¡Suéltame, pasado!

El futuro cambiante es, siempre en movimiento está” decía el Maestro Yoda. Sin embargo en los universos cuatricómicos de pijameros el pasado goza de una elasticidad aun mayor. Lógico si tenemos en cuenta que sus protagonistas ya vivían aventuras antes de que sus lectores actuales nacieran y previsiblemente las seguirán viviendo décadas después de que hayan muerto.

Disculpadme un segundo. [piticlín piticlín] ¿Alan? Si, soy yo. Que gracias otra vez. No, ya te lo cuento luego. Venga, bye.

Los orígenes de los superheroes han sido objeto de más alteraciones que ningún otro elemento.

Por ejemplo añadiendo el uso de vita-rayos al proceso de creación del supersoldado…

…cuando la idea de que tanto músculo pudiera provenir sólo de un batido energético ya no resultaba tan de ciencia ficción sino mundana y cotidiana como un campeonato de culturismo vasco.

La retrocontuidad, para qué negarlo, nos ha regalado grandes momentos.

Tras unos años de decadencia debida al reinado de las grandes crisis y sus cambios al por mayor la retrocontinuidad está viviendo una Edad de Oro sólo comparable a la de las series televisivas. Todo gracias a las adaptaciones cinematográficas y ese efecto rebote que hace que cualquier cambio introducido en la adaptación revierta automáticamente al tebeo original.

Así que en cuanto se anunció la película de la Capitana Marvel supimos que los efectos de su onda expansiva iban a sentirse en el tebeo. Lo que nunca imaginamos es que su señora madre…

…de repente resultara ser la exiliada kree Mari-Ell, madre de Car-Ell.

También prima de Marc-Ell, sobrina de Dani-Ell y compañera de mus de Gabri-Ell y Migu-Ell.

Habrá gente a quien no le guste el cambio. Siempre la hay. En este caso es hasta cierto punto comprensible porque pocos orígenes tan magníficos como el de (la entonces) Miss Marvel se han podido leer en los anales del noveno arte. Resulta que los kree habían construido una poderosa arma llamada psico-magnitron…

…y la habían escondido en un remoto planeta que no había pisado nadie (salvo los Celestiales, los propios kree, los skrull, los cotati y medio universo Marvel) porque ¿usar tu flamante superarma en la siguiente guerra en la que te veas envuelto? ¡ESO ES LO QUE ESPERAN QUE HAGAMOS!

El caso es que Yon-Rogg la lia parda, explota todo y va y le reescribe el ADN a Carol porque ¿quién hubiera sospechado que un superarma al explotarte en la cara te otorgara superpoderes?

Quería decir “que un superarma al explotarte en la cara te otorgara superpoderes con desdoblamiento de personalidad añadido“.

*suspiro* “Superpoderes con desdoblamiento de personalidad añadido y además pelo con imperturbable permanente setentera“.

¿Vale?

Vale.

Por otro lado ya iba tocando una reescritura del origen de nuestra heroina con nombre de editorial preferida. El mercado ha cambiado acorde a la transformación que por fin está experimentando la sociedad y el personaje debe adaptarse a ello. Lejos quedan los tiempos en que se crearon cabeceras meramente derivativas de personajes masculinos preexistentes como la suya, la de Spider-Woman o la de Hulka.

Las heroinas modernas lo son por derecho propio si necesidad de heredar nada de nadie.

La Toda Nueva y Toda Diferente Capitana Marvel debe sus poderes a su herencia genética kree. ¿Cuándo habiais visto un personaje criado en la tierra que descubiera poseer poderes por su ascendencia alieniQUIERO DECIR un personaje criado en la tierra que descubiera poseer poderes por su ascendencia MEDIO alienígena?

QUIERO DECIR un personaje FEMENINO criado en la tierra que descubiera poseer poderes por su ascendencia MEDIO KREE.

¿Sabeis que a veces os odio? ¿Mucho? ¿Lo sabeis? Ah, vale, sólo quería estar seguro.

La clave es que la radiación del psico-magnitrón no reescribe el ADN de Carol  otorgándole poderes por la cara sino que activa los poderes latentes escondidos en sus genes medio kree. Quizá haya quien lo considere excesivo. No ves a otros personajes que de repente descubran que ni siquiera son hijos de sus padres sino niños probeta alterados genéticamente nacidos de un vientre de alquiler ¿verdad?

Pero es un cambio necesario pues, como ella misma afirma, ahora sus poderes “No son prestados. No son un regalo, Ni un accidente” Esta Capitana Marvel es un perfecto ejemplo de empoderamiento imprescindible en estos cruciales momentos sociales que vivimos. Un personaje en el que pueden verse reflejadas sus lectoras.

Un personaje al que mas adelante la hija adoptiva de dos malvadas lesbianas le robará poderes y la memoria.

Que luego será secuestrada por unos perversos alienos tentaculares.

Que la torturarán y usarán como conejillo de indias en experimentos…

…que activaran unos poderes potenciales de su ADN híbrido activado y luego desactivado completamente diferentes a los que tenía antes. Y tras unos avatares intrascendentes como ver esos poderes reducidos a una ínfima parte y dos cambios de nombre…

…llegamos a la Capitana Marvel de nuestros días.

Es impresionante cómo cambia la esencia del personaje descubrir que desde el principio era medio kree ¿verdad? Oh, pero aún hay más.

Vereis, su trasfondo es tan flexible y elástico que si dentro de unos años se rueda otra adaptación y alguien decide que no tiene por que ser interpretada por una actriz blanca…

…no va a haber que inventarse que Carol tenía una hija negra de la que no sabía nada, que se llama igual que ella, aparenta la misma edad, se dedica a lo mismo y a quien todos acepten de un mes para otro en el mismo puesto sin recordar a su antecesor como si de un director de colegio de Springfield se tratara…

 

3 comentarios en “¡Suéltame, pasado!”

  1. Los skrulls son cobardes y supersticiosos.
    (Y ustedes, venga a seguir usando los escaneos cutres, con la excusa de que el digital mata las tiendas…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.