Joven y radical

Bueno, el punk. El punk es joven y radical . El punk lleva siendo joven y radical desde su fundación, que más o menos hemos acordado que data de 1976 y que llega a su punto culminante un año después. El punk lleva siendo joven y radical 45 años, que no es poca cosa para ser joven ni para ser radical. Pero como todos sabemos, el cómic de superheroes es visionario. Casi tan visionario como Zack Snyder. Por eso en 1972 ya había personajes radicales, como Yondu, que han pervivido hasta nuestros días.

Otros han pervivido, pero menos, como OMAC, que ya eran radical en el nada radical año 1974.

Pero visionarios aparte, el punk y los superhéroes radicales empezaron, como empieza casi todo lo bueno, con los mutantes. Así tenemos a Tormenta, que empezó a ser punk y joven y radical en 1983. 6 años después de la aparición del punk.

Como suele ocurrir, el cómic mainstream permitió desarrollarse a las obras pequeñas e independientes, por eso en 1987, cuando el punk contaba apenas una década, tuvimos a otro importante personaje punk y radical.

Y sí, claro que en ambos casos el punk era aún una cosa un poco de mirarla y no tocarla, y por eso ambos personajes estaban inspirados en un personaje de gran importancia en la cultura popular, y en ADLO!

Siempre joven, siempre radical.

Desde entonces, el punk ha definido en nuestra imaginación esas dos facetas inmortales de nuestra cultura, la juventud y la radicalidad. ¿Qué hay más radical que la policía? La policía GENIAL!

Pero en el mismo año 1993, con 17 años de punk, otro personaje joven y radical se presentaba a los lectores.

Y cuando una idea buena, lo mejor es no soltarla. El punk seguía siendo joven y radical con 26 años, cuando en 2003 conocimos a Quentin Quire, que tomaba la radical y juvenil decisión de cortarse el pelo.

Y un año después, en Ultimate X-Men, conoceríamos a la versión joven y radical (¿no lo era todo el Universo Ultimate?) de Alison Blaire.

Aparición taquiónica que influyó en el videoclip de 2002 de la banda The Distillers.

Pero como el punk no puede parar de ser joven y radical, seguía siéndolo con 40 años, cuando conocimos a Xiomara Rojas en las páginas de los nuevos y radicales Teen Titans.

Por supuesto, seguía siendo joven y radical en 2020, cuando con 44 años a sus espaldas se expresaba en la puntiaguda identidad del Clownhunter.

Y es que con 45 años, el punk sigue siendo la mejor forma de expresar que algo es JOVEN y radical.

Y el que diga que hay estilos más jóvenes que el punk, es que no tiene NI IDEA.

4 comentarios en «Joven y radical»

  1. ¿Hay una adolescente czarniana corriendo por el UDC? Y en otro orden de cosas ¿ya he contado que hace cuatro años que no leo nada nuevo de Marvel ni DC y cada vez tengo menos ganas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.