Los desnudos y los muermos

Vivimos tiempos complicados. Sobre todo complicados de explicar a un espectador ajeno. Menos mal que nada nos es ajeno.

Ahora parece que hay un problema en la contextualización. Y la verdad es que es difícil de pensar un momento en el que algo descontextualizado haya podido ser confuso.

No, jamás se me ocurriría que algo con un contexto inadecuado podría tener problema alguno para su comprensión.

Y eso que los creadores tienden a verlas… En los demás. Will Eisner no tuvo problemas en criticar la representación de los judíos que hacía Dickens con Fagin mientras que su propia creación de Ebony White le parecía que era nancinoindado la tirifaucanda del ponturrienocio en la repuntincia del nonolenco y, por tanto, ¡no, hija, no!

Pero, claro, no es como si los editores al sacar los tomos de Spirit hubieran puestos textos explicativos y contextualizadores.

¿Qué?

¿Y no ha habido bronca? De verdad, los lectores de cómics, lo flojos que son…

Pero bueno, podría ser peor, al menos no es dentro del cómic.

Menos mal que estaba Stan Lee haciendo los diálogos para que nadie en su sano juicio piense que en Marvel había una conspiración feminista.

Pero bueno, ese es el mundo de los superhéroes, con más ejemplos de adolescentes guionizando que de mujeres de color. Un saludo al servicio jurídico de DC.

Por supuesto todo esto va de que las cosas que nos gustan -bueno, o que parcialmente toleramos- pueden tener partes que quizá no estén tan bien. Y que lo adulto es aceptar esto y tenerlo en cuenta. Por supuesto la idea de que algo sea adulto no suele casar muy bien con los cómics porque entonces sería más difícil convencer a las grandes empresas de que te dejen guionizar. (Al menos sin inventarte un nombre falso para hacerte pasar por una minoría, claro)

Perdón, no estoy siendo muy claro, quería decir…

¡A ver si ahora, además de celebrar lo bueno, progresista y avanzado de los cómics vamos también a tener que aceptar y asumir lo que tenían de retrógrado! ¡El acabose!

¡Imaginad, todos esos cómics que se han visto víctima de las críticas exacerbadas de grupúsculos de malvados secuaces de la corrección política que nos han impedido disfrutar en las estanterías de nuestras tientas de las susodichas obras de arte!

¡Por su culpa no hay UNA edición viva de La broma asesina!

¡Obviamente esto OBLIGARÁ a la editorial a realizar algo que sin duda JAMÁS querrían hacer! ¡Una NUEVA edición de La Broma Asesina ahora con texto contextual y advertencias!

Bueno, suponemos que tendrán que mantener una edición sin contexto para aquellos a los que les ofenda que se contextualicen los cómics.

Como si hiciera falta.

2 comentarios en «Los desnudos y los muermos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.