motivo o el día:

Los que sencillamente enseñan a gente sin pantalones y allá cada uno que se las apañe como Dick Tracy:

Y, por supuesto, los que no han participado pero, ¿cómo de seguros estamos de que no lo han hecho?

Sobre todo cuando algunos de los que se supone que sí que han participado lo han hecho… de manera creativa.

Y es que al final estas cosas de juntar a mucha gente siempre crean estas situaciones peculiares.

Algo que saben bien los lectores de superhéroes porque tú sugieres ponerle pantalones a Wonder Woman y te la montan.Porque al final eso de ir sin pantalones puede parecer cosa de sexualización cuando puede ser una tradición del cómic. Como lo de los menores que… Queremos decir… eh…

Da igual.

Lo importante es que yo he podido hablar de tiras cómicas, que hemos hablado de iniciativas solidarias, que hemos recordado cómo funcionan las cosas en los cómics…

y, sobre todo, que hemos pensado mucho en los niños.

A los que tanto se tienen en cuenta en estas muestras de solidaridad.

A veces las costumbres son difíciles de quitar, eso sí.

3 comentarios en «En calzones»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.