Dreamers Museum: la breve historia de Shait

Era 1998 y la presencia femenina en el internet comiquero era escasa. Como ya dijo Jónatan Sark el lunes las mujeres eran hombres con ganas de cachondeo, los hombres eran mujeres buscando anonimato y las niñas eran agentes de la Guardia Civil. Una de las excepciones a esta regla era Shiat, que irrumpió en el campo de nabos que era el Cómic a Gritos noventero de esta forma

shait1

(Lo del “contador de votos” fue una de las primeras iniciativas de Nacho para que los visitantes de Dreamers votaran a sus artistas y tebeos favoritos, pero con un control algo… “deficiente” para los votos repetidos, así que los cabrones estos se pasaban el día votando hasta que el webmaster tuvo que desactivarlo para que no le tiraran el sistema). Pero bueno, aquí veníamos a hablar de Shait, que, como anunciaba, tardó varios meses en reaparecer

shait2

Pero esta vez llamó la atención de otro de los valencianos de la página, que se había debutando en marzo pero estuvo ausente durante varios meses. Edito su largo y multitemático grito para quedarnos solo con la parte que nos atañe

shait3

Así que Shait, diplomática, anunció su cambio de nick

shait4

Y así sería conocida a partir de entonces (¡diecinueve años y contando!)

shait5

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

3 comentarios en “Dreamers Museum: la breve historia de Shait”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.