El Duende se tiene o no se tiene, mi arma

Podríamos decir que la serie de Miss Marvel es una de las mejores que podemos encontrar en el kiosko.

Bueno, podríamos si fueramos de aplaudir las series de tramas originales, personajes creibles, grafismo innovador, lecturas sociopolíticas y todas esas tonterias que aborrecemos en este blog. Al fin y al cabo qué podía esperarse de un personaje que no tiene músculos y no lleva armas. ¡Ni siquiera cartucheras! ¡NI UNA!

Podríamos hablar de la referencialidad de sus portadas.

En realidad ya lo hicimos en su momento.

Pero ¿podríamos volverlo a hacer? Quizá.

Ciertamente a partir de su primer episodio nuestra heroina americana musulmana favorita ha disfrutado de portadas efectivas y hasta espectaculares pero ¿referenciales?

Podríamos considerar que la de su número 16 lo es.

Y es que esa cara metálica la hemos visto antes. Y ha sido, como no podía ser de otra manera, en una película que adaptaba la obra del Rey.

En el camión de Maximum Overdrive, otra de las películas en las que un mediocre director destrozaba un relato de Stephen King.

La referencia es doblemente significativa si uno se fija en que el esquema de colores del villano y la forma que adopta su pelo funcionan como guiño extra al Duende Verde.

Y la verdad es que ya metidos en harina y asumiendo que hemos venido a jugar podríamos lanzarnos y afirmar que un cachivache gigante sobre orugas de boca amenazadora y conducido por un sosías del afamado y esmeralda archienemigo de Spider-Man a lo que señala con todas sus fuerzas es al Mangler, el legendario vehículo de la linea de muñeqfiguras de acción de Mego de los años 70.

Como este que tengo en mis manos, completo con figura del Duende y hasta el troquelado de Norman pasando un mal momento.

Y, en conclusión, podriais pensar que toda esta parrafada no ha sido más que una patética excusa para que yo pudiera chulearme en público de los tesoros a cuatro duros que todavía a principios de siglo (de este) encontraba en el rastro local .

Pero os equivocariais.

Si de verdad quisiera chulearme os habría enseñado el Batmovil.

5 comentarios en “El Duende se tiene o no se tiene, mi arma”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.