Historias al otro lado

Mucho es lo que puede escribirse sobre el Ultraverso. Me refiero, por supuesto, al apartado dentro de Malibú Cómics y no a los medios de comunicación en España.

Ya sabéis cómo funciona esto. Olbrich y Mason montan una editorial, el malvado Rosenberg llega detrás con la taladradora de pasta, y el boom de principios de los noventa lleva a decisiones como montar este Ultraverso en el que estaban Gerber, Robinson o, como en el caso que hoy nos ocupa, Englehart.

Englehart, que también estuvo detrás del intento de recuperación a principios de los ’00 que se fue al traste por motivos que parece no pueden contarse pero si que se especulan tienen que ver con R, fue uno de los principales creadores implicados, responsable de Night Man (al que recordaréis por su serie de TV) pero también por The Strangers.

Un grupo de personas viajan juntas, llega un estallido de energía o algo y todos desarrollan poderes. Con esto lo mismo te arreglas una temporada de alguna serie de tv que lanzas un cómic. En este caso con Rick Hoberg dibujando. Seguro que le recordáis de Green Arrow, o por ser uno de los desarrolladores del Handbook de Marvel.

Y entre las decisiones creativas de este dúo estuvo uno que tuvo lugar cuando a la colección le quedaba ya poco.

Sí, en su penúltimo número dos de sus personajes viajan hasta esas montañas de la locura, esa ubicación que parece de ensueño pero esconde monstruos, ese paraje del que desconfiar…

¡ANDORRA!

Sí, efectivamente. En los ’90s ya existía Andorra y en ella se ambientaban cómics. Como este.

Pero, ¿cómo no iban a hacerlo? Al fin y al cabo todos sabemos lo que hay en Andorra:

Efectivamente.

¡¡¡EL MUSEO DEL CÓMIC!!!

El Museo La Massana Còmic – Joan Pieras, que quizá sólo hayáis visitado un 3% de vosotros, pero que indudablemente existe gracias a una iniciativa privada -no esperaríais que esto lo pagaran los impuestos- apoyada desde las instituciones -no esperaríais que no pidieran ayudas- que no solo es un ejemplo de lo que la colaboración público-privada significa en el sector cultural, también un ejemplo de lo que para muchos significa un museo del cómic de verdad. Quiero decir, lo que significa de verdad para muchos un museo del cómic.

Y no solo eso, por supuesto, porque como no podría ser menos también va de la mano con un

¡El Saló! (El último cartel que he encontrado es de 2019, yo tampoco sé por qué)

Si es que lo tiene todo. Hasta hay exposiciones temporales como

Que es lógico teniendo en cuenta lo que le gustan los viajes a JAN, ojalá en breve un álbum centrado en Andorra. Al fin y al cabo no le pilla muy lejos.

Así que ya veis, es mucha la relación de Andorra con el mundo del cómic. No es de extrañar que hubiera gente pensando incluso en irse para allá. Que es un poco, yo lo entiendo, como haberse mudado pero no muy lejos. Que así es más fácil ir a lavar lo que necesites.

Al fin y al cabo, ¿no es eso algo muy español?

Pero no solo de cómic europeo y americano viven, no os vayáis a creer, que si uno se pone a buscar (en Comic Vine, por ejemplo) descubre que son más las obras que tienen lugar. Como:

ストライクウィッチーズ アンドラの魔女 o Sutoraiku Witchīzu Andora no Majo o Strike Witches: Andorra no Majo

Por si alguien no se ha enterado lo repetiré para los del fondo:

ANDORRA NO, MAJO

5 comentarios en «Historias al otro lado»

  1. No estoy muy seguro porque los avatares del Superlópez hace muchísimo que no los sigo, pero me suena que ya hay uno que sucede en Andorra, o que tiene que ver con Andorra.

    Editando: Lo he comprobado y sí,»Las Montañas Voladoras», de 2004, sucede en el excelso Principado…

  2. Me llama atencion lo de que la Expo de Jan esté en castellano porque lo que más recuerdo el viaje de octavo de EGB a Andorra es ver tebeos de Superllopis (y lo recuerdo porque visto en perspectiva era una buena idea haberlo comprado y metido en una bolsa free acid)

Responder a zivs Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.