Mundos Extraños (pero todos en este)

-¿Puedo pasar, Stan?

-Adelante, Steve, pasa, pasa.

-¿Y este crio?

-El hijo de la nueva secretaria, que hoy la ha dejado tirada la niñera y se lo ha tenido que traer al tajo. Di «hola» a Steve, Timmy.

-Hola.

-Steve es uno de los señores que hace los dibujos de los tebeos que publicamos aquí en Atlas.

-¿Ah sí? ¿Sabe usted quién es más fuerte? ¿Gracoom o Meccano?

-Cómo son estos pequeñuelos.

-En el número 42 de Historias para Asombrar aparece una Isla Diablo en la que vive un alienígena varado. Sin embargo en el episodio 37 de Relatos de Asombro en la Isla Diablo vive un monstruo mágico causado por una maldición. ¿Nunca se encuentran porque la vegetación es muy tupida? ¿Acaso coexisten en planos de realidad paralelos superpuestos?

-Verdaderamente creen en todo. Bueno, qué argumento me traes para el siguiente número de Extraños Mundos.

-No me acaba de convencer este método de trabajo que te has inventado, Stan.

-Pensaba llamarlo «el Método Atlas™ de los Cómics»

-Y el nombre menos todavía.

-Bueno, ya habrá tiempo para discutir. Una de esa discusiones amigables que tenemos que nunca romperán nuestra inquebrantable amistad. A ver esas páginas. Oye, no será otra movida de ese escritor con el que te has puesto pesadito, ese Ian Rand, ¿verdad?

-Es AYN Rand, Stan (maldito parásito social)

-Lo que sea. Que no tenga luego que arreglarlo en los diálogos gracias al Método Atlas™ como la última vez.

-Tranquilo Stan, he aprendido la lección. Nada de política, nunca más, esa es la cuestión. Mi historia empieza así, con un viejo científico que ha inventado una máquina del tiempo y llega a los tiempos del Rey Arturo en busca del legendario Merlín el mago.

-¡Y al final resulta que él acabará convirtiéndose en el mago Merlín!

-Ehm… N-no necesariamente, niño… Ve… verás, Stan, nada más desembarcar un fortuito accidente hace que la nave explote, asustando al supersticioso caballero…

-¡Y dejándolo atrapado en el pasado, donde acabará convirtiéndose en el mago Merlín!

-P-puede que NO… Porque al quedarse sólo reflexiona sobre los acontecimientos que le han llevado a este punto. Cómo sus colegas científicos se reian de su teoría sobre la identidad real de Merlín el mago, un…

-¡Un científico llegado del futuro en una máquina del tiempo al que tomaron por mago por los artilugios tecnológicos que llevaba consigo!

-Ahm… No… no necesariamente, ¿sabes, monín?

-Estoy intrigado, Steve, continua.

-Bueno, el caso es que nuestro protagonista echa a andar en busca de Merlín. Pero por algún arcano e incognoscible motivo todo el mundo conoce al Rey Arturo pero nadie ha oido hablar del mago.

-¡Porque él todavia no se ha convertido en Merlín!

-¿NO TIENES NADA QUE HACER EN ALGUN LADO, PEQUEÑA SABANDquiero decir pequeñuelo?

-Un poco de cuidado con las nuevas generaciones, Steve. Son nuestra cantera de futuros lectores que se renueva cada ocho años.

-Pero Stan…

-Venga, continua con la historia, que me tienes super intrigado.

-Nuestro protagonista continua su búsqueda. Y a cada encuentro con los aldeanos medievales los sorprende con sus conocimientos científicos y su uso de tecnología desconocida para ellos.

-¡Oh qué coincidencia!

-Las coincidencias pasan, chico.

-¡Un científico que ha construido una máquina del tiempo ha viajado al pasado para demostrar su teoria de que Merlín el mago era un científico que había viajadao al pasado en una máquina del tiempo! ¿HOLAAA?

-No veo nada extraño.

-Y además un gato de dibujos animados acaba de entrar en las oficinas.

-No hombre, ese es Roy Thomas, el nuevo becario.

-Maldito hippy parásito. Una guerra en el sudeste asiático es lo que necesitan.

-Deja de rezongar por lo bajini en cursiva y acaba de mostrarme las páginas, Steve. Cómo acaba la historia.

-Eso, Steve, ¿cómo acaba?

-Pues finalmente nuestro heroe es llamado a la presencia del Rey Arturo…

-Ajam…

-…y acude emocionado pensando que por fin va a conocer a Merlín…

-¿Ajjjaaaammmm…?

-…y… y se encuentra con que… con [SNIFS] que…

…con que en realidad [SOB] él es el científico venido del futuro al que confunden con un mago y… y acabarán llamando Merlín…

¡OH QUÉ SORPRESA MÁS SORPRENDENTE!

-En fin, Steve, no puedo negar que ciertos indicios apuntaban en esa dirección.

-¿Sabes lo JODIDO que es hacer historias con final sopresa, Stan? ¿Una detrás de otra? ¿TODAS con final sorpresa? ¿SIEMPRE? [CHOKE] ¿Finales que NADIE se vea venir NUNCA? [SOB] ¡No puedo más! ¡Si le pidieras eso a un director de cine a la altura de su tercera película TODO el mundo se vería venir sus finales sorpresa! ¿QUÉ tienen de malo las historias tradicionales con moraleja final donde los malvados parásitos perecen consumidos por su propia mediocridad y codicia y los heroes festejan su superioridad física e intelectual practicando sexo sadomasoquista?

-Estooo… quizá deberías tomarte el resto del dia libre, Steve. No te preocupes por esto, gracias a mi inimitable Método Atlás™ le pondré unos dialogos y un título que hagan que la revelación sea una sorpresa.

Y tú, chaval, es el tercer dibujante al que haces llorar. Estarás contento. ¡Señora Powers, venga a llevarase a su hijo antes de que me deje sin autores!

4 comentarios en «Mundos Extraños (pero todos en este)»

  1. No sé si sabíais que fue Stan Lee el que recomendó a Ditko los libros de Ayn Rand en un primer momento. O sea, que Lee ya era lector suyo antes que Ditko. Así lo confirma Blake Bell.

    Lo digo porque podría inspirar muchísimos gags humorísticos.

  2. Y Timmy se hizo mayor y se hizo amigo de Philip K. Dick y escribió muchos libros con demasiadas páginas, pero terminó nadando en dinero al venderle uno a la Disney. Fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.