Fantástico Mr. Mengele

X-Men + Fantastic Four puede ser un título que uno no esperaría ver hace apenas unos años impreso en una portada de Marvel. El desinterés con el que la Marvel de verdad (la de las películas) ha estado tratando durante la última década a ambas licencias hacía imposible pensar en que nadie estuviera intentando atraer la atención sobre estos personajes con un evento conjunto. Por supuesto, la nueva situación de los derechos audiovisuales de Disney sobre estos dos grupos es el caldo de cultivo propicio para crear una nueva y sinérgica relación entre ellos para calentar motores de cara a las películas.

Hasta aquí todo bien. Marvel coge entonces a algunos autores de primera línea que no sean el propio Hickman para ver si logra hace algo interesante con ellos, o al menos, que haga que los aficionados se compren los 4 números, y no solo el primero. En lugar de optar por Dan Slott, que está ahora mismo guionizando a la Primera Familia (con resultados… vamos a decir que cuestionables), Marvel ha optado por Chip Zdarsky, que ahora mismo es su nueva gran promesa para venderlo todo, todo y todo. ¿Os acordáis de cuando ese puesto lo ocupaba Jason Aaron? Ah, los 80.

A los lápices y las tintas se pone el matrimonio Dodson, siempre dispuestos a bajar el nivel respecto a su anterior trabajo en una vorágine de decadencia que casi parece digna de John Romita Jr. El fondo del conflicto, como no podía ser de otra forma, consiste en que uno de los dos supergrupos se vuelva muy estúpido, y el otro muy facha. ¿Cómo de estúpido? ¿Cómo de facha? Por suerte la cosa no llega a la Justicia Preventiva de Civil War II ni tampoco del genocidio religioso planteado en X-Men vs Inhumans.

Para los 4 Fantásticos, Krakoa es Cubazuela del Norte, una peligrosa nación que se cree por encima de los demás por aquello de que no tiene un historial reciente de genocidio contra los mutantes. Para los mutantes liderados por Xavier y Magneto, los 4 Fantásticos son una familia de la América profunda que no acepta que su hijo Franklin igual está a gusto participando en orgías en su isla paradisiaca y que incluso puede que le gusten los chicos.

Todo esto digamos que tiene un pase. Lo podemos ignorar. Que Xavier y Magneto son más tontos que morderse un ojo lo tenemos asumido. Y no es la primera vez que Reed Richards es un completo idiota, y si le pudimos pasar que en la primera Civil War construyera un Guantánamo mutante, podemos también aceptar que sea de esos que “tengo amigos mutantes, pero si mi hijo fuera uno de ellos…”.

Se supone que Reed no es el malo de este tebeo. El malo es el Doctor Muerte por tener robots asesinos que atacan a mutantes.. Que es una cosa que el gobierno de Estados Unidos nunca ha hecho… si contamos desde hace un mes o así. ¡Y ojo! Que los robots de Muerte no son racistas. Matan mutantes, humanos, o lo que se les acerque.

Estas cosas pasan. Un día tienes a Pablo Casado siendo un fascista, al día siguiente lo tienes señalando a VOX para ver si por comparación nos parece moderado. Ese es Reed Richards. El Pablo Casado de Marvel. Alguien debería investigar cómo se sacó el doctorado. Sin embargo, Zdarsky no se puede estar quieto. Necesita que la cosa vaya a más. Richards no solo es un poco facha, también le pone implantes a sus hijos que modifican su genética, les espía con microchips camuflados en vacunas y básicamente diseña “por casualidad” un dispositivo eugenésico capaz de erradicar a todos los mutantes de la tierra.

Oficialmente, Zdarsky ha logrado convertir a Reed Richards en el personaje más facha de Marvel. Temporalmente, aún están a tiempo de poner a Carol Danvers a hacer alguna movida supernazi antes de que se estrene su siguiente película, supongo.

6 comentarios en «Fantástico Mr. Mengele»

  1. Ya, ya… Lo que queremos saber es si Muerte todavía tiene una abertura bucal en la máscara, para cuando quiera comer sus canapés de caviar (y quien no pille la referencia, que se vuelva a su Disney+).

  2. Bueno, cuando todavía leia tebeos actuales Carol Danvers (por obra y gracia de BENDIS! quién si no) montó la Civil War II porque era SUPERPELIGROSÍSIMO que hubiera un mutante capaz de ver el futuro. Olvidándose de los nosecuantos personajes precognoscitivos que había y había habido en el pasado incluyéndola a ella misma cuando tenía visiones al principio de su carrera. Pero vamos, el listón de übernazis genocidas lo dejó muy alto Hickman con sus Vengadores.

  3. Zdarsky demostrando que carece de las más básicas nociones de biología. Mae mía, eso del gen fantasma es gilipollístico a niveles inimaginables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.