Lo que Diso ha unido que no lo separe el Editor

Esta pasada semana hemos sido testigos de la boda del año. Qué digo del año, del siglo. Qué digo del siglo, del MILENIO.

*snifs* Perdón, yo es que siempre lloro en las bodas. Y es en ese estado mezcla de emotividad por la ceremonia y etilismo por la previa despedida de soltería que uno rememora tiempos pasados y bodas pretéritas. Y errores que esperamos que no vuelvan a cometerse.

Como el de aquella otra pareja, hace ya tanto tiempo. Él un heroe que con el tiempo fué superando su traumático origen y abriendose al mundo y al amor. Ella un fascinate personaje secundario que fué su amiga antes de convertirse en su compañera. Juntos emprendieron la tortuosa singladura de la vida en pareja y, con sus alegrias y tristezas, fueron felices. Hasta que un editor se llevó las manos a la cabeza porque habían convertido a su heroe adolescente prácticamente InCel en un señor casado a ESTO de convertirse en padre de familia. Había que hacer algo. Lo que fuera.

“Lo que fuera” se tradujo en recurrir al clásico villano de la ecitorial trasunto del bíblico Lucifer para romper la pareja con la excusa de que su destelleante amor le causaba un insoportable desagrado. Chantajeándoles con salvar una vida dicho villano logró borrar su amor y retconear su vida en común.

Pero vamos, qué os voy a contar si conoceis la historia perfectamente. Sabeis perfectamente que el personaje al que me refiero es Flash.

¿Sabes? Por una vez, una sola MALDITA vez, me gustaría que no hiceras el mismo puto chiste, duende de WordPress.

Sigh… Como iba diciendo, todos recordamos la inolvidable saga protagonizada por el seguntercer velocista escarlata allá por el lejano 1997 (tan lejano que, por poner un ejemplo al azar, Joe Quesada seguía trabajando en Event Comics y no se haría cargo del sello Marvel Knights hasta un año después ni llegaría a poder presumir del honor de dibujar una saga crucial de Spider-Man hasta el mucho más cercano 2007).

Es dificil elegir el mejor y más emocionante momento de One More Day Hell To Pay.

¿Cuando Wally West se ve atrapado por las maquinaciones de Neron y debe aceptar su inaceptable oferta? ¿Quizá en las interminables horas de tensión con Linda Park hasta que se cumple el fatal plazo?

¿Tal vez ese momento en que el diabólico villano triunfa y una hermosa relación levantada poco a poco durante años por talentosos guionistas es barrida por el yermo olvido?

Bueno, cada uno tendreis vuestra escena preferida. La mía es la final. Cuando Neron es derrotado.

Y deshecho su hechizo Wally y Linda vuelven a abrazarse como la pareja que siempre debieron ser.

Porque nadie, absolutamente nadie, sería tan completa e irremediablemente estúpido como para destrozar la relación de dos personajes solamente porque no se le ocurren ideas de guión para un superheroe casado.

¿VERDAD?

 

6 comentarios en “Lo que Diso ha unido que no lo separe el Editor”

  1. Digo yo que después de islas, superiores, no más muertes, sagas internacionales, universos alternativos y variaciones varias… Ya va siendo hora de que alguien haga algo sobre cierto mephistazo…

  2. Pues Ambush Bug le ofreció su matrimonio a Nerón y éste le mandó a freír espárragos. ¿A qué viene ese racismo contra los verdes, DC?

  3. La verdad es que yo pensaba que lo difícil de un guionista era inventar ideas, pero me he ido dando cuenta de que lo difícil tiene que ser el esfuerzo de recordar las mismas ideas mediocres cobradas y ya usadas para volverlas a colocar dándote igual de que se note ni mucho ni poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.