Colgando en tus manos

Vivimos un dia histórico. Una fecha tantas veces aplazada que muchos pensaron que no la llegaríamos a ver. Estamos en la mañana siguiente al estreno de la película de Los Nuevos Mutantes. Y para celebralo qué otra cosa podíamos hacer en la Novelti Librari…

…que hablar de juguetes vintage.

Porque sí, soy plenamente consciente de que vivimos una Era Dorada de los MuñeFIGURAS DE ACCIÓN. No en vano fué iniciada por McFarlane, sin duda inspirado por la divina presencia personal de ROB! durante sus días en Image. Pero permitidme reivindicar aquellas piezas antiguas, fruto de una tecnología mucho más primitiva, como los posters artículados.

Cierto, visto así no parece gran cosa comparado con una sofisticada figura moderna diseñada por CAD y esculpida y pintada mediante ultra modernas técnicas de reproducción. Pero igual que a menudo un viejuno juego de ordenador de 48 Kb resulta más divertido que una moderna superproducción Triple A de 50 Gb los posters articulados tenían muchas posibilidades.

Al fin y al cabo estaban impresos a tamaño natural, sus brazos tenían la longitud adecuada…

…y hasta se había puesto exquisito cuidado al dibujar la pose de la mano derecha para garantizar horas y horas de diversión.

Se EXACTAMENTE lo que estais pensando, malandrines.

Que por muchas horas de entretenimiento que pudieran ser tarde o temprano llegaría un momento en que las limitadas opciones darían pie a la tan temida y clásica monotonía que inevitablemente derivaría en el aburrimiento y el hastío.

Y es por ello que no mucho tiempo después…

…pudimos disfrutar también de la figura de Wonder Woman, con todas las múltiples posibilidades combinatorias que su adición proporcionaba y cuya idoneidad material ya parece estar comprobando Superman con su mano izquierda.

Y a juzgar por sus cambios de expresión Clark aprueba la novedad.

Bruce ya no tanto ¿eh?

2 comentarios en «Colgando en tus manos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.