A contracorriente

El año pasado Howard Chaykin estaba feliz cual perdiz con su serie The Divided States of Hysteria, hasta que tras nosequé polémica politicorrectista la editorial y él decidieron que lo mejor era “congelarla” una temporada

Mientras tanto el enfant terrible de los cómics (ojo con lo de enfant, que va camino de los setenta años), para mantenerse ocupado, decidió contar su versión de la historia de los cómics (estadounidenses (mainstream (del siglo XX))) en un tebeo llamado Hey Kids! Comics!… pero cambiando los nombres a lo Carlos Giménez. Por ejemplo, este no es Stan Lee sino Bob Rose de Verve Comics

hey kids 2a

El guionista Bob es la cara pública de Verve, mientras que el dibujante Sid Mitchell, además de quejarse de que Bob escribe lo justito, empieza a olerse que le están haciendo la cama

hey kids 2b

Y hace bien en sospechar, porque poco después Bob se revela como el avatar de la versión más despiadada del capitalismo salvaje

hey kids 2c

Y justo cuando Chaykin está publicando esto va el Stan Lee de verdad y se muere. Y mientras llueven los homenajes, los elogios y los panegíricos por doquier, y por respeto hasta las voces más tradicionalmente anti-Lee guardan silencio, en los kioscos (figuradamente hablando) los lectores pueden encontrar una versión de The Man tan distinta como esta

hey kids 3

Howard Chaykin, siempre a contracorriente. Aunque no lo pretenda

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

5 comentarios sobre “A contracorriente”

    1. Yo leyendo según qué reseñas he sacado en claro que Stan Lee era un community manager con sueldo de CEO.

      Pero el prestigioso firmante de las reseñas afirma que decir que el único merito de Lee era el marketing de autobombo no es desmerecerlo para nada, y el firmante es un hombre honrado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.