Ella sí que Leia

En este blog el Día de la Mujer Trabajadora es muy especial. No en vano uno de los incontables motivos por los que destaca nuestro bienamado ROB! es por su impecable representación de la figura femenina.

Y qué mejor fecha que esta para, por fín, dedicarle un merecidísimo post al personaje empoderante original. Ese que tras años de ser ignorada por fín está siendo reivindicada como se merece.

La Princesa Leia.

No podía ser de otra manera habriendo nacido de la mano del reconocido feminista hombre aliado George Lucas. Cuando en los lejanos años setenta escribió las nueve películas de su saga galáctica y decidió empezar por las tres de en medio lo hizo luchando contra un estudio que no confiaba en su éxito y le dió un escaso presupuesto que apenas daba para pipas. Cualquier otro creador se habría rendido a las circunstancias y habría intentando presentar un proyecto lo más comercial y menos original posible pero GEORGE! no es cualquier otro creador. Sería baladí enumerar todos los elementos en los que su Una Nueva Esperanza es rompedora y rupturista así que nos centraremos en el que vertebra nuestro post de hoy: Leia como ejemplo de personaje fuerte e independiente.

Y es que a lo largo de los muchos años que han pasado desde 1977 son incontables los millones de niñas, adolescentes y mujeres que han seguido el ejemplo de Leia Organa.

Un personaje con peso propio en la trama de Star Wars. Que a diferencia de tantos y tantos personajes femeninos en el cine fantástico tradicional no es el interés romántico o la hermanita perdida o incluso la hija incógnita de otros personajes masculinos.

No es de extrañar que cualquier búsqueda en Google Images

Ehm… Disculpadme un momento que busque un poco más…

Ahora…

Decía que CUALQUIER búsqueda en Google Images arroja como resultado cientos de imágenes de féminas que han escogido a Leia como referencia vital.

Es de justicia pues ¿acaso no es ella el primer personaje que nos es presentado en Star Wars VI: Una Nueva Esperanza? ¿Cómo olvidar la emocionante secuencia…

…en que pide ayuda desesperadamente…

…para ser a continuación capturada?

Ya desde este rotundo y potente comienzo se nos deja claro que la Princesa Leia es el principal personaje de la saga. Lucas intercala sabiamente tramas secundarias de fondo sobre Luke Skywalker, Obi Wan y Han Solo para aliviar la tensión de la trama central, que es la de su Princesa.

Que soporta crueles torturas…

…y severos interrogatorios.

GEORGE!, con una sensibilidad insospechada en alguien perteneciente a su sexo y a su generación, escribe un personaje que huye lo más lejos posible de los tradicionales roles femeninos en la ficción. Sí, es cierto que durante media película se limita a sufrir indefensa y a esperar a que los hombres vengan a rescatarla…

…pero se trata de una inteligentísima vuelta de tuerca al tropo de la damisela en peligro. Tan inteligente que mucha gente no se ha dado cuenta. Porque en cuanto le abren la puerta de su celda retoma el liderazgo que le corresponde…

…pasando de rescatada a rescatadora y guiando a los perdidos personajes masculinos a la libertad.

Bueno, al final escapan ¿vale? Eso es lo importante y los detalles son secundarios.

Es como si quisieramos llamarla racista sólamente porque ande insultando al primer alienígena con que se topa a pesar de que acabe de salvarle el pellejo.

Racista es el Imperio Galáctico, que sólo recluta a humanos.

No la Alianza Rebelde que, como no podía ser de otra manera, es completa y absolutamente multicultural y poliespecista. Todos sus miembros pertenecen a las más dispares razas estelares.

No es culpa suya que todas esas razas parezca completamente humanas ¿vale?

Además cuando la Princesa Leia brilla realmente es cuando puede asumir plenamente las riendas del liderazgo. Si hasta ese momento sus acciones han sido heroicas y valerosas durante la Batalla de Yavin alcanzan el nivel de legendarias.

Que oye, lo de irse en un caza estelar a pegar tiros en plan misión suicida es muy vistoso y eso pero alguien tiene que quedarse en el centro de mando a morderse las uñas y decir cuántos segundos quedan para que el asteroide se estrelle contra la tierra  la nave nodriza vuele Los Ángeles  la Estrella de la Muerte tenga a tiro Yavin IV.

Bueno, para morderse las uñas mientras los señores cisheteros que han planeado la batalla se lo vayan diciendo.

Oye y las medallas las sabe poner ella sola, ¿eh?

No es como si lo hiciera con uno de los señores cishetero supervisándola no vaya a cagarla.

En aquella época alguien podría haberse temido que al ceder GEORGE! las riendas del guión y la dirección en las secuelas nuestra idolatrada Princesa pasara a convertirse en otra convencional fémina de ficción. Afortunadamente Lucas seguía controlando su franquicia lo suficiente como para que ese no fuera el caso. De hecho en El Imperio Contraataca tenemos a una Leia todavía más empoderada que no es definida por su relación con los personajes masculinos.

Una leia incluso más valerosa y atrevida que…

Oye vale, todos sois muy listos y valientes pero nunca os habeis dado de bruces con un mynock, que no sabeis el asco que dan. Si os hubiera pasado a vosotros también habriais dado grititos y habriais salido corriendo.

Que tampoco es como si Leia se distrajera ligando en lugar de reparar el halcón Milenario ¿no?

Bueno pero seguro que no era un elemento importante, un mecanismo vital de cuyo funcionamiento dependiera su supervivencia.

Anda mira, si sale en Moonraker. ¡Ni que las dos películas se hubiera rodado en los mismos estudios con un año de diferencia! ¿Qué se supone que es, Doctora Goodhead?

Ah vale, el mecanismo que vuelve a la nave invisible a los sensores. Ya os lo había dicho, nada importante.

Además la trama de Leia en El Imperio Contraataca no tiene nada que ver con la de Una Nueva Esperanza. En el primer filme es capturada y torturada y Luke tiene que venir a rescatarla…

…mientras que aquí TODOS son capturados y torturados y tiene que venir Luke a rescatarlos.

Y qué decir de El Retorno del Jedi.

Ehm… Bueno, pues eso, que qué decir…

Nunca olvidemos a la Princesa Leia Organa, un hito irrepetible en el empoderamiento de la mujer en el séptimo arte. Oh, hay gente que no lo ve así, claro, gente necia incapaz de entender que el traje de esclava es una reivindicación feminista militante.

Pero vamos, también hay individuos que no pueden comprender que la Blancanieves o la Bella Durmiente de Disney son mujeres fuertes, independientes y radicalmente feministas. Señores cerrados de mente. Si uno les hiciera caso podría llegar a creerse barbaridades como. no sé, como por ejemplo…

…que en una saga notoria por contar con unas tropas imperiales incapaces de acertar a un hutt paralítico inconsciente a cinco metros de distancia…

…nuestra heroina Leia se las arregla para que le acierten no una…

…sino DOS VECES.

Ehm…

Estooo…

Sigh…

Con erótico resultado…

 

2 comentarios en “Ella sí que Leia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.