El Caso

Hay dibujantes que plagian ilustraciones ajenas sin cortarse lo más mínimo.

RORO06.jpg

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes a quienes no les gusta trabajar y se dedican a calcar caras de actores famosos. No contentos con ello le endilgan al colorista el trabajo de copiar el dibujo y repetirlo una y otra vez para trabajar menos todavía.

RORO05.jpg

Larroca, en este caso.

Incluso, aunque os cueste creerlo, los hay que se limitan a dibujar tres perspectivas de un objeto y dejan que el colorista se encargue de clonarlas hasta rellenar páginas y hasta episodios enteros.

GUCO12.jpg

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes que ya ni con la excusa de que calcan caras de famosos por lo de los guiños pueden explicar lo que hacen.

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes vagos redomados que apenas dibujan una cara en la viñeta (de esas calcadas) dejando que el sufrido colorista tenga que pegar de fondo una foto de cielo o edificio que no cante demasiado. Y lo disimulan tan poco que hasta exhiben orgullosos en convenciones sus “originales”.

SUCON07.jpg

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes bocachanclas que corren a quejarse de que les obligan a cambiar de serie y cuando se enteran sus jefes dicen que no, que paranada, que fué en un small spanish forum y que fué todo un error de traducción porque ellos están encantados, ENCANTADÍSIMOS.

A que no adivinais quién, en este caso

8 comentarios sobre “El Caso”

  1. Y hay subnormales desinformados y muy hijos de puta capaces de llenar este post de mentiras, como tú. Anda, que si la envidia diera cáncer estarías podrido. Ah, no! Que el cáncer eres tú y te gusta propagarte! A ver si te estirpan.

    1. Ey, Salva. Qué sorpresa tenerte por aquí de nuevo, y ver que ya has aprendido a usar las minúsculas y todo. Un abrazo muy grande y a seguir triunfando, campeón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.