Guardianes de la Linterna (vol 2)

Sucede con todos los grandes estrenos, con la llegada de esas obras llamadas a dejar indeleble huella en la historia del séptimo arte, que la onda expansiva mediática rebervera de las más inesperadas maneras en el gestalt cultural. El inminente estreno del Episodio I fué recibido por alborozados comentarios en las listas de correo de la época sobre la entonces reciente remake de The Haunting, porque la protagonizaba Liam Neeson “acompañado de un ayudante que se llama Luke” (y esto es todo lo que puedo contar de tales listas sin tener que volver a tomar la medicación supresora de stress post traumático).

Si, amigos. La capacidad del friki para querer ver detalles donde no los hay es extraordinaria y un estreno de postín le causa el mismo efecto que una inyección de cóctel de anfetas con anabolizantes un inocente filete comido sin saber qué traia la carne de origen. Como el de Guardianes de la Galaxia vol 2. Es por ello que no me ha extrañado en absoluto toparme con tuits como este.

No seamos demasiado duros con el tal “Vuarnet”. Ya sabemos de la innata capacidad del ser humano para ver esquemas y estructuras donde no las hay tras mirarlas durante demasiado rato (Rorschach dixit). Añadámosle la ya comentada e innata tendencia del friquerío a rebuscar en los detalles y multipliquémoslo todo por la innegable cantidad de guiños y referencias que SÍ que contiene el film de Jaime Pistolaa y tales comentarios en las Redes Sociales™ son más que comprensibles.

Pero no justificables. Anteriormente ya hemos tenido que dejar clara la nula relación del nórdico diso del trueno con los Guardianes pero la de estos con los glaucos policias interestelares requiere todavía menos explicaciones. Si, es cierto que ambas transcurren allende las estrellas y que en algún momento determinado en GotGv2 se usan constructos de energía, pero las similitudes terminan ahí.

Ambos grupos están compuestos por individuos de las más variadas razas y especies extraterrestres pero sólo los esmeraldas gladiadores contaban entre sus filas a animales antropomorfizados en la más pura tradición del cartuun como C’hp.

Pero el miembro más extraño de los verdes vigilantes no es un animal parlante sino Mogo, nada menos que un planeta viviente.

Cómo olvidar su primera aparición en la recordada historia corta “Mogo no se mezcla” en la que se enfrenta al criminal Bolphunga el Imparable.

Pero estoy divagando. No nos dejemos llevar por el frikismo apasionado. No hay referencia alguna al Greenlanterverso en Guardianes de la Galaxia vol 2. Porque si tal hubiera sido la intención de Pistolaa habría empezado por lo más básico y fundamental e, igual que con los Linternas Verdes, habría hecho que los archienemigos de sus Guardianes…

…fueran amarillos…

 

3 comentarios en “Guardianes de la Linterna (vol 2)”

    1. Bravo, Emilio! El detalle final es la guinda. Y como digo en otro tuit, es un auténtico misterio y un drama que una peli gamberra y entretenida como los Guardianes, ambientada en el espacio y con conceptos muy locos, lo esté petando ahora mientras que Green Lantern no triunfó en su momento. Ojalá Warner se vuelva a animar a ir al espacio. We are here. We are waiting…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.