Yo no soy tal,pero…

…pero hace treinta años alguien ya predijo lo que iba a ocurrir en treinta años. Está escrito.

Hordas de inmigrantes ilegales atacan nuestro espacio fronterizo.

Cientos de miles, no exagero.

¿Nos invadirán saltando la valla? no hará falta. Una vez los hijos de la Gran Bretaña han abandonado la Unión Europea, van a dedicar vastos recursos únicamente a fastidiarnos. Si el Muro de Berlín se convirtió en un símbolo de separación entre los rojos y las personas decentes…

…¿qué clase de símbolo será el Puente de Gibraltar?

Por supuesto, la opinión internacional y sus complejines no nos dejarán actuar con la contundencia necesaria para erradicar el problema.

Así que los ubicaremos a medida que entren en confortables Costas de Concentración aprovechando todo el ladrillo urbanizado en el litoral ¿veis como tanta construcción tenía una utilidad social, rojiprogres?

El loado ejército español tendrá su oportunidad de actuar…

…aunque los malditos compromisos internacionales nos harán ir contra nuestros propios intereses ¿pues no vamos a destruir el puente para que no pase nadie? tampoco pasa nada, sabemos quién se quedará con la contrata de la reconstrucción.

Ante este bloqueo diplomático, cuando los asaltantes ponen en peligro nuestra seguridad, el Honorable Cuerpo de la Guardia Civil sólo tiene un último estamento al que recurrir.

Al Securitas Direct de las Fuerzas de Paz Internacionales. Contratar a Robocop.

La Inteligencia de la Operación nos desvela más cosas de nuestro futuro político. Los desvelos para preservar la Unidad de España se verán recompensados reteniendo a los pu*os catalanes entre nosotros…

…pero no vigilamos suficiente a la pinza gallego-batasuna que ha terminado escindiendo de manera traumática todo el norte peninsular. Tus votos en próximas convocatorias pueden decidir que esto no suceda. Vota correcto, vota bien, o no votarás mucho más.

Una vez en territorio enemigo, y tras el necesario enfrentamiento espectacular que debe haber en cada aventurita…

…nuestro Héroe a sueldo se enfrenta cara a cara con el responsable de la Operación Salida de los berberiscos.

Que no parece tan mala persona, ya se sabe que este tipo de gente nunca enseña su verdadera cara. Aunque allí, la perfidia del malvado se mostrará en toda su crudeza.

Pues un inmenso vergel aflora bajo las yermas tierras del desierto. El agua que de otra manera saldría a la superficie y cualquiera podría hacer uso libertino de ella, es convenientemente privatizada para hacer un uso eficiente que produzca cosechas suficientes para todo aquel que se las pueda permitir. Pues los recursos naturales fueron creados para servir al hombre, y cuanto más hombre más le sirven.

Sin embargo las últimas rondas del financiación del proyecto no han sido todo lo exitosas según el planning, de manera que ha habido que hacer ciertos ajustes y tomar algunas medidas drásticas. Como por ejemplo pedir amablemente a la población que se vayan de allí para invadirnos. Que aquí siempre encontrarán una subvencioncita.

Nuestro Robosegurata comprende que se ha metido en medio de una simple negociación empresarial y sus daños colaterales inevitables ¿quién es él para interceder en un acuerdo privado? Es por eso que ve la luz y se pone del bando que ahora considera correcto. De modo que vuelve a Nuestra Piel de Toro a ajustar cuentas de alguna manera.

Por suerte, todavía quedan patriotas de verdad que plantarán cara al mercenario chaquetero.

Españoles de pro que no han dudado, cual heroico Millán Astray o Blas de Lezo, sacrificar su anatomía para ser remodelados con el armamento más molón del mercado. Y si os habéis fijado en el tullido no penséis mal, no tiene que nada que ver con aquel incapaz de levantarse cuando suena nuestro Glorioso Himno o de aplaudir los discursos de F6. No, es un militante patriota de pura cepa, estamos hablado de…

¡FABRANIQUE!

La cosa se iba complicando, pues Alan Grant planteó una historia compleja en que ambos bandos parecían tener su parte de razón, por lo que Robocop podría fracasar tomando partido por cualquiera de ellos. Pero se las arregló para encontrar un final feliz y adecuado ¿Sabéis quién arregló todo aquel embrollo?

El libre mercado.

Como todo buen confidente que se precie, Robocop había informado a sus superiores de la tecnología hidropónica del taimado sarraceno. Y si lo que habia causado el conflicto era un asunto de liquidez de la línea crediticia, ahí había una dadivosa multinacional Americana dispuesta a seguir financiando al laborioso bereber. A cambio de una ridícula comisión del cincuenta por ciento de toda ganancia presente o futura.

Y es así, querido lectores, como termina la lección de hoy.

Tender puentes está bien, igual que carreteras, rotondas o urbanizar suelo rústico, pero mucho cuidado con lo que luego hacen con ellos.

9 comentarios sobre “Yo no soy tal,pero…”

  1. Esa época de Robocop para mí pasó de noche, sólo me quedé con el del Cine. Veía de reojo unos cómics en los puestos de revistas en ese entonces, pero no me llamaron la atención.

  2. Qué confusión debió de causar esto en el pueblo estadounidense, pensando, lógicamente, que África y México estaban unidos por un puente, y que, una vez allí, ya podían tirar directos a los USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.