Nadie Espera a la Inquisición Imperial

En el lejano futuro del año 40.000 sólo hay guerra…

inqu01

Una que dura ya décadas desde aquel lejano 1987 en que Rick Priestley publicó el mítico Rogue Trader. El primer manual del Warhammer 40.000 en el que, cerrando el círculo en el que los wargames dieron luz a los juegos de rol, un wargame planteaba un vasto e interesante trasfondo digno de su propio juego de rol. Tanto que no tardaron mucho en editarlo, sólo 22 añitos de nada.

Mientras tanto la guerra del cuarentaycuatroavo milenio había dado pié a variadas obras de ficción. Novelas, una película (las discusiones de MCU versus DCCU palidecen frente a la de si es más GENIAL! Ultramarines o la aportación de la distinguida competencia, Crónicas Mutantes) y muchos, muchos tebeos.

inqu02

Porque si 2000 AD fué el fértil suelo del que brotó la primera gran generación de guionistas británicos Games Workshop fué el maternal pecho del que mamaron los vástagos de la siguiente. Genios como Dan Abnett, Andy Lanning o Simon Spurier. Y no es de extrañar. Ha habido más intentos de faunar los clásicos tropos de la espada y brujeria con la ciencia ficción…

inqu03

…pero los elfos hacker o los guardaespaldas orcos del Shadowrun palidecen ante el perfecto equilibrio alquímico de un WH40K que no se limita a trasplantar elementos de un trasfondo a otro sino de fusionarlos indisolublemente.

inqu04

Algo sólo posible gracias a la obsesiva atención al detalle que ha caracterizado a Games Workshop desde sus comienzos. Aunque uno no sea un jugador es un deleite leer esos manuales repletos de apasionantes trasfondo y personajes.

inqu05

Una atención que se lleva hasta las últimas consecuencias. No sólo se aportan sus estadísticas de juego, se explica minuciosamente el funcionamiento que diferencia las repulsivas armas tiránidas compuestas de simbiontes fusionados de los etereos artefactos eldar habitados por espíritus. En comparación la tecnología imperial podría parecer plana y poco interesante pero no lo es en absoluto.

inqu06

Tomemos como ejemplo el armamento de los Caballeros Grises, el brazo ejecutor de la Inquisición Imperial. Ejecutor y armado, pues tiene a su disposición una letal panoplia de mortales herramientas que incluyen…

inqu07

…el devastador Autocañón

inqu08

…la salvaje Espada-Sierra

inqu09

…Y ESE PEDAZO DE BOLTER CONDEMNOR PARA PERSEGUIR A LOS HEREJES PE-CA-DORES DE LA PRADERA POR LA GLOOORIA DEL EMPERADORRRR NO PUEDO NO PUEDO…

(y por esto nunca entenderé que os esteis pasando en masa al Infinity)

5 comentarios en «Nadie Espera a la Inquisición Imperial»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.