Brevísima historia del fandom

Todo es fandom, todo es fanfic.
Alguien.

 

Parece mentira pero ya ha habido otra de esas discusiones sobre el fandom, cuándo llegó, de dónde sale y ¿qué es eso de que alguien se siente incómodo en él cuando siempre ha sido tan inclusivo y nunca jamás ha tenido broncas y no sé por qué estás riéndote rodando por el suelo? que parece que no aprendemos, de verdad. Quiero decir, no es como si pudiéramos hacer un repaso a broncas porque cualquier cosa, sea dejar algo como está o cambiarlo, va a tener siempre a alguien opinando al respecto.

Eso sería tan ridículo como que la gente se pusiera a discutir la veracidad del canon o las distintas posibilidades. Es decir, ¿realmente alguien sería capaz de discutir sobre dos personajes imaginarios y cuál de ellos ganaría?

Así que he pensado que, en lugar de empezar otro de esos retratos de No me puedo creer que, o reírme porque en realidad Las Dos Grandes no dejan de ser productoras de fanfics. Fanfics especiales porque como tienen el sellito pasan a ser canon. Bueno, y porque a veces lo hacen fanes de verdad que logran aquello de Los locos están dirigiendo el manicomio, vosotros preguntadle a Roy Thomas. Y, a veces, son locos que ni siquiera saben en qué manicomio se encuentran, vosotros preguntadle a Bendis.

Así que vamos a aprovechar para echar una de esas miradas al pasado gracias a la Dimensión Desc… Ah, no, que es un mínimo de conocimientos históricos básicos. Y tengo que firmar que no llegaré a las tres mil palabras. Cómo sois. Pero… ¡SEA!

10) En el año 2017… mira, para lo que queda ya pon 2018. Año 2018. Tenemos RRSS, que cada vez son más. Hay gente que se graba en vídeo y todo. Si el vídeo es horizontal se llaman youtubers -o vimeors, supongo- y si es vertical se les llama instagramers, snapchaters y cosas peores. Si el vídeo es en una dirección y se sube al otro formato entonces SÍ, cosas MUCHO peores. Además de eso está Tumblr, que es como si Fotolog hubiera adquirido consciencia. <Ah, y lo de tuiter y FB y esas cosas, que es un poco como sacar conversaciones en la mesa. Y luego están los restos: Foros, blogs, incluso hay dice que aún queda gente escribiendo en LiveJournal. Suponemos que porque escriben muy lento.  Pero, eso, mogollón de cantidad de posibilidades. Y entonces resulta que ya no existe SubCultural y que el WEE está celebrando su nosecuál aniversario. Quién nos iba a decir que, además de para informarnos -ja- y chafardear -jojojo- esto de las cosas internetera iba a servir también para que los fanes pudieran comunicarse en comunidad y mover así sus propios trabajos. En donde propios quiere decir una mezcla de cosas no vistas antes más versiones de cosas de Lo Pop y Lo Famoso para atraer fanes visitantes. Desde el humor, claro. Claro.

09) Año 2004, se abre este blog. Lo que significa que ya era un medio maduro en el que contar historias adultas. O algo así. Si en los ’80 se tragaron la milonga obviando toda la producción anterior, especialmente la pre-Cómic Code, igual que en el cine lo lograron en los ’70 logrando que la gente no recordara el pre-Code, ¿por qué nosotros no vamos a recordarlo así? No es como si alguien fuera a imponer un código para silenciar internete que tarde años en ser demolido. ¡Jajaja! ¿Por dónde…? Ah, sí, los blogs. No sólo había blogs para que cada persona individual pudiera dar la tabarra sin que el resto le acusara de escribir tochos, es que además se jugaba con secciones de comentarios en los que ocurría un poco como en las Preguntas y Respuestas de siempre. Se creaba una comunidad de gente que se conocía y que sabía que aquello servía más para pelearse que para llegar a algún punto. Excepto que quisieras usar los comentarios de otro blog para lograr visibilidad para tus cosas, claro. Pero todos sabemos que eso no funcionaría. Los blogs tenían tan claro la cosa de la comunidad que algunos incluso se organizaban en blogrings. Es una media de conceptos que viene, por un lado, de las viejas organizaciones de webs sobre un mismo tema que tomaban el relevo de las organizaciones de fanzines sobre un mismo tema. Y, por el otro, de la visión taquiónica de The Human Centipede.

08) Obviamente 1997. No, espera, en 1997 fue cuando se fundó Dreamers [N. del E. : Fue en 1996] y eso está suficientemente establecido como para que no me lo vayan a discutir. [N. del E.: 1996, en serio] Pero en el Año 1999 se fundó ADLO!, lo que demuestra que internete ya estaba suficientemente adult… ¿Qué? Bueno, pues volvemos a lo de Año 1997. [N. del E.: 1996] La creación de un gran foro sin categorías llevó de inmediato a dos reacciones: La amalgama de mensajes de gentes que querían compartir el conocimiento. Y la creación de foros que SÍ estuvieran organizados para poder llevar conversaciones organizadas. En realidad todo acababa siendo lo de siempre, echarme mierda los unos a los otros y asegurar que si la IP era la misma es porque era tu hermano desde tu mismo ordenador. Excepto cuando era tu novia, que por eso tenía la misma IP, porque estaba en tu habitación. En visita sorpresa. Desde Alberta. Quiero decir, Vancouver. Bueno, da igual. Fue una época… ahm… interesante. Por ejemplo, mucha gente descubrió que había mujeres en el fandom. Y mucha gente descubrió que su nick parecía femenino. Una edad de oro de los privados de IRC, como podéis imaginar. No, IRC no era un foro. Bueno, no siempre. Da igual. El caso es que la gente no estaba prestando mucha atención o hubiera notado que muchas de esas mujeres eran… no, no eran Camioneros de Cuenca. No todas. Ni perros. No, claro que no eran agentes del FBI. Los agentes del FBI eran los niños menores que entraban a… O eso me han contado. En realidad había mucha gente con nicks que no indicaban sexo -y parecía difícil eso del género neutral, eh- y otros que parecía que solo entraban a leer y pasaban de meterse en líos. A saber por qué.

07) Año 1987. El Great Renaming de Usenet permitió que el sistema de News acogiera además de un news.comic y un misc.comics un… ¿Cómo que qué son las News? ¿Es que no conocéis ARPANET? Cuando los militares y los académicos decidieron unir… No, eso es StarGate. No, la de Momoa llegó mucho después. En este momento Momoa no estaba ni para protagonizar Los Vigilantes de la Playa: Hawaii. Mira, primero estuvo esto, luego las MLs, luego las broncas por qué ML se había creado primero, luego las broncas porque yo voy y me monto mi propia ML, después las broncas porque los de ESA OTRA ML cómo son y… Mira, da lo mismo. Digamos que hubo vida en internete bastante antes de lo que parece. Entendiendo Lo Que Parece como Sandra Bullock pidiendo Pizza por su Ordenador. Esto es más Whoopie Goldberg chateando por su ordenador, porque ya sabemos que lo que una mujer de color ha hecho antes puede servir para que un blanco haga caja.

06) Vale, pero, ¿y en la vida real? Querido, la vida real es también la que llevas en internete. Así andamos. Pero si te refieres a ¿Y por medios no electrónicos? me alegra poder decir que en los ’90 hubo una amplia cantidad de Librerías Especializadas que iban abriendo. Eran lugares… ahm… ¿cómo os diría yo? Antes de los tiempos de los recopilatorios, los envíos a domicilio y el escaneo si querías leerte un cómic no había forma de hacerlo como en la actualidad: Destripado en las noticias por las mismas editoriales que lo van a imprimir. En su lugar tenías que desplazarte a estos sitios que eran como kioskos pero hacia dentro en lugar de hacia fuera. Por algún motivo que se crearan estos puntos sirvió para que los editores tuvieran más claro cuántos ejemplares tenían que tirar y, por consiguiente, que comenzara una de las más bellas tradiciones del medio. Reclamar la necesidad de recuperar el kiosko. Ya que estamos, también fueron unas décadas en las que la gente, no cansada de encontrarse en esos lugares, también pensaron que podían organizarse en Asociaciones Juveniles, Asociaciones Culturales, Clubes de distintos tipos. En general, lugares en los que poder reproducir los esquemas de las teleseries juveniles pero con un decorado más pop. No puedo demostrar que esto llevara al estreno en 1990 de House of Cards, pero desde luego que alguno salió corriendo más rápido y lejos que Bryan Singer en la viñeta final del Mortadelo. Por supuesto no es un asunto de nostalgia esto. Todos sabemos que a un Singer se le sustituye con un Ratner y, al final, las cosas no cambian tanto.

05) Años ’80, excepto si preguntas a señores más mayores que te dirán que los ’70, los ’60 o cuando ellos eran jóvenes. Esto funciona siempre así. El caso es que en algún momento comenzaron dos fenómenos paralelos (excepto en el caso de Méndez, que era por y para… Da igual) como es la aparición de revistas y de fanzines. En aquel momento los segundos eran como los primeros pero con menos medios. En la actualidad… ahm… Bueno, en aquel momento, decía, surgieron una gran cantidad de los unos y los otros. En realidad es algo periódico. Quiero decir, algo que pasa de tanto en tanto, no algo que se imprime y luego nadie paga por ello. Lo bueno es que las publicaciones solían tener una sección de cartas que era donde estaban las broncas. Salvo que fuera una publicación, claro. Entonces lo llamaban “Cartas de los Lectores” y también era donde estaban las broncas. Lo importante es que entonces había un moderador, una persona responsable de la sección que tenía que ocuparse de seleccionar qué aparecía. Una tarea fundamental apoyada principalmente por saber cómo deslizar “Esta es la opinión de X, nosotros nos limitamos a reproducirla por su interés para el debate, y recordad, no queremos insultos.” Parece que no, pero aún hoy son un gran ejemplo para todos los señores que siguen fingiendo que su espacio es informativo y divulgativo y que llevan a carroñeros porque hay que conocer todos los puntos de vista y no porque sus diarios estén respaldados por el Grupo Mediático Propietario. Por supuesto cuando eran fanzines/revistas también era importantísimo que se pudiera discutir no solo con los lectores y con las locas decisiones de los periodistas, que a ver quiénes se creen ellos que son diciendo esas cosas -sobre todo cuando está claro que les han puesto ahí por culpa de los MALETINES DE DINERO Y EL TREPISMO- y que ojalá que hubiera una plataforma en la que poder denunciarlo en directo y ver cómo ese trepismo sucede en directo y cómo se produce la creación de ideas, el cambio de opiniones y el borrado masivo de… quiero decir, muchas veces las propias publicaciones tenían una línea muy marcada que favorecía bronca con otras de línea contraria. Una historia tan atemporal que no sabréis si estoy hablando de las broncas entre fanz… revistas de cómics, las de videojuegos o las de manga. Lo que sí os puedo asegurar es que la gente que escribía -en el caso de que no fuera el redactor con pseudónimo, claro. Pero eso no se produciría nunca, claro. Sería como tener a alguien para el correo y que se dedicara a contar sus batallitas con pseudónimo usando la excusa de que no hay cartas.- la gente que, digo, escribía, tenía esa sensación de comunidad que tan útil es para que sigan comprando y para asegurarles que esas historias que han estado escribiendo sobre lo de Hulka y la Tigra son por puro interés de expandir el canon. Claro que sí.

04) Las series de televisión de los años ’60 y subsiguientes habían logrado que un montón de gente intentara organizarse a través de reuniones, convenciones y demás movimientos de información. Sería el Año 1970 cuando se estableciera la Golden State Comic Book Convention, que acabaría cambiando de nombre a… No, no, nada de Héroes. Se pasaría a llamar San Diego Comic-Con. Pero no sería la primera, claro. Durante todos los años ’60 habría distintas creaciones, por ejemplo en 1969 estaría la Bubonicon de Nuevo México, en 1968 la británica Comicon, en 1965 los italianos de Lucca montarían la suya, el Salone Internazionale del Comics, -y tardarían aún en compararla como la Comiket porque hasta el ’75 no la montarían los de Tokio, probablemente porque lo que estaba de moda desde 1962 allí era la Nihon SF Taikai, más centrada en la SciFi- aunque, por supuesto, al gente de la SciFi siempre dicen que ellos estaban antes y mejor y blablabla. Nunca se han pensado por qué la gente procura montar otras convenciones antes que continuar expandiendo las suyas. Pero la cosa es que la Lunacon lleva desde 1957, que en 1948 se empezó a montar una en USA Westercon y otra en UK Eastercon, que en Boston tenían la suya, Boskone, desde 1941 , y que aún tiene que escuchar a la Worldcon (1939) y la Philcon, en el Año 1936, llamándolas novatas. Así que, vale, desde los ’60 hay muchas más porque la televisión está para lo que está y siempre es bueno que haya fanes para que salven tu serie, pregúntale a Cagney y Lacey que lo lograron a inicios de los ochenta. Y, de nuevo, las historias de los asistentes a estos eventos parecen de mundos múltiples, como si lo que unos viven no es lo mismo que los otros, quién iba a pensarlo.

03) Por supuesto antes de organizar todo esto estuvieron los boletines. Grupos de aficionados buscando crear una comunidad por correo que funcionaba más o menos, muchos de ellos centrados en la SciFi mientras otros tiraban por el Terror. Porque si puedes crear broncas no existe motivo alguno para no hacerlo. Además, si vas a escribir cosas que consideras que podrían crear polémica es más sencillo si ocurre bajo cuerda y no puedes decir si fue en el Año 1967 ó 1968 en el que Jennifer Guttridge escribió The Ring of Soshern: Quedaba todavía mucho hasta que en 1974 se publicara en un fanzine un fragmento de slash, no te digo ya para que apareciera FanFiction.Net o Wattpad. Lo que sí que está claro es que no es realmente el primero, pero sí es el primer ejemplo de slash del que tenemos constancia documental y documentada.  Es decir, Alejandro y Hephaistion o Aquiles y Patroclo eran, sin duda, otra cosa. Y, oye, si quieres expandir las posibilidades no exploradas de manera canónica tampoco vamos a entrar nosotros a discutir cómo. Total, luego llegan y te borran todo lo que es Universo Expandido. Así que nada, tú dale.  Y, como decimos, antes de esto estuvieron los boletines y los clubes de aficionados y todo aquello. Al fin y al cabo las Amateur Press Asociation que permitían publicar Boletines Propiamente Dichos y, de paso, a autores no-consagrados o que no cobraban por su trabajo -como lo de ahora pero con menos RRSS- aparecieron ya en los Años ’30. Por ejemplo, la Fantasy Amateur Press Association (FAPA) se fundó en el Año 1937. Y, como siempre, había habido otras APAs anteriores, la National Amateur Press Association (NAPA) es de 1876 y la británica BAPA de 1890.

02) Por supuesto los ingleses están convencidos de que esto lo inventaron ellos, pero piensan lo mismo de casi todo excepto del colonialismo. Y suelen mencionar a Sherlock Holmes, bien por su relación con la promoción descarada, participativa y diferenciadora que hicieron en el Tit-Bits (no, no es lo que parece, pero podría serlo), o por las protestas y muestras de aflicción a su muerte en 1893, o por las cartas discutiendo los personajes como si fueran reales desde ya 1902, o por la creación de dos organizaciones en el Año 1934, Los Irregulares de Baker Street en Nueva York y la Sherlock Holmes Society en Londres. Por supuesto no son las únicas producciones relacionadas, en 1941 Rex Stout escribió ¿Era el Doctor Watson una mujer? mientras que en 1911 Ronald Knox satirizaba los estudios bíblicos en Studies in the Literature of Sherlock Holmes.

01) Por supuesto cada uno barrerá para su casa después. Al gin y al cabo nosotros tenemos no ya el ejemplo perfecto de tipo que de tanto leer decide crear su propia realidad meta en El Quijote. Es que, además, el Quijote tuvo su propio fanfic, El Quijote de Avellaneda, que llevó al autor a despotricar contra esas jugarretas. Y eso no es nada comparado con el éxito de El Cid que llevó a obras como Las Mocedades del Cid. Que también podríamos decir que seguía la obra de, Si a la gente le gusta un protagonista tú dale más. Algo que está tan en boga ahora como cuando se creaban historias de Heracles que poco tenían que ver unas con otras y cuya continuidad se contradecía. Pero, claro, los fanes entonces se hacían llamar Academia para poder disimular. Lo que pasa es que luego dices que cuanto mayor y más difundido un libro más posibilidades de que se creen su propia Academia de discusión, sus broncas, sus reuniones de cosplayers y sus centros de culto y si no mira La Biblia y encima te miran mal. Pero es que según vas mirando para atrás ves que muchas historias tiene personajes que se repiten sin que haya un motivo real para que eso ocurra, y con cambios tan importantes como los que se dan entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. De ahí que todas esas historias y sus versiones anteriores de mitos y leyendas acaben teniendo una extraña cantidad de personajes sospechosamente similares. Tanto Lobo, tanto Príncipe Encantador. Y luego dirán que no había slash con esos dos. ¿Qué será lo siguiente? ¿Que el Lobo y los Siete Cabritillos no es puro furry?

00) Todo lo cuál nos lleva a lo de siempre: Si ha habido toda la vida -todo es fandom, todo es fanfic- y no somos conscientes es o por falta de memoria o por invisibilización. Y si esto pasa con lo nuestro imaginad lo que ocurre con la forma de tratar e invisibilizar a los demás. Así que quizá el asunto es menos si existe ahora un fandom y más…

11) cómo podemos conseguir que el fandom que viene sea más inclusivo, recuerde su pasado, se tome en serio el trabajo de recordar y reivindicar sus investigaciones y creaciones, se habilite huecos para desarrollar trabajos artísticos y, en general, se eviten los errores del pasado. Aunque eso signifique comenzar intentando establecer reglamentos para situaciones complicadas que preferirías fingir que no pueden suceder.

12) Al fin y al cabo no siempre se puede tener todo lo que se quiere, por ejemplo…

XIII) ¿Alguien creyó realmente que podría hacer este -brevísimo- resumen en menos de tres mil palabras?

¡PARDILLOS!

9 comentarios en “Brevísima historia del fandom”

  1. Nos deja L, the GiB el siguiente comentario en tuiter – https://twitter.com/lthegirlinblack/status/937633592888512512 – que procedo a anarrosear aquí:

    Para perder un par de horas, mirad por internet lo que pasó en la primera worldcon (1939) con los futurians. https://www.kirkusreviews.com/features/futurians-and-1939-world-science-fiction-conventio/ http://fancyclopedia.org/exclusion-act http://web.archive.org/web/20150401201046/http://www.journalfen.net/community/fandom_wank/1087998.html

    1. Más allá del ‘sub solem’, la parte buena es que hemos logrado ir quitando intermediarios entre los creadores o la información, y multiplicar los espacios para hablar de nuestras cosas. Podría incluso decir que hacerlos más inclusivos, no todo lo inclusivos que podrían ser, por supuesto, pero más que los que se ven mirando hacia detrás.

      Lo que pasa, como siempre, es que por un lado nos queda todavía mucho por recorrer. Y, por el otro, este breve repaso, o la historia que enlazaba L, demuestra que siempre lo compondrán personas y eso significará, por volver a los clásicos Tres españoles, cuatro opiniones. De ahí que vaya a haber bronca siempre.

      De ahí que no debamos ‘idealizar’ el fandom pasado y, desde luego, que debamos ser conscientes para mejorar el fandom del futuro. Porque el fandom del presente ya sabemos cómo es.

  2. Se podría ir incluso más atrás: los evangelios apócrifos podrían ser considerados perfectamente fanfics. Incluso la mitología griega era toda ella puro fanfic, ya que sobre una base de mitos establecidos, cada dramaturgo o poeta aportaba su propia interpretación de los hechos y nuevos personajes.

  3. Nadie se ha creído lo de las tresmil palabras, Joni.

    Todo el mundo sabe lo que “brevísimo” significa en sarkiano: Corto, de poca extensión, pero sólo para Jónatan Sark.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.