3 comentarios en «Toutain Museum: una lucha competitiva que podría ser dramática»

  1. Bruguera desapareció como editorial hace veinticinco años, y sus restos fueron comprados por el Grupo Zeta, creando una «heredera» artificial llamada Ediciones B. Hace unos pocos años algún experto en marketing en B decidió que sería un exitazo recuperar el nombre Bruguera para una serie de libros maquetados de forma retro, pero incomprensiblemente no funcionó. Hace poco Zeta ha vendido todo (Ediciones B y el derecho a usar la marca Bruguera) al megaconglomerado Penguin Random House

    Grijalbo sigue operando como editorial de libros, pero dejó de ser independiente cuando lo compró el grupo Mondadori, que luego se fusionó con Random House, que luego… ¡Oh, vaya! ¡Grijalbo y Bruguera han acabado en las mismas manos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.