¡Gran Scott!

Tienes una buena vida ¿verdad, Salvador?

Trabajas en lo que te gusta, no te faltan encargos, y tu parte de Premio Eisner reposa en la repisa de la chimenea de tu mansión con vistas al Micalet.

Por supuesto, queda fuera de toda duda que todo lo que has conseguido te lo has ganado merecidamente con trabajo y profesionalidad. Y quien piense o diga otra cosa es un Cárdenas como poco.

Pero tampoco vamos a negar que otros tanto o más capaces no han podido lograr las metas que tú has culminado. Como mucho, se tienen que conformar con ilustrar las páginas pares de los números impares de las colecciones semanales o quincenales de la Cada-Día-Más-NuevaDC. Y es que en un mercado tan competitivo a veces la capacidad sola no es bastante, es necesario también que confluyan ciertas circunstancias, ese momento crucial que al pasarlo con éxito se abran nuevos horizontes.

No estoy diciendo que lo tuvieras fácil.

esc195 esc192

Al contrario, embarcarse como hiciste en un proyecto tan arriesgado como dibujar en la Marvel UK abandonando tu oficio anterior podía haber terminado de la peor de las maneras si no hubieras conseguido dar el salto a la casa madre americana antes del cierre de la filial británica.

esc193

Y aquellos seis últimos números de la serie de Dark Angel con los que estrenaste en 1993 no eran precisamente deslumbrantes. No se puede decir que las tintas de David Hine que acompañaron tus lápices los tres primeros episodios fueran especialmente favorecedoras.

DarkAngel_012_MarvelUK_p08 DarkAngel_012_MarvelUK_p09 DarkAngel_013_MarvelUK_p15 DarkAngel_011_MarvelUK_p18 DarkAngel_011_MarvelUK_p19

Como tampoco lo fue el entintado de John Stokes en los tres números posteriores para cancelar la serie.

DarkAngel_014_MarvelUK_p08DarkAngel_014_MarvelUK_p09

Magra carta de presentación para ser llamado a cotas más altas. Sin embargo el editor y guionista Dan Abnett te llamó al poco de comenzar tu andadura para ilustrar otra serie, Death´s Head II. Un paso hacia arriba en el molonismo noventero pero era otra cabecera abocada también a la desaparición.

dh10dh11dh12

Aunque tampoco acababas de convencer con las tintas de Tim Perkins y el chico aquel que parecía estar ahí por enchufe, Andy Lanning.

dh1201

dh1202
Sin embargo, fuiste bastante optimista con el resultado de tu segunda entrega entrega de la serie. Lo que hacía Colin Fawcett sobre tus dibujos no era nada del otro mundo. Pero lo del otro entintador, Paul Scott, era bastante esperanzador, realzaba tus lápices.

dh13

Y así debió entenderlo el editor y guionista, pues te mantuvo a Paul Scott como entintador único en los dos siguientes números, los 14 y 15 de la serie, en los que vuestro arte rayó a gran altura.

dh1401

dh1402  DH15

Tanto fue así que el número 16 con el que se canceló la serie ya lo dibujó otro, y tú fuiste llamado por fin a la Marvel de verdad, a la buena, entrando de golpe en una colección puntera de la época como era Ghost Rider y permaneciendo ahí durante dos años y medio sin fallar ninguna entrega. Es más, alternando como buen freelance (que queda muy bien, pero recordad que es la forma cool de decir “autónomo”) con cosas para DC, Image, Amalgam. De ahí el paso a Excalibur y otras muchas metas.

esc194

GR51_04 GR52_29

Años después, repasas aquellos momentos y te das cuenta de lo apurado que lo tuviste, el poco margen de maniobra que había con el pronto cierre de Marvel UK, y la suerte que tuviste de que te encontrasen un entintador adecuado antes de que se hundiese la pista bajo tus pies. Aquellos números de Death’s Head II realizados con tinta de Paul Scott fueron claves para dar el salto. De habértelos entintado alguno de los que te lo había hecho hasta el momento, igual desde América no se hubieran fijado en tu arte. Sí, coincidir con Paul Scott fue uno de esos momentos cruciales que marcan la diferencia entre el éxito y lo otro.

Y podemos hablar de suerte, pues Paul Scott no ha sido un entintador que se prodigue demasiado. Su primer trabajo documentado lo encontramos en la portada del número 11 de X-Force (Junio de 1992, pero no os hagáis ilusiones que ROB! ya se había marchado, los interiores eran de Pacella y Panosian, esta fue la última portada que dejó)

749196

En ese mismo 1992 marchó para Image, compartiendo créditos de tintas en la historia de complemento de Shadowhawk aparecida en el número 2 de Youngblood.

YB02shadow

Y en la serie de Brigade estuvo desde sus inicios, siempre compartiendo la labor con Norm Rapmund.

Brigade01cover

brigade01credits

brigade01pinup brigade01pinup2

Precisamente pasó a la Marvel UK para entintarte tus Death’s Head y al mismo tiempo trabajar con Bernard Custodio en la miniserie Die-Cut.

Diecut3 diecut2

Y de ahí volvió a Image para números puntuales en Phantom Force, Brigade o Doom’s IV.

Phantom Force 02-31 09_02_03_Brigade_v2_13_00b_[void] DoomsIV

Ah, y también para dar tintas a una cosa más de autor en el sello epic, pero de cuando epic editaba cosas como Sachs & Violens. Aquello se titulaba Brats Bizarre.

Brats Bizarre 01 - 00 - FC

Brats Bizarre 02 - 00 - FC  Brats Bizarre 03 - 00 - FC Brats Bizarre 02 - 00 - fci

Eso como entintador, pues como lapicista consta acreditado como co-dibujante junto a Mark Pajarillo en el segundo número de la miniserie crossover Prophet/Cable.

prophet - cable01 part 2 (march97) ifc

Y su único trabajo en solitario, en el que podemos apreciar su labor sin que la comparta con algún otro es la portada del número 3 de Brigade. Bonita ¿verdad?

198577

No se prodigó más, el bueno de Paul Scott, desde 1994.

 

Hasta la semana pasada.

 

El pasado viernes saltó la revelación que partió Internet. Lo que pasó a continuación te maravillará.

robelation

Paul Scott” es un alias o “nom de plume” de ROB!

Un disfraz, una careta, con la que poder hacer algunos trabajos escogidos pasando desapercibido. Fueron muy pocas las veces en las que actúo así, y muchas menos las veces que lo hizo para gente ajena a su estudio.

Y uno de esos pocos elegidos fueron tus números de Death’s Head II, Salvador. Aquellos que hemos convenido que fueron clave para auparte en tu carrera, para darte el espaldarazo definitivo con el que remontar el vuelo.

Seguro que más de una vez te habías preguntado qué había sido de él, recordándole con cariño y agradecimiento. Ahora ya lo sabes.

Y lo que hizo contigo es un logro más en su haber para llegar a canonizarle.

(¿Casualidad?)

AVIV LUAP TTÖCS !

9 comentarios en “¡Gran Scott!”

  1. Es como la historia del motorista misterioso que ayuda a un ciudadano anónimo a cambiar una rueda pinchada, y al final se quita el casco y resulta que es el rey, solo que aquí se quita el seudónimo y es ROB!

  2. Y además este post está lleno de deliciosas images noventeras. Me encanta Death’s Head II (no confundir con el I (!) ni con el III (!!!)).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.