Batman: se descubre el pastel

Hoy es el día.

La Boda.

Debo admitir que como nombre de saga me parecía soso. Poco trabajado. Se casan, pues lo llaman La Boda. Y ya.

Pero mira, así venía titulado de origen. De manera que lo respetan. Y otros vendrán que bueno te harán.

Y en cuanto a lo de hacer cosas de cosecha propia, hay que reconocer que meterle tapa dura exclusiva de Monteys es un puntazo. Pero no bastaba con eso, querían fijar la fecha en el calendario con algo que marcase. Y así se han sacado de la manga (pastelera) lo que ellos denominan una réplica de la tarta nupcial.

Que como todo en esto de los tebeos, lo mejor es no pensarlo demasiado. Porque si lo pensamos y nos vamos a la definición de réplica nos encontramos con

Con que si es una copia exacta, con ese tamaño no se nota demasiado que el novio es millonario. Algo pequeña ¿no?

Y si seguimos por ese camino, queda raro que en la boda de Bruce Wayne en la tarta haya un dibujo de Batman ¿no?

Y ya puestos, si se dice que es una réplica ¿dónde está la original? ¿sale en la historia, la horneó alguien por el acontecimiento?

Indagando un poco (más que nada porque va firmada), vemos que corresponde con una ilustración de Lee Weeks incluida en el tebeo.

que a su vez es un homenaje a una foto de boda que aparece en el segundo número de Batman/Superman (Greg Pak & Jae Lee).

¿Cómo conseguir la réplica? ¿Recordáis el Batman Day? ¿recordáis que ese día en la librería os dieron una invitación de boda? ¿la conserváis? si has contestado “” al menos a la cuarta pregunta, acude durante esta semana con la invitación a por el tebeo, cómpralo y canjea tu invitación por la réplica de la tarta.

Parece sencillo, y lo sería en circunstancias normales.

Pero hablamos de lectores de tebeos. Y en gran número, de COLECCIONISTAS.

Tienes ya una invitación de la boda. De eso hay pocas, y si la gente la cambia por pasteles habrán menos todavía. Tendrá aún más valor.

Pero si toda la gente piensa igual y no cambia su invitación, lo que cobrará valor por su escasez serán las réplicas de la tarta en circulación.

¿Invitación o pastel? he ahí un dilema. El otro es si el envasado permitirá que todavía las tengan como obsequio en Salones del próximo año.

Y la posibilidad de que algún coleccionista haga el canje y SE COMA la réplica ni la consideramos.

¿Conservarla en congelador? ¿hará falta bolsa acid-free?

En fin, sea como sea, disfrutad del evento. Y tanto si estáis invitados como si no, si os apetece tarta recordad que siempre podéis hacer el modelo básico, sencillo, sabroso y adliano ¡Él también estuvo casado!

3 comentarios sobre “Batman: se descubre el pastel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.