Dentro de Serie

Vivimos una era dorada en la televisión, yo lo sé y vosotros lo sabeis. La de figurantes contratados mediante agencia haciendo de concursantes.

Pero hoy vengo a hablaros de la de las series.

Pronto los tiempos en que las series televisivas eran consideradas un género menor del que los profesionales huían como de la peste serán un pretérito recuerdo, una batallita más que los abuelos contarán a sus nietos. Hoy tienen peso específico suficiente como para ser argumento comercial para vender ofertas telefónicas y algunas hasta rivalizan en reparto y medios con muchas producciones cinematográficas. Creedme, no está muy lejos el día en que sean las series de TV las que generen merchandising y cambios retroactivos en raza, sexo y/o orientación en los tebeos de los personajes que adapten.

¿No me creeis? Pues lo cierto es que el medio televisivo constituye una continuidad en si mismo. Mientras Hollywood se sigue aferrando a los viejos y caducos conceptos de “franquicia” y “continuidad” el medio catódicode plasma ha adoptado la nube como concepto contenedor de ficción. Acorde con los tiempos en que vivimos en los que Las Cazafantasmas hacen chistes sobre el alcalde de Tiburón o Batman se sube al Halcón Milenario en La Lego Película la ficción televisiva transcurre en un multiverso compartido e interconectado. Lo ha hecho desde los tiempos de St. Elsewhere, claro, pero es ahora que se dedica a fagocitar continuidades ajenas cual híbrido de The Blob y La Cosa (de Carpenter) cuando las evidencias visuales ya son innegables.

Y vemos cómo el Negan de The Walking Dead tira del Mac-10 requetecustom que sus hombres le han pillado a Snake Plissken.

Que no le servirá de nada porque hemos descubierto que su oponente es en realidad…

…Aragorn hijo de Arathorn.

Mientras tanto Gotham nos narra los primeros años de ese afamado justiciero urbano cuyas andanzas glosó con tanto acierto nuestro adorado Frank Miller.

Daredevil.

(aunque ya sé que muchos estabais convencidos de que no se trataba del heroe de la Cocina del Infierno sino de ese OTRO heroe, el que publica la DC, a veces aliado y a veces oponente del otro superheroe icónico de poderes originados por nuestro sol, el oscuro y tenebroso justicuero urbano que conocemos como…

…Midnighter)

Si, lectores y (sin embargo) amigos, vivimos la Era Dorada de las Series de TV. Una en la que hechos que hasta hace apenas unos años hubieran resultado inconcebibles fantasías son tangibles realidades, como por ejemplo que Star Trek: Discovery recupere y revitalice una franquicia que parecía muerta y enterrada para siempre.

La de Alien: Resurrección.

 

4 comentarios en “Dentro de Serie”

  1. Lo que me trae a la mente… Con el boom de series y recontraseries que estamos viviendo (que ya los autores no quieren que sus libros los adapten a peli, sino a serie), ¿a nadie se le ha ocurrido currarse una serie de Alien?

  2. Escaneo de aliento: no olvide comer aquello que precisamente llevaba el día de su registro en el sistema.
    Igualito que con la huella, oiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.