Ciudadano Eric Roberts

Siempre hay gente que parece estar ahí de fondo.  Y a ver si tenemos un día para dedicarles un tiempo, pero no hoy, ni mañana, ni la semana que viene… Hasta que al final te encuentras con que ya es demasiado tarde. Ya ha hecho otras sesenta películas que añadir al post. Eso es lo que me pasa cada año con Eric Roberts.

Habrá quien piense que el dos veces candidato a los Antesalos y una vez candidato a los OscarTM no es material para esta nuestra desorganización. Al fin y al cabo, ¿qué ha hecho para estar aquí? Además de encabezar mi lista de este año de locurones en una cinta desagradable de Ken del Vecchio. Pero no os preocupéis, no voy a ir por ahí porque del Vecchio en sus pocos años en activo está haciendo más méritos para un posteo propio de los que David DeCoteau ha hecho en toda su carrera. Al final uno no tiene tiempo para todo, definitivamente.

Pero justifiquemos un poco la elección celebratoria de Eric Roberts: En primer lugar, estamos ante un actor bien conocido que ha participado en muchos clásicos. En segundo lugar, ha participado también en muchas piezas menos conocidas. En tercer lugar, ha participado en películas realmente raras y casi-desconocidas, muchas de ellas algunos locurones. En cuarto y último lugar, ha rodado todas ellas a la vez.

En serio, un tipo que estaba saliendo en The Dark Knight el mismo año que aparecía como invitado en seis series diferentes, un par de cortos, otro par de telefilmes y un par de películas. Y fue un año tranquilo para él. Ha ido incrementando sus trabajos una y otra vez según han pasado los años de una manera difícil de creer. Es decir, normalmente es el tipo de movimiento en tu carrera que significa que estás teniendo que pagar tus drogas, a tu ex-mujer, o incluso ambas a la vez. Pero por el nivel de trabajo de Roberts y teniendo en cuenta que dejó el alcohol en los ’90, las drogas a mediados de esa misma década, la marihuana medicinal en 2010 y que ahora mismo se declara vegano parece que estuviera pensando en pagar un ejército privado.

Por ejemplo, cuando en 2013 hizo la francamente indescriptible A Talking Cat!?!A Talking Cat!?! en un papel escrito para él – Concretamente, para que leyera sus líneas durante una llamada de teléfono -salió además en otras 39 producciones. Incluyendo un papel regular en una serie o su participación en el clásico moderno Hansel & Gretel: Warriors of Witchcraft. Es lógico que al año siguiente Paul Thomas Anderson le llamara para Inherent Vice porque a él no le importa que lo que le ofrezcan sea GLEE! o The Human Centipede III, no hace ascos a ninguna oferta. Lo que, por otro lado, facilitó que lograra un papel en Los Mercenarios. The Expendables, quería decir. Y de ahí que acabara en videoclips musicales también como el de Bitch better have my money.

Por supuesto no tenemos que preocuparnos por que eso vaya a cambiar en breve. Teniendo en cuenta que ya está rodando cosas para 2018. Y que tiene asegurados 35 créditos para 2017. Claro que tiene 10 sin fecha y 17 por estrenar fechadas en 2016, lo que no está mal teniendo en cuenta que sí que estrenó 46. Quizá alguien crea que 63 créditos en un sólo año incluyendo entre ellos dos papeles regulares en la serie italiana de Italia Non è stato mio figlio y la telenovela-ish Sangre Negra además de un par de apariciones en Brooklyn Nine Nine, claro, significa que solo le dedica un par de días a cada papel. Una tontería, a veces no llega ni a días como demuestra Sorority Slaughterhouse.

Pero, claro, estamos hablando de una persona que logró una candidatura al OscarTM por una película de la Canon, perdón, de Golan-Globus. Un actor tan grande que es capaz de mantener esta página web en activo. Un actor que ha sido el único no-británico en interpretar a The Master en Doctor Who -sí, en ESE telefilme– o debutar interpretando al heredero de un clan gitano en Estirpe indomable, y que tiene entre otras películas en su haber Campeón de campeonesDOA, Sharktopus, Dark Realm, Cecil B. DementedBullet in the face, Un loco a domicilio y, vale, también Heroes y poner la voz en Spawn y, sobre todo, la de Mogul en la JLU. Aunque si alguien hubiera preguntado por un sólo motivo para meterle en este blog lo tendría muy claro.

La ambulancia. Llevo mencionando esta película de Larry Cohen tanto tiempo en este blog, desde 2004 nada menos, que ya falta menos para que le dedique su propia entrada. Pero vamos a lo importante. Estamos ante una película de 1990 en la que Roberts es el protagonista, en la que interpreta -además- a un DIBUJANTE de cómics. Lo que explica su corte de pelo. Pero no a uno cualquiera, a uno de MARVEL. Más aún, a uno que pasa por sus oficinas. Lo que significa que esta película, y Roberts por extensión, fueron los responsables de lograr EL PRIMER CAMEO DE STAN LEE. Pero ya hablaremos de ella en otra oportunidad.

En cualquier caso creo que lo único que queda por preguntarse es: ¿Cómo es posible que no haya participado aún en ningún proyecto con ROB!? Confiemos en que Akiva Goldsman lo arregle, parece su especialidad.

Mientras tanto id tomando nota de cada vez que le veáis aparecer en vuestras pantallas, porque ya sabéis:

AVIV CÏRE!!!

2 comentarios en “Ciudadano Eric Roberts”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.