πόλις

  • ¿Pero vosotros habéis visto lo que han hecho en la adaptación? Vamos, tiene que estar Glykon montando un calendario solo para…
  • Yo lo que quiero es saber por qué tanto bombo a la película cuando llaman a ese personaje, que no tiene nada que ver con el de los cómics, al final…
  • ¿Cómo es posible que unos directores que han estado haciendo cine de género toda su vida ahora vengan a ponerse exquisitos con…

¡ALTO, LOS PAPELES!

  • ¿Disculpe?
  • Sí, usted, los que están hablando en círculo.
  • ¿Hemos invocado algo? ¿Hemos invocado algo OTRA VEZ?
  • No, no, esta vez no ha sido un círculo de invocación friki, esta vez se la ven ustedes con la policía.
  • Uy, pues eso sale por un ojo de la cara.
  • A ver, documentación.
  • Le saco ahora mismo el DNI…
  • No.
  • Yo tengo mi pasaporte…
  • NO.
  • ¿Le sirve el carnet del Club Nintendo?
  • ¡NO!
  • Pero, a ver, ¿y qué quiere usted?
  • Que me enseñen SI ESTÁN USTEDES DOCUMENTADOS DE LO QUE HABLAN. Eh, a ver, que aquí es muy fácil ponerse a rajar PERO LUEGO NO CONOCEN LOS HECHOS.
  • Chiques, este tipo de uniforme nos ha confundido con periodistas culturales.
  • ¡Un respeto a la autoridad!
  • Pero qué autoridad…
  • ¿No conocen ustedes a sus Fuerzas de Seguridad del Estado?
  • Ay, yo qué sé. Hay tantas y están tan tapadas entre ellas que es más fácil distinguir las categorías de tropas de La Guerra de las Galaxias o Warhammer 4000.
  • Aunque sea solo por la cantidad de armas que llevan…
  • …y los juguetitos. Que con tanto accesorio al final nos vamos a aprender las diferencias cuando empiece a sacar líneas HasBro.
  • ¡Menos cachondéito! Que esto es muy serio. A ver, ¿ustedes saben todo eso de que si La Policía de la Moda y si La Policía del Pensamiento y La Policía del Tono?
  • Regular.
  • ¡¡¡PUES AQUÍ MI COMPAÑERO Y YO…
  • Uy, qué modernos, que tiene un compañero.
  • ¡¡¡MI COMPAÑERO DE TRABAJO!!! ¡A ver qué pasa!
  • Pero, oiga, que no lo decimos a malas.
  • Qué genio. Seguro que preferiría estar en la campaña de Warhammer que están montando en el Valle.
  • ¿Pero a la gente le gusta tanto los Necrones?
  • ¡¡¡QUE ME HAGAN CASO Y DEJEN DE HABLAR DE SUS COSAS!!!
  • A ver, cuéntenos su rollo…
  • Pues bien, somos LA POLICÍA DE LA QUEJA.
  • ¿Vienen a atender a las quejas de los ciudadanos?
  • ¡¡¡NO!!!
  • Ya me parecía a mí.
  • Estamos a cargo de establecer si la gente SE PUEDE QUEJAR O NO.
  • ¿En serio? Pensaba que eso ya estaba claro. No hay más que recordar el caso de Thunder Gun 4: Maximum Cool.
  • Sí, desde que La Audiencia Nacional decidió cosplayearse de Juez Dredd.
  • Y la respuesta es que no, claro. Primero porque crearía una paradoja con eso de pedir que quejarte del que se queja, porque luego vendría el que se queja del que se queja del que se queja y luego…
  • Además de que al que se queja le cae un…
  • ¡PERO BUENO! Aquí lo que decidimos es si se pueden quejar ustedes o no. Y den gracia ustedes que parecen varones blancos heterosexuales.
  • Como parecer…
  • ¡Si fueran sucios piojosos jipis o mujeres o… bueno… ¡GRUPOS DE RIESGO! Ahí ni nos molestaríamos en intervenir.
  • ¿No?
  • ¡Claro que no! Por la Ley del Nabo. Si uno de esos colectivos se queja aparece un Nabo de oficio para decirle que no se pueden quejar. ¡Pero ustedes! ¡Ustedes son unos privilegiados! ¡Venimos a examinar si se pueden quejar o no! ¡Y luego les explicamos por qué no!
  • Ya…
  • Por ejemplo. Una adaptación. Pues les decimos «Es que una cosa es la adaptación y otra la obra original», «Son distintos medios», «Tendrá que darle al menos una oportunidad», «Mire, la adaptación no ha hecho nada a su original, ahí sigue en su estantería sin dañar».
  • Ahm…
  • ¿O del éxito de una película? Pues lo mismo nos sirve «Deja disfrutar a la gente de las cosas que le gustan» como «Todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión».
  • Claro…
  • Y eso nos vale también cuando alguien emite una opinión distinta. «A ver si la gente no va a poder ya ni opinar en libertad», «Supera que la gente tiene gustos diferentes a los tuyos», «Con la de cosas más graves que hay para protestar» o….
  • Ya, bueno, el problema es menos cualquier de ellos que el ir a la gente a decirle que no tiene razón o negar la validez de cualquier otra opinión, que, sinceramente, era para lo que pensaba que iban ustedes a servir.
  • ¡No se me ponga farruco que venimos con la manguera!
  • He visto esa película.
  • No, no, no, lo de que los aficionados a la cultura popular no nos duchamos es solo un estereotipo así que no nos va a asustar con…
  • ¿Eso es un camión hidrante?
  • ¿De dónde sacan esos maravillosos juguetes?
  • Creo que se los compramos entre todos.

¡SFLUOOOOSH!

¡Se impuso la ley una vez más! Ya está bien la gente de quejarse y quejarse así, sin aportar documentación, tener experiencia demostrable y establecer ellos lo que les importa. ¡Una vez más la JUSTICIA ha sido restaurada!

¡Señor, señor!

Ah, Regúlez, perfecto. Traiga el recogedor y llévese a estos indocumentados a la ambulancia. A los medios les dice que aquí no ha pasado nada. O que se lo merecían. O las dos cosas. Mire, mejor lo escribe como Nota de Prensa y que se limiten a copiar y pegar. La rutina de costumbre.

¡Señor, tenemos un aviso urgente!

No me diga.

Sí, quieren hacer una reposición en cines de esta película.

¡VÁMONOS DEPRISA, QUE ESTO VAN A SER HORAS EXTRA!

♫ bad boys bad boys siempre quejándose bad boys what you gonna do decirle que no se quejen bad boys bad boys ♭

3 comentarios sobre “πόλις”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.