Ay, Cancela

El patio está como está y ahora la gente (bueno, la gente… los de siempre, que son los que peor llevan que la gente pueda criticar, en lugar de tener ellos el corralito, que una cosa es que se cierre el Egin y otra que les pongan colorados en las redes sociales) se queja de que hay una Cultura de la Cancelación.

Que uno pensará, a estas alturas, que es a lo que se han dedicado Marvel y DC siempre. Yo qué sé, Scream: Curse of Carnage iban a ser diez números y han decidido que los tres últimos para qué los iban a sacar. O cuando Prez iba cambiando de duración según les parecía.

Pero, claro, eso eran las Empresas decidiendo lo que se va a leer -o a comprar, que ya sabemos de qué va esto- y lo que no tendría la oportunidad.

¿Cómo se llama entonces a cuando los lectores deciden lo que quieren leer o a quién les interesa escuchar o… bueno… todas esas cosas en las que el público lector tiene algo que opinar?

En tiempos pensaba que se llamaban ‘Ventas’.

Tú tenías un cómic, ponías a Batman, lo vendías. Si el guionista o el dibujante no interesaban pues lo mismo no valía suficiente meter a Batman. Y entonces no se vendía y la editorial tenía que decidir cosas.

Pero si la gente sigue comprando daba igual las broncas, que ahí seguía el asunto.

(Siendo ‘el asunto‘, por ejemplo, Eddie Berganza)

Total, que una cosa es retirar una historia de dinosaurios de nosedonde y otra muy distinta una de Batman.

¿A qué viene esto? ¿Es que un grupo de Preclaras Mentes han decidido defender su ranchito firmando una carta común «Déjennos ser racistas, sexistas y todas esas cosas»? Por favor, ¿quién iba a llamar a nadie de los cómics para estas cosas?

Nah, esta vez estamos hablando de Dynamite, una editorial muy conocida porque…

Ahm…

Tienen… sacan… son los de… Uh…

¿Porque decidieron hacer toda una serie de portadas variantes centradas en el concepto Homenaje a ROB!?

Tanto da. El caso es que Dynamite ha estado dando empleo a los TebeoPuertas desde hace un buen tiempo, generalmente como portadas porque tampoco son tan capaces como para sacar un cómic completo. No digamos ya sacarlo a tiempo.

Y el otro día llegaron hasta aquí:

Por algún extraño motivo a la gente no le apetecía tener a un TebeoPuertas con esos hobbies dando vueltas y decidió *gasp* decirlo.

A partir de ahí la gente -de la industria- empezó a comentar

Lo que dio paso a la siguiente parte… ¡Medios digitales haciendo noticias de cosas!

Por supuesto rápidamente los TebeoPuertas se pusieron a intentar crear su propia versión de la historia que era ‘se quejan porque la portada es sexy‘.

Al final Dynamite sacó un no-comunicado que en parte fingía que el problema era solo esta portada y no el darle trabajo de manera regular a los TebeoPuertas.

Lo que llevó al movimiento esperable. Que los TebeoPuertas se quejaran de la Cultura de la Cancelación, de las Editoriales con Complejos, pidieran dinero… La rutina de costumbre.

(Al margen de que, por supuesto, el problema seguía ahí:

Porque en el mundo editorial estas cosas pasan todo el rato.)

[EDITADO 21/07/20:

«I’m shocked, SHOCKED etc…

]

Por supuesto uno podría pensar que lo que molesta, en realidad, es que la gente lo diga en voz alta porque entonces lo mismo hay más gente que se da cuenta de cómo está el patio y empiezan a comparar notas y a tomar decisiones informadas y todas esas cosas.

Que mientras seas tú pensando mal en tu huequecito y no comprando, pues vale, pero como lo digas en alto mal, eh. Linchamiento organizado mínimo.

En serio, esto pasa todo el rato. ¿Os acordáis de lo de ayer?

Pues la Editorial, que seguro que recordáis de éxitos anteriores como «Estamos en contra de que se discrimine a las personas por su orientación sexual, pero«, hizo lo de siempre en estos casos.

Primero, negar la mayor:

Después de esta brillante defensa de las películas de The Asylum como algo completamente original llegó el momento ‘tirar a los autores a los caballos‘. Que, oye, TODO LEGAL, TODO LEGAL, pero por si acaso, la responsabilidad no es de la Editorial, es de los Autores.

Y terminamos, por supuesto, con una marcha atrás total y… ¡lo estabais esperando! ¡¡¡LAS REDES SON MALAS!!!

Que tiene mucho mérito sostener todo esto mientras la gente en internete se iba entreteniendo reconstruyendo la Frankenportada.

Por cierto, nos siguen faltando las alas.

Así que, aunque no sepamos quién es R.A.S. (¿Reciclamos Atopísimo Siempre?) sabemos que está muy claramente detrás de su propio Frankenstein.

Y de ahí el intento por parte de la editorial de conseguir que la culpa del lío sea de la gente que está destapando en redes sociales no que haya habido ‘inspiración‘ o que ‘se parezcan‘ sino que han ido a calcar. Por supuesto siempre habrá gente que aproveche para sacar a pasear su racismo diciendo que en el Manga eso pasa todo el rato y nunca ocurre nada.

Porque, al final, ocurre lo de siempre que hay un Frankenstein por medio. La discusión acaba siendo una y otra vez

¿quién es el monstruo?

3 comentarios en «Ay, Cancela»

  1. Lo realmente triste es que los de Dynamite no me sorprende ni un poquito…
    Ya lo de la portada multicopiada, lo interesante sería saber si en el interior del cómic el estilo de calco se mantiene, que no sé cuántas páginas tenía contempladas, pero habría sido un ejercicio divertido ir comprobado a cuáles y cuántos dibujantes fue plagiando en cada viñeta…

  2. Y parece que Dynamite ya está recurriendo al típico «siento que te hayas ofendido» que obviamente significa que la culpa es de quien se ofende.

    Lo de la portada, copiar de un sitio es fácil pero hacerlo de tantos a la vez y que empaste es un arte. Eisner al mejor collage ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.