De Culto No Escrito

Una de las cosas que con más facilidad se aseguran es que tener fe en algo o en alguien es fácil porque está ahí. En realidad es una tontería, porque es más fácil tener fe en algo que NO está ahí. Algo que existe tiene unas características concretas que vienen siempre muy mal. De ahí que Morrison fuera plenamente consciente de esto y lanzara el Culto del Libro No Escrito.

Pongamos un caso concreto.

La mejor producción audiovisual superheroica de lo que llevamos de 2021, que probablemente ya hayáis visto todos en vuestro servicio de streaming favorito.

Habrá quien quiera ponerle algún pero a esta historia, y posiblemente pueda hacerlo porque es una historia concreta, con una producción y toda una serie de personas y hechos a su alrededor, desde sus creadores al estilo elegido.

Por contra, si nunca hubiera salido habríamos podido hablar de ‘lo que pudo haber sido y no fue’ igual que lo hacemos con el Superman de Burton y Cage o el Spider-Man de Cameron y DiCaprio. O con el Catwoman de Pitof y Halle Berry. Si no la hubieran rodado, quiero decir.

¿Cómo lo arregla entonces un Visionario Director?

Pues depende. Si uno tiene suerte puede ponerse a hacer entrevistas en el NYT (que es un poco como los podcast pero con menos señores, o como un youtube pero con más espectadores) y soltar chorradas.

Por ejemplo, si llevas sin hacer una película que haya funcionado bien en taquilla desde hace 14 años, logrando cada vez que aquello fuera peor, lo más sencillo es inventarte que eres un director difícil, que solo ‘los listos’ aprecian y todas esas cosas.

Puede que haya quien crea que ese echar la culpa a otros, asegurar que eres un genio y prometer siempre que lo que ha salido no ha sido La Definitiva (por culpa de otra gente, ver punto uno) es un truco de secta bastante flojo. Pero con un poco de apoyo en los medios puedes incluso convocar eleccion conseguir ir tirando hasta el siguiente pifostio.

Cuando uno se fija en el Universo DC es incluso más claro. Porque si bien es cierto que no hay muchas sectas más allá de la Iglesia de Sangre, la Orden de San Dumas, la Sociedad del Dragón Negro, la Hermandad del Puño del Mono, el Templo de la luz Divina, La Saligia, la Orden de la Cruz, el Círculo Oscuro, la Luna Roja de Sangre, Yuga Khan, Strigydae… No hay muchas sectas en DC, decía.

Aunque lo que está claro es que la más popular es la de

Kobra.

Porque primero se Kobra y luego hay Secta.

Pero lo más importante es que en DC si hay Secta hay BATMAN.

Y una vez tienes a Batman y has establecido la Secta es inevitable el siguiente paso.

Por eso todas las Sectas de DC parecen dar vueltas a lo mismo.

Y por eso, como decía al principio, el que mejor ha entendido cómo funciona todo esto es Morrison.

4 comentarios en «De Culto No Escrito»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.